Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Avaricia

Greed (1924) * USA

Duración: 239 min.

Música: Robert Israel (1999)

Fotografía: William H. Daniel y Ben Reynolds

Guión:

Erich von Stroheim, June Mathis (N.: Frank Norris)

Dirección: Erich von Stroheim

Intérpretes: Gibson Gowland (McTeague), Zasu Pitts (Trina Sieppe), Jean Hersholt (Marcus Schouler), Frank Hayes (Charles Grannis), Fanny Midgeley (Miss Baker), Dale Fuller (Maria Macapa), Cesare Gravina (Zerkow), Chester Conklin (Hans Sieppe), Sylvia Ashton (Mrs. Sieppe), Austin Jewel (August), Tempe Pigott (Madre de McTeague), Joan Standing (Selina).

1908. El joven John McTeague trabajaba como minero en la mina de oro Big Dipper, en Placer County, California.

Cuando un dentista ambulante, el Dr. Potter llega a la región, la madre de McTeague consigue que se lleve a su hijo como aprendiz y lo saque de la dura vida de la mina para evitar que acabe como su padre que se gastaba el dinero en bebida y prostitutas, muriendo de hecho entre ellas.

Gracias a lo que aprendió McTeague y a los 250 dólares que su madre le dejó en herencia tras morir, pudo independizarse y abrir su propia consulta en el barrio residencial de Polk Street, San Francisco.

Allí trabas amistad con Marcus Schouler, que trabajaba como ayudante en la clínica canina del señor Grannis, el cual se convierte casi en un hermano.

María Macapa, una muchacha mexicana, era la encargada de limpiar las habitaciones de los huéspedes, entre ellos la de McTeague, la del señor Grannis, y la de la vecina de esta, la Srita. Baker, una modista jubilada que escuchaba a través de las finas paredes de su apartamento al señor Grannis, que hacía lo mismo con ella.

En el barrio tiene además su almacén, Zerkow, el chatarrero, al que María le vendía la basura que recogía de los inquilinos, entre ella algún empaste de oro de McTeague.

Un día Marcus lleva a su consulta a su prima Trina, y McTeague, siente por vez primera la necesidad de satisfacer a una mujer, debiendo verla en su consulta cada dos días durante varias semanas no pudiendo reprimirse cuando la ve dormida por efecto del éter y la besa.

Acabado su trabajo no vuelve a verla, mostrándose taciturno ante lo que Marcus le pregunta qué le ocurre, confesándole su amor por su Trina, ante lo que Marcus, también enamorado de ella reacciona renunciando a su amor en favor de su amigo.

Le presentará además al resto de la familia de Trina, los Sieppe, incorporándose a sus excursiones dominicales, hasta proponerle matrimonio.

Un día, cuando regresan de un espectáculo al que McTeague invitó a Trina junto con su madre y su hermano pequeño reciben la noticia de que resultó premiado el décimo de lotería Trina compró el día en que conoció a Mcteague, tocándole 5.000 dólares.

Lo celebran con los vecinos, aprovechando la ocasión Grannis y la Srta. Baker para estar juntos y hablar.

Trina decide invertir sus 5.000 dólares en el negocio de su tío, a cambio de un interés del 6 por ciento, pagándole 25 dólares al mes.

El premio hace que Marcus se arrepienta de haberle cedido Trina a McTeague y comienza a reclamarle todo el dinero que según él le debe su amigo y le acusa de quitarle su novia y su dinero, por lo que acaban peleándose.

Finalmente McTeague y Trina se casan y lo celebran por todo lo alto. Aunque de inmediato el dinero pasa a convertirse en una obsesión para Trina, que se niega a gastar nada de lo que le tocó, pese a lo cual McTeague no se siente preocupado ya que le va bien el negocio.

También Zerkow le propone a María que se case con él, lo que ella acepta, teniendo más adelante un niño tan débil que fallece a los 15 días.

