Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Alien, el octavo pasajero. El montaje del director
Alien, el octavo pasajero

Alien (1979) * Original / (2003) * The director's cut - USA - Gran Bretaña

Duración: 115 min.

Música: Jerry Goldsmith

Fotografía: Derek Vallint

Guión: Dan o'Bannon (Historia: Dan O'Bannon, Ronald Shusett)

Dirección: Ridley Scott

Intérpretes: Sigourney Weaver (Ripley), Tom Skerritt (Dallas), Verónica Carwright (Lambert), Harry Dean Staton (Brett), John Hurt (Kane), Ian Holm (Ash), Yaphet Kotto (Parker).

Con una tripulación formada por siete miembros y regida por el computador "Madre", la astronave comercial "Nostromo", propiedad de la corporación Weyland-Yutani viaja desde el planeta Thedus hacia la Tierra, transportando 20 millones de toneladas de mineral bruto para su refinamiento.

Los expedicionarios, que viajan hibernados, son despertados por Madre, reuniéndose para tomar un café mientras bromean, aprovechando la reunión los mecánicos para protestar por sus gratificaciones, que son inferiores a los de las demás.

Se colocan luego en sus puestos, comprobando que aún no están en el sistema solar, por lo que tratan de ponerse en contacto con el control de tráfico de la Antártida sin éxito, descubriendo Lambert que se encuentran en el sistema Zeta II Reticuli, todavía a medio camino de la Tierra, habiendo variado Madre la ruta tras interceptar una transmisión de origen desconocido, una señal acústica que se repite cada 12 segundos y que puede suponer la existencia de señales de vida.

Parker protesta, pues piensa que la suya es una nave comercial y no de salvamento, siendo informado de que según su contrato, si no atienden cualquier llamada que pueda suponer la existencia de vida inteligente perderán todos sus emolumentos, por lo que deben dejar de protestar.

Escuchan tras ello la transmisión, que no parece una señal de radio, descubriendo Lambert que su origen es un planetoide de 1.200 kilómetros al que se dirigen, encontrando algunas turbulencias poco antes de aterrizar, siendo el aterrizaje demasiado violento, sufriendo serios desperfectos que los mecánicos deben tratar de reparar, calculando que necesitan al menos 17 horas para ello.

Calculan que la señal procede de un lugar a 2.000 metros de la nave, estando el planetoide a una temperatura muy por debajo de 0 grados.

En medio de una profunda oscuridad bajan el capitán Dallas con Kane y con Lambert tratando de localizar el origen de la señal, quedándose los mecánicos tratando de reparar los daños, al mando de la suboficial Ripley, mientras el oficial científico, Ash recibe las imágenes grabadas por sus compañeros, que descubren que la señal procede de una enorme astronave petrificada en cuyo interior, hallan un esqueleto fosilizado de proporciones gigantescas, la primera señal de vida extraterrestre conocida, observando que el fallecido parece haber muerto por la explosión de algo dentro de él hacia fuera, preguntándose Lambert que sería del resto de la tripulación.

Entretanto, en la nave Ripley llama a Ash y le dice que Madre ha descifrado parte de la transmisión, que parecía más una advertencia que un SOS, por lo que se plantea ir a buscar a sus compañeros y advertirles, siendo disuadida por Ash, que le dice que si se trata de una amenaza ellos lo habrán visto ya.

Kane desciende por un agujero a una especie de cueva llena de objetos parecidos a huevos cubiertos por una especie de neblina, observando al acercarse a uno de ellos que se mueve y que tiene vida dentro, abriéndose de pronto como si fuera una flor, observando su latido, hasta que, de pronto un extraño ser surgido del huevo se precipita sobre su cara, rompiendo su casco y adhiriéndose fuertemente a ella como si fuera un pulpo.

Dallas y Lambert lo recogen y lo llevan hasta la nave para tratar de salvarlo, pidiendo a Ripley, una vez pasado el proceso de desinfección que les abra para poder ir a la enfermería, a lo que Ripley se niega, alegando que deben cumplir los protocolos de cuarentena, aunque Ash ignora las órdenes de Ripley y, obedeciendo al capitán, les permite la entrada.

Fuera Parker y Brett observan a Kane, preguntándose el primero por qué no lo hibernan hasta llegar a la tierra, apareciendo entonces Ripley sobre la que Lambert se abalanza golpeándola, mientras desde dentro Dallas le reprocha que no obedeciera sus órdenes, aunque fueran contra las ordenanzas.

Tras hacerle un escáner a Kane observan que aunque el alienígena lo tiene paralizado y en coma, a la vez le suministra oxígeno, por lo que Ash no es partidario de quitárselo, insistiendo Dallas en que lo haga, descubriendo al seccionar uno de sus tentáculos que al hacerlo este desprende una sustancia corrosiva de color amarillo que perfora incluso a las más fuertes estructuras metálicas.

Ash informa a Ripley sobre la criatura que dice muda sus células y las cambia por silicona polarizada por lo que es muy resistente, aprovechando esta para reprocharle su desobediencia poniendo para ello en peligro la vida de todos.

