Bienvenidos a mi página de resúmenes

Baby Driver

Baby Driver (2017) * Gran Bretaña / USA

          También conocida como:
                    - "Baby: El aprendiz del crimen" (Hispanoamérica)

Duración: 112 min.

Música: Steven Price

Fotografía: Bill Pope

Guion y Dirección: Edgar Wright

Intérpretes: Ansel Elgort (Baby / Miles), Kevin Spacey (Doc), Lily James (Debora), Jon Hamm (Buddy / Jason), Jamie Foxx (Bats / Leon), Eiza González (Darling / Monica), Jon Bernthal (Griff), CJ Jones (Joseph).

Atlanta, Georgia. Un coche rojo aparca frente a un banco.

Al volante un joven. Con él, dos hombres y una mujer, que se bajan cuando pone una canción en su iPod, observando desde el lado contrario de la calle el banco que sus compañeros atracan, viendo cómo obligan a los clientes a tirarse al suelo disparando sus armas para intimidarlos.

Una vez finalizado el atraco recoge a los asaltantes y conduce a toda velocidad perseguido por la policía, aunque consigue esquivarlos hábilmente a base de derrapes y cambios de sentido inesperados, consiguiendo que sean los propios policías quienes caigan en las trampas preparadas para atraparlos, consiguiendo incluso despistar a un helicóptero colocándose entre dos coches iguales al que ellos utilizan, cambiando de posición al salir de un breve túnel, por lo que logra salir de la autopista y llegar hasta un aparcamiento donde él y los ladrones toman otro auto y se escapan.

Acude luego a una cafetería para comprar cuatro cafés, pidiendo que pongan el nombre de Baby, recorriendo varias manzanas antes de llevarlos a un local donde le esperan sus compañeros de atraco que escuchan en la radio que los ladrones pudieron llevarse unos 200.000 dólares.

Allí el cerebro de la banda, Doc, reparte el dinero del atraco del que cada uno se lleva una parte igual, preguntando uno de los atracadores, Griff si Baby es retrasado, ya que nunca habla y siempre está escuchando música, asegurándole Doc que no lo es, preguntando Griff si es mudo, asegurando que le molesta que se crea mejor que ellos, pues se queda en el coche sentado con la camisa limpia mientras los demás se ensucian con el barro, asegurándole que él también se manchará las manos de sangre algún día, aunque ve que no se inmuta cuando le amenaza.

La otra pareja, Buddy y Darling no paran de besarse entretanto, diciéndole él que esa noche irán a Bacchanalia a celebrar el éxito.

Cuando Doc y Baby se quedan solos, el primero le quita su parte de las ganancias y le dice que ya le queda poco para saldar su deuda, diciendo Baby que hará solo un trabajo más y lo dejará, asegurándole Doc que pronto volverá a necesitar de sus servicios.

En su casa, Baby vive con Joseph, su padre adoptivo, un anciano sordomudo, que además permanece en una silla de ruedas, que le ve cómo esconde en el suelo, levantando una tabla, y junto a otros, el fajo que Doc le dio antes de despedirse.

En televisión hablan del atraco, que perpetraron dos hombres y una mujer vestidos de negro y que huyeron a bordo de un Subaru rojo, poniendo una imagen en la que el anciano reconoce a Baby pese a no ser una imagen muy buena.

Baby le cuenta al anciano que le queda un golpe más y luego lo deja.

Luego en su cuarto, donde tiene varios iPod y grabadoras realiza mezclas de las conversaciones grabadas en sus reuniones con Doc, que mezcla con música, guardando decenas de cintas, eligiendo de entre todas, una, en la que pone "Mamá", recordando al cogerla su niñez. Cuando iba en la parte trasera del coche, viendo a sus padres discutiendo a voz en grito en la parte delantera.

Acude al Bo's Diner, donde se fija en una camarera que llega cantando y a la que graba, y que es luego la que le sirve, grabándola también mientras le atiende.

La chica le pregunta a qué se dedica, diciéndole que es conductor, diciéndole que le envidia, pues le gustaría salir con el coche y rodar escuchando música.

Mientras escucha en su casa la canción que cantaba la chica recibe una nueva llamada de Doc que le dice que les ha tocado el gordo y que tiene que apuntarse.

