Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Ad Astra
Ad Astra

Ad Astra (2019) * USA / China

          También conocida como:
                    - "Ad Astra: Hacia las estrellas" (Hispanoamérica)

Duración: 122 min.

Música: Max Richter, Lorne Balfe

Fotografía: Hoyte van Hoytema

Guion: James Gray, Ethan Gross

Dirección: James Gray

Intérpretes: Brad Pitt (Roy McBride), Tommy Lee Jones (H. Clifford McBride), Ruth Negga (Helen Lantos), Donald Sutherland (Thomas Pruitt), Liv Tyler (Eve), Kimberly Elise (Lorraine Deavers), Loren Dean (Donald Stanford), Donnie Keshawarz (Capitán Tanner), Bobby Nish (Franklin Yoshida), John Ortiz (Tte. General Rivas).

El futuro cercano.

En un tiempo de esperanza y de conflicto, la humanidad mira a las estrella buscando vida inteligente y la promesa de progreso.

Roy McBride pasa su evaluación psicológica, señalando que está listo para partir y hacer su trabajo lo mejor que pueda, asegurando que solo tomará decisiones pragmáticas sin permitirse que su mente se distraiga en cosas irrelevantes y sin depender de nadie ni de nada, mientras recuerda a su mujer a la que apenas hizo caso.

Tiene 47 pulsaciones en reposo.

Recuerda que siempre quiso ser astronauta por el futuro de la humanidad.

Sale al exterior para reparar un brazo de la Antena Espacial Internacional, donde está destinado, y desde la que tratan de contactar con posibles habitantes de otros planetas, cuando de pronto sobreviene una sobrecarga eléctrica en uno de los postes, lo que provoca un accidente debido al cual caen algunos de sus compañeros.

Para evitar más accidentes, logra cortar la energía, aunque la explosión en cadena acaba afectándole a él, que cae, entrando en la atmósfera, por lo que debe desplegar un paracaídas que le ayuda a salvar su vida.

Escucha en las noticias que hubo una serie de tormentas eléctricas que generaron el caos en todo el planeta, con origen en el espacio exterior, por una causa desconocida.

Roy recibe una llamada de SPACECOM, la agencia espacial estadounidense, indicándole que, a raíz de la catástrofe se le requiere para una reunión de alto secreto.

Recibido por el General Stroud y por el Teniente General Rivas, Director de las fuerzas especiales de SPACECOM, le dicen que su perfil es impresionante, pues obtuvo excelentes resultados en todas las pruebas, no subiendo su pulso de 80 pulsaciones en ni siquiera durante su caída.

Estuvo casado, pero no tiene hijos, porque, asegura, no desean provocar que otros sufran por la peligrosidad de su labor.

Le muestran unas imágenes espectográficas de Neptuno en que pueden observarse explosiones de rayos cósmicos tomadas 11 días antes y que liberaron partículas cargadas de energía que causaron un pico de tensión catastrófico en todo el mundo, siendo eso lo que casi le mató, intensificándose la radiación al acercarse a la Tierra.

Le preguntan qué sabe él del Proyecto Lima, diciendo que fue la primera expedición tripulada fuera del sistema solar, que tuvo lugar 29 años atrás, siendo su padre quien estaba al mando, aunque su nave desapareció tras 16 años de misión, no recuperándose dato alguno y cancelándose tras ello todas las misiones extraterrestres.

Le preguntan cómo le afectó la ausencia de su padre, recordando que en aquella época su madre estaba muy enferma y angustiada, y piensa que para su padre también debió ser duro, pero estaba entregado a su trabajo.

Le explican entonces que creen que su padre sigue vivo cerca de Neptuno, aunque ignoran dónde, y, aunque enviaron drones, el área es muy extensa.

Le dicen también que la sobrecarga debió ser el resultado de algún tipo de reacción antimateria, y el Proyecto Lima usó ese material como fuente de energía que puede generar una reacción en cadena potencialmente imparable, pudiendo amenazar su liberación incontrolada, la estabilidad de todo el sistema solar, y acabar destruyendo toda forma de vida.

Les gustaría que enviase por ello, desde Marte, su zona segura más alejada, un mensaje personal, ya redactado, a través de un láser, para su padre, siendo su base subterránea en aquel planeta la única que no se vio afectada por la sobrecarga.

