Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Batman begins

Batman begins (2005) * USA

          También conocida como:
                    - "Batman inicia" (Hispanoamérica)

Duración: 134 min.

Música: Hans Zimmer y James Newton Howard

Fotografía: Wally Pfister

Guión: Christopher Nolan y David S. Goyer (Argumento: David S. Goyer / Personajes de Bob Kane)

Dirección: Christopher Nolan

Intérpretes: Christian Bale (Bruce Wayne /Batman), Michael Caine (Alfred), Liam Neeson (Henri Ducard), Katie Holmes (Rachel Dawes), Gary Oldman (Jim Gordon), Cillian Murphy (Dr. Jonathan Crane / Espantapájaros), Morgan Freeman (Lucius Fox), Tom Wilkinson (Carmine Falcone), Rutger Hauer (Richard Earle), Ken Watanabe (Ra's Al Ghul), Mark Boone Jr. (Flass), Linus Roache (Thomas Wayne).

Bruce Wayne, con 8 años corretea por su mansión con su amiga Rachel Dawes tratando de encontrar una punta de flecha cuando se cae a un pozo oculto del que empiezan a salir centenares de murciélagos que lo aterrorizan, generando una fobia hacia estos animales.

De repente Bruce, ya adulto, se despierta, descubriendo que era una pesadilla, encontrándose en la prisión de un país oriental

Mientras espera para recoger su comida es atacado por un preso enorme, al que se unen varios hombres más a los que se acaba venciendo, siendo encerrado en una celda de aislamiento por protección, aunque no de él, sino de los 6 hombres que lo atacaron.

En su celda aparece un hombre, Henri Ducard, que le dice acudir en nombre de Ra's Al Ghul, un hombre muy poderoso y temido en el mundo del hampa, que le ofrece encontrar su camino contra la comunidad del mal uniéndose a la Liga de las Sombras.

Le asegura que lo liberarán al día siguiente, y que encontrará la respuesta a todas sus preguntas si se dirige a la Montaña del Este y consigue llevar hasta la cima una de las raras flores azules que florecen en su falda, consiguiendo llegar allí pese a las dificultades, siendo recibido por Ra's Al Ghul y Ducard, y cuando le preguntan qué busca responde que el modo de luchar contra la injusticia, entregándole la flor.

Ducard le explica que para dominar los miedos ajenos primero debe vencer los propios, preguntándole si está preparado para comenzar, golpeándolo pese a que él alega estar agotado, indicándole Ducard que sus enemigos no van a esperar a que esté bien, tras lo cual le pregunta por sus miedos.

Bruce vuelve a recordar su infancia y su fobia a los murciélagos no pudiendo olvidar el día en que fue con sus padres a Gotham, para ver una ópera en el tren creado por su padre, Thomas Wayne, dueño de Wayne Enterprises, como medio de transporte económico para los más desfavorecidos, tratando de derribar la barrera entre estos y los ricos, pues aunque él es dueño de la empresa más importante, él trabaja en un hospital.

La ópera que van a ver es "El murciélago" de Strauss, en la que algunos de los cantantes forman figuras como murciélagos, por lo que Bruce se aterroriza, por lo que deciden abandonar el teatro, siendo abordados entonces por un atracador que mata a sus padres.

Desolado, queda al cuidado de Alfred, el mayordomo de sus padres.

Ducard le dice que ha enterrado su culpabilidad bajo la ira y que debe aprender a afrontar la verdad, entrenándolo para que aprenda a enfrentarse a numerosos enemigos y a camuflarse para parecer invisible mientras le explica que los criminales se aprovechan de la compasión de la sociedad y que por ello no deben ser compasivos si desean acabar con el mal, contándole que a él también le arrebataron la mujer de su vida y tuvo que aprender a luchar contra el mal sin dejar que la ira lo cegara, desapareciendo esta tras la venganza, asegurando Wayne que a él eso no le sirve.

Catorce años después de la muerte de sus padre, Bruce regresa de Princeton a la mansión familiar, ahora ocupada solo por Alfred, al que le dice que piensa destruirla, objetando el mayordomo que le recuerda que en esa mansión vivieron 6 generaciones de los Wayne.

Entre las cosas de sus padres encuentra un revólver cargado y se lo guarda.