Se reúne el nuevo equipo, formado por Eddie el "Exnapias", J.D., el desvalijador y Bats, que al ver a Baby con los cascos opina que para conducir necesita los 5 sentidos, señalando Doc que tuvo un accidente de niño y desde entonces tiene acufenos, y con la música los acalla, contándoles que Baby ya volvía locos a los policías 10 años atrás por la 85 a 200 km. por hora y sin luces, ni siquiera las de freno.

El chico le robó su Mercedes con un montón de mercancía y cuando lo pilló le dejó claro quién era, y les dice que está pagando la deuda.

Tras ello Doc dibuja un plano en una pizarra y les explica su nuevo plan, observando Bats que mientras Doc habla, Baby sigue con su música y parece estar tocando un piano, aunque cuando lo dice Doc le pide a Baby que repita el plan, repitiéndolo paso a paso demostrando no haberse perdido nada, siendo el objetivo el atraco al furgón de un banco, habiendo un segundo equipo que actuará volando un furgón cerca para provocar el despiste de la policía.

Realizan el atraco con máscaras de Mike Myers, pero el que las compró se equivocó y en vez de las de Halloween, compró las de Austin Power.

Realizado el atraco, Bats dispara a uno de los guardias, y cuando tratan de huir se topan con un marine que empieza a perseguirles, reaccionando también los guardias del furgón, lo que complica su fuga, ya que el soldado les persigue disparándoles, estando a punto de conseguir empotrar su coche bajo un camión, aunque no permite que Bats dispare al soldado, consiguiendo despistarlo finalmente provocando un accidente en que vuelca.

Se topan entonces con un semáforo y abandonan su coche para robar el primero de la mujer, logrando con él cruzarse con la policía sin que les identifique, logrando llegar hasta el parking donde cambian de coche.

Bats le pregunta si le hizo fallar el tiro aposta, respondiéndole que no, a lo que Bats le dice que conduce bien, pero mienta mal, por lo que le dice que en ese negocio en el momento en que se siente algo es en el momento que se siente la bala.

Le envían de nuevo a comprar café y cuando regresa ve que no está ya JD.

Luego, como en la anterior ocasión acompaña a Doc, que le dice que ya están en paz, aunque mientras hablan ve que del maletero de un coche que hay junto a ellos sobresale un trozo de ropa manchado de sangre, mostrándole Doc que es parte de la ropa de JD, que está muerto dentro, pidiéndole a Baby que se deshaga del coche.

Lo lleva a un desguace, recordando mientras el coche es destruido a su madre grabando un disco y su primer iPod de regalo.

Recuerda también las peleas en casa de sus padres, de las que trataba de aislarse escuchando música, y aquella última pelea en el coche, que hizo que su madre se despistara y chocaran contra otro coche, falleciendo ambos.

Se deshace también del móvil prepago que le entregó Doc en el desguace.

Regresa al Bo's Diner, donde vuelve a ver a la chica, a la que otra camarera le cuenta que el chico va allí desde hace mucho tiempo y cree que su madre trabajaba allí, contándole la chica que se llama Debora, aunque la llaman Debbie, y se queja de que no haya ninguna canción con su nombre, tras lo que le pregunta ella a él, que le dice que se llama Baby y que le cuenta que su madre trabajaba allí a veces, pero que también era cantante.

La acompaña a la lavandería y comparte su música con ella, a la que le dice que ha hablado ese día más que el resto del año, contándole también su problema con los oídos debido al accidente en que murieron sus padres y señala que vive con su padre adoptivo al que ahora debe cuidar él porque se ha hecho mayor, contándole Debbie que ella también cuidó a su madre, y luego echó de menos no tener a quién cuidar y ahora no tiene nada que le retenga.

Él le propone volver a verse, decidiendo invitarla al Bacchanalia.

En su casa, Baby le cuenta a Joe que ya acabó su compromiso, mientras en la televisión entrevistan al veterano que se entrometió en su atraco.

Joe le sugiere que trabaje repartiendo pizzas para Godfellas, pues es un trabajo que hace feliz a la gente, y así lo hace.

Lleva a Debbie a Bacchanalia, aunque cuando van a pagar le dicen que hay un caballero que se hizo cargo de la cuenta, viendo que se trata de Doc.

Este le dice que ahora que ya están en paz va a ganar un montón de pasta. Ahora sacará dinero y se bañará en pasta, aunque Baby le dice que no.

Doc le recuerda que nunca ha trabajado con el mismo equipo, pero él siempre ha conducido, por lo que cree que es su amuleto de la suerte y no quiere dar su nuevo golpe sin él, dejándole claro lo que puede pasarle si se niega. Le partirá las piernas y matará a sus seres queridos.