Piensan que un llamamiento personal suyo podría tener respuesta con la que poder rastrear la señal y localizarle para detener el problema.

Roy acepta el encargo.

Le explican que sus cohetes de largo alcance están en la cara oculta de la luna, desde donde deberá partir hacia Marte.

Entretanto ellos se inventarán una historia falsa para evitar que cunda el pánico, dada la magnitud de la catástrofe, debiendo él ir a la Luna en un vuelo comercial.

Recuerda luego, que su padre fue un pionero que se sacrificó tratando de encontrar vida inteligente y que él tenía 16 años cuando se fue y 29 cuando desapareció, siendo su último mensaje de 27 años antes, cuando acababa de dejar Júpiter y se dirigían hacia Neptuno, a los límites de la heliosfera, desde donde podrán examinar cualquier sistema estelar, estando convencido de que pronto encontrarían vida inteligente.

Aparece el Coronel Pruitt, un hombre ya muy mayor, que será quien le acompañe en su viaje, que le recuerda que comenzó con su padre, pues fueron juntos a Purdue y recuerda haberle visto a él correteando por la casa cuando era un niño.

Le informa que controlarán constantemente su estado mental y emocional, aunque Roy le dice estar convencido de que su padre está muerto, aunque Pruitt, que le cuenta que fue astronauta en la Luna para SPACECOM durante 31 años, cree que existe la posibilidad de que su padre se esté escondiendo de ellos.

Roy deja un mensaje para Eve, a la que dice que estará fuera de nuevo y que no quería que se fuera, aunque luego borra el mensaje.

Debe pasar una evaluación psicológica antes de partir hacia su viaje lunar.

Debe mentir y decir que no piensa viajar fuera de la zona segura, para pasar por un pasajero más en vuelo hacia la base Tycho de la Luna, recordándoseles por megafonía durante el viaje que deben permanecer en la zona segura, pues en la Luna no hay fronteras y existen zonas en situación de guerra por las explotaciones mineras.

Ven en las noticias que hay ya más de 43.000 muertos tras los cortes eléctricos masivos.

Tycho parece un parque temático, una recreación de todo aquello de lo que huían en la Tierra, y cree que si su padre lo viera lo destruiría.

Le explican que irán a Marte en una nave tripulada por personal militar de SPACECOM ajeno a su misión, debiendo partir desde la cara oculta de la Luna, un territorio en tierra de nadie, por lo que deberá escoltarles personal armado.

Pruitt le cuenta que la última vez que habló con su padre discutieron porque dejó el programa y le acusó de ser un traidor.

Roy no entiende que SPACECOM dude de un hombre que entregó su vida al programa.

Antes de salir hacia la nave, les advierten que están teniendo problemas con los piratas, a los que algunos países protegen y que están en fase de luna llena en que, por tanto, en la cara oculta, estará todo a oscuras.

Ven de pronto que les persiguen varios vehículos, probablemente de piratas, debiendo responder con sus armas sus escoltas del ejército que acaban sucumbiendo, por lo que se desvían de la ruta, sufriendo Roy debido al tiroteo un pinchazo en su traje.

Tras perder a sus escoltas, piensan que quieren secuestrarlos, viéndose acorralados frente a un terraplén por el que cae su vehículo, pese a lo cual consiguen mantener el control del vehículo y llegar a la cara oculta.

Pero como consecuencia de todo ello Pruitt tiene un latido irregular, diciéndole a Roy que no podrá acompañarle a Marte, explicándole que en SPACECOM no confían en él, pero que debe continuar, pese a que sabe que le va a poner en peligro, entregándole una tarjeta que le entregaron a él en secreto en SPACECOM.

Roy sube a la nave, que lleva científicos y técnicos, con los que partirá hacia la estación Ersa en Marte, último puesto tripulado del sistema solar al que llegarán en 19 días, y 14 horas.

Pregunta por el estado del coronel, y le dicen que en ese momento le están operando.

Con el pretexto de reparar la fuga de su traje, Roy se retira, y, una vez a solas ve el contenido de la tarjeta que le dejó Pruitt, y que ve que posee información referida al estado del proyecto Lima, y donde dicen haber detectado una petición de SOS de la tripulación del proyecto Lima, tras la deshabilitación por parte del comandante McBride de todas las comunicaciones externas de forma intencionada.

