Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

¡Ave, César!
¡Ave, César!

Hail, Caesar! (2016) * USA / Gran Bretaña / Japón

          También conocida como:
                    - "¡Salve, César" (Hispanoamérica)

Duración: 106 min.

Música: Carter Burwell

Fotografía: Roger Deakins

Guión y Dirección: Joel Coen y Ethan Coen

Intérpretes: Josh Brolin (Eddie Mannix), George Clooney (Baird Whitlock), Alden Ehrenreich (Hobie Doyle), Ralph Fiennes (Laurence Laurentz), Jonah Hill (Joseph Silverman), Scarlett Johansson (DeeAnna Moran), Frances McDormand (C.C. Calhoun), Tilda Swinton (Thora y Thessaly Thacker), Channing Tatum (Burt Gurney), Alison Pill (Connie Mannix), Verónica Osorio (Carlotta Valdez), Heather Goldenhersh (Natalie), Max Baker (John Howard Hermann), Christopher Lambert (Arne Slessum).

Eddie Mannix, jefe de producción de Capitol Pictures va a confesarse a las 4 de la mañana, 24 horas después de su última confesión sintiéndose mal porque ha mentido a su esposa a la que le dijo que había dejado de fumar, habiendo fumado dos cigarrillos.

Una hora más tarde a las 5 de la mañana empieza para Mannix una nueva jornada de trabajo, acudiendo esa noche hasta un chalet donde irrumpe, comprobando que en el mismo hay un fotógrafo haciéndole fotografías subidas de tono a una muchacha, señalando que su estudio tiene en exclusiva los derechos de imagen de esta, Gloria DeLamour, y aunque el fotógrafo afirma que son fotos de uso personal, cuando escucha las sirenas de la policía sale corriendo.

Gloria, por su parte se queja de que no le dejen divertirse, abofeteándola Eddie, que le indica que debe decir que estaba en una fiesta en que bebió demasiado, no sabiendo quién la llevó hasta allí, debiendo decir a los policías que se llama Mary Joe.

Cuando llegan los policías Eddie les da su versión asegurando que no pasa nada aunque su estudio quiere contribuir para el fondo de pensiones de la policía y les entrega unos billetes, haciendo los policías la vista gorda.

A continuación acude al visionado de una de las partes de Hail, Caesar!, una macro producción que relata la vida de Cristo durante la dominación romana en los tiempos de Tiberio protagonizada por la mayor estrella del estudio, Baird Whitlock, en el papel del centurión romano Autóloco, que regresa a Roma con sus legiones tras 300 días de una exitosa campaña, afirmando que esa noche se bañará en Caracalla, mientras en su próximo destino, en Palestina, un humilde mercader, Saulo se ve sorprendido durante su regreso a casa por una imponente luz.

Cuando sale de ver la copia, Natalie, su secretaria que le confirma que ya enviaron a Gloria a una clínica de desintoxicación y que tiene programada una reunión con un obispo y con un patriarca, pidiéndole él que añada un rabino y un pastor.

Pregunta por otras producciones, como una cuya segunda unidad lleva paralizada 4 días por lluvias en Nuevo México, o por "La hija de Jonás", cuyo rodaje lleva mucho retraso por culpa de la actriz, DeeAnna, con la que dice hablará.

Llama tras ello a Nueva York para hablar con Schenk, el dueño de los estudios, preocupado porque empiezan a rodar "Alegremente bailamos" (Merrilly we dance), y carecen aún de protagonista masculino, proponiéndole Schenk a Hobie Doyle que es conocido por sus papeles en westerns, frente a lo que Mannix manifiesta que apenas sabe hablar y no tiene porte para llevar smoking pese a su agilidad cabalgando y con el lazo o cantando.

En uno de los platós se rueda la escena de la llegada de Autóloco a Roma, donde le espera un espléndido festín, bebiendo vino de una copa en la que poco antes unos secundarios vertieron el contenido de un sobre.

Cuando poco después se dirige, tambaleándose a su camerino, hasta caer, siendo recogido por el extra que le echó los polvos en la copa y otro compañero.

Ignorante de lo ocurrido, Mannix se reúne con los representantes religiosos que acaban enredándose en una discusión sobre la verdadera naturaleza de Cristo para concluir que el guion no es ofensivo para nadie.