De regreso, le dice a Debbie que es lo mejor que le ha pasado en mucho tiempo y le agobia no ser lo bastante bueno para ella, aunque ella le dice que lo es, que se ve que es bueno y diferente y ella estará cuando la necesite, tras lo que se besan.

Al día siguiente Doc le espera frente a su casa y le lleva hasta una oficina de correos donde dicen actuarán al día siguiente a la misma hora, asegurando que nadie los ha tenido bien puestos para intentarlo allí, en pleno centro de la ciudad.

Le pide que entre con su sobrino en la oficina y se fije en el número de empleados, de cámaras, de cajas y de clientes, viendo si hay vigilantes, y de haberlos si van armados y si tienen cristales blindados.

Debe quitarse gafas y auriculares y llevarse a su sobrino para que nadie repare en él, diciéndole el niño enseguida lo que él estaba controlando. Que no hay cristales blindados, un solo vigilante jurado, 10 cámaras y 8 cajas, dos de ellas abiertas, 11 clientes y 4 empleados.

Doc le lleva a su casa y le dice que las escaleras deben ser un problema para Joe, dándole a entender que le tiene vigilado y sabe cómo hacerle daño.

Llama a Debora para decirle que no podrán verse porque tiene que conducir, pero que su deseo es salir por la 20 con un coche muy caro y conducir sin parar con ella.

En esta ocasión Doc ha reunido a parte de los dos últimos equipos, estando Bats, pero también Buddy y Darling, que ignoraban el problema de Baby con sus oídos, contándole Buddy que también él de joven salía a conducir y tenía un tema muy especial, como él, confesándole Baby que el suyo es Brighton Rock de Queen y la escuchan juntos, algo que a Bats le molesta y le dice que no es necesaria la música para robar, basta con acelerar, preguntándole Buddy si nunca ha conducido y ha tenido una canción de la suerte, a lo que Bats le responde que quizá después, pues antes tiene demasiadas cosas en la cabeza.

Recuerda que de hecho, en una ocasión uno de sus colegas no hizo un trabajo porque en una emisora estaban poniendo Knock, knock, knockin' on heaven's door y esa junto con Hotel California y End of the road eran gafes, pese a lo cual él entró y se llevó la pasta y sigue vivo. Su compañero murió, pero por otro problema, algún tiempo después.

Doc les explica que el servicio de correos se utiliza fundamentalmente para enviar giros postales y él conoce a alguien que convierte los papeles en dinero sin dejar rastro, conteniendo cada caja 250 impresos y cada impreso puede ser de hasta 1.000 dólares, es decir, un cuarto de millón por caja.

El plan es que entre Darling y haga cola, y luego Buddy, que se pondrá unas gafas reflectantes para cegar a las cámaras y la tomará como rehén, abriéndose así paso a las oficinas.

Baby llevará a Bats a la zona de carga hasta donde Buddy y Darling cargarán con las cajas que llevarán entre los tres al coche.

Para el golpe necesitan armas limpias, y cuando salen a buscarlas paran en una gasolinera y Darling le dice a Buddy que le pareció muy romántico que matara a un tío porque la miró de forma guarra, diciendo ella que Bats la ha mirado en plan guarro, por lo que Buddy le pregunta si quiere que le mate y ella le dice que antes del palo no.

Vuelve Bats de dentro con una caja entera de chicles que robó.

Siguen tras ello hasta un antiguo matadero donde deben reunirse con "El Carnicero", obligando Bats a Baby a acompañarlos y a no quedarse en el coche.

El Carnicero les muestra un gran catálogo de armas, preguntándoles cuáles quieren, y de pronto Bats comienza a disparar a los hombres que están allí, debiendo secundarlo Darling y Buddy, debiendo Baby tratar de esquivar los disparos, aunque consiguen acabar con todos, rozando una bala a Darling.

Buddy le dice a Bats que no debían haberlo hecho, pues eran los contactos de Doc, aunque Bats les dice que eran policías de Atlanta, pues uno de ellos le metió en la cárcel en el 98.

Huyen tras acabar con todos, haciendo explotar todo, y cuando pasan frente a la cafetería en que trabaja Debora, Bats le pide que pare, pues, le dice, tiene hambre, diciendo él que no quiere entrar en ese sitio, pues es un asco, lo que hace que Bats se empeñe en hacerlo.

Cuando entran, Baby simula no conocer a Debora, cuando le sonríe.