Están convencidos de que este perdió el juicio, por lo que, si su hijo no consigue hacerle entrar en razón, deberán acabar con él para detener las sobrecargas.

Roy recuerda que su padre es el astronauta más condecorado al ser el primer hombre en Júpiter y en Saturno antes de desaparecer. Y recuerda también que le prometió que algún día volvería a buscarlo y que se uniría a él en sus exploraciones.

Reciben un aviso de socorro desde una nave Vesta noruega con 26 tripulantes y destinada al estudio biomédico, indicando el capitán Tanner que están obligados a atenderla, pidiéndoles Roy que dejen que les atiendan otros, pues su misión es prioritaria, diciéndole el capitán que solo si les revela tal misión y toma él el mando podrán ignorar la petición de socorro, y, al comprender que no puede hacerlo deciden acudir, dándose voluntario para ir él con el capitán.

Ven al acercarse que no les responden, por lo que deben forzar la entrada, no encontrando a nadie en su primer avance, viendo de pronto a Tanner que no le responde tampoco, observando que lo ha atacado un babuino, que, al ver a McBride se lanza hacia él, que consigue dispararle y acabar con él, rescatando tras ello a Tanner, cuya escafandra está rota y sangra, tratando él de reparársela, cuando ve que se acerca otro babuino, logrando encerrarlo en una cámara que luego despresuriza, consiguiendo que el animal explote.

Avisa al equipo médico de su nave para que atienda al capitán cuando lleguen, aunque cuando lo hacen ve que murió, debiendo tomar el mando el teniente Standford.

Tras ello McBride debe someterse a una nueva evaluación psicológica.

Reconoce en ella que el ataque de los babuinos estuvo lleno de furia, e indica que entiende esa furia, pues la vio en su padre y en él mismo, al que le enfurece saber que su padre y cuando trata de apartar esa ira solo ve dolor y sufrimiento, y eso le hace difícil relacionarse y querer a alguien de verdad, asegurando que no quiere ser como su padre.

A su llegada a Marte se encuentras con dificultades para aterrizar debido a una sobrecarga externa, no logrando que la nave mantenga el ángulo adecuado para ellos, por lo que deberán pasar al mando manual, aunque Stanford no logra dominar la nave, debiendo tomar los mandos McBride, que consigue enderezarla y aterrizar correctamente, aunque le dice al teniente que no informará a SPACECOM.

Llegan a la base subterránea del último destino conocido de su padre donde son recibidos por Helen Lantos, la directora de operaciones, aunque no le permiten acceder al nivel al que le llevan y desde el que debe hablar con su padre.

Lee su mensaje, enviado mediante una comunicación láser segura.

En él, trata de contactar con su padre y le dice que en SPACECOM son conscientes de las alteraciones y comprenden que no son responsabilidad suya, pero quieren paliar la situación, estando dispuestos a ayudarle e incluso a organizar una misión de rescate.

No obtienen respuesta, diciéndole que lo intentarán en el siguiente ciclo.

Roy se siente utilizado y no sabe si quiere encontrarle o liberarse por fin de él, siendo consciente de que lo están utilizando.

En su siguiente cambia de estrategia, y, en vez de leer el comunicado que le entregan improvisa y le dice a su padre que le gustaría verle, recordando los viejos musicales en blanco y negro que veían juntos musicales y cómo le enseñó la ética del trabajo, que él dedicó su vida a la exploración del espacio y le dice que ojalá puedan encontrarse.

Pregunta si obtuvieron respuesta, aunque no le informan, diciéndole tan solo que le enviarán de regreso a la Tierra en breve, pues su implicación personal le impide seguir con la misión.

Observan que por vez primera subieron sus pulsaciones y se alteraron sus biorritmos, por lo que debe pasar una nueva evaluación psicológica.

Se cruza con Stanford y sus técnicos de vuelo, que no se paran a hablar con él.

Cuenta que está contento de regresar a casa, pero no logra pasar la evaluación, debiendo regresar a la habitación relajante.

Trata de contactar con SPACECOM, viendo que desactivaron su código de prioridad.

