Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Aprendiz de gigoló
Aprendiz de gigoló

Fading gigolo (2013) * USA

          También conocida como:
                    - "Casi un gigoló" (Hispanoamérica)

Duración: 90 min.

Música: Abraham Laboriel, Bill Maxwell

Fotografía: Marco Pontecorvo

Guión y Dirección: John Turturro

Intérpretes: John Turturro (Fioravante), Woody Allen (Murray Schwartz), Vanessa Paradis (Avigal), Liev Schreiber (Dovi), Sharon Stone (Dra. Parker), Sofía Vergara (Selima), Tonya Pinkins (Othella), Jade Dixon (Cee Cee), Aubrey Joseph (Cefus), Dante Hoagland (Coco), Isaiah Clifton (Cyrus).

Murray Schwartz se ve obligado a cerrar la librería dedicada a la compraventa de libros antiguos heredada de su padre y que este heredó de su abuelo.

Le cuenta entonces al que fue su ayudante, Fioravante, que durante una visita a su dermatóloga, la doctora Parker, esta le comentó que ella y su amiga Selima habían hablado de que les gustaría participar en un ménage à trois, preguntándole si él conoce a algún hombre que estuviera dispuesto a estar con ellas, diciéndole que sí, pero que eso le costaría 1.000 dólares, mostrándose la doctora de acuerdo, y proponiéndole a Fioravante que sea él quien ejerza dicho papel, lo que les ayudaría a mejorar su maltrecha economía, tras el cierre de la librería y para que Fioravante pueda sacar adelante su recién inaugurado negocio de floristería.

Murray le recuerda que le conoce desde que, siendo un niño forzó su puerta tratando de robarle y sabe que puede ser un gran amante, del que él será su representante.

Cuando regresa a su casa, donde le espera su esposa negra, Othella y los hijos de esta, recibe una llamada de la Dra. Parker para recordarle el tema del que hablaron, y preguntarle por el hombre que él le dijo que conocía, y que ella insiste en probar antes.

Murray vuelve a hablar con Fioravante, que no lo ve claro, ya que no se ve guapo ni joven, ante lo que Murray le dice que a quien necesitan es a alguien sexy como él, consiguiendo convencerlo, para que lo haga, actuando él como representante a cambio de un 40 por ciento de los beneficios.

Cuando Murray acude a Brooklyn a la "quitapiojos", con uno de sus hijos, reconoce en ella a la viuda de un rabino muerto dos años antes, al que él le compró algunos libros, y a la que trata de convencer de que salga de su casa y busque alivio a sus penas en un profesional.

Fioravante finalmente accede a la petición de su amigo y acude a la cita con la Dra. Parker, a la que le regala una planta.

Ambos se muestran nerviosos ante esa nueva experiencia, explicándole ella que está casada con un escalador, bailando Fioravante con ella antes de hacer el amor, lo que a ella le emociona, pues le asegura que no lo hacía desde mucho tiempo atrás.

Al día siguiente, cuando habla con Murray le explica que la doctora quedó tan satisfecha que le pagó 2.000 dólares por las dos horas que estuvo con ella y 500 más de propina, quedándose Fioravante con 1.500 y dándole los 1.000 restantes a Murray.

Satisfecho de la experiencia, y valiéndose de su inofensivo aspecto, Murray se dedicará a buscar nuevas clientas para su hombre, empezando a trabajar regularmente.

Las alabanzas hacia él por parte de Parker hacen que Selima quiera también probarlo.

Durante ese periodo algunas veces Fioravante le muestra a Murray sus escrúpulos, respondiéndole este que piense que está ayudando a esas mujeres a ganar autoestima, convenciéndolo para que siga adelante, con el nombre profesional de Virgilio.

Con ese nombre ya acude a casa de Selima, que conoce su verdadero nombre por su amiga, y bailan juntos, aunque con ella un tango, tras lo que ven videos de baloncesto antiguos, advirtiéndole que a ella le gusta que los hombres sean muy hombres y que prefiere que sea un poco brusco.

Mientras están juntos reciben la llamada de Parker, que le dice a su amiga que se siente molesta ante la idea de compartirlo con ella.