Allí, ante unas Coca Colas, Bats les dice a Buddy y a Darling que ellos roban para drogarse y él se droga para robar, estando convencido de que Buddy fue bróker y ganaba mucho, pero dejó muchas deudas y le dice que si trabajó en Wall Street es mil veces más chorizo que él.

Darling le dice que aunque a él le llamen "loco", Buddy puede serlo mucho más.

Antes de marcharse, Bats le pregunta a Baby si la conoce, diciendo él que no, pero al ver que Bats se dispone a sacar su pistola para no pagar, lo detiene, encargándose él del pago, dejando junto con el dinero una nota en que le dice que saldrán a las 2 a.m.

Cuando llegan al refugio donde les espera Doc, este les dice que siempre que un cliente termina un negocio con él le llama y le dice una consigna, Bananas, para saber que todo fue bien, y esa noche nadie le llamó.

Bats le dice que sus contactos eran policías, respondiéndole Doc que eran sus policías, diciendo Bats que abrieron fuego antes, lo que Buddy confirma, diciéndoles Doc pese a ello que se suspende el golpe, pues caerá sobre ellos toda la policía, pidiéndoles que salgan de la ciudad, algo que Bats dice no va a hacer, diciéndole Doc que se han cargado al comprador de los giros postales, aunque Buddy, señala, conoce a un tipo que se hará cargo de ellos.

Le preguntan a Baby si él está de acuerdo en seguir con el golpe, diciendo este que sí. Pero cuando cree que están todos durmiendo, a las 2 sube a su coche, siendo sorprendido por Buddy, que le pregunta a dónde va, diciéndole que a buscar café, ante lo que Buddy le dice que si para él conducir es solo un subidón es mejor que se marche.

Aparece entonces Bats, que tampoco dormía y le enseña la grabadora, que le sustrajo, y donde ve que grabó toda la reunión anterior, defendiéndose diciendo que le gusta grabar cosas, por lo que le preguntan si es policía.

Él les dice que compone canciones con lo que graba, pidiéndoles ellos que les muestre una de sus canciones, a lo que les responde que las tiene en casa.

Poco después Doc tira todas sus cintas sobre la mesa y le pide que se explique.

Baby pregunta por su padre, y le dicen que está bien y le aseguran que no se marchará, apareciendo Bats en su silla de ruedas.

Le piden que les ponga alguna de sus cintas, mostrándole sus palabras del anterior golpe, a las que de verdad les puso música, aunque luego ponen otra cinta, con el título "Debora", recordando que así se llamaba la camarera y comprendiendo su relación.

Doc dice que buscará otro conductor para el día siguiente, señalando Baby que no debe hacerlo, pues nunca le ha fallado y no canta a la poli, solo canta conduciendo.

Debora espera entretanto inútilmente su llegada.

Por la mañana se dirigen finalmente a la oficina de correos, tal como planearon.

Pero mientras él espera fuera, ve a la mujer que le atendió el día anterior, que le saluda, y a la que él le hace un gesto con la cabeza para que no entre, yéndose ella en efecto, aunque reaparece con un guardia jurado, al que matan sus compañeros cuando salen y lo ven, tras lo que se suben al coche y le piden a Baby, que parece paralizado, que arranque, dándole Bats incluso un puñetazo, ante lo que el muchacho arranca a toda velocidad, pero contra un camión que había delante y del que sobresalían unas barras que atraviesan el cristal y a Bats.

Buddy, al que Darling llama Jason, le recrimina lo que hizo, apareciendo entonces varios coches policiales con los que empiezan a intercambiarse disparos, debiendo salir corriendo los tres mientras Buddy y Darling tratan de repeler a sus agresores.

Baby se cuela en un centro comercial. Se cambia de ropa y se pone una gorra y otras gafas, aunque le descubren, por lo que debe seguir huyendo, subiendo en el parking en un coche al que hace el puente, aunque cuando trata de escapar choca con el coche de Buddy de Darling.

Los policías disparan contra los tres alcanzando finalmente a Darling, con la que acaban, haciendo que Buddy enloquezca y dispare acabando con varios policías, y disparando también a Baby, que escapa con el maletín.

Le roba el coche a una señora, que ve cómo antes de arrancar busca una emisora con la música adecuada, tras lo que le devuelve su coche, que luego abandona y se acerca a su casa, donde encuentra a Joe en el suelo. Le mete entre su ropa el dinero que tenía escondido en el suelo y roba otro coche en el que lleva a Joe a una residencia de ancianos, donde lo deja tras grabar una cinta donde dice cómo se llama y lo que le gusta, tras lo que se despide asegurándole que saldrá todo bien.

