Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Ahora me ves...

Now you see me (2013) * USA

          También conocida como:
                    - "Nada es lo que parece" (Argentina, Colombia, Perú, Uruguay)
                    - "Los ilusionistas: nada es lo que parece" (México, Chile, Venezuela)

Duración: 115 min.

Música: Brien Tyler

Fotografía: Larry Fong y Mitchell Amundsen

Guión: Edward Ricourt, Boaz Yakin y Ed Solomon

Dirección: Louis Leterrier

Intérpretes: Jesse Eisenberg (J. Daniel Atlas), Mark Ruffalo (Dylan Rhodes), Michael Caine (Arthur Tressler), Morgan Freeman (Thaddeus Bradley), Isla Fisher (Henley Reeves), Woody Harrelson (Merritt Ousbourne), Dave Franco (Jack Wilder), Mélanie Laurent (Alma Dray), Michael Kelly (Agente Fuller).

Daniel Atlas, realiza, rodeado por gran cantidad de público un truco de magia en la calle. Hace que una muchacha elija una carta, consiguiendo que las luces de un edificio se enciendan en forma de un 7 de diamantes.

Merrit Osbourne, mentalista, hipnotiza a una mujer y consigue adivinar que su marido la engañó con su propia hermana, entregándole el hombre 250 dólares para hacer que su mujer lo olvide todo.

Jack Wilder realiza magia en un barco turístico, mostrando cómo dobla cucharas y apuesta que entregará 100 dólares a quien sea capaz de descubrir el truco, debiendo pagarle a uno de los pasajeros, que, poco después se da cuenta de que le han robado la cartera y el reloj.

Henley Reeves debe tratar de escapar de un tanque de agua, para lo que antes debe soltar sus esposas, cayendo pirañas al tanque, que la comerán si no consigue soltarse, como efectivamente sucede, viéndose de pronto cómo el agua se tiñe de sangre ante el horror de los espectadores entre los que aparece Henley de repente.

Todos ellos son citados el 29 de marzo en un apartamento mediante un naipe con la forma de un ojo.

Cuando llegan al lugar de la cita ven que es un piso abandonado, en el que encuentran una rosa blanca y un florero, y al poner la rosa en él rebosa el agua y un humo formado por hielo seco recrea una figura en el suelo y comienzan a ver figuras proyectadas en el aire.

Un año después los 4 comienzan a actuar en Las Vegas presentándose como "Los Cuatro Jinetes", que afirman robarán un banco a la vista de todos, eligiendo al azar a un espectador entre el público, cuyo banco será el que roben, pese a tratarse de un banco de París, ya que el espectador es francés.

Le colocan un casco que dicen servirá para tele transportarle, viendo todos los espectadores cómo ese hombre entra en una cámara acorazada en la que deja, sobre tres millones de Euros una carta firmada por él. Tras ello le da a un botón de su casco y el dinero cae volando sobre el público.

Al día siguiente aparece la cámara del banco, en efecto vacía y con la carta firmada, ante lo que los magos son detenidos.

Asignan para resolver el caso a Dylan Rhodes, imponiéndole la colaboración de Alma Dray, una policía de la Interpol, en contra de su voluntad.

Ambos se encargan de interrogar a los magos, no consiguiendo sacar nada en claro, por lo que deben dejarlos en libertad por falta de pruebas.

Tras ello interrogan a Thaddeus Bradley, un mago que ha dedicado su vida a desenmascarar los trucos de sus colegas, pese a que ello supuso la muerte de uno de ellos, el primero cuyos trucos descubrió, y que años más tarde intentó volver haciendo un truco en el que debía escapar de una caja fuerte que tiraban al río, y de la que nunca salió.

Bradley les explica el truco, mostrando que bajo el escenario hay una réplica de la cámara acorazada del Credit Republican de París, que es donde estuvo el hombre del público, que no fue elegido al azar como él creía, sino minuciosamente estudiado e inducido a ir a Las Vegas y que no robaron el banco, pero sí el dinero, pues estaban ocultos en el camión blindado antes de que este cargara los billetes, que cambiaron por otros falsos, que una vez en la cámara se volatilizaron gracias al fulmicotón, sustancia que no deja residuos ni humo.

En el avión que les lleva a Nueva Orleans Daniels trata de emular a Merritt, tratando de leer la mente de Tressler, aunque no consigue acertar nada.

Una vez en Nueva Orleans, encuentran todos los hoteles llenos debiendo Alma ingeniárselas para que les alquilen una habitación.

En el programa de Thadeus Bradley hablan sobre una orden del antiguo Egipto, "El ojo", cuyos miembros trataban de impartir justicia con la magia.

En el Savoy hacen varios trucos antes de su número final, en que tras pedir a todos los presentes que anotaran en un sobre su saldo bancario y adivinar el de varios de los asistentes hacen que salga Tressler, del que adivinan que tiene más de 140 millones.

Les piden a los asistentes que calienten sus sobres con una linterna, y aparecerá su verdadero saldo, alumbrando con una gigantesca el gran cheque de Tressler, que disminuye en 70.000 dólares a la par que se suman a los de una mujer que solo tenía 562, para luego bajar 280.000 dólares que aparecen en el sobre de otra mujer.

Confiesan entonces al público que fueron elegidos por haber sido víctimas del Katrina y todos tenían asegurados sus bienes con Tressler.

Comienzan a llegar mensajes a los móviles en que les indican que sus saldos han aumentado, consultando todos sus cuentas y comprobando que todos ellos han visto incrementadas sus cuentas corrientes.

Tressler se ve sorprendido esperando que solo sea un truco y que no pudieran sacar su dinero, señalándole ellos que fue él mismo quien les dio las pistas cuando Daniels trató de adivinar cosas sobre su pasado y, aunque fracasó, él les dio las respuestas.