Pero Zerkow, que se casó con ella obsesionado con acceder a la cubertería y la vajilla de oro de la familia de María la presiona para que le confiese dónde está, acabando finalmente con su vida, apareciendo él mismo muerto flotando en la bahía con un saco entre sus manos lleno de platos oxidados de hojalata y cubiertos de hierro.

Marcus acude a verlos pese a sus desavenencias para despedirse pues se va a trabajar a un rancho cuidando ganado con un inglés afirmando que no regresará.

Y a los pocos días McTeague recibe una carta de la Junta de Inspección de Odontología en la que señalan que debe cerrar su consulta por ejercer su trabajo sin licencia ni título, por lo que dejarán de acudir los clientes, debiendo vender sus bienes, comprendiendo que quien lo denunció fue Marcus.

Sin trabajo, McTeague se ve obligado a buscar trabajos temporales mal pagados, aunque Trina se niega a tocar el dinero de la lotería o incluso los 450 dólares que ha conseguido ahorrar, instándole a buscar trabajo, no dándole dinero ni siquiera para el transporte pese a la lluvia.

Cuando regresa empapado se encuentra con unos amigos que le invitan a beber, acabando borracho, por lo que se enfrenta a Trina, a la que, más que la borrachera y la violencia de su marido le preocupa cómo consiguió dinero para beber.

Amargado, McTeague comienza a beber y ya no busca trabajo

Entretanto, en la habitación de al lado, la señorita Baker visita al señor Grannis para ofrecerle una taza de té, y este, que pasaba su tiempo libre encuadernando libros le dice que vendió ya la máquina por 5.000 dólares.

La pareja se casa uniendo sus habitaciones con una puerta, siendo felices pese a sus triviales y anodinas vidas.

Ella decide alquilar el cuchitril donde vivía Zerkow y donde mató a María porque es más barato

Un día él sale a pescar y no regresa, por lo que ella sale a buscarle, encontrándose al llegar a su cuarto con que él logró encontrar sus 450 dólares y se los llevó.

Ella enferma y deben amputarle varios dedos, pese a lo cual trabaja como limpiadora de una guardería, y aunque recupera sus 5.000 dólares seguirá sin tocarlos.

Entretanto McTeague regresa a casa tras haber dilapidado el dinero, hambriento y sin tener donde dormir, aunque ella afirma preferir verlo muerto de hambre antes de que toque su dinero.

Vagabundeando por la calle y tras salvar la vida a un vendedor de pianos, este le concede trabajo en su tienda, pudiendo utilizar su gran fuerza en algo útil.

Pero un día, y entre los instrumentos encuentra su viejo acordeón y se siente indignado por el hecho de que Trina lo vendiera, por lo que va a verla a la guardería y acaba con ella, llevándose su dinero.

Tras ello regresa a Placer County, y como en su juventud, vuelve a trabajar en la mina, aunque su sexto sentido le hace presentir el peligro y se marcha justo antes de que la policía vaya a buscarlo.

En Keeler conoce a Cribbens, otro minero interesado en hacer prospecciones, al que se unirá, yendo juntos hasta el Valle de la Muerte esperando encontrar pizarra, aunque lo que encuentran es cuarzo, lo que les convertirá en millonarios.

La noticia de la muerte de Trina le llega a Marcus, que, pensando que el dinero de Trina le pertenece, se une a la policía.

Pero de nuevo McTeague presiente el peligro y huye internándose en el desierto, ante lo que el alguacil decide no seguir adelante, pues si lo hace morirán, aunque Marcus, obsesionado con su dinero continúa para dar caza a su antiguo amigo.

Marcus se queda sin caballo, pese a lo cual sigue tras las huellas de McTeague al que da alcance y detiene, aunque entonces el caballo de McTeague, donde están el agua y el dinero se escapa, por lo que Marcus le dispara, acabando con el caballo, pero también con la cantimplora.

Tras ello los dos hombres se pelean, consiguiendo McTeague, más fuerte, acabar con Marcus, aunque entonces se da cuenta de que está esposado a él, por lo que está condenado a morir junto a su enemigo y sin poder llegar al dinero origen de sus males.

Calificación: 4