Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Alicia en las ciudades

Alice in den städten (1973) * Alemania

Duración: 110 min.

Música: Can

Fotografía: Robby Müller

Guión: Wim Wenders, Veit von Fürstenberg

Dirección: Wim Wenders

Intérpretes: Rüdiger Vogler (Phil Winter), Yella Rottländer (Alice), Lisa Kreuzer (Lisa), Edda Köchl (Angela), Ernest Boehm (editor).

Phil Winter viaja durante cuatro semanas a lo largo de Estados Unidos para realizar un reportaje sobre los lugares visitados para lo que trata de documentarse tomando cientos de de fotografías con su Polaroid, que no recogen con exactitud lo que sus ojos le muestran, encontrándose totalmente falto de inspiración, por lo que, de vuelta a Nueva York, y dado el incumplimiento de los plazos que le dieron, su editor decide despedirlo.

Carente de dinero, Phil vende su coche, y con el dinero conseguido tratará de regresar a Alemania, aunque cuando llega al aeropuerto se encuentra con que una huelga de controladores aéreos de aquel país le impedirá hacerlo.

En la misma situación que él se encuentra Lisa, una compatriota que apenas domina el inglés y que le pide que les ayude a ella y a su hija Alice, como intérprete. decidiendo comprar billetes para Amsterdam, para, desde allí, viajar a Alemania.

Dado que el vuelo no saldrá hasta el día siguiente Phil las lleva hasta un hotel económico mientras que él va a casa de una amiga, aunque cuando esta le pide que se marche no le queda otro remedio que regresar al hotel, donde Lisa le invita a pasar la noche con ellas, compartiendo cama, pero no sexo.

Cuando se despierta a la mañana siguiente encuentra una nota de Lisa, en la que le dice que los verá en el Empire State al medio día, comprendiendo después de esperar durante algún tiempo que ella no irá, por lo que regresan al hotel, donde les comunican Lisa se llevó ya las maletas, dejando una nota en la que les indica que su novio, por el que fue a América se encuentra muy mal y debe ayudarle, por lo que le pide a Phil que viaje a Amsterdam como tenía previsto, con Alice, y que se reunirá con ellos dos días más tarde allí.

Lo harán así, instalándose en un hotel cercano al aeropuerto, animando Alice a Phil a conocer la ciudad, donde ella y su madre vivieron durante algunos años, aunque a Phil no parece interesarle nada la visita.

Al segundo día acuden hasta el aeropuerto para esperar a Lisa, aunque esta no llega ni figura en la lista de pasajeros, por lo que Phil decide que debe entregar a la niña a los servicios sociales para que se hagan cargo de ella.

Se echará atrás cuando Alice se encierra en los servicios del aeropuerto llorando, decidiendo ayudarla a encontrar a su abuela, aunque la niña ni siquiera recuerda la ciudad en que vive, debiendo Phil recitarle un listado de todas las ciudades de Alemania, hasta que finalmente, y al llegar a la W el nombre de Wuppertal le recuerda a la muchacha que ese es el lugar donde vive su abuela.

Se trasladan hasta la ciudad, afirmando Alice que reconocerá la casa de su abuela si la ve, por lo que se dedican a recorrer la ciudad en el tren monorraíl suspendido, sin resultados, alquilando él un coche con unos eurobonos caducados que en la agencia no comprobaron, pero por más vueltas que dan todos sus intentos son inútiles.

Ante la imposibilidad de encontrar a la abuela de Alice, Phil decide llevarla a la comisaría de policía para que ellos se encarguen de ayudarla a localizar a su familia.

Tras dejar a la muchacha acude a un concierto de Chuck Berry, encontrándose de vuelta al hotel, con que Alice le está esperando fuera tras escaparse de la comisaría, mostrándose Phil, pese a su deseo de librarse de ella, feliz de volver a verla, decidiendo ayudarla nuevamente cuando ella le dice que tiene pistas nuevas.

Durante su estancia en comisaría recordó que no era su abuela, sino ella, quien vivió en Wuppertal con su madre, que de soltera se apellidaba Krüger, recordando que iban a ver a su abuela en tren y regresaban por la tarde, por lo que no debía vivir muy lejos.

Además, al contarles a los policías que donde vivía su abuela había una enorme suciedad y entraban cenizas de carbón por la ventana, los policías le dijeron que debía vivir en la cuenca del Ruhr disponiendo además de una foto de la casa.

Con esa información comenzarán su búsqueda en Essen, aunque allí nadie conoce el edificio de la foto.

En Duisburgo un taxista les dice los lugares más probables, yendo primero a Oberhausen, donde, tras hacerse una foto de fotomatón van a Genselkirchen, donde el taxista les dio el nombre de una calle, Erdbrücken, donde, finalmente la niña ve la casa, comprobando él por primera vez que lo que reflejaba una foto es lo que se ve en realidad.

Pero la ilusión se desmorona cuando en la casa le dicen que su abuela ya no vive allí y no le saben decir nada de ella.

Para que olvide su desilusión la lleva a nadar, conociendo en la piscina a una mujer a la que Alicia le va a preguntar si cree que Phil es su padre, a lo que ella le dice que no lo cree, pues no se parece, bromeando, por lo que la mujer les invita a comer y a dormir en su casa, acostándose Phil con ella.

A la mañana siguiente, ya sin dinero para gasolina, Phil decide ir a casa de sus padres, parando durante el camino para tomar una Fanta, leyendo entonces él en el periódico que la policía busca a la niña tras su desaparición de la comisaría.

Tomarán el ferry para cruzar el Rin e ir a casa de sus padres, coincidiendo en el ferry con uno de los policías de Wüpppertal, que les dice que localizaron ya a la abuela y que apareció también la madre, y le cuentan que tiene la orden de subir a la niña en la estación de tren más cercana y enviarla a Munich, por lo que regresarán a Duisburgo, donde deberán despedirse, pues él ya no tiene coche ni dinero.

Ella saca entonces de su cartera un billete de 100 dólares y se lo entrega para que pueda comprar su billete, pudiendo de ese modo viajar juntos en el tren hasta Munich.

Alicia le pregunta qué hará en Munich, y él le dice que acabar de escribir esa historia, la que ha ido "garabateando" durante el viaje según la niña.

Calificación: 4