Tras ello los magos logran huir sin que Rhodes pueda hacer nada, pues se lanzan sobre él 12 personas a las que previamente había hipnotizado Merritt para que lo hicieran, al creer que es el quarterback.

Pese a haber un gran número de policías consiguen esquivarlos, descubriendo poco después Rhodes que habían colocado un dispositivo en su teléfono, lo que les permitía ir siempre por delante.

Sabiéndolo consiguen localizar el lugar donde se ocultan, y Daniels, Merritt y Henley huyen, debiendo Wilder cubrir su huida enfrentándose a los policías y consiguiendo finalmente huir tras robar un coche,

Alma, que se incautó de otro recoge a Rhodes y persiguen a Wilder, viendo cómo el coche de este vuelca y explota sin que Rhodes pueda hacer nada por salvar su vida, aunque consiguiendo un documento.

Rhodes recibe una llamada de Bradley, contratado por un Tressler deseoso de venganza por 10 millones de dólares, en la que le advierte que quizá Alma no sea tan inocente como parece y que tal vez ella tenga importancia en la trama.

Gracias a los papeles incautados a Rhodes llegan a la conclusión de que su siguiente objetivo es una empresa de seguridad que esconde casi 500 millones en una caja fuerte de un polígono.

El grupo policial cuyos miembros llevaban cinco años investigando a la empresa se ven sorprendidos tras comprobar que el papel que rescató Rhodes era información recabada por ellos y que sacaron de su ordenador gracias a que, al tener el control del móvil de Rhodes, obtuvieron de este las claves para infiltrarse en su red informática, asumiendo ellos el mando de la operación.

Pero cuando llegan al almacén lo encuentran vacío, diciendo un operario que cargaron la caja por orden de otro de los policías presente, el cual lo niega, pero que de pronto cae en trance y parece interpretar una obra al violín, comprendiendo que lo hipnotizaron

El nuevo jefe a mando del operativo decide que el camión continúe de todos modos su ruta hasta Five Points, con la esperanza de detener allí a los magos, aunque a quien encuentra es a Bradley, al que acusa de ser el quinto jinete y de estar tras los robos, aunque él le dice que estaba allí porque es el lugar donde ensayaba Liones Shrike y donde el propio Bradley hizo su primera función, pidiéndole que abra la caja, para descubrir que esta solo contiene cientos de globos.

Comienza entonces la función. Miles de espectadores contemplan el espectáculo, proyectado sobre una inmensa pared, y mientras todos los policías tratan de subir a lo alto del edificio esperando detener a los ilusionistas Alma convence a Rhodes para que lo siga en dirección contraria.

Así los policías encuentran a solo tres muñecos, mientras ellos dos descubren el lugar desde el que grababan, sabiendo que están muy cerca de ellos, y que, tras reaparecer entre el público corren para desaparecer dando las gracias, mientras estalla un contenedor enorme dejando volar el dinero sobre el público.

Y mientras los billetes caen a su alrededor Dylan y Alma se besan, aunque entonces su ayudante les muestra que no es dinero auténtico, y que en los billetes estamparon las fotos de los cuatro jinetes, preguntándose dónde está el dinero de verdad.

Bradley abandona el lugar del espectáculo descubriendo al abrir su coche cómo empieza a salir dinero del mismo, siendo detenido.

Rhodes va a verlo a la cárcel, afirmando Bradley que se la jugaron y le explica el truco que utilizaron, transformando el almacén donde estaba la caja fuerte en una gigantesca caja mágica, escondiendo tras un espejo que daba la impresión de profundidad la caja, que nunca salió del almacén, aprovechando mientras ellos perseguían la falsa para entrar en el lugar Jack Wilder, que no murió en el accidente, sino que sustituyeron su coche por otro similar que llevaba un cadáver del depósito.

Rhodes afirma que su información no es determinante y le dice que investigó a Lionel Shrike comprendiendo que la aseguradora que denegó el pago a su familia tras su desaparición fue la de Tressler, y el banco que había detrás el Credit Republican de París, que fue objeto del primer golpe.

Rhodes le dice a Bradley que solo era un mago mediocre, y que como no consiguió entrar en "El ojo", decidió dedicar su vida a destruirlos, ante lo que Bradley le dice que el ojo no existe, que es alguien que ha preparado meticulosamente durante años su plan y que se ha burlado del F.B.I., del que siempre fue por delante, como si estuviera dentro. Comprende entonces que era así, comprobando al girarse que Rhodes no está ya en la celda, sino fuera, aunque no le explica la razón de su venganza.

Los Cuatro Jinetes acuden a Central Park junto al árbol donde Shrike hizo uno de los trucos de magia más impresionantes, tras hacer firmar una carta a un hombre, que aparece dentro del tronco del árbol. Un truco que le llevó 20 años, pues entonces hizo que aquel hombre firmara otra carta y esperó pacientemente hasta su jubilación.

Los Cuatro Jinetes conocen a su jefe, Rhodes, afirmando que están dentro del "Ojo", gracias a su trabajo en equipo.

Algún tiempo después, de vuelta en París Alma recorre el puente en que la gente pide sus deseos atando candados, cuyas llaves lanzan al Sena.

Aparece entonces junto a ella Dylan que le explica los pormenores, estando implicada también la empresa de seguridad debido a que ellos fueron quienes fabricaron la caja fuerte en que murió Shrike, al utilizar acero de mala calidad, por ello al caer al fondo del río la caja, este se curvó y quedó atrapado.

Alma comprende que Shrike era el padre de Dylan, que lo planificó todo, excepto que se enamoraría de Alma, por lo que la conclusión lógica, que sería entregarse, no es lo que a ella le parece mejor.

Calificación: 2