Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Batman v. Superman: El amanecer de la justicia
Batman v. Superman: El amanecer de la justicia

Batman v Superman: Dawn of justice (2016) * USA

          También conocida como:
                    - "Batman vs. Superman: El origen de la justicia" (Hispanoamérica)

Duración: 151 minutos

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Larry Fong

Guión: Chris Terrio y David S. Goyer (Basado en los personajes de Bob Kane, Bill Finger, Jerry Siegel y Joe Shuster)

Dirección: Zack Snyder

Intérpretes: Henry Cavill (Clark Kent / Superman), Ben Affleck (Bruce Wayne / Batman), Amy Adams (Lois Lane), Jesse Eisenberg (Lex Luthor), Diane Lane (Martha Kent), Laurence Fishburne (Perry White), Jeremy Irons (Alfred), Holly Hunter (Senadora Finch), Gal Gadot (Diana Prince / Wonder Woman), Scoot McNairy (Wallace Keefe), Callan Mulvey (Anatoli Knyazev).

Bruce Wayne recuerda que hubo una época sublime en que las cosas eran perfectas y que ahora se desvanecen.

Mientras lo escuchamos observamos dos ataúdes que son llevados hacia el cementerio mientras el propio Bruce, aun un niño, sale corriendo hasta adentrarse en el bosque.

Unos días antes el pequeño Bruce salía con sus padres de ver Excalibur cuando un atracador salió a su encuentro y disparó primero contra su padre y más tarde contra su madre, acabando con ambos ante sus ojos.

Mientras corre por el bosque recordando esos tristes sucesos, Bruce cae a un pozo oculto donde asusta a centenares de murciélagos que empiezan a volar hacia afuera, recordando que en el sueño le llevaron hacia la luz, lo que dice es una bella mentira.

Metrópolis. La humanidad conoce a Superman.

Bruce Wayne llega en un helicóptero hasta la ciudad y recorre sus calles semidesiertas a toda velocidad, mientras una nave de Krypton avanza sembrando el caos.

Wayne llama para pedir que todos los empleados de sus empresas abandonen el edificio de su compañía, mientras él avanza hasta llegar al centro, donde centenares de ciudadanos contemplan el Black Zero sobre la ciudad, observando cómo una nave impacta contra este y lo destruye mientras Zod y Superman continúan peleando, lo que provoca el derrumbamiento de la Torre Wayne, corriendo Bruce hacia esta para encontrarse a uno de sus empleados, Wallace Keefe, con sus piernas atrapadas bajo una viga de acero, ayudando a su rescate, tras lo que se fija en una niña que está sola y hacia la que corre consiguiendo salvarla antes de que una parte de la estructura del edificio se le venga encima, aunque cuando le pregunta dónde está su madre la niña señala hacia lo alto del edificio recién destruido.

La destrucción de la nave crea decenas de bolas de fuego que destruyen otros edificios viendo entre ellas a Superman peleando contra Zod.

18 meses después en algún lugar del Océano Índico, al que fueron a parar los restos del Motor del Mundo unos jóvenes rescatan una roca que ofrecen a un comprador que tras golpearla observa que dentro hay un elemento verde que reluce: kryptonita.

Nairomi, África. Lois Lane y el cámara Jimmy Olsen son llevados con la cabeza cubierta ante uno de los señores de la guerra, un general al que van a entrevistar.

Junto a este hombre hay varios occidentales, uno de los cuales le quita la cámara a Olsen, descubriendo que oculto en el carrete, este llevaba un localizador, comprendiendo que es un miembro de la CIA, aunque les dice a sus captores que la chica no sabía nada y que la utilizaron para encubrir la misión.

El propio líder rebelde acaba con el periodista y encierra a Lois a la que le dice que la ignorancia no implica inocencia, escuchando mientras hablan cómo fuera el hombre que descubrió el localizador, y que es occidental y sus hombres disparan contra los soldados africanos tras lo que huyen en potentes motos

El general trata de defenderse utilizando a Lois como rehén, cuando tras atravesar la pared llega Superman que acaba con el general y libera a Lois.

Un comité dirigido por la Senadora Finch investiga la masacre ocurrida en África, escuchando el testimonio de una nativa que acusa a Superman de ser el causante de los hechos, preguntándose Finch qué deben hacer con Superman, pues hasta ese momento se han quedado maravillados con lo que hacía y no han pensado lo que debería hacer, por lo que el comité lo declara culpable.