Unas horas después Ash los avisa, para que observen un cambio en Kane, al que descubren ya sin el alienígena adherido.

Dallas y Ripley tratan de localizar a la criatura, que cae de pronto sobre Ripley, aunque ya sin vida, procediendo Ash a examinarlo, decidiendo conservarlo y llevarlo a la tierra para estudiarlo en contra de lo opinión de Ripley, que prefería expulsarlo, discutiendo con Dallas por el apoyo de este al científico.

Tras ello, y pese a que las reparaciones no están totalmente terminadas Dallas decide despegar y alejarse del planetoide, informándoles Lambert entonces de que, debido al desvío, tardarán aun 10 meses en llegar a la Tierra.

Un aviso de Ash los hace acudir a la enfermería, donde pueden observar que Kane ha despertado y parece estar completamente recuperado, siendo informado de que está todo dispuesto para volver a casa, pidiéndoles Kane que antes de hibernarse le permitan comer algo, lo que a todos les parece una buena idea, volviendo todos a bromear mientras comen, una vez pasado el susto, asegurando Kane que tiene el estómago vacío, por lo que piensa comer hasta reventar.

Comienza a experimentar entonces unas repentinas convulsiones, por lo que sus compañeros tratan de sujetarlo, tumbándolo en la mesa, viendo cómo de pronto comienza a salirse sangre de la tripa como si le hubiese reventado alguna vena, hasta que finalmente su vientre le estalla, surgiendo de su interior un nuevo y extraño ser que desaparece de inmediato, moviéndose por los conductos del aire.

La tripulación trata de localizar al alienígena valiéndose de sensores de movimiento creados por Ahs y basados en los micro cambios en la densidad del aire, llevando además una picana para tratar de asustarlo.

Crean dos grupos, uno con Dallas, Ash y Lambert y otro con Ripley, Parker y Brett, llevando cada uno de ellos una red con la que esperan atraparlo, debiendo una vez conseguido, expulsarlo por las esclusas del aire.

Gracias al dispositivo de Ash, Ripley y su grupo detectan movimiento a 5 metros, por lo que preparan la red y abren la puerta tras la que creen que está, descubriendo que se trata del gato Jones, al que Brett deja marchar, pidiéndole que vaya de nuevo a buscarlo para evitar que les vuelva ocurrir lo mismo, descubriendo un trozo de piel, que le indica que el alienígena pasó por allí y que mudó su piel.

Encuentra finalmente al gato, al que ve que se echa hacia atrás y enseña amenazador sus dientes como si estuviera asustado, descubriendo Brett demasiado tarde que no era de él, de quien se asustaba el gato, sino del enorme monstruo que se abalanza sobre él sin que pueda hacer nada, viendo sus compañeros Ripley y Parker solo su sangre cayendo desde arriba.

Informan al resto del grupo de que el alienígena ha crecido y se mueve por los tubos de refrigeración, sugiriendo Ash emplear fuego para asustarlo.

Armados con los incineradores reanudan la búsqueda, entrando Dallas en los conductos de aire, por los que avanza cerrando a su paso las escotillas mientras Lambert monitoriza los movimientos del alienígena, preparándose los demás para expulsarlo una vez localizado.

Lambert observa que el alienígena avanza a gran velocidad hacia él, hasta que de pronto pierde la señal, por lo que piensa que debe estar junto a él, que observa que hay una especie de baba.

Cuando reaparece la señal, Lambert le avisa de que se dirige hacia él por lo que le pide que salga de allí, aunque toma el camino contrario al que debería, siendo finalmente sorprendido por el alienígena.

Poco después Parker informa que solo encontraron el incinerador, no habiendo rastro alguno de Dallas, ni de su sangre.

Asume entonces el mando Ripley, que debe desoír la petición de Lambert de huir en la lanzadera, ya que esta no tiene capacidad para cuatro personas

Propone avanzar por parejas bloqueando cada tubo una vez comprobado que no está en él hasta arrinconarlo y mandarlo al espacio, echándole en cara a Ash que no ha hecho nada hasta entonces antes de acudir a Madre buscando nuevas respuestas.

Le pregunta al superordenador por la incapacidad científica para acabar con el extraterrestre, no obteniendo aclaración alguna, pues hay una orden especial que solo puede consultar el oficial científico.

Ripley consigue anular la restricción comprobando que la orden especial indica que Nostromo fue desviado a nuevas coordenadas para investigar formas de vida extraterrestre y obtener muestras, siendo la prioridad absoluta asegurar el regreso del organismo para su análisis, siendo la tripulación sacrificable.

Ve entonces que Ash está a su lado y le dice que hay una explicación para todo ello, ante la indignación de Ripley, que llama a Parker y Lambert, viendo cómo Ash trata de impedir que hable con ellos cerrando las puertas, tras lo que le pregunta por qué se ha entrometido, viendo ella en la cara de él un líquido blanco que no es sudor.