Al salir le informa Natalie de la desaparición de Whitlock, aunque como solo ha pasado una hora no se preocupa demasiado.

Hobie Doyle termina el rodaje de una complicada escena en que demuestra su gran habilidad sobre el caballo cuando recibe el aviso de que debe acudir a producción, pues desean que cambie de imagen, y para ello esa misma noche acudirá con Carlotta Valdez al estreno de su anterior película pese a que no la conoce.

En el rodaje de "La hija de Jonás", una sirena surge entre un grupo de bailarinas, una bellísima coreografía en la que la sirena sonríe feliz, justo hasta que se acaba el rodaje de la escena y la actriz que la protagoniza, DeeAnna Moran, lanza su corona enfadada y harta, viendo que el traje de sirena le está cada vez más justo.

Entonces se dirige Mannix a ella recordándole en la conveniencia de que se decida a casarse, aunque ella le dice que prefiere estar sola, pues sus anteriores maridos le costaron costosos divorcios al estudio, ya que uno de ellos era un mafioso y el otro el líder de una banda condenado por tráfico de droga, pese a lo cual Mannix le insiste en que piense en alguien, incluso en Arne, que según ella es el padre.

Hobie, ya con su smoking acude a la primera sesión de "Alegremente bailamos", lo que es un desastre, ya que no sabe hablar ni moverse, pese a lo cual su director, Laurence Laurentz trata de tomárselo con tranquilidad y darle instrucciones más precisas, pese a lo cual es incapaz de repetir una simple frase.

Mientras Whitlock es cargado en una furgoneta inconsciente, el director de su película se muestra muy preocupado, pues les falta por filmar la última escena, un monólogo de gran importancia en la que Whitlock no puede ser sustituido por un doble.

Laurentz se queja ante Mannix de que Doyle es un desastre, aunque Mannix le pide que tenga paciencia y que tratará de hablar con el actor.

Pero antes va a un restaurante donde le espera Cuddahy, un directivo de la compañía aérea Lockheed que le hace una importante oferta de trabajo, pues le aseguran quieren tenerle con ellos, diciéndoles que su negocio es algo serio y no tendrá que seguir haciendo de niñera, mientras que el futuro del cine es incierto, mostrándole lo sólido de su negocio con una fotografía de una isla donde hicieron estallar una bomba de Hidrógeno y donde participó su empresa.

Cuando Whitlock se despierta, aun vestido de romano, se da cuenta de que está en un trastero tumbado sobre una hamaca, si bien observa que no está encerrado, pues puede abrir sin problemas la puerta, tras la cual se encuentra con una mujer de la limpieza pasando una aspiradora y que le indica que todos los demás de Hollywood se encuentran en otra de las salas hacia la que ella se dirige.

Allí encuentra reunidos a un grupo de personas que le invitan a que se una a ellos, que afirman forman parte de un grupo de estudio, pasándole incluso unos canapés, tras lo que tratan de explicarle cómo funciona el mundo, en un rápido curso de dialéctica en que le dicen que su estudio es un instrumento del capitalismo, pero que podría usarse para ayudar al tipo corriente.

Él parece muy interesado, pero pide que le dejen marcharse al estudio y continuar la reunión en otro momento, enterándose en ese momento de que está secuestrado y en manos de una célula comunista.

Cuando Mannix llega al estudio donde ruedan la última escena de la película con un doble de Baird de espaldas, el director le entrega un escrito que le hicieron llegar en el que le dicen que han secuestrado a Whitlock, exigiéndole 100.000 dólares, papel firmado por quienes se definen como "El Futuro".

Sin dudarlo, Mannix pide a contabilidad los 100.000 dólares para gastos menores.

Thora Thacker le sorprende pese a que salió por la puerta trasera para tratar de esquivarla, asegurándole que va a publicar una historia sobre Whitlock del rodaje de "Con alas como las águilas", algo que Mannix asegura es falso, pidiéndole que le dé un día más, contándole entretanto la jugosa historia del romance entre Doyle y Carlotta.