De regreso, y ya en su casa, Lois encuentra incrustada en su bloc de notas una bala.

Mientras se da un baño llega Clark Kent con unas flores, dándole Lois las gracias por haberle salvado la vida, aunque, según le indica eso trae consecuencias.

Él, a pesar de estar vestido se mete en la bañera con ella y se besan apasionadamente.

Cientos de murciélagos escapan por la chimenea de una casa a la que llega la policía avisada de que se escucharon disparos en la misma a pesar de estar deshabitada.

Cuando entran en la casa ven restos de armas utilizadas por Batman, descubriendo en el sótano una celda clandestina llena de mujeres, que pese a estar ante la policía se niegan a salir mientras en una lengua extranjera comentan que las salvó un demonio que sigue allí.

Revisan el resto de la casa encontrando a un hombre atado a un radiador, observando junto a este oculto a Batman, al que disparan, aunque consigue huir, diciéndole un compañero al policía que debe disparar a los malos, observando que dejó su marca de murciélago en el pecho del hombre atado.

Cuando Bruce regresa, Alfred, que trabaja en nuevos inventos, le pregunta si su salida de la noche anterior fue productiva, señalando él que al que detuvo era un donnadie y que a quien deben buscar es a Anatoli Knyazev, un ruso que estaba en la base de Nairomi que teme que quiera introducir una bomba sucia en Gotham.

En televisión informan de la aparición del criminal con la marca de Batman, recordando que ya apareció esa marca en un preso por pederastia que estaba en la cárcel y que creen equivale a una sentencia de muerte.

La Senadora Finch se reúne con Lex Luthor, que le recuerda que su padre, fundador de LexCorp, nació en Alemania del Este, mientras la guía hasta una sala donde les muestra un trozo de kryptonita que encontraron lo de su equipo y que asegura es necesaria para poder reconstruir Metrópolis y que servirá para preservar la seguridad planetaria.

Le dice que cuando expusieron a Zod a esa roca, sus células se deshacían, por lo que trató de encontrar una muestra más grande, lográndolo en el fondo del Océano Índico, y espera su ayuda para conseguir un permiso de importación, pues está convencido de que puede haber más kryptonianos entre ellos además de Superman.

Wallace Keefe se acerca en su silla de ruedas hasta el monumento a Superman de Metrópolis al que trepa pintando sobre el mismo con un espray que es un dios falso, siendo seguida la noticia por la televisión, en la que indican que será juzgado por un delito de odio, por lo que Perry White, el director del Daily Planet pide que el titular sea

"Fin del idilio con el hombre que vuela".

El Senador Barrows, que visitó LexCorp con la Senadora Finch le pregunta a Lex qué necesita, pidiéndole acceso a los restos de la nave kryptoniana y a los del alienígena, y pudiendo acceder gracias a él a estos.

Bruce acude a una pelea clandestina organizada por Knyazev, ganando las apuestas, tras lo que se acerca al ruso al que le dice una frase en su idioma, aprovechando su breve conversación con él para clonar su teléfono.

En la reunión del Daily Planet Clark Kent insiste en denunciar que el murciélago justiciero está protegido por la policía y tiene en jaque al puerto y a las viviendas sociales, lamentando que el periódico no se haga eco de ello porque los pobres no compran periódicos.

Cuando llega Lois Lane a la reunión les muestra la bala que sacó de su agenda, un prototipo de bala que no se vende en ningún lugar pero que tenían los tuareg, por lo que pide que le permitan viajar a Washington a investigar.

La Senadora Finch va a ver a Lex Luthor y le informa que va a bloquear el permiso de importación de su mineral, diciendo Lex Luthor que se acercan los capas rojas, a lo que la Senadora le dice que no lo cree, y que él le dé un nombre distinto, no cambia las cosas, como si llamara al pis té de melocotón de la abuela, o armas disuasorias las que realmente son para asesinar.

Bruce acude a colocar flores al panteón de sus padres, observando que sale sangre del de su madre del que de pronto surge un monstruo, dándose cuenta de que es un sueño.

Lois, harta de que no la reciban, aborda al Teniente General Swanwick en el baño de hombres, quejándose de que la trate como a una desconocida.

