Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

A un dios desconocido

España (1977) *

Duración: 100 min.

Música: Luis de Pablo

Fotografía: Teo Escamilla

Guión: Jaime Chávarri y Elías Querejega

Dirección: Jaime Chávarri

Intérpretes: Héctor Alterio (José), Xabier Elorriaga (Miguel), Maria Rosa Salgado (Adela), Rosa Valenty (Clara). Ángela Molina (Soledad), Mercedes Sampietro (Mercedes), José Joaquin Boza (Pedro), Mirta Miller, (Ana), Margarita Mas (Soledad mayor), José Pagán (Julio), Emilio Siegrist (Jorge).

José es un homosexual cincuentón que trabaja como mago en una sala de fiestas de Madrid, y que mantiene relaciones con un joven político radical de izquierdas, Miguel, que no se atreve a reconocer abiertamente su condición y que mantiene a la vez relaciones con una mujer llamada Clara.

Tratando de indagar en su pasado, José regresa a su Granada natal y va a visitar la casa de los Buendía, donde su padre trabajaba como jardinero y donde conoció a Pedro, hijo de los dueños de la villa cuando él era adolescente y Pedro un poco más mayor.

Con él conoció el amor fugazmente durante el verano de 1936, hasta que el estallido de la guerra puso fin a su amor cuando un grupo de fascistas entró en la villa y acabó con la vida del padre de José.

Este no consiguió por ello conocer a Federico García Lorca, que entonces se encontraba también en la finca y al que solo pudo ver asomado a una ventana, aunque cada noche oye poesías de él, grabadas por él mismo en cintas.

En Granada ve a Soledad, la hermana de Pedro, con la que cuando vivía allí apenas tenía contacto y la cual le enseña la casa donde vivía aquel recordado e idolatrado amor.

Pero en un segundo viaje a Granada acude a una fiesta dada por Soledad y allí conoce a otro hombre que le cuenta que también él fue amante de Pedro, el cual realmente lo que deseaba era acostarse con Federico y vivía frustrado por no ser capaz de hacer nada para conseguir llegar a estar con su amor real.

Y bajo la misma higuera donde se veía con Pedro, tendrá un encuentro con ese hombre, que al día siguiente le lleva un ramo de flores al tren.

Entretanto Clara, la pareja de Miguel habla también con José. Ella admite la relación entre ambos aunque en ocasiones le cuesta aceptar que él desaparezca

Mantiene también una estrecha amistad con su vecina de abajo, la cual le llega incluso a sugerir que se casen para pasar juntos sus últimos años.

De vuelta a Madrid desde Granada José comienza a deshacerse de todos los recuerdos y fetiches del pasado, y especialmente los relacionados con Pedro, tras haber comprobado que él no supuso para Pedro, lo mismo que Pedro para él.

Y cuando llega a su casa Miguel le está esperando sentado en su puerta.

Calificación: 3