Aparece tras ello Thessaly Thacker, hermana gemela de Thora, que dice va a comunicarle que va a publicar la noticia de la desaparición de Whitlock, diciéndole Mannix que se ha ausentado por un esguince de tobillo, siendo avisado mientras habla con ella por Natalie de que tienen una llamada del "Futuro", aunque cuando llega a su despacho ve que ya colgaron.

En este le está esperando Hobie, que ve cómo Mannix trata de cerrar el maletín del dinero con gran dificultad, explicándole entretanto que le cuesta mucho hablar, pues no suele hacerlo en sus películas.

Mannix le explica a Hobie el secuestro de Baird y le cuenta que en el maletín lleva el dinero para su rescate, sugiriéndole Hobie que investigue a los extras, pues él conoce a todos los que trabajan en las películas, pero no sabe qué están pensando los extras.

Recibe de nuevo una llamada en la que le piden que deje el maletín en uno de los platós tras un cuadro eléctrico.

Mannix acude al plató donde se rueda una escena en la que Burt Gurney vestido de marinero y junto con otro grupo de marineros hacen, en un bar un número musical lamentando no poder ver mujeres hasta ocho meses más tarde.

Terminada la escena, su director, Arne Seslum, es abordado por Mannix que le dice que sabe que ha frecuentado a DeeAnna, algo que aquel no niega, aunque asegura no era una relación seria, pidiéndole que procure que no se entere su esposa que está en Suiza cuidando de sus dos hijos y de un tercero en camino, prometiéndole a cambio que no volverá con DeeAnna, lo que desconcierta a Mannix que ignoraba que fuera casado.

En Malibú, lugar donde está secuestrado Baird, este se entera de que han pedido un rescate, contándole sus secuestradores que son un grupo de guionistas que han sido explotados por el estudio y que no han visto ningún beneficio de los éxitos de sus guiones, y el dinero pedido lo llaman compensación, no rescate.

Le explica que durante años introdujeron pequeños giros en los guiones para meter ideas comunistas, hasta que llegó el doctor Marcuse y les convenció de que deberían empezar con la acción directa.

Whitlock les pregunta si él participará obteniendo una parte del rescate, algo que niegan, ante lo que les dice que su plan solo funcionará si él no da sus nombres, señalándole ellos que si lo hace ellos contarán lo de "Con alas como las águilas".

En los estudios Mannix habla con el asesor legal para preguntarle si habría algún modo legal de que DeeAnna pudiera adoptar a su propio hijo sin necesidad de estar casada, diciéndole este que podrían hacerlo a través de Joe Silverman.

Pese al pago Mannix investiga a los extras y pide que interroguen a uno de ellos que vieron cerca del camerino de Baird prometiéndole que no habrá represalias si les cuenta a dónde se lo llevaron.

Le pide a Natalie también que le dé los nombres de las personas que permanezcan aun en el estudio de cuando se rodó "Con alas como las águilas".

Acude tras ello a la sala de montaje para ver lo grabado de "Alegremente bailamos", estando a punto de morir la montadora al engancharse su pañuelo en la moviola.

Vuelve a ver a Cuddahy que le dice que si firma, su contrato durará 10 años y tendría la opción de comprar acciones, pudiendo jubilarse ya allí.

Doyle juega con su lazo mientras espera a Carlotta con la que irá al estreno.

Tras el largo día, Mannix regresa a su casa donde sus dos hijos ya duermen, contándole a su esposa la nueva oferta mejorada de Lockheed, antes de salir de nuevo.

En Malibú los comunistas descansan y Whitlock, convertido en uno de los suyos, está deseoso de contribuir a su causa.

Entretanto Hobie acude con Carlotta al estreno de su última película.

Mannix acude por su parte con el abogado y con DeeAnna a ver a Joseph Silverman, un hombre que trabaja para ellos habiendo llegado incluso a ir a prisión por algún actor. Joe será el padre de acogida hasta que ella adopte a su propio hijo, asegurando que nadie sabrá nada del asunto, pues es un profesional.

Mientras Mannix vuelve a ver el copión del día anterior de la película ¡Ave César!, Natalie le informa que el extra confesó, aunque ignoraba dónde se lo llevaron, habiéndoles dicho en qué furgoneta lo hicieron.