Le pregunta si suministran material militar experimental a los rebeldes africanos, mostrándole la bala de la agenda que los expertos del Pentágono no identifican, diciéndole el general que inventa teorías conspirativas para lavar su imagen tras haber acabado Superman con personas inocentes por salvarla a ella.

Bruce le muestra a Alfred las llamadas de Knyazev, varias de ellas echas al Portugués Blanco, viendo que transmite además datos encriptados a la residencia de Alexander Luthor, por lo que piensa puede ser este el Portugués Blanco, decidiendo volver a vestirse con el traje de Batman para colarse en su mansión, aunque Alfred le dice que no necesita disfrazarse, pues Luthor le ha invitado a una fiesta en su casa.

Cubriendo la fiesta se encuentra Clark Kent, que no conoce a Bruce Wayne cuando aparece pese a su prestigio.

Una mujer presenta al anfitrión como un empresario, filántropo y bibliófilo, sin que Bruce escuche su discurso, pues deja que Alfred le guíe gracias a un sensor por la mansión hasta donde tiene los ordenadores, donde coloca un dispositivo grabador.

Cuando vuelve, Kent se presenta como periodista del Daily Planet y le pregunta qué opina del murciélago justiciero de Gotham, donde se pisotean los derechos civiles y la gente vive atemorizada porque se cree por encima de la ley, respondiéndole Bruce que no entiende esa crítica, cuando su periódico alaba constantemente cada cosa que hace un alienígena que si quisiera podría convertir todo en cenizas.

Cuando Alfred le dice que la copia está completa, baja a recoger el dispositivo que no encuentra donde lo dejó, viendo cómo se aleja del lugar una elegante mujer que ya se fijó en él antes y a la que no consigue alcanzar, viéndola alejarse en un deportivo.

Kent ve en televisión la noticia de un terrible incendio en Juárez, habiendo una niña atrapada en el edificio, acudiendo Superman a salvarla, siendo adorado por todos.

Tras ello hay un debate sobre si un superhéroe debe seguir las leyes humanas, apareciendo imágenes de Superman rescatando un enorme barco o a unos astronautas cuya aeronave explota al despegar, o salvando a una familia tras unas inundaciones.

Finch defiende la actuación de Superman, pero no de forma unilateral.

Keefe es puesto en libertad tras pagar Luthor su fianza, entregándole una silla más avanzada mientras le dice que dé un paso más.

Keefe se reúne con Finch, diciendo que Superman lo convirtió en medio hombre y desea tenerlo delante por ello.

Kent es reprendido por White, su jefe, por no escribir de deportes como le pidió sino sobre Batman, asegurando que a nadie le interesa que Clark Kent se enfrente a Batman.

Bruce aborda a la mujer que le robó la información durante otro acto y mientras contempla la espada de Alejandro Magno, que él le dice que es una falsificación, algo que ella ya sabía, recordándole él que le robó la noche anterior, asegurando ella que robar a un ladrón no es robar.

Bruce le pregunta quién es, respondiendo ella que alguien interesada en la misma persona que él, porque tiene una fotografía que le pertenece y que aún no ha conseguido porque los datos tienen un nivel de encriptación militar, tras lo que le dice que no le robó su pendrive, sino que lo tomó prestado, pero que podrá encontrarlo de nuevo en la guantera de su coche.

Tras desencriptar los datos acude al desierto como Batman, donde un camión lleva la roca que custodia, aunque una vez allí cae en una emboscada y debe enfrentarse a un montón de soldados que llevan alas parecidas a insectos que consiguen detenerlo.

Cuando recupera la consciencia se encuentra atado, apareciendo entonces Superman que le quita el antifaz y le dice que Lois era su mundo y se la arrebató, tras lo que con sus potentes manos estruja su corazón.

Bruce despierta de la pesadilla apareciendo en su pantalla Flash que le advierte que Lois Lane es la clave y que se ha adelantado y debe encontrarlos.

Vuelve a despertarse de lo que parecía una segunda pesadilla.

Tras examinar la documentación desencriptada descubre que el Portugués Blanco es el barco que transporta la Kryptonita, que, le dice a Alfred, le va a robar a Luthor, aunque no para destruirla, como le sugiere su colaborador, sino para detener a Superman, pues dice que él les trajo la guerra que causó miles de muertos, y asegura tiene poder para aniquilar a la raza humana, y aunque esa posibilidad sea mínima deben contemplarla.

