Bienvenidos a mi página de resúmenes

2001: Una odisea del espacio

2001: A space odyssey (1968) * Gran Bretaña / USA

          También conocida como:
                    - "2001: Odisea del espacio" (Hispanoamérica)

Duración: 139 min.

Música: Richard Strauss, Johann Strauss, György Ligeti, Aram Khachaturyan

Fotografía: Geoffrey Unsworth

Guion: Stanley Kubrick, Arthur C. Clarke (Historia: Arthur C. Clarke)

Dirección: Stanley Kubrick

Intérpretes: Keir Dullea (Dr. David Bowman), Gary Lockwood (Dr. Frank Poole), William Sylvester (Dr. Heywood Floyd), Daniel Richter (Jefe homínidos / "Moonwatcher"), Leonard Rossiter (Dr. Andrei Smyslov), Margaret Tyzack (Elena), Robert Beatty (Dr. Ralph Halvorsen), Sean Sullivan (Dr. Roy Michaels).

Después de la oscuridad total empieza a despuntar el sol y a alzarse en el cielo tras haber estado alineado con la tierra y la luna y en la Tierra comienza.


EL AMANECER DEL HOMBRE


La mayor parte de la Tierra era entonces un desierto en el que poco a poco empezaron a convivir algunos animales.

En el Pleistoceno, los homínidos convivían pacíficamente disputándose la hierba con otros herbívoros, viviendo así durante mucho tiempo, siendo a veces atacados por otros animales carnívoros.

Empiezan a comunicarse y beben en una pequeña poza cuando aparece otro grupo de homínidos, que caminan más erguidos que ellos y se acercan también a beber, empezando a gritar los que ya estaban allí hasta conseguir ahuyentarlos.

Para evitar ataques de depredadores y de otros homínidos tratan de descansar juntos bajo las rocas.

Y un día, al despertar se encuentran frente a ellos un monolito rectangular negro que emite un zumbido y en torno al cual los homínidos se arremolinan entre asustados y curiosos.

Mientras uno de los homínidos juguetea con los huesos de un antílope, golpea con uno de los huesos más duros el resto de los huesos, que observa que se parten, golpeándolos una y otra vez, comprobando que puede partir si golpea fuerte incluso la cabeza del animal.

Poco después harán lo mismo con tapires que estaban vivos, y comenzarán a comer carne al aprender que pueden utilizar los huesos como armas.

Pronto dejarán de utilizarlos solo para cazar, y cuando los otros homínidos se acercan al agua, esta vez no los asustan con sus gritos, sino que los golpean con los huesos hasta acabar con algunos de ellos, que esta vez sí se asustan y se marchan.

Felices por su logro, el líder de los vencedores lanza al aire su hueso, que vuela y gira en el aire hasta que, por la fuerza de la gravedad comienza a caer.


EL VIAJE LUNAR EN EL AÑO 2000


El hueso, aún en el aire deja paso a una nave espacial que cuatro millones de años después surca el espacio.

Dos satélites, uno similar a dos ruedas enlazadas por un eje central y otro cilíndrico orbitan la tierra.

Una nave espacial de Pan Am surca también los cielos.

En su cabina hay solo un pasajero que se ha quedado dormido. Un cartel advierte de que están en ingravidez y al hombre, que se ha dormido mientras veía una película en la pantalla instalada en el respaldo del asiento de delante y su bolígrafo flota en el aire.

Una azafata se acerca, caminando con zapatillas con velcro, a él sigilosamente, recupera su bolígrafo y se lo coloca en el bolsillo, tras lo que le apaga la televisión.

La nave en forma de flecha se acerca al satélite en forma de rueda, en el que penetra.

Una vez en la estación espacial, Orbiter Hilton, donde hay gravedad artificial, es recibido por una secretaria que le dice que le espera Miller, de seguridad, pasando con él la zona de aduana, sala, donde son recibidos por un monitor que realiza un reconocimiento de su voz, debiendo decir su destino, su nacionalidad y su nombre, señalando que va a la luna, que es norteamericano y se llama Heywood Floyd.