Recibe la visita de Helen, que le cuenta que ella nació allí y estuvo solo una vez en la Tierra, preguntándole si está allí por los rayos cósmicos, respondiéndole que es clasificado, a lo que ella le dice que debe requisar el Cefeo, la nave en que llegó, para viajar al espacio profundo cargada de armamento nuclear para una misión de búsqueda y destrucción.

Le dice que ambos son víctimas del Proyecto Lima, pues sus padres partieron en esa expedición.

Le explica finalmente que, en efecto puede producirse una catástrofe total, pero que SPACECOM determinó que él no es ya apto para continuar, mostrándole un mensaje secreto, una llamada de socorro de la tripulación del Proyecto Lima,

Ve a su padre informando de que hubo una tragedia en el límite del sistema solar, pues varios miembros del equipo deseaban volver a la tierra y se amotinaron y cometieron actos de sabotaje para tratar de hacerse con el control de su nave, por lo que reaccionó desconectando una sección del sistema de soporte vital, acabando por ello tanto con los culpables como con inocentes para poder continuar su misión de búsqueda de alienígenas inteligentes.

Sabe que SPACECOM no puede permitir que se destroce su imagen y por ello, y para protegerse le hicieron pasar por un héroe, pero es un asesino que acabó con sus padres, diciéndole a Roy que ahora tiene él esa carga.

Roy le pregunta si puede hacer algo para meterle en esa nave, diciendo ella que le conducirá hasta el cohete, pero no puede conseguir que acceda, que deberá hacerlo él, asegurando que se ocupará de su padre.

Le muestra el mapa de un lago desde el que podrá acceder a la nave y le acompaña hasta allí pese a ser consciente de que irán a por ella.

Accede al lago a través de una alcantarilla y nada bajo el agua rumbo hacia la nave mientras piensa que en realidad nunca conoció realmente a su padre, preguntándose si él es igual.

Llega a la nave cuando comienza la cuenta atrás, por lo que debe acelerar su marcha y consigue ascender y entrar justo en el momento del despegue y del punto de no retorno, haciendo que suene una sirena, por lo que deben investigar por si se tratara de una fisura.

McBride les informa de su presencia, asegurándoles no ser una amenaza, pese a que ellos dicen que su presencia pone en peligro la misión, asegurándoles él que nunca llegarán a Neptuno sin él y que él asumirá todas las consecuencias.

Pero Stanford recibe la orden de neutralizarlo, saliendo Yoshida y Deavers hacia él cuando está a punto de desprenderse el propulsor, lo que hace que Deavers salga despedida y se golpee, muriendo debido a ello.

Enfadado, Yoshida se lanza hacia él y se pelean, saliendo también Stanford con un arma para acabar con él, provocando una fisura que hace que se contamine el aire y mueran tanto Yoshida como Stanford, que no llevaban escafandra.

Envía un mensaje informando de lo ocurrido con la tripulación, indicando que accedió contraviniendo las órdenes, aunque no lo hizo con intención hostil, siguiendo comprometido y decidido a llevar a cabo su misión.

Indica tras ello que desconectará las comunicaciones para evitar ser detectado hasta que esté cerca de su objetivo en un viaje de 79 días y 4 horas.

Vuelve a ver un mensaje de Eve, que le dice que tiene la impresión de estar siempre sola, pareciendo él muy preocupado por su trabajo, estando distantes incluso cuando están juntos. Siente que está siempre tratando de acercarse a él y conectar, pero es un ser independiente y no puede pasarse la vida esperándole.

Empieza a notar que le afecta física y mentalmente la falta de gravedad y el tiempo en el espacio, mezclándose en su cabeza recuerdos de sus padres y de Eve, señalando que pensaba que estaría mejor solo, pero le afecta, reconociendo que es muy egoísta.

Se acerca a la zona de la señal, en Neptuno, y recupera la transmisión láser a Marte, indicando que la posición del Proyecto Lima varió algo respecto de las coordenadas programadas.

Accede a la carga nuclear y utiliza la cápsula de transporte para navegar entre los anillos de Neptuno, quedando el Cefeo orbitando con el piloto automático hasta completar su misión.

Piensa que toda su vida le aterró enfrentarse a su padre, y le sigue ocurriendo, y acabó cargando con los pecados del padre.

