Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Ava
Ava

Ava (2019) * USA

Duración: 96 min.

Música: Bear McCreary

Fotografía: Stephen Goldblatt

Guion: Matthew Newton

Dirección: Tate Taylor

Intérpretes: Jessica Chastain (Ava Faulkner), John Malkovich (Duke), Common (Michael), Colin Farrell (Simon), Geena Davis (Bobbi Faulkner), Jess Weixler (Judy Faulkner), Diana Silvers (Camille), Joan Chen (Toni).

Ava recoge a Peter Hamilton, asesor financiero del Fondo Monetario Internacional en el aeropuerto en París, para llevarlo al palacio de congresos.

El hombre parece atraído por Ava e intenta entablar conversación con ella quejándose de un tipo de su trabajo y pareciendo dispuesto a compartir confidencias, diciéndole que, como no se conocen pueden ser auténticos y sin máscaras.

Ella no rehúye el compromiso y le dice que le gustaría parar y tomar una copa con él, parando poco después en un descampado, invitándola él a beber con él.

Ella va a la parte de atrás con él, pero dice que no puede beber, pero que ha ido atrás para ver cómo es desde ese ángulo, pues las fotos no le hacen justicia.

Ignora que a algunos metros de allí escucha su conversación una mujer que les seguía en una moto.

Ava le pregunta al hombre qué ha hecho y por qué hay alguien que no lo quiere con vida, viendo el hombre que le está apuntando con un arma y le dice que ella trata de dar siempre una buena muerte a sus sujetos, aunque no sabe cómo puede dársela si no sabe lo que ha hecho.

El hombre cree que es una broma de su amigo Ronny y trata de llamarlo, comprendido que no lo es cuando recibe un disparo en la mano que le obliga a soltar el teléfono.

Peter le cuenta entonces que es un donnadie que mueve dinero para las empresas y le ofrece dinero para que no lo mate, aunque ella acaba disparándole al ver que va a intentar desarmarla.

Su perseguidora, tras escuchar el disparo da media vuelta.

Ella, por su parte, llama para informar que cerró el asunto, quitándose luego la peluca y la ropa que llevaba.

Coge luego el avión y antes de llegar a Boston transfiere el dinero de su trabajo.

En su ficha figura como Ava Faulkner,

Hirió a dos personas en accidente. Conducía tras haber bebido y poseía drogas.

Se alistó por ello en el ejército donde se licenció con honores tras participar en varias misiones, aunque bebe demasiado, se droga y es conflictiva, figurando finalmente una denuncia por desaparición.

Ahora es una agente activa que ha participado en numerosas misiones.

Boston

Se instala en un hotel donde ve las noticias del asesinado, Asesor del FMI, que apareció calcinado y del que dicen fue acusado recientemente de blanqueo de capitales y de fraude electoral

Otro agente recibe una llamada en que le piden que no pierda a Ava de vista.

Ava recibe un paquete con una pistola, dinero y un pasaporte.

Acude tras ello a un pub donde recoge a la cantante, Judy, que revela que es su hermana, la cual le cuenta por el camino que el funeral salió muy bien, aunque tuvo que apañárselas sola.

Le ofrece un cigarro que Judy rechaza, pues, le dice, a Michael no le gusta, comprendiendo que siguen juntos, recordándole que ella se largó y no apareció en 8 años, aunque Ava se excusa diciéndole que la llamaba, recordando Judy que una vez cada 6 meses, asegurándole que le gustaba más cuando bebía.

El tipo que la seguía vigila todos sus movimientos.

Le confiesa entonces que su madre está en el hospital tras sufrir un infarto, dándose cuenta de que no leyó el mensaje donde se lo contaba.

Va en efecto a ver a su madre, a la que le lleva flores, y le cuenta que tuvo una angina.

Su madre le pide que se corte el pelo con estilo ahora que no está en el ejército, recordando que fue peluquera y que le sigue cortando el pelo a Judy.

Le pide luego que cuando vea a Michael recuerde que no todo gira en torno a ella.

La llaman para su siguiente trabajo. Debe coquetear con un general, al que debe hacer creer que es amigo de la infancia de un amigo del propio general y, supuestamente, de su padre. El general mueve armas a nivel internacional y en ese caso esperan que parezca que falleció por causas naturales.