Posteriormente encuentra en la cocina esperándolo para acompañarlo hasta el juzgado a su amiga Rachel Dawes, ahora ayudante del fiscal, que recuerda los viejos tiempos cuando su madre trabajaba al servicio de sus padres y vivían todos allí.

Rachel le acompañará a la vista en la que ha de decidirse la concesión de la condicional anticipada a Chill, el asesino de sus padres a cambio de su colaboración con el fiscal, del que Rachel es ayudante, para poder detener a Carmine Falcone, el jefe de la mafia local con el que aquel compartió celda durante algún tiempo.

En la vista escucha que Chill era uno de los millares de personas afectadas por la depresión económica que le llevó a actuar por desesperación, asegurando estar arrepentido, por lo que se le concede la condicional, y a la salida cuando Bruce se apresta a cumplir su venganza observa cómo los periodistas rodean a Chill, apareciendo entre ellos una mujer enviada por Falcone que acaba con él, impidiéndole a Bruce llevar a cabo su venganza.

De vuelta en su coche Rachel comprende que el juez permitió que la vista fuera pública porque había sido sobornado por Falcone para facilitar el asesinato, del que Bruce dice estar agradecido, ante lo que Rachel le reprocha que confunda la justicia con la venganza, asegurándole que Falcone se está aprovechando de la gente desesperada dedicándose a destruir todo aquello por lo que sus padres lucharon, llevándolo a través de los suburbios hasta el bar donde está Falcone, confesándole Bruce que durante años ha soñado con matar a Chill, mostrándole su revólver, ante lo que Rachel lo abofetea asegurándole que su padre se avergonzaría de él.

Bruce se baja del coche y tras deshacerse de su arma acude a hablar con Falcone, al que le asegura no le tiene miedo, mostrándole el mafioso que podría acabar con él allí mismo sin ningún problema, pues en su tugurio hay policías, funcionarios y jueces haciéndole ver que dice que no tiene miedo porque cree que no tiene ya nada que perder, recordándole Falcone que sí lo tiene, ya que podría acabar con Alfred o con Rachel.

Expulsado del bar le compra su abrigo a un mendigo, decidiendo desaparecer para lo que viaja por todo el mundo para tratar de entender cómo piensa un criminal y vencer sus miedos, debiendo convertirse él mismo en ladrón para no morir de hambre, siendo detenido por robar una caja de su propia empresa.

Cuando Ducard considera que está preparado le hace aspirar el humo de la amapola azul mientras se quema, ayudándole a superar sus temores, considerando que puede ingresar ya en la Liga de las Sombras, para lo que debe demostrar su compromiso con la justicia acabando con un ladrón, a lo que Bruce se niega aduciendo que no es un verdugo, a lo que Ducard le replica que su compasión es algo que sus enemigos no compartirán, respondiéndole Bruce que eso es lo que los diferencia de los criminales.

Ra's Al Ghul le dice que si no lo hace no está preparado para dirigir a su ejército de hombres cuyo objetivo es destruir Gotham para erradicar el crimen de raíz acabando con ella.

Y cuando parece haber aceptado que debe acabar con el hombre lo que hace es provocar un gran incendio, enfrentándose personalmente a Ra's Al Ghul, cayendo sobre ambos el techo incendiado, muriendo el maestro y quedando Ducard malherido.

Tras recogerlo, Wayne huye cargando con él, debiendo salvarlo de caer por un barranco, para posteriormente dejarlo en una población para que lo cuiden.

Alfred recoge a Wayne que le manifiesta su deseo de no permitir que la ciudad caiga en manos de los criminales, disponiéndose a ser un símbolo a seguir por la gente pese a que tras 7 años desaparecido todos le dan por muerto y Richard Earle, director de su empresa desea sacarla a bolsa.

Entretanto los jueces aceptan las sugerencias del Dr. Jonathan Crane de que los hombres de Carmine a los que detienen no sean encarcelados, sino llevados a su psiquiátrico en contra de la opinión de Rachel, que le echa en cara a Crane su forma de actuar, debiendo tratar de convencerla su jefe, el fiscal de que abandone su postura contra la corrupción donde nada tiene ya que hacer, al tener Falcone comprada a media ciudad.

