Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Babel

Babel (2006) * USA - México - Francia

Duración: 143 min.

Música: Gustavo Santaolaya

Fotografía: Rodrigo Prieto

Guión: Guillermo Arriaga (Idea: Guillermo Arriaga y Alejandro González Iñárritu)

Dirección: Alejandro González Iñárritu

Intérpretes: Brad Pitt (Richard Jones), Cate Blanchett (Susan Jones), Adriana Barraza (Amelia), Gael García Bernal (Santiago), Rinko Kikuchi (Chieko Wataya), Elle Fanning (Debbie), Nathan Gamble (Mike), K?ji Yakusho (Yasujiro Wataya), Boubker Ait El Caid (Yussef), Said Tarchani (Ahmed), Mustapha Rachidi (Abdullah Adboum), Mohamed Akhzam (Anwar), Peter Wight (Tom), Abdelkader Bara (Hassan), Satoshi Nikaido (Detective Kenji Mamiya)

Hassan llega hasta la casa de su vecino Abdullah, pastor de cabras en el desierto de Marruecos para ofrecerle un rifle M70 y una caja de 300 balas, asegurándole que el hombre que se lo entregó le aseguró que los disparos alcanzaban los tres kilómetros, pidiéndole 1.000 dirhams por él, ofreciéndole Abdullah 500 y una cabra, enseñándole Hassan a disparar con él, asegurándole que con él podrá cazar muchos chacales, dejando que los prueben sus hijos Ahmed y Yussef, a los que deja a cargo del rebaño.

Mientras pastorean, Yussef espía a su hermana Zohra mientras se cambia a través de un agujero de la pared, no pareciendo importarle a ella que lo haga.

Comienzan a probar el rifle disparando contra unas piedras, dudando que llegue tan lejos como les dijo Hassan, por lo que se ponen a probar tirando Ahmed contra un coche sin que pase nade, por lo que prueba Yussef contra un autobús, que poco después ven que se para, por lo que, asustados regresan a su casa alegando dolor de tripa.

Amelia, una mexicana que trabaja cuidando a dos niños gemelos en San Diego; Mike y Debbie, recibe una llamada de Richard, padre de estos, que le informa que Susan, su mujer, va a ser operada, pero que no desea que les cuente nada a los niños.

Por la mañana Richard vuelve a llamar a Amelia para decirle que no pudo encontrar a nadie para cuidarlos, por lo que le dice que debe cancelar la boda de su hijo, y que él se hará cargo de todos los gastos.

Amelia trata de encontrar a alguien que los cuide, aunque al no conseguirlo, y estando todo preparado, decide llevarlos con ella a la boda, recogiéndolos su sobrino Santiago.

Richard y Susan realizan un viaje por Marruecos tratando de relajarse y de olvidar la trágica muerte de Sam, su tercer hijo que falleció cuando era bebé por muerte súbita.

En el autobús, intentan un tímido intento de acercamiento, acariciándose las manos tras lo que ella se duerme apoyando su cabeza contra el cristal, cuando de pronto hace un movimiento brusco, descubriendo Richard que alguien le disparó.

En Tokio Yasujiro Wataya acude a ver un partido de voleibol entre dos equipos de muchachas sordomudas, entre las que está su hija Chieko, que, enfadada con el árbitro por una decisión injusta le hace un corte de mangas, siendo expulsada.

Tras el partido su padre la lleva a comer con sus amigas al J-Pop, un local de moda, recriminándole durante el trayecto que nunca lo escuche y que su madre sí lo hacía, diciéndole su padre que no debe estar siempre de tan mal humor, pues él también echa de menos a su madre.

Mientras comen consiguen atraer a unos chicos de su edad, hasta que estos se dan cuenta de que son sordomudas.

Enfadada con la actitud de los muchachos, que las tratan como si fueran monstruos decide quitarse las bragas y abre sus piernas a otro grupo de muchachos.

En Marruecos, Abdullah comenta que ese día llegó tarde a casa porque cerraron la carretera debido a que unos terroristas mataron a una turista americana.

En América, Santiago y Amelia cruzan la frontera con México con los dos niños, que parecen temerosos de lo que les espera allí, siendo enviados tras llegar al pueblo a jugar con otros niños mientras los mayores se preparan.

Allí tienen ocasión de colaborar cogiendo a varias gallinas, viendo poco después, horrorizados, cómo Santiago les arranca la cabeza a los animales.

En Marruecos Richard se desespera al ver la situación, ya que no hay ningún hospital a menos de 4 horas, decidiendo finalmente ir hasta Tazarine, el pueblo de Anwar, el guía, para que la atienda un doctor mientras llega una ambulancia para horror del resto de los turistas que temen que el pueblo sea un nido de terroristas.

Una vez en el pueblo Richard llama a su cuñada Rachel explicándole la situación y pidiéndole que se ponga en contacto con la embajada.

Finalmente llega el doctor, realmente un veterinario, que le cose la herida para que no se desangre y les dice que tiene la clavícula rota.

Chieko acude al dentista, y mientras este le mira la boca ella saca la lengua para besarlo, cogiendo luego su mano que dirige hacia su sexo, ante el desconcierto del doctor que la obliga a marcharse.

Cuando llega a su casa encuentra a dos agentes que desean ver a su padre y que le dicen que volverán para hablar con él.

Haciendo zapping poco después observa sin hacer muchos caso la noticia del ataque a una turista americana en Marruecos, y las fotografías de Abdullah y de Yussef.

Este y su hermano ocultan en las montañas su arma entre las rocas.

Entretanto la policía investiga el atentado, encontrando los casquillos en la montaña, yendo luego a interrogar a Hassan, al que atan y golpean, hasta que confiesa que vendió el arma a Abdullah Adboum.