Viaja a Riad, y gracias a que se hace pasar por enviado de Sullivan es muy bien recibida, no pudiendo creerse el general su suerte cuando ella le advierte que es un poco puta.

Tumbado en la mesa del despacho desnudo recibe un pinchazo entre los dedos del pie.

Ella le explica que tardará 15 minutos, pero que es indoloro y todos creerán que falleció de un infarto por estrés.

Pero lo que parecía iba a ser fácil se complica cuando aparecen de pronto dos soldados y la atacan, comprendiendo que le han preparado una trampa, preguntándose si falló al decir el nombre, aunque acaba fácilmente con los dos hombres.

Aparecen varios guardias más, de los que también consigue deshacerse pese a su habilidad, habiendo de hecho uno que la golpea duro.

Luego se hace pasar por una mujer desvalida y debe pedir ayuda a un soldado al que le quita una bomba de humo que lanza para poder huir y salir del hotel.

Debe enfrentarse a muchos soldados más, pese a lo cual consigue esquivarlos y huir, aunque a costa de generar numerosas bajas.

En Barneville, en la costa de Normandía se reúne con Duke, su superior.

Él le dice que fue culpa suya, pues confundió Sullivan y O'Sullivan y le asegura que en la dirección saben que no fue culpa suya y harán que lo reivindique un grupo terrorista a cambio de lanzamisiles.

Le pregunta por qué tuvieron que matar al general, lo que altera a Duke, que le pregunta si ha vuelto a hacer preguntas, tras lo que le pregunta si ha vuelto a beber, recordándole lo que le ocurrió la última vez y el tiempo que le costó superarlo y que ella está para hacer su trabajo sin preguntar por qué, diciéndole que debe desaparecer por un tiempo, diciéndole que lo aprovechará para ir a Boston para cerrar algunos asuntos.

Allí sigue el hombre al que le encargaron de su vigilancia.

En su siguiente visita al hospital ve a Michael de nuevo.

Su madre los anima a salir los tres a cenar para que ella pueda saber que se llevan bien por si le ocurre algo a ella.

Acude a una reunión en Alcohólicos Anónimos donde cuenta que pilló a su padre con una amante y le amenazó con contárselo a su madre si no lo hacía él.

Pero en vez de confesar, dijo que la había pillado robándole dinero y que intentó chantajearlo a cambio de 1.000 dólares, y como era alcohólica, su madre lo creyó a él y recuerda cómo se divertía cuando su madre la regañaba y pensó en matarlo.

Se alistó por ello en el ejército y volvió cuando supo que había muerto.

Dawsen's Landing. Columbia Británica

Duke acude al chalet de Simon, donde habla de Ava.

Le dice que fue solo un bache y no hay forma de que les salpique, pues Ava no hablará, pues es la mejor en lo suyo.

Simon le recuerda lo ocurrido dos años antes y le dice que sigue con dudas razonables, pues está hablando con los "objetivos" otra vez.Duke insiste en que lo de Arabia no fue culpa de ella y que es la más dotada que tienen, aunque acepta que la dejen descansar un tiempo.

Cuando se va, Simon le recuerda a su hija mayor, que es la que la siguió - mientras espera para el bautizo del más pequeño - que Ava es muy buena, pero un peligro para la organización, aunque, como es la favorita de Duke intentó que la matasen en Riad para que él no sospechase.

Pero quiere acabar con ella, por lo que pide a su hija que llame a Alain y le pida que acabe con ella como él prefiera.

Esa noche, cuando sale a correr la sigue Alain con una navaja, aunque ella, siempre en alerta consigue sorprenderlo, sacando tras ello una pistola, aunque ella logra desarmarlo, entablándose una pelea entre ellos.

Mientras él está en el suelo ella sale corriendo, aprovechando él para recuperar su pistola, aunque entonces es él el sorprendido, pues ella se había ocultado bajo el agua en una fuente y acaba con él.

Tras ello va a ver a Duke, que le dice que la compañía no tiene nada que ver, pues Simon le aseguró que no lo haría y antes tendrían que matarlo a él, que piensa que se trataba solo de un yonqui, entregándole de todos modos la pistola de Alain para que la analice, asegurándole que si quisieran deshacerse de ella lo habrían hecho.

Va a cenar con su hermana y con Michael, contándoles que es una azafata de lujo de congresos y que estar allí le trae demasiados recuerdos, pensando Judy que se refiere a su historia con Michael, por lo que se enfada y se marcha.