Recibe algunos impactos al atravesar los anillos, sufriendo también una sobrecarga eléctrica que daña la CPU, consiguiendo, pese a todo llegar hasta el Proyecto Lima.

Trata de contactar, inútilmente con su padre, no consiguiendo que su nave, debido a los daños recibidos, pueda acoplarse, por lo que, tras bajarse pierde la cápsula.

Al entrar descubre los cadáveres flotando de antiguos miembros de la tripulación, avanzando por la nave, hasta una pantalla en que proyectan un musical en blanco y negro, de los que le gustaban a su padre, avanzando hasta escuchar su voz, preguntándole si es él, pues, le dice, tiene cataratas y no ve muy bien, mientras coloca la carga nuclear.

Le dice que lleva mucho tiempo solo intentando evitar la oleada provocada por la pelea cuando los últimos que le eran leales intentaron escapar, causando una fusión nuclear debido al enfrentamiento que tuvieron entre ellos.

Roy le dice que por eso está él allí, para solucionarlo y llevarlos a los dos de vuelta a casa, afirmando su padre que su casa es esa, asegurando que el suyo es un viaje solo de ida, no habiendo nada para él en la Tierra, pues ni él ni su madre le importaron nunca y que jamás durante ese tiempo se acordó de ellos ni pensó en regresar a su casa.

Le dice que encontró su destino y les abandonó, diciéndole Roy que, pese a todo, le quiere y que volverán, diciéndole su padre que aún le queda mucho trabajo pendiente, pues tiene que encontrar vida inteligente, diciéndole Roy que tienen que irse y no les queda mucho tiempo, consiguiendo coger su mano, pese a su recelo, dejando que le guíe.

Mientras se pone su traje de astronauta, Clifford le dice que admira su coraje por haber logrado llegar allí solo, lamentando no haber podido viajar juntos, pues si hubiera tenido más gente como él habrían llegado más lejos y conseguido su objetivo, pues la falta de signos de vida hizo que sus compañeros abandonaran, pero que ellos dos deben continuar juntos para descubrir lo que la ciencia afirma que no existe, pues no puede fracasar.

El Proyecto Lima indica la ausencia de vida inteligente en el universo conocido, pero no puede fracasar, diciéndole Roy que no ha fracasado, pues ahora saben que son todo lo que tienen.

Coloca el casco a su padre y activa la carga nuclear, que explotará en tres horas, saliendo juntos al exterior de la nave.

Su padre aprieta el propulsor y se aleja, logrando Roy, con mayor fuerza, atraerlo de nuevo, aunque su padre le pide que le suelte e incluso se pelean, insistiendo su padre en que lo suelte, accediendo finalmente a ello, viendo cómo se aleja en el espacio mientras lo observa llorando desconsolado hasta perderlo de vista.

Se pregunta entonces para qué seguir intentándolo.

Pero regresa a la nave y se hace con una de las placas metálicas de la antena que utilizará a modo de escudo contra las rocas que orbitan Neptuno.

Recuerda antes cómo antes recopiló toda la información de su padre, que buscando lo que no había, vida, no disfrutó de lo que tenía delante.

Se golpea al llegar al Cefeo, aunque consigue entrar.

Envía desde allí un mensaje comunicando que va a destruir la estructura del Proyecto Lima para evitar que lleguen más oleadas a la Tierra utilizando la munición nuclear a bordo e intentará regresar utilizando la explosión como propulsor principal, informando que posee información importante del Proyecto Lima, por lo que, informa de que, en caso de que no sobreviva, hagan lo que puedan para recuperar su nave.

Indica también que espera que llegue el día en que acabe su soledad y estar en casa.

Poco después se produce, en efecto, la explosión nuclear, que impulsa su nave.

Despierta en medio de enormes turbulencias cuando entra en la atmósfera terrestre, consiguiendo aterrizar en una base militar, dirigiéndose varios soldados a su rescate.

Pasa una nueva evaluación psicológica, afirmando estar estable y haber dormido bien sin pesadillas y estar activo y centrado en lo esencial, y, aunque no sabe qué futuro le espera, no le preocupa, que se centrará en su sus allegados y compartirá sus cargas, como ellos las suyas, asegurando que piensa vivir y amar.

Acude a un bar, donde recibe a Eve, feliz de volver a verla.

Calificación: 3
Te cuento la película