Alfred le dice que no es su enemigo, señalando él que aún no, pero puede llegar a serlo.

Kent recibe unas fotos de un asesinado con la marca del murciélago y se pregunta si eso es justicia.

Lois visita de nuevo a Swanwick y le entrega la bala, pidiéndole que investigue si no considera que Superman es un asesino.

Batman vigila desde lo alto la descarga de la roca desde el barco, lanzando un localizador al camión que avanza seguido por numerosos escoltas, pese a lo cual Batman, a bordo del Batmovil consigue deshacerse de unos y otros, yendo dentro del propio camión Knyazev que trata de alcanzarlo con su bazooka sin lograrlo.

Será Superman quien evita que los alcance deteniéndolo y diciéndole que aunque vea su señal en el cielo ni se mueva y que entierre al murciélago, pidiéndole que considere el aviso un acto de misericordia, asegurándole Batman que sangrará.

Regresa tras ello a la Batcueva, pudiendo ver el rastro gracias a la señal, que le indica que el camión fue al Parque Tecnológico LexCorp.

La Senadora Finch hace un llamamiento a Superman para que acuda al Capitolio al día siguiente a explicar lo ocurrido en el desierto y qué defiende y hasta dónde estaría dispuesto a llegar y si actúa pensando en el bien de todos o en el suyo propio.

La madre de Clark le explica a este que la gente odia lo que no entiende, pero que ven lo que hace y saben que no es un asesino ni una amenaza, pidiéndole que sea su héroe, aunque también señala que no le debe nada a ese mundo y puede decidir no ser nada.

Lois es informada por Swanwick de que creen que lo del desierto fue una encerrona que le hicieron a Superman para que pareciera culpable y que el metal de la bala fue creado por la empresa privada, LexCorp, disponiendo Luthor de contratistas de seguridad privada, pero como la información es clasificada Swanwick se niega a declarar.

Al día siguiente las cámaras retransmiten la sesión en el Capitolio a la que acude Keefe como testigo, estando también Luthor que le dice a la Senadora que quiere declarar que estaba dispuesto a crear un disuasorio kryptoniano, pero ella se lo impidió.

Al ver que Keefe va a declarar Wayne le pregunta a su contable por qué no le mandan sus cheques, diciéndole que sí los recibe, pero los devuelve.

En televisión retransmiten la llegada de Superman al Capitolio, donde es recibido por una legión de manifestantes unos a favor y otros en contra que acusan a Superman de ser un alienígena ilegal.

Cuando empieza la sesión, Finch empieza a titubear al ver una taza de pis donde pone que es té de melocotón de la abuela, mirando al asiento vacío de Luthor y luego a Keefe, justo antes de que su silla explote.

Todo el mundo ve la explosión por televisión, incluido Wayne, que se encuentra una hoja de periódico en un sobre a su nombre donde se relataba la destrucción de la Torre Wayne, y donde alguien escribió encima: "Deja que su familia muera".

Cuando Luthor llega a su Parque Tecnológico ve restos de lucha, cientos de balas y en vez de la kryptonita, un murciélago en la urna que la contenía.

Superman visita a Lois lamentando no haber visto el explosivo porque no estaba atento.

Dice haber estado toda la vida convencido de que debía hacer el bien y que Superman es solo un sueño de su padre, un granjero de Kansas, respondiéndole Lois que el sueño de ese granjero es todo lo que tienen algunos y lo que les da esperanza.

Luthor, que se había hecho con las huellas de Zod regresa a la nave, pudiendo acceder al archivo kryptoniano que posee conocimientos de 100.000 mundos.

Bruce encuentra entre los archivos desencriptados la foto que buscaba la mujer que le robó, que es de 1918 y donde aparece tan joven como en la actualidad aunque lleva un traje de guerrera.

Luthor accede al cadáver de Zod y se hace un corte en la mano haciendo que su sangre se mezcle con el líquido de la Cámara Génesis, donde está el cadáver de Zod para crear algo tremendo, aunque el ordenador le señala que devolverle a la vida es una acción no permitida por el consejo de Krypton, haciéndoles ver Luthor que el consejo ese ya no existe, por lo que les pide que proceda a resucitarlo iniciando la metamorfosis.

Los periódicos se preguntan si Superman pudo ser cómplice de la tragedia y si era consciente de la existencia de la bomba y se preguntan cómo ha podido desaparecer cuando la ciudadanía le necesita más que nunca, emitiendo la televisión imágenes de la gente clamando contra Superman, al considerarlo involucrado en la explosión.