Michael recuerda que su hermana fue feliz hasta que tuvo que ocuparse de la muerte de su padre y fue muy fuerte.

Ella se disculpa por haberse marchado sin despedirse.

La despierta su hermana llamando a su puerta, preocupada porque Michael no regresó a casa y diciéndole que ya pasó otras veces, contándole que no ha dejado de jugar.

Ava acude al garito de juegos, con la entrada camuflada tras unos retretes.

La encargada del lugar, Toni, la llama desagradecida, pues recuerda que la salvó tras encontrarla con una jeringuilla entre los dedos y a cambio se llevó a su amuleto de la suerte, Michael, negándose a que se lo lleve, apareciendo varios guardianes, con los que ella acaba sin problemas, tras lo que coge a la propia Toni, a la que amenaza con un cuchillo.

Le dice que le dejará irse, pero que hay más días, preguntándole cuánto le debe, diciéndole que no le importa el dinero, aunque indica que le debe 75.000 dólares, pidiéndole ella 36 horas para entregárselo.

Michael se pregunta si es Wonder Woman, diciendo ella que estudió artes marciales, aunque no la cree.

Él dice que solo trata de saldar sus deudas, recordándole ella que con Toni no se juega.

Michael recuerda que le pidió que se casaran y le dijo que sí, y tras ello desapareció 8 años, diciéndole ella que se equivocó con su familia y tuvo que desaparecer.

Le pregunta si necesita dinero, diciendo él que no de ella, que le pregunta qué hará, mostrándole él una pistola, pues dice que le debe 80.000 dólares y Toni irá a buscarlos y debe pensar en Judy a la que le pidió que se casara con él y le dijo que sí.

La noticia afecta profundamente a Ava, que pide un whisky en el bar del hotel, aunque no llega a tomárselo.

Por su parte Duke regresa a casa de Simon, convencido de que, tal como sospechaba ella, tendió una trampa a Ava en Arabia Saudí, reconociendo Simon que la subestimó.

Duke le pregunta si sabe algo del agente que envió a "cerrarla" a Boston, otro error.

Simon le pide a su hija que active el protocolo de limpieza de Alain.

Simon le dice a Duke que no quería ponerle en la posición de pedirle permiso y tiene que tomar decisiones difíciles, pues es ahora el superior y quería evitarle el sufrimiento.

Duke le pide que anule la orden de ejecución, diciéndole Simon que no puede, diciéndole Duke, sacando su arma que sí puede, aunque entonces es sorprendido por Camille, la hija de Simon, aunque la aparición de otra hija de Simon, que corre a los brazos de Duke interrumpe la ejecución.

Pero cuando se marcha, Camille vuelve a apuntarle, aunque él la golpea y la desarma, peleando luego duramente con Simon.

Se hace con un arma y consigue acabar con los guardaespaldas, pero vuelve a parecer Camille y lo desarma, disponiéndose a acabar con él, aunque Simon le pide que les deje solos, pues no es su pelea.

Siguen con la pelea, Simon con una navaja y Duke con una piedra, consiguiendo, pese a la habilidad de Duke acabar con él hiriéndolo con la navaja.

Entretanto, Ava va a casa de su madre, ya de alta y a la que invita a jugar a las cartas.

Ava le dice que tiene algo que contarle, diciéndole su madre que tenga cuidado con lo que le cuenta, pues no podrá luego dar marcha atrás y no podrá olvidarlo.

Su madre dice que le encantaría creer que trabaja en Naciones Unidas, diciéndole ella que lo siente.

Su madre le dice entonces que sabía cómo era su padre cuando se casaron y prefirió ignorar la parte de él que no le gustaba y le dice que sabe que mintió sobre su ella y que cualquier madre decente lo habría abandonado, pero tenía miedo de quedarse sola y le escogió a él antes que a ella y temía por eso sus llamadas.

Le dice por ello que no le importa lo que le oculta, porque ha visto que le ha dado fuerzas y sabe que nunca le haría a su hija lo que ella hizo, pues nota que nunca está asustada y eso la llena de orgullo.

Simon tiene a Duke al borde del embarcadero atado con una cadena y le cuenta que irá a Boston para encargarse de Ava, aunque Duke le dice que siente no estar allí para ver cómo ella le arrancará el corazón.

Simon comienza a grabar a Duke y empuja al agua las pesas que arrastran la cadena y con ella a Duke.