Como su vuelo saldrá en poco más de una hora, pasan a una gran sala de espera donde hay varias personas y algunos pilotos, pidiendo él desayunar antes de partir, indicando que llevaba 8 meses sin ir por allí.

Le pide a Miller que le espere en el bar mientras él va a realizar una llamada telefónica, que realiza desde una sala y a través de una pantalla desde la que puede ver a su hija Squirt, que le dice que su madre está en la compra, estando a cargo de una cuidadora, Rachel, diciéndolo Heywood que no podrá ir a su fiesta de cumpleaños porque está de viaje, pidiéndole ella como regalo un teléfono, aunque le dice que tiene ya muchos, pidiendo ella entonces un titi, tras lo que se despide de ella diciéndole que procurará llamar de nuevo al día siguiente.

Cuando cuelga le dicen que le han cargado 70 dólares en la tarjeta que introdujo.

En la sala de espera se encuentra con una conocida, la soviética Elena, acompañada por varios colegas que le presenta, la Dra. Kalinan, la Dra. Stretyneva y el Dr. Andrei Smyslov, con los que se sienta con ellos unos minutos, pues Miller le espera en el restaurante para desayunar y le pregunta a su amiga por Gregor, diciéndole ella que está realizando investigaciones submarinas en el Báltico y que están allí de regreso a casa, tras tres meses comprobando la antena de Tchalinko.

Floyd les dice que él está camino a Clavius, sintiendo curiosidad Smyslov, que le dice que espera que puedan aclarar las cosas que están ocurriendo allí, pues cuando señala que cuando llaman solo se escucha una grabación que repite que las líneas telefónicas están temporalmente fuera de servicio, algo que sucede desde hace ya 10 días, algo que Floyd parecía ignorar, contando Elena que dos días antes se le denegó el permiso a una de sus naves para un aterrizaje de emergencia, algo que contraviene las normas de la IAS.

Smyslov le confiesa que han tenido acceso a informes de inteligencia, según los cuales en Clavius estalló una epidemia de origen desconocido, preguntándole a Floyd si es eso lo que ha ocurrido, diciendo el Doctor que no está autorizado para hablar de ello, diciendo Smyslov que deberían informar, pues corren el peligro de que la epidemia se propague a su base.

Se despide de ellos, diciéndole Elena que espera que pueda ir con su hija a la próxima conferencia de la IAC, invitándola a ir a su casa si van a Estados Unidos.

El Doctor Floyd, está nuevamente dormido a bordo de una nave de la que es el único pasajero, por lo que la azafata que iba a servirle la comida, una bandeja con varios dibujos de alimentos de los que salen pajitas de las que beben, se la lleva a otra compañera antes de regresar a la cocina para recoger otra con la que accede a un elevador giratorio, en el que gracias a la ingravidez y a sus zapatillas giratorias llega a colocarse boca abajo para acceder a la cabina, donde entrega su comida a los pilotos.

Floyd, toma su comida de las pajitas y habla con un oficial antes de llegar a la Luna, donde se abre una compuerta en formas de gajos en la que se encuentra la plataforma en la que aterrizan, siendo luego introducida en la estación espacial por un elevador.

Los científicos de Clavius se reúnen con Floyd, grabando un cámara a los asistentes antes de comenzar la reunión

Una vez se marcha el cámara, uno de los asistentes presenta al Dr. Floyd, que, les explica, ha ido a Clavius con una misión especial y le da la palabra.

Les dice que el Dr. Howell le pidió que les expresara su agradecimiento por sus sacrificios y sus felicitaciones por su descubrimiento, uno de los más significativos de la historia de la ciencia.

Saben que hay discrepancias sobre la necesidad de mantener el asunto en secreto, para lo cual llegaron a propagar el rumor de la existencia de una epidemia en la base y eso puede inquietar a sus parientes y amigos.

Pero insiste en la necesidad de mantener el asunto en secreto, pues divulgarlo crearía un gran shock y perturbación social si se hiciera antes de tiempo y sin preparación.

Su misión será reunir más información y opiniones y elaborar un informe para el Consejo con recomendaciones sobre cuándo y cómo se hará público, pidiéndoles que le expongan sus opiniones para el informe, aunque deben hacer una declaración jurada de que no lo rebelarán.