Clark tiene un sueño en que se ve caminando entre montañas heladas, viendo a lo lejos a su padre que le cuenta que cuando tenía 12 años hubo inundaciones. Él trabajó duramente con su padre y lograron evitar que se les inundara la granja, por lo que su madre le preparó una tarta y le dijo que era un héroe sin saber que al evitar la inundación de su granja hicieron que el agua subiera río arriba anegando la granja de sus vecinos, cuyos caballos murieron, indicando que siempre los oía en sus pesadillas.

Clark le dice que le echa de menos.

Alfred le dice a Wayne, que visita la antigua mansión familiar abandonada, que está yendo hacia un suicidio, pues no puede ganar, pero él dice que ese es su legado para el futuro del mundo, pues ya ha vivido más de lo que vivió su padre, contándole que la primera generación de los Wayne eran cazadores que comerciaban con las pieles.

Un día, mientras Martha, madre de Clark saca la basura del bar es secuestrada.

Entretanto Bruce ha creado una lanza de kryptonita y tras ello pone la señal de aviso a Batman esperando que aparezca Superman al verla.

También Luthor ve la señal. Pero él tiene sus propios planes, llevándole sus hombres a otra secuestrada, Lois en un helicóptero a lo alto de una de sus torres.

Cuando llega, Lois le dice que tiene pruebas que le incriminan, asegurando él que desaparecerán, comprendiendo ella que es un psicópata, diciendo él que es el camino más corto hacia Superman, tras lo que la empuja desde lo alto del rascacielos al vacío, logrando que aparezca en efecto Superman a su rescate.

Sube luego a la azotea para enfrentarse a Luthor, que le muestra que sabe que es Kent.

Luthor le dice que lamenta que Dios no le ayudara cuando acabaron con su padre y que si era Todopoderoso no era Todobondadoso o viceversa, lo mismo que dice le pasa al propio Superman, estando dispuesto a mostrar que es un fraude y a mostrar la sangre que mancha sus manos, indicándole que tiene una cita cruzando la bahía, mostrándole el símbolo de Batman en el cielo cuyo odio ha ido creciendo durante los dos últimos años gracias a sus notas y trabajos, señalando que ahora se enfrentarán

Superman dice que no luchará por él, asegurando Luthor que por él no, pero sí por una dama especial, señalando Superman que esa dama está abajo a salvo, a lo que Luthor le dice que no es Lois, sino Martha, su madre, cuyas fotos secuestrada le muestra, teniendo escrito en la frente "Bruja", asegurándole que tanto si le mata a él como si se marcha su madre morirá, pero si mata al murciélago, Martha vivirá, teniendo menos de una hora para hacerlo.

Entretanto las televisiones informan sobre algo inusual ocurrido en la nave kryptoniana que provoca graves subidas de tensión.

Antes de partir a cumplir su objetivo Superman va a ver a Lois, a punto de coger un taxi para ir a la redacción y le informa de su objetivo.

Mientras tanto Diana Prince, la mujer que cogió el pendrive de Bruce lee en Internet las noticias que hablan del apagón de Metrópolis por culpa de las descargas de la nave kryptoniana, recibiendo un correo de Bruce, que le dice que al desencriptar la información de Luthor descubrió su antigua foto y le pregunta quién es, y dónde ha estado, adjuntándole además otros archivos en los que aparecen otros metahumanos, en poder de Luthor, en que aparecen Barry Allen, sin su traje de Flash evitando un robo en una tienda, y tras esta a Aquaman, grabado en la fosa de Tonga.

Ve otro de Victor Stone que experimenta en un cuerpo al que le faltan varios miembros consiguiendo que las partes que faltaban al sujeto, que cobra vida como Cyborg.

Cuando Lois llega a la redacción pide que le den un helicóptero, diciéndole su jefe que no tienen dinero para ello y que lo que necesitan es que haga un buen reportaje, enviándola a cubrir la noticia de la nave, pues está seguro de que Superman estará allí, aunque comprende que ella sabe mejor dónde está y le ofrece el helicóptero.

Cuando Superman llega ante Batman le dice que estaba equivocado y le pide que le escuche, tratando de explicarle lo que Lex le ha pedido, aunque Batman no le escucha y le lanza una fuerte descarga eléctrica.