Llama luego a Ava, que le dice que nunca oyó hablar de él, explicándole que fue el primer protegido de Duke al que le dice, ha matado por su culpa, diciéndole Ava que si es cierto, ella lo va a matar a él.

Para que lo constate le envía la grabación de la muerte de Duke.

Acude a casa de su hermana sabiendo que está en un concierto y se lanza a besar a Michael y le pide que se vaya con ella a algún lugar donde no puedan encontrarlos.

Pero él le cuenta entonces que Judy está embarazada y acaban de enterarse, aunque no lo buscaban.

Acude de nuevo al local de Toni, debiendo deshacerse del vigilante y de varios de los guardianes, espantando a la gente que está en ese momento en la sala de baile.

Toni, que era espectadora de un trío que actuaba frente a ella se ve sorprendida, viendo cómo Ava le lanza la bolsa con el dinero.

Toni se lanza contra ella y la golpea, sin que Ava haga nada para defenderse, contándole Ava desde el suelo que le pidió al novio de su hermana que la abandonara y se fueran juntos.

Le cuenta tras ello que le han pagado para matar a 41 personas, pese a lo cual, y hasta que no le hizo a su hermana lo de Michael no supo de lo que era capaz.

Tras ello deja su actitud pasiva y sujeta a Toni diciéndole que le cuenta eso porque sabe que no desvelará su secreto, tras lo que le deja la bolsa con el dinero y le dice que están en paz, y le pide que no vuelva a molestar a su familia y que han acabado.

De regreso al hotel abre el minibar y abre una botella, y esta vez se la bebe.

Coge luego el resto de las bebidas y las va consumiendo una tras otra, mientras escucha música, apuntando luego su arma a su cabeza, aunque justo entonces escucha cómo alguien se cuela en su habitación.

Finge que está en el baño y sorprende a Simon, entablándose un tiroteo entre ellos.

Él observa que se bebió todo lo del minibar y le pregunta qué habría dicho Duke.

Se entabla una durísima pelea entre ambos, y, aunque por momentos parece decantarse a favor de él, pero acaba reaccionando y lo golpea, lanzándose sobre él.

Ella le dice que sabe que no le gusta que hable con sus objetivos, diciendo él que ya ve por qué le gustaba a Duke, pues es valiente, y cuando suena la alarma del hotel decide marcharse, aunque le asegura que si vuelve a verla la matará.

Ella recoge el dinero y el pasaporte que escondía tras el minibar y se marcha, mientras todos se dirigen a su habitación, escuchándose las sirenas policiales.

Magullado, Simon se aleja, aunque ella no está dispuesta a dejarlo marchar y lo persigue, llamando él para que pongan a la escolta de su familia en alerta.

Ella le persigue sin apresurarse, pues él, muy magullado apenas puede correr.

Lo ve saltar desde un puente y ella sigue adelante y le dispara a una pierna para detenerlo y se sienta frente a él.

Él le habla de su familia, diciendo ella que ellos no le interesan.

Él le dice que entendería si quisiera hacerlo lentamente y se tomará su tiempo, diciéndole ella que le disparará a la de cinco, aunque le dispara en el uno.

Va luego a casa de su hermana, que se asusta al verla tan magullada.

Ava le dice que quiere hablar con ella a solas.

Le dice que vaya a por su madre y salgan del país esa misma noche y durante un par de meses, aunque no deben ir a Europa.

Le da un número de cuenta en la que le dice que tiene 500.000 dólares, entregándole 20.000 en mano para el viaje y le pide que cuide a su familia como ella no ha sabido hacerlo y le pide que cuide de su bebé y le dice que ella no pudo hacer a Michael tan feliz como lo hace ella.

Su hermana le pregunta quién es, diciendo ella que alguien que su hijo no debe conocer.

Michael le entrega una carta que llegó para ello, comprobando que se la envió Duke y en la que le cuenta que si está leyendo eso, ya conoce su final y recuerda la frase que siempre les enseñaba de que "no consideres feliz a un hombre hasta conocer su final", pues solo entonces puedes saber lo que en realidad le importaba y de lo que se preocupaba y lo que sacrificaría por ello y por lo que moriría. A quién amaba y quién le amaba. Que ya conoce su final, y que nunca ha sido más feliz.

Mientras camina, la va siguiendo Camille.

Calificación: 2
Te cuento la película