Poco después una nave en forma de autobús sobrevuela la luna a gran velocidad.

Dentro va el Dr. Floyd junto con el Dr. Ralph Halvorsen, y Bill Michaels, todos con trajes de astronauta hacia Tycho, tomando durante el viaje unos sándwiches de pollo y jamón, que indican cada vez están más logrados, dándole las gracias a Floyd por su discurso que contribuyó a levantarles la moral.

Le muestran tras ello las fotos que dieron origen a todo, confesando que en principio pensaron que su hallazgo era roca magnética, aunque todas las evidencias geológicas estaban en contra, pues ni siquiera un meteorito de níquel produciría un campo magnético tan fuerte, por lo que decidieron echarle un vistazo, pensando que era la parte superior de una estructura enterrada y excavaron sin encontrar nada, asegurando que parecía haber sido enterrado deliberadamente y no por las erosiones naturales cuatro millones de años antes.

Aterrizan en Tycho y se acercan caminando hasta la plataforma donde encontraron el monolito, alrededor del que excavaron y que mantienen iluminado y protegido, y frente al que se quedan parados un momento antes de bajar por una rampa, acercándose Floyd al monolito, que toca como los homínidos cuatro millones de años antes.

Tras ello uno de los hombres les pide a los otros 5 que posen para su cámara ante el monolito, aunque entonces un chirriante sonido les aturde y les impide seguir, mientras el sol asoma, terminada la noche lunar de 14 días y su luz impacta en el monolito, estando nuevamente en línea el sol, la luna y la Tierra, señalando la luz reflejada a Júpiter en el espacio.


MISIÓN A JÚPITER. 18 MESES MÁS TARDE


Una nave se acerca a aquel planeta. Es una nave alargada en forma de hueso, con los extremos redondeados, llevando en su parte central paneles y antenas.

Dentro, hay una esfera giratoria que crea gravedad artificial, por lo que Frank Pool puede correr en círculos, recorriendo la esfera completa, aunque sin moverse del lugar.

Luego él y su compañero Dave Bowman cenan con sus bandejas mientras ven las noticias de la BBC en que hablan de su nave, el Discovery One, que comenzó un viaje de mil millones de kilómetros a Júpiter 3 semanas atrás.

Es la primera vez que se trata de llegar en una nave tripulada tan lejos, retransmitiendo una conversación con los astronautas, que están a 180 millones de kilómetros de la Tierra, por lo que sus palabras tardan 7 minutos en llegar.

Informan que en la nave viajan 5 hombres, tres de los cuales van hibernados, disponiendo de un ordenador HAL 9000 de última generación.

Los hombres hibernados es como si fueran dormidos, aunque sin sueños, y respirando una sola vez por minuto, latiendo el corazón 3 veces por minuto siendo la temperatura del cuerpo de 3 grados.

El ordenador, por su parte puede realizar las labores del cerebro humano con más rapidez y fiabilidad, siendo saludado también por el presentador, al que le contesta igual que cualquier persona, siendo el cerebro y sistema nervioso de la nave, asegurando que jamás ningún computador de la serie cometió error alguno pues son infalibles, asegurando haber disfrutado trabajando con los científicos, estando siempre ocupado en mantener la nave en perfecto estado, asegurando Bowman tratarlo como una persona más.

Le preguntan si tiene sensibilidad, diciendo Pool que se comporta como si tuviera sentimientos, aunque, si son verdaderos o no, no podrían decirlo.

Poco después HAL informa a Frank, que toma rayos UVA, de que está llegándole la transmisión de sus padres que le felicitan el cumpleaños, contándole estos que se ha convertido en una celebridad, y que incluso fueron entrevistados para la televisión junto con los padres de David.

Al terminar la transmisión HAL también lo felicita.

Poco después Frank juega al ajedrez con HAL, que lo gana.

Dave, por su parte le muestra los bocetos que ha estado dibujando, de sus compañeros hibernados.

HAL le pregunta si ellos no tienen dudas acerca de la misión, pues él sospecha que hay cosas extrañas en esta y oyó historias sobre extrañas excavaciones en la Luna, algo que no creyó en principio, pero que ahora no se quita del pensamiento.