Pero la ventaja inicial de Batman cede y los golpes de Superman son demoledores y además consigue destruir sus armas con su potente mirada, pidiéndole de nuevo que cese, pues le asegura que si quisiera ya estaría muerto, pero entonces Batman le lanza un proyectil que Superman para con sus manos, aunque cuando explota suelta polvo verde de kryptonita que paraliza a Superman al que le dice Batman que no es valiente, porque solo los hombres lo son.

Empiezan tras ello a pelear, esta vez con ventaja de Batman, hasta que a Superman se le pasan los efectos y cambian nuevamente las tornas, por lo que Batman le lanza otro proyectil con Kryptonita, y aprovechando su estado lo golpea duramente con un lavabo para a continuación tirarlo por el hueco de la escalera y una vez abajo lo ata con un cable por los pies y lo voltea haciendo que se golpee duramente contra paredes y columnas, para, una vez que lo tiene a su merced mostrarle una lanza de kryptonita, diciéndole a Superman que nunca ha sido Dios, y ni siquiera ha sido un hombre.

Llega en ese momento Lois en el helicóptero hasta el edificio.

Cuando Batman va a clavarle la lanza y a acabar con él, Superman le dice que va a dejar que maten a Martha, y al escuchar ese nombre le pregunta por qué dijo ese nombre, pidiéndole Superman que lo encuentre y salve a Martha, no pudiendo Batman evitar recordar a su madre, que tenía el mismo nombre, y preguntándole de nuevo por qué ha dicho ese nombre, respondiéndole Lois Lane, que llega en ese momento que ese es el nombre de su madre, ante lo que Batman se deshace de la lanza de kryptonita.

Entre tanto las televisiones retransmiten lo que ocurre en torno a la nave kryptoniana, que es vigilada por soldados y policías.

Para entonces a Martha le quedan solo 10 minutos de vida.

Superman le cuenta a Batman que Luthor le pidió que acabara con él a cambio de la vida de Martha, señalándoles Lois que la nave de exploración kryptoniana está absorbiendo la energía de la ciudad, por lo que Batman le pide a Superman que vaya él hasta la nave, dándole su palabra de que él se ocupará de su madre.

Ya en el Batmovil, recibe información de Alfred, que le dice que ha rastreado el móvil del ruso y le indica que está en una nave cercana al puerto.

Allí Knyazev se prepara para acabar con Martha, tras acabar el tiempo que le dieron a Superman, cuando escucha fuera el ruido del Batmovil, preparándose sus hombres para acabar con él, disparando sus potentes armas que no hacen mella en el vehículo, que sin embargo sí consigue acabar haciéndolos saltar por los aires.

Le pide tras ello a Alfred que maneje él los mandos, indicándole este que los sensores térmicos señalan la presencia de una veintena de personas en la tercera planta, por lo que se acerca a la segunda, lanzándose Batman desde la nave al edificio donde los hombres de Luthor le esperan con sus armas, sorprendiéndolos al surgir desde el suelo.

A pesar del elevado número de sus enemigos consigue acabar con ellos antes de entrar al cuarto donde retienen a Martha, donde le esperan con armas más potentes, aunque consigue sorprenderlos al atravesar la pared, apuntando con su arma a Knyazev, que con su lanzallamas apunta a su vez a Martha, amenazando con acabar con ella si no tira sus armas, decidiendo Batman no dispararle a él, sino a los tanques de combustible de su espalda haciendo que este vuele por los aires mientras él cubre a Martha con su capa para evitar que se calcine cuando explota el artefacto.

Entretanto Lois, tras recoger la lanza de Kryptonita la lanza al agua.

Por su parte Superman vuelve a ver a Luthor, el cual llama a Knyazev para que le cuente si acabó ya con Martha, comprobando que quien le responde es Batman, lo que le indica que las cosas no fueron como esperaba, por lo que señala que ya que el hombre Batman no mató al dios, recurrirá al diablo.

De la nave empieza a surgir Zod, transformado en un gigantesco monstruo, Doomsday, requiriendo para ello toda la energía de la ciudad, que se queda sin luz.

Superman consigue parar el primer golpe del monstruo, pero este demuestra pronto ser más fuerte, golpeándolo contra su propia estatua.

Los militares lanzan también sus helicópteros Apache tratando de acabar