De vuelta a su casa, Bruce observa que se ha colado un murciélago en la misma, decidiendo volver hasta el pozo al que cayó de niño, en el que se interna abalanzándose sobre él cientos de murciélagos sin que siquiera se mueva.

Crane se queja ante Carmine de Rachel y le pide que se ocupe de ella para no poner en peligro su objetivo superior.

Bruce acude a la empresa familiar donde se reúne con Earle, que informa a los consejeros de su intención de sacarla a bolsa, a lo que Bruce no se opone, ya que, como accionista mayoritario obtendrá importantes beneficios aunque le dice que está buscando trabajo y que desea conocer para ello la empresa, comenzando por la sección de Ciencias aplicadas, donde es recibido por Lucius Fox, un científico y antiguo directivo relegado a los sótanos que creó muchos prototipos, ninguno de los cuales llegó a ser desarrollado, mostrándoselos a Wayne que se encuentra un traje de supervivencia para la infantería anti roturas y antibalas que él se quedará pidiéndole a Fox que no cuenta a Earle nada.

Se dedica a explorar tras ello, junto con Albert la enorme cueva que hay bajo su mansión, con grandes túneles que Albert cree que utilizaba el abuelo de Bruce para pasar a los esclavos hacia el norte durante la guerra civil.

Decide pintar el traje de negro tras comprobar su impermeabilidad, encargando la materia prima para la capucha a Singapur y China.

Con ese primer traje se presenta ante el sargento James Gordon, uno de los pocos policías honestos de la ciudad, que le consoló cuando era niño, al que pregunta qué necesitarían para detener a Falcone, señalándole que jueces y fiscales no corruptos.

Fox le proporciona además una capa efectuada con un tejido inteligente y con memoria, que normalmente es flexible, pero que se vuelve rígida al entrar en contacto con la electricidad, con la que también se queda, mostrándole por último el "acróbata", un vehículo construido para levantar puentes pues podría saltar un río sin rampas tendiendo cables.

Con su traje y su vehículo listos, acude al muelle donde hay un cargamento de droga de los que semanalmente le llegan a Falcone, consiguiendo acabar con todos sus ayudantes y deteniendo al propio Falcone ante el que se presenta como Batman.

Mientras tanto varios matones enviados por Falcone tratan de acabar con Rachel, acudiendo Batman también en su ayuda, entregándole las pruebas contra Falcone, al cual ata a un gran foco, proyectando la sombra de un murciélago sobre las nubes.

Bruce, al igual que Rachel, se siente satisfecho con el resultado de su actuación, pero Alfred le hace ver que acabará levantando sospechas si nadie sabe qué hace un tipo con tanto dinero, por lo que le sugiere se haga pasar por un vividor.

Entretanto en Industrias Wayne salta la alarma por el robo de un prototipo de uno de sus barcos, cuya misión es concentrar las microondas para evaporar el suministro de agua.

Haciendo caso de Alfred, Wayne se deja ver con hermosas jóvenes, topándose en una de las ocasiones con Rachel, a la que no había vuelto a ver, la cual le muestra su decepción por su tipo de vida asegurándole que a las personas se las conoce por sus obras.

Crane visita a Falcone en la cárcel tras un intento de suicidio, amenazándole el mafioso con contar todo lo que sabe si no lo sacan de allí, pues parte del cargamento interceptado no era droga, sino algo que llevaban para el jefe de Crane, deseando Falcone obtener su parte.

Ante sus amenazas Crane se coloca una máscara como si fuera un espantapájaros y suelta un polvo que vuelve loco a Falcone, cuyo traslado a Arkham, su sanatorio solicitará al juez.

Batman interroga al policía corrupto que colaboraba con Falcone, el cual le informa que entre el cargamento de la droga había algo aunque ignora de qué se trata.

El fiscal se encarga de investigar qué se oculta entre los contenedores intervenidos, y especialmente en uno que no estaba entre los que se cargaron en Shangai, aunque es asesinado por un policía corrupto.