Tras el estreno Hobie va a cenar con Carlotta, que parece muy divertida con él que juega con los espaguetis como si fueran un lazo, siendo vistos por Thora y por Thessaly, que se sienten burladas, ya que ambas pensaban tener la exclusiva.

Pero de pronto Hobie se fija en una de las personas que estaban en el restaurante, Burt Gurney que lleva el maletín de Mannix, que reconoce porque lleva un cinturón que le prestó él y decide perseguirlo.

Mannix reza el rosario compungido por todos sus pecados y pasea luego por los decorados del estudio donde se representará la pasión de Cristo.

Entretanto Hobie llega persiguiendo a Gurney hasta su chalet en Malibú, donde encuentra a Baird sentado plácidamente solo en el salón, preguntándole a Hobie al verlo si él también es comunista.

Le cuenta tras ello que los demás están en la playa, pidiéndole Hobie que se vaya con él, pues tiene a Mannix muy preocupado.

En efecto el grupo de comunistas encabezados por Gurney avanzan en una barca mar adentro hasta que a las 12 en punto aparece una luz que surge del agua y que pertenece a un submarino que al emerger muestra la estrella roja de la Unión Soviética, provocando un enorme oleaje que está a punto de derribarlos y del que sale un hombre a recibirlos, lanzándose Gurney a las escalerillas del submarino como en uno de sus bailes, señalándoles sus compañeros lo afortunado que es pudiendo marcharse con sus camaradas a la Unión Soviética mientras ellos deben seguir allí simulando ser siervos del capitalismo para servirse de él y obtener dinero para la causa, decidiendo que se lleve él el maletín con el dinero.

Pero entonces el perro de Gurney, Engels, salta a sus brazos, lo que le obliga a soltar el maletín que se hunde en el mar poco antes que lo haga el submarino con Gurney.

Los guionistas regresan a tierra mientras Whitlock es llevado de vuelta por Hobie, topándose con varios coches policiales que se dirigen hacia la casa de Gurney.

Cuando Whitlock regresa a los estudios habla con Mannix y le cuenta que le han explicado cómo funciona el mundo y que el estudio es un instrumento del capitalismo tal como viene reflejado en "El Kapital".

Mientras expresa esas ideas y critica a Schenk, Mannix se dirige a él y le abofetea diciéndole que debe estar agradecido a Schenk, y que lo que debe hacer es seguir siendo una estrella, conminándole a que haga emocionarse al público don la película.

Tras ello Natalie le entrega a Mannix un ramo de flores enviado por DeeAnna, que le dice que no será necesario adoptar ya su bebé, pues salió con Joe Silverman y se fueron a Palm Springs, y acabaron casándose a las tres de la mañana.

Aparece entonces Thora que se queja de que no fuera una exclusiva lo de la noche anterior y diciéndole que va a publicar la historia de "Con alas como las águilas", que espera sea su salto al grupo Hearst, muy interesado en tener una columna sobre Hollywood, aunque Mannix le dice que no debería publicarlo.

Ella insiste en que la publicará, pues sabe que Baird consiguió su primer papel en esa película tras acostarse con Laurentz, el director, asegurándole Mannix que no podrá publicarlo, pues su fuente, Gurney, es un comunista huido a la Unión Soviética y perteneciente a una célula también detenida, y la acusarán de ser un títere comunista.

Se rueda la escena en que Autóloco se arrodilla ante Jesucristo crucificado y recita su monólogo sobre el amor de ese hombre ante Graco, emocionando a todo el equipo cuando habla de una nueva verdad, hasta que se atasca en la última palabra, "fe".

Mannix vuelve a confesarse a las 7 de la madrugada acusándose de haber fumado varios pitillos y de haber pegado a una estrella de cine con rabia.

Le pregunta también a su confesor si es malo hacer algo que te resulta fácil, como un trabajo, respondiéndole su confesor que Dios quiere que haga lo correcto y que la voz interior que se lo indica es la voz de Dios.

Vuelve tras ello a su trabajo por la mañana contento y le dice que llamará a Schenk y luego a Cuddahy, diciéndole que será una llamada corta para darle las gracias, aunque declinando su oferta.

Calificación: 2