Los policías se cruzan con los muchachos, que van a vender pieles, y cuando les preguntan por Abdullah, Yussef les envía en sentido contrario al de su casa, tras lo cual corren hacia esta, contándole al llegar a su padre lo ocurrido.

En México se celebra la boda, y hay bailes y comida abundante, pasándoselo muy bien Mike y Debbie.

Richard pide a los demás turistas que esperen a que llegue la ambulancia, pero el calor los tiene afectados y desean irse, por lo que solo le dejan 30 minutos más.

En Japón Chieko y su amiga se reúnen con otro grupo de amigos, entre los que se encuentra Haruki, primo de una de ellas, que, aunque no es sordomudo las entiende.

Haruki y otro amigo llevan whisky y pastillas, bajo cuyos efectos juegan y se divierten en una fuente pública, tras lo que van a una discoteca, donde bailan imitando a los demás jóvenes, ya que no oyen la música, entre los efectos luminosos viendo cómo sus amigas se besan con otros chicos, por lo que decide marcharse y regresar a casa, pidiéndole una vez allí a su conserje que llame al teniente Mamiya.

Abdullah interroga a sus hijos por lo sucedido, abofeteándolos a ambos y a su hija Zohra, tras rebelarle Ahmed que se desnuda ante su hermano.

Hassan le cuenta a la policía que el rifle se lo regaló un cazador japonés cuando regresan los policías que habían ido a buscar a Abdullah y que no lo encontraron, llevándose a la mujer de Hassan para que les indique el lugar correcto, descubriendo mientras van hacia la casa de estos a Abdullah y a sus hijos que trataban de huir, comenzando un tiroteo en el que hieren a Ahmed, momento en que Yussef se hace con el arma y comienza a disparar, hiriendo a un policía.

Terminada la boda Amelia decide regresar a San Diego con los niños, llevándolos de nuevo su sobrino Santiago, encontrándose al llegar a la frontera con que les hacen una inspección más dura de lo habitual, pidiéndoles una carta de permiso del padre de los niños para salir del país, y dándose cuenta además de que Santiago va ebrio, por lo que, viendo que va a tener problemas decide saltarse el control.

Perseguidos por la policía, Santiago decide meterse por el desierto haciendo que se bajen su tía y los niños, mientras él huye, y entregándoles una linterna.

En Marruecos Richard sigue esperando la ambulancia, informándole que la paralizó el propio gobierno americano que dijo que se encargaría de la evacuación, diciéndole en la embajada que existen problemas, escuchando mientras habla por teléfono cómo sus compañeros de excursión aprovechan su ausencia para marcharse.

Cuando llega el detective Mamiya, Chieko le escribe una nota diciendo que su padre no tuvo nada que ver en la muerte de su madre, pues cuando esta se lanzó desde el balcón él estaba dormido siendo ella quien la vio saltar.

El policía se fija en unas fotos de su padre cazando y le pregunta si todavía lo hace, a lo que ella responde negativamente, explicándole el policía que hubo un incidente con su rifle, verdadero motivo de la visita de los policías, y no la muerte de su madre.

Cuando el detective anuncia que debe marcharse ella le pide que espere y tras ir a su habitación aparece desnuda ante él y lleva sus manos a sus pechos ante el horror de él, que ve tras ello cómo la muchacha rompe a llorar.

Ahmed trata de huir de la presión policial siendo nuevamente alcanzado, tras lo que Yussef, asustado al verlo malherido, destroza el rifle y levanta las manos mientras se dirige a los policías a los que les pide que salven a su hermano, asegurando que fue él quien disparó.

Tras haber dormido junto a un árbol, Amelia y los niños caminan tratando de encontrar alguna ayuda, si bien el agotamiento impide que los niños puedan seguir, por lo que, tras dejarlos a la sombra de un árbol sale a buscar ayuda, encontrando un coche patrulla cuando estaba a punto de desfallecer, siendo detenida por el policía, que tras ello trata de ayudarla a encontrar a los niños, debiendo acudir refuerzos para tratar de encontrarlos, incluido un helicóptero.

En Marruecos Richard y su esposa, pese a estar malherida parecen recuperar el amor y la confianza, mientras de la embajada les dicen que los marroquíes no les dejan utilizar su espacio aéreo, al negar que el asunto tenga que ver con terroristas.

Mamiya trata de consolar a Chieko, que escribe una nota y se la da para que la lea cuando se vaya.

En el centro de detención Amelia escucha que encontraron a los niños, y que Richard no la denunciará, pero que será deportada puesto que está trabajando de forma ilegal, ante lo que ella alega que lleva viviendo en San Diego ya más de 16 años y que toda su vida está allí, donde tiene una casa alquilada, habiendo cuidado a los niños día y noche desde que nacieron, lo que no le servirá de nada, siendo deportada a su país y recogida poco después en la frontera por su hijo sin saber qué fue de Santiago.

En Marruecos llega finalmente el helicóptero y consiguen evacuar a la pareja hasta un hospital de Casablanca ante la expectación de la prensa internacional.

En el hospital le explican que se encuentra mal y deben operarla, llamando a sus hijos.

El teniente Mamiya se cruza en el portal con el señor Wataya, que le confirma que regaló su rifle a Hassan.

Y cuando el teniente le dice que lamenta lo que le ocurrió a su mujer, y que Chieko le contó que se lanzó desde el balcón, ante lo que el señor Wataya le dice que en realidad su mujer se pegó un tiro y que fue su hija la que la encontró.

En un bar Mamiya lee el papel que le entregó Chieko, y ve que en la televisión dan la noticia del alta de la norteamericana en Casablanca tras cinco días de internamiento.

Calificación: 4