Va tras ello al Bo's Diner a buscar a Debora, encontrando allí a Buddy, aunque paralelamente llegan dos policías, aunque solo porque quieren la llave del baño.

Buddy le dice a Baby que se la acabado la música, aunque en un despiste Baby se adelanta y le dispara, tras lo que sale corriendo con Debora, y cuando el policía que estaba en el baño sale y le pregunta qué le ocurre, Buddy acaba con él.

Baby roba un coche a punta de pistola y va a ver a Doc, al que le ofrece la bolsa con los giros a cambio de una de las cintas, aunque Doc le dice que no podrá ayudarles, pues ahora le persiguen todos los policías, aunque al ver a Debora le deja recuperar la cinta de su madre, aunque le advierte que las cosas están tan mal que no podrá dejar de pisar el acelerador en 25 años, tras lo que les da la bolsa con los giros y les dice que eso les bastará para cruzar la frontera y a partir de ahí estarán solos y solo podrán fiarse de ellos mismos.

Bajan juntos en el ascensor, viendo al llegar al parking que les esperan tres tipos armados, sacando Doc un arma con la que acaba con los matones, aunque uno de ellos no muere y hiere a Doc gravemente, pidiéndoles este a Baby y a Debora que corran, mientras llega un coche policial, diciéndoles que él se ocupará de la poli, aunque Baby le dice que no es la poli, sino Buddy, que pone en los altavoces Brighton Rock.

Doc le dispara, pero Buddy lanza el coche contra él y lo atropella, envistiendo luego contra ellos, que logran esquivarlo, cogiendo Baby las llaves del Mercedes de Doc, tras lo cual Baby se coloca con su arma frente al coche y le dispara mientras Buddy se lanza contra él, esperando Baby al último segundo para saltar por encima del coche que se empotra contra la pared, tras lo que suben al coche de Doc con la bolsa.

Pero Buddy, que salió ileso enfrenta su coche con el Mercedes, que debe huir marcha atrás a toda velocidad mientras le persigue Buddy.

Se bajan en un momento de despiste de Buddy. Cuando este encuentra a Debora y se dispone a acabar con ella es embestido por Baby por el lado contrario, empujando el coche de Buddy hasta conseguir que se precipite tres pisos abajo, empezando el coche a arder tras la caída, aunque cuando Baby se asoma para mirarlo Buddy le encañona y le dice que le quitó algo que amaba y debe hacer lo mismo, disparando entonces contra Debora junto a su oído, haciendo que Baby se resienta y caiga al suelo debido al dolor insoportable en sus oídos.

Debora, a la que no alcanzó aprovecha el momento para coger una barra con la que golpea a Buddy haciendo que este suelte la pistola, que coge Baby, disparando a Buddy a la pierna y haciendo que caiga, esta vez sí, sobre el coche que ardía.

Debora atiende a Baby, que se despierta en un coche que conduce ella, escuchando la música de la madre de Baby, que lleva puesta en el casete del coche.

Pero al llegar a un puente se topan con un cordón policial, tratando Debora de dar marcha atrás. Pero Baby pisa el freno y tras besarla le dice que ella no pertenece a ese mundo y quita la llave del coche y se baja con las manos en alto y se entrega, diciéndole a ella que lo siente.

Cuando meses más tarde se celebra el interrogatorio, le piden que defina su relación con el acusado, señalando ella que eran amigos aunque ambos querían ser algo más.

La mujer, a la que le robó el coche declara que el joven fue amable y luego le devolvió el bolso y le dijo que lo sentía.

También declara la empleada de correos, que señala que le advirtió para que no entrara.

Y Joe, que dice que el joven cometió un error cuando era joven y lo estuvo pagando desde entonces y cuando intentó librarse lo presionaron más.

Condenado a 25 años, conseguirá la condicional tras los 5 primeros.

En la cárcel trabaja con coches, pero lavando los de la policía y recibe las cartas de Debora, que le dice que aún no se acostumbró a que se llame Miles (Millas), y espera el día en que sea libre para poder recorrer con el coche las carreteras.

Y cuando llega ese día, en efecto ella le está esperando en la puerta con un coche, tal como soñó en una ocasión que estaría.

Calificación: 3