Entretanto Wayne sigue el rastro de la droga hasta un apartamento, al que poco después llega Crane con otros dos hombres, pidiendo que se deshagan de todo, decidiendo prenderle fuego para evitar que quede rastro alguno, aunque Batman logra deshacerse de los hombres, pero no de Crane, que se coloca su máscara de "Espantapájaros" y lo rocía con el mismo polvo que a Falcone, haciendo que empiece a tener alucinaciones, tras lo que Crane le prende fuego haciendo que caiga desde una altura de 10 pisos.

Casi sin fuerzas consigue llamar a Alfred para que le ayude mientras comienza a ver de nuevo y aterrorizarse ante los murciélagos.

Cuando se despierta Alfred le informa que ha pasado dos días inconsciente, encontrándose en su casa también Fox, que tras analizar su sangre consiguió elaborar un antídoto.

Llega entonces Rachel para felicitarlo ya que es su cumpleaños, aunque le dice que no podrá asistir a su fiesta, ya que su jefe lleva varios días desaparecido, recibiendo además una llamada en la que le anuncian el traslado de Falcone a Arkham.

Antes de irse le entrega su regalo, que ve es la flecha con la que jugaban de niños.

Pese a tener numerosos invitados, Bruce decide que debe salir de nuevo para proteger a Rachel de Crane.

Entretanto, Earle va a ver a Fox para pedirle todos los datos relativos al emisor de microondas diseñado para evaporar los suministros de agua, y cuando este le pregunta por el asunto Earle le informa que hará desaparecer su sección y le despedirá.

Rachel acude a Arkham, donde, a pesar de su incredulidad comprueba que Falcone se encuentra realmente mal repitiendo sin cesar "espantapájaros", solicitando Rachel que un especialista designado por ella pueda examinar y analizar a Falcone.

Crane la baja a su laboratorio, observando ella cómo sus hombres vierten el alucinógeno en el agua de la ciudad, tras lo que trata de escapar quedando atrapada en el ascensor donde el Espantapájaros la rocía con el polvo.

Pero Crane se da cuenta de que ha llegado Batman y pide a sus hombres que llamen a la policía, mientras les asegura que le dio a Rachel una dosis concentrada que su cerebro no podrá resistir.

Batman va acabando uno por uno con los hombres de Crane, que trata de rociarlo de nuevo con el alucinógeno sin que, gracias al antídoto se vea afectado, quitándole la máscara a Crane y haciéndole probar su propia medicina, logrando así hacerle confesar que trabaja para Ra's Al Ghul.

La policía rodea el edificio, aunque no se atreven a entrar hasta que lleguen los SWAT. Solo lo hace Gordon, al que Batman le explica las intenciones de Crane, encomendándole que baje a Rachel al callejón mientras él con un reclamo hace que acudan centenares de murciélagos entre los cuales Batman se escabulle y huye a tiempo para recoger a Rachel a la que se llevará a toda velocidad en su batmóvil capaz de circular incluso por las azoteas para llegar a la batcueva lo antes posible para evitar que los daños en Rachel sean permanentes, logrando llegar a tiempo para darle el antídoto preparado por Fox, inyectándole un sedante para que descanse y entregándole dos dosis más de antídoto que debe entregar a Gordon.

Una para el propio policía y otro para que lo produzcan en masa y puedan ponerlo en el suministro de las aguas contaminadas.

Cumplido su objetivo se presenta en la fiesta de su cumpleaños, donde están ya todos los invitados, pidiéndole a Alfred que lleve a Rachel a su casa.

En la fiesta Earle le informa de que la venta de acciones fue bien, encontrando allí a Fox, al que le pregunta por el producto, asegurándole Fox que el inhalador es inocuo en contacto con el agua, pensando entonces que quizá lo que pretendan sea que el agua se evapore después de haber distribuido el polvo por medio del emisor de microondas como el que se le perdió a Industrias Wayne, informándole que Earle lo despidió al preguntarle por él.

Tras pedirle que pese a su despido se cuele en la empresa para producir mayor cantidad de antídoto le presentan a otros invitado, Ducard, al que presentan como Ra's Al Ghul, comprendiendo que tenía doble identidad y que le mintió.

Bruce, haciéndose pasar por borracho empieza a insultar a sus invitados llamándolos gorrones y lameculos, logrando así que abandonen la fiesta indignados, pero evitando que se conviertan en víctimas.