Entretanto Murray sigue visitando a Avigal, la esposa del rabino, tratando de convencerla de que necesita de alguien que la ayude a olvidar sus penas, consiguiendo convencerla para que finalmente vaya a ver a Fioravante, al que hace pasar por masajista.

Cuando Avigal sale de su casa genera cierta expectativa entre sus vecinos, y en especial de Dovi, un miembro del Shomrin, la patrulla de control del barrio, que, enamorado de ella sigue el coche en que la llevan, tratando de indagar en un bar cercano, por Murray.

Entretanto "Virgilio", con todo preparado para trabajar como masajista, debe hacerse pasar por judío sefardita, tal como Murray se lo presentó a Avigal, debiendo realizar su masaje con mucha delicadeza, hasta que observa cómo ella rompe a llorar, dejando el masaje y dándole agua, contándole ella entonces que nadie, excepto su marido la había tocado nunca.

Fioravante se muestra comprensivo y cariñoso con ella, acompañándole hasta el coche que la va a devolver a su casa, mientras Dovi los observa, viendo cómo tras despedirla entra en el bar en que está él, dirigiéndose entonces a él, diciéndole que el camarero le dijo que era un buen fontanero y que él necesita de alguien que le haga un trabajo, por lo que le pide su teléfono.

Una noche Fioravante se encuentra a Parker en un club de jazz, explicándole ella que es su cumpleaños, pero que está con Claude, que es muy celoso.

Dovi llama al teléfono que le dio Fioravante, comprobando que era falso, observando entonces que Avigal sale de su casa, por lo que se dirige a ella y le pide explicaciones, a lo que ella le contesta que va al médico, rechazando su ofrecimiento para llevarla.

En casa de Fioravante se limitan a cenar el pescado preparado por él mientras charlan amigablemente, viendo que ella ha adivinado que él se dedica a dar consuelo a mujeres solitarias.

Su siguiente encuentro tiene lugar en un parque, donde Murray servirá de celestino y de canguro, haciendo que los 6 hijos de Avigal se enfrenten a los suyos en un partido de béisbol mientras son observados por Dovi y su compañero de patrulla que se preguntan qué traman, planteándose si puede tratarse de tráfico de órganos.

Entretanto Fioravante y Avigal suben a un tiovivo y pasean por el parque, donde acaban besándose tras quitarle él la peluca.

Murray es abordado, poco después de recibir la llamada de la doctora diciéndole que ella y su amiga están listas ya para el menage, por un grupo de judíos ortodoxos comandados por Dovi, que lo llevan ante un tribunal rabínico.

Avigal, al tanto del asunto llama a Fioravante, que se pone en contacto con el abogado de Murray, que acude al tribunal para ayudarle durante el interrogatorio.

En esas circunstancias Fioravante acude a casa de la Doctora Parker, donde le esperan esta y Selima, aunque él se encuentra bloqueado, no siendo capaz de seguir, dándose cuenta las mujeres de que está enamorado, por lo que se muestran comprensivas, saliendo poco después con un sobre en la mano.

Avigal acude voluntariamente al tribunal, pidiendo hablar, y reconociendo que faltó a la modestia dejando su pelo al descubierto, y contando que estuvo a solas con un hombre y que le tocó la espalda desnuda, habiendo llorado de soledad.

Liberado Murray, Avigal vuelve a salir de su barrio, esta vez acompañada de Dovi, que le confiesa sus celos y su enamoramiento, diciéndole ella que nunca le dijo que no lo quisiera. Dovi la lleva a casa de Fioravante, al que le dice cuando lo ve que ha ido a despedirse, haciéndolo con una de las frases que dijo él: "donde hay amor hay dolor".

Tras ello Murray y Fioravante quedan en un bar para despedirse, pues este se va, aunque coinciden entonces en el bar con una bella mujer francesa a la que se le caen varias cosas y a la que Fioravante se apresura a ayudar, observando ella que habla su idioma, por lo que entablan conversación, diciéndole Murray que si necesita un fontanero o un electricista Fioravante es su hombre, tras lo que le entrega una tarjeta.

Cuando se va, Murray le dice a Fioravante, mientras observa a la bella mujer que ese podría ser el comienzo de una bonita relación amorosa entre los tres, tras lo que le pregunta a aquel cuándo se iba, viendo cómo sonríe, comprendiendo que no lo hará.

Calificación: 1