Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

800 balas

España (2002) *

Duración: 124 Min.

Música: Roque Baños

Fotografía: Flavio Martínez Labiano

Guión: Jorge Guerricaechevarría y Álex de la Iglesia

Dirección: Álex de la Iglesia

Intérpretes: Sancho Gracia (Julián Torralba), Carmen Maura (Laura), Ángel de Andrés López (Cheyene), Eusebio Poncela (Scott), Luis Castro (Carlos Torralba), Manuel Tafallé (Manuel), Enrique Martínez (Arrastrado), Luciano Federico (Enterrador), Eduardo Gómez (Ahorcado), Ramón Barea (Don Mariano), Terele Pávez (Rocío), Gracia Olayo (Juli), Cesareo Estánez (Andrés), Eduardo Antuña (Taxista), Berta Ojea (Ángeles), Ane Gabaráin (Jacinta), Yoima Valdés (Sonia), Alfonso Torregrosa (Jefe policía).

Huérfano de padre, Carlos es un niño malcriado, por su madre, una ejecutiva, que apenas le habla de él.

Le preguntará por ello a su abuela, que le cuenta que su padre trabajó, al igual que su abuelo, que aun vive en Almería, en el cine del oeste.

Deseoso de indagar en sus orígenes, Carlos aprovecha una excursión a la nieve y la Visa Oro de su madre para ir en taxi hasta Tabernas, en Almería, donde en el poblado del Oeste llamado Texas Hollywood encuentra a Julián, su abuelo, un antiguo especialista de cine. Asistirá, junto a cinco alemanes a un espectáculo protagonizado por este, el sheriff, contra su enemigo Cheyene, mientras acaban con malvados que caen desde el tejado o que son ahorcados o arrastrados por los caballos, sufriendo además el ataque de los indios, en realidad unos gitanos rescatados de los viveros.

Julián no desea saber nada de él y le obliga a marcharse, pasando la noche con los demás actores, aunque al día siguiente lo suben a un autobús, al que poco después hace parar toda la troupe de actores montados en sus caballos que necesitan al niño, y sobre todo la clave de su Visa para poder pagar la fianza de Julián, detenido por la guardia civil tras encontrar en el banco del poblado un importante alijo de drogas escondido por los "indios".

Tras la liberación harán una gran fiesta, toda a cargo de la Visa del niño en el prostíbulo, donde incluso Carlos tiene la oportunidad de acostarse y tocar a una prostituta.

Para entonces ya su madre, Laura, se ha enterado de que no está esquiando y acude a Almería para buscarlo, mostrándose allí profundamente resentida con Julián, al que hace responsable de la muerte de su marido, al que consiguió retirar de aquel trabajo, pero al que llamó para el rodaje de una película, en la que moriría, al caer mal.

Laura teme que atraiga también a su hijo y decide destruir su mundo, comprando el poblado a su dueño, el alcalde de la población para construir en él un parque temático.

Julián trata de convencerla para que no cambie su modo de vida, pero ella está decidida a seguir adelante, por lo que él le declara la guerra y, en vez de las balas de fogueo que utilizan en su espectáculo, aquel día compra las 800 balas que tienen en la armería local, decidiendo resistir ante la invasión de las grúas.

Tras desarmar a los guardias destruye una de las grúas, haciendo que lleguen los antidisturbios, que se encuentran de pronto ante un grupo armado, por lo que deben llamar a los GEO.

En una auténtica batalla campal, y pese a estar rodeados, consiguen, gracias a Carlos, escapar y llegar en busca de víveres al bar de Don Mariano.

A su vuelta Laura habla en televisión afirmando estar dispuesta a mantener y mejorar la ciudad del Oeste, por lo que todos deciden salir, dejando solo a Julián y al enterrador.

Molesto por la mala publicidad que da a su proyecto la situación, Scott, el socio de Laura llega a un pacto con Cheyene: que se enfrente a Julián en un duelo de verdad, después de tantos fallidos, y poder llegar a obtener su añorada estrella de sheriff.

Pelearán y Julián, decidido a no ir a la cárcel se dejará matar, acudiendo a su entierro el mismísimo Clint Eastwood.

Calificación: 2