La persigue tras ello y la lanza con fuerza contra la pared, procediendo tras ello a intentar ahogarla introduciendo en su boca una revista enrollada, llegando entonces Parker, que trata de evitarlo, aunque, Ash tiene una fuerza sobrehumana y mientras ahoga a Ripley le clava la otra mano a Parker, que finalmente coge un extintor con el que lo golpea, consiguiendo así que suelte a Ripley, observando mientras Lambert se lleva a la oficial cómo Ash comienza a dar vueltas sobre sí mismo como si se hubiera vuelto loco, sin poder coordinar, dándole de nuevo Parker un golpe con el que le arranca la cabeza, dándose cuenta solo entonces que Ash es un androide al que sigue golpeando hasta que deja de moverse, aunque entonces, y pese a carecer de cabeza se lanza sobre Parker y comienza a ahogarlo hasta que Lambert le clava la picana y lo cortocircuita.

Ripley comprende entonces que la corporación Weyland quería al alienígena para su división de armamento y Ash lo estuvo protegiendo, por lo que vuelven a enchufar los circuitos del androide para consultarle sobre la forma de acabar con el alien, señalando Ash que es imposible, pues se enfrentan a un organismo perfecto cuya perfección estructural solo está igualada por su hostilidad, y cuando Lambert le dice que lo admira, señala Ash que admira su pureza, pues es un superviviente al que no afectan la conciencia ni los remordimientos ni la moralidad, diciéndoles que no tienen ninguna posibilidad, aunque les dice que cuentan con su simpatía antes de ser calcinado por Parker.

Tras ello Ripley decide destruir la nave y con ella al monstruo, regresando a la Tierra en la nave auxiliar

Ripley ordena a sus compañeros que lleven todo el refrigerante que puedan para el sistema de aire mientras ella prepara la nave auxiliar y conecta los detonadores, dándoles 7 minutos para ello.

Mientras sus compañeros cargan con las bombonas de refrigerante Ripley busca a Jones, al que consigue meter en una jaula, escuchando sin poder hacer nada cómo sus compañeros se ven sorprendidos por el alien, escuchando cómo Parker le pide a Lambert que se aparte para que pueda matarlo, afirmando Lambert no poder moverse, lanzándose Parker contra el alienígena, que lo golpea y acaba con él, cogiendo luego con sus tentáculos a Lambert, y acabando con ambos.

Tras constatar la muerte de sus compañeros Ripley pone en marcha el sistema de autodestrucción de la nave, disponiendo de solo 10 minutos desde su puesta en marcha, y de solo 5 para poder anularlo.

Camino a la nave auxiliar encuentra a sus compañeros Dallas y Brett en una especie de capullos, pidiéndole Dallas que acabe con él, lo que ella hace con su lanzallamas antes de coger de nuevo la jaula de Jones y dirigirse a la nave auxiliar, topándose entonces con el alien tras uno de los recodos, por lo que debe correr en dirección contraria, tratando de anular la autodestrucción, viendo cómo pese a haber vuelto a conectar las unidades de refrigeración, el sistema de autodestrucción no se detiene, por lo que no le queda más escapatoria que llegar a la nave auxiliar, en cuyo camino se topó poco antes con el alien.

Llegado al punto donde tuvo el encuentro recoge la jaula de Jones al que dejó antes allí y al que el alien no hizo nada, pudiendo esta vez llegar a la nave sin problemas, dirigiendo su lanzallamas hacia el transbordador mientras escucha que dispone de tan solo de un minuto para abandonarlo.

Consigue poner en marcha la nave cuando se inicia ya la cuenta atrás para la autodestrucción, viendo aun desde muy cerca cómo el transbordador explota a sus espaldas, sufriendo su nave bruscos movimientos debido a ello.

Ya a salvo abraza a Jones mientras se dispone a entrar en la cápsula de hibernación junto al animal, viendo mientras lo prepara todo el brazo del alien, que no fue destruida con el transbordador como creía, por lo que corre asustada a ocultarse mientras lo ve moverse desde su escondite, donde guardan los trajes espaciales, aprovechando para enfundarse uno, haciéndose con un rifle de arpones que carga.

Tras ello crea el vacío en la nave haciendo que el alien, ya adaptado a las condiciones de vida humana comience a sufrir, abriendo tras ello la escotilla, consiguiendo que el alien salga despedido al exterior, aunque consigue sujetarse a la puerta, lanzando entonces Ripley un disparo con el arpón y consiguiendo que el alien salga hacia el vacío, quedando colgando del cable lanzado, tratando de colarse por los tubos de ignición, que ella pone en marcha, pudiendo ver así como el monstruo se despega finalmente de la nave y es lanzado al espacio.

Ripley realiza tras ello el informe final de la nave comercial Nostromo señalando que el resto de los miembros de la tripulación murieron, siendo destruidas la nave y el cargamento, esperando alcanzar la frontera del sistema solar en 6 semanas, donde, con suerte, las patrullas podrán recogerla.

Finalizado el informe, la tercer oficial, se introduce en la cápsula con el gato donde permanecerá hibernando a la espera de que la descubran.

Calificación: 4