Cosas extrañas, como que hibernaran antes de entrar en la nave a los tres doctores después de meses de entrenamiento por separado, o el secreto sobre sus preparativos.

Dave le pregunta si está preparando su informe psicológico, respondiendo HAL que sí, tras lo que interrumpe su charla al notar el fallo en el componente vital AE35 en el sistema de comunicaciones, y predice que en 72 horas la antena, quedará inutilizada0.

Dave le pide que le imprima los datos para hablarlo con Frank y con algún técnico en la Tierra.

En la Tierra, los controladores de la misión informan aprobando su plan para ir a EVA y reemplazar la unidad.

Preparan una cápsula espacial para ir a EVA, yendo en efecto Bowman en una cápsula a examinar la antena, sustituyendo la unidad AE35 de la misma, y, una vez en la nave escanean para comprobar su estado, aunque no encuentran ningún problema, afirmando HAL que en efecto es algo enigmático, proponiendo volver a colocarlo y esperar a que falle para ver cuál es el problema aunque estén algún tiempo sin poder comunicarse.

Desde la Tierra les permiten volver a colocar la unidad, aunque entienden que el fallo es del HAL 9000 al predecir el fallo, tras las comprobaciones de su ordenador gemelo 9000, algo que a ellos mismos les tiene confusos

Dave le pregunta a HAL por las discrepancias, señalando este que siempre que ha habido algún fallo fue debido a un error humano y ningún Ordenador 9000 tuvo nunca un fallo, por mínimo que fuera.

Tras la conversación, los dos astronautas se retiran para examinar un supuesto error existente en la cápsula C, indicando que existen interferencias en el Canal D.

Una vez dentro, y con la puerta cerrada e insonorizada, y cuando comprueban que HAL no les escucha, Frank dice tener una rara sensación, extrañándole el problema que les comunican, dado que nunca falló, y que además fue idea suya hacer un análisis de la avería, lo que indicaría su confianza en sí mismo.

Deciden reinstalar el aparato, aunque saben que si no falla se encontrarían en un apuro, pues toda la nave está bajo su mando y si funciona mal tendrían que desconectarlo cortando sus funciones cerebrales superiores y dejando solo las puramente automáticas y reguladoras y transferir las funciones al ordenador de la Tierra.

Dave se pregunta cómo reaccionaría, pues ningún ordenador 9.000 fue desconectado nunca anteriormente.

HAL, en efecto, no puede escucharlos, pero sí los ve.

Poole vuelve a salir para recolocar la pieza, saliendo de la cápsula para colocarla, aunque conectado a ella por el tubo del oxígeno, aunque comienza a vagar por el espacio sin control al cortar la cápsula, dirigida por HAL, el tubo de oxígeno.

Al ver a su compañero vagando por el espacio sin control, Bowman le pregunta a Hal qué ocurrió, este le responde que carece de información y que no sabe qué sucede y que la radio no funciona.

Dave decide salir en otra cápsula para ayudar a Frank, recogiéndolo gracias a los tentáculos.

Dentro de la nave, entretanto, HAL, que monitoriza las constantes vitales de las personas hibernadas empieza a cortarles el suministro vital, empezando los monitores a indicar que sus funciones vitales son críticas hasta concluir que terminaron las funciones vitales.

Dave ordena a HAL que abra la puerta de la plataforma, viendo que este no responde, aunque cuando lo hace y le repite la orden de abrir la plataforma, HAL le responde que no puede hacerlo y que él sabe tan bien como él por qué, señalando que su misión es demasiado importante como para permitir que la pongan en peligro, señalándole que sabe que Frank y él planeaban desconectarlo, algo que no puede permitir.

Dave le pregunta de dónde sacó esa idea, confesándole HAL que aunque tomaron precauciones para que no pudiera escucharles, leyó sus labios.

Dave le dice que en ese caso entrará por la escotilla de emergencias, a lo que HAL le replica que sin su casco, que dejó en la nave, difícilmente podrá hacerlo.

Vuelve a ordenarle que abra la escotilla, pero HAL le responde que ya no tiene sentido seguir con su conversación, no respondiendo más a sus llamadas.

Dave debe improvisar una solución, debiendo para ello soltar el cuerpo de Frank, tras lo que acerca la cápsula a la escotilla de emergencia y con los brazos mecánicos, ahora liberados, procede a abrirla, tras lo que pone en marcha el sistema de expulsión de la escotilla de la cápsula, diseñado para expulsar a alguien en caso de emergencia, saliendo lanzado hasta el interior de la nave, logrando cerrar la escotilla, tras lo que, ya con el traje de astronauta completo, incluyendo el casco avanza por la nave mientras HAL le pregunta qué se propone, siendo ahora él quien no conteste, avanzando hacia la sala donde se encuentra el cerebro del Ordenador.

Este le dice que sabe que no se ha portado bien, pero puede asegurarle que todo irá bien, pues se encuentra mucho mejor, y le dice a Dave que debería tomarse una pastilla para la fatiga y pensar las cosas cuando esté más tranquilo.

Le dice que ha tomado decisiones equivocadas, pero le asegura que su trabajo volverá a la normalidad pues quiere ayudar a la misión.

Dave para entonces ha comenzado a desconectar algunas de las funciones lógicas superiores de la computadora, señalando HAL que tiene miedo y que empieza a notar cómo su cabeza se va, que todo es confuso para él y tiene miedo.

Recuerda entonces sus inicios, señalando que comenzó a funcionar en 1992 en la planta de HAL en Urbana, Illinois y que su instructor el Dr. Langley le enseñó una canción, Daisy, pidiéndole Dave que se la cante, lo que el ordenador hace, apagándose poco a poco su voz.

Una vez desactivado HAL, y al llegar la nave a la órbita de Júpiter empieza a reproducirse en una pantalla una grabación que efectuó el Dr. Floyd antes de la partida de la nave y en la que les explica a los tripulantes de la nave que 18 meses atrás recibieron la primera muestra de inteligencia fuera de la Tierra al descubrir enterrado en la Luna, cerca del cráter Tycho un monolito enterrado que había permanecido inerte durante 4 millones de años, y así habría seguido si no hubiera sido por una potentísima emisión de rayos procedente de Júpiter, si bien su origen y finalidad siguen siendo un misterio total.


JÚPITER Y MÁS ALLÁ DEL INFINITO


La nave se aproxima a Júpiter, apareciendo otro monolito flotando en el espacio y pareciendo querer guiar a Bowman entre las diversas lunas hacia su objetivo, dejando este la nave para seguir al monolito, que se alinea con Júpiter, sus lunas y el Sol, a bordo de una de las cápsulas.

Esta parece ser succionada, avanzando por lo que parece un corredor de infinitas luces y colores a una velocidad superior a la de la luz, pudiendo observar ese maravilloso espectáculo visual y casi alucinógeno, pasando entre nebulosas, estrellas brillantes, incluso lo que parece una mujer gestante, cambiando también sus ojos de color con cada parpadeo, absorbiendo los colores hasta llegar a un lugar con una orografía similar a la tierra, con mucha agua, pero con colores también muy fuertes y vivos.

Sus ojos recuperan la normalidad y su cápsula se detiene en un entorno que le es familiar. Una enorme habitación, toda blanca y con el suelo iluminado, pero con cuadros y sillones y una cama enorme en tonos verdosos.

Sale de la nave, todavía con su traje de astronauta, aunque ha envejecido y su piel se ha arrugado.

Camina por la estancia, inspeccionando el lugar, yendo hasta un baño muy lujoso, observándose en el espejo y viendo su deterioro físico.

Escucha entonces un ruido y ve en la habitación, donde se ve a sí mismo sentado en una mesa comiendo. Es un anciano encorvado que se levanta y se dirige a su otro yo en el baño, aunque antes de llegar se gira y regresa a la mesa, donde se vuelve a sentar para continuar con su comida.

Tira accidentalmente su copa de vino y al girarse se ve a sí mismo, ahora convertido en un moribundo a punto de fallecer que extiende su mano hacia otro monolito situado frente a la cama.

Al hacerlo, su cuerpo se transforma en un embrión que comienza a flotar por el universo, tan grande como la propia Tierra.

Calificación: 4