Ducard le confirma que Crane trabajaba para él, convirtiendo en un arma la toxina presente en sus flores azules que utilizarán para acabar con Gotham, tratando de convencer de nuevo a Wayne para que se una a ellos, contándole que ya trataron de destruir la ciudad con anterioridad ahogándola económicamente, evitándolo entonces su padre.

Mientras hablan los hombres de Ducard prenden fuego a la mansión Wayne, vengando así la destrucción de la suya, viendo cómo cae una viga sobre Bruce al que deja inconsciente.

Se salvará gracias a la actuación de Alfred que logra rescatarlo y bajarlo a su refugio en la cueva de los murciélagos, donde de nuevo se viste de Batman.

Los presos recluidos en Arkham escapan provocando el caos en la ciudad, por lo que la policía ordena que se levanten todos los puentes de la isla para que nadie pueda salir, consiguiendo Rachel entrar antes de que los suban, entregando el antídoto a Gordon, observando cómo Ducard, teniendo en su poder el emisor de microondas se dispone a propagar el pánico entre la población, lanzando el polvo venenoso, inoculándose Gordon el antídoto aunque sin poder disponer de más policías.

Batman llega hasta la isla donde informa a Gordon de que el plan de Ducard es conseguir transportar el emisor de microondas hasta la torre Wayne desde donde harán que se evapore todo el suministro de agua de la ciudad, lo que deberá evitar.

Entretanto Rachel rescata a un niño, viéndose ambos rodeados por los locos huidos de Arkham, apareciendo entonces Batman y salvándolos.

Rachel le pregunta entonces a Batman por su nombre, respondiéndole él que eso da igual, que a las personas se las conoce por sus actos, palabras que ella le dijo cuando fue a entregarle el regalo de cumpleaños y dándose cuenta de que es Bruce.

Este se dirige volando hasta el lugar donde Ducard y sus hombres cargan el emisor en el monorraíl.

Mientras Batman se enfrenta a los hombres de Ducard, este huye en el monorraíl, debiendo enfrentarse Batman además a la furia de la gente ya infectada, de los que finalmente logra huir con gran dificultad logrando engancharse al tren.

Gordon entretanto actúa a bordo del Batmóvil mientras a bordo del tren Ducard va haciendo saltar todos los conductos del agua, que sueltan el veneno.

Mientras Batman logra introducirse en el tren, donde se enfrenta a Ducard, Gordon consigue derribar gracias al Batmóvil varios de los pilares que sujetaban la vía haciendo que el tren caiga al vacío, destruyéndose con él el emisor de microondas.

Salvada la ciudad Earle acude a la junta de la empresa, donde la secretaria le informa de que la reunión comenzó sin él, descubriendo a Fox presidiéndola, recordándole que fue despedido, a lo que Fox le dice que así fue, pero que ahora tiene su trabajo.

Earle llama entonces a Bruce para preguntarle con qué derecho decidió quién debía dirigir la empresa, a lo que este le responde que su propietario, informándole que cuando la empresa salió a bolsa él compró la mayoría de las acciones.

Mientras habla con Earle viaja con Alfred en su coche mientras lee los periódicos, en cuyas portadas figura Batman, informándose en el interior de que un borracho multimillonario incendia su casa.

Mientras cierra la boca del pozo se acerca Rachel a visitarlo y a pedirle perdón, diciéndole él que tenía ella razón cuando le hizo ver que venganza y justicia no eran lo mismo.

Ella reconoce no haber dejado de pensar en él un solo instante, tras lo que lo besa, diciéndole que su máscara no es el traje de Batman, sino su aspecto normal, bajo el que se oculta un hombre que espera que regrese algún día, cuando Gotham no necesite a Batman, aunque le asegura que estaba equivocada y que su padre estaría muy orgulloso de él, como lo está ella, a la que le cuenta que piensa reconstruir la mansión ladrillo a ladrillo.

Gordon, convertido en teniente reconoce el trabajo realizado, aunque le asegura queda aun mucho por hacer, pues Crane y algunos de los peligrosos pacientes de Arkham siguen en libertad, y que los malvados siempre tratarán de ir por delante, informándole de la aparición de un poderoso enemigo que deja siempre un joker en cada escena del crimen, diciéndole Batman que se ocupará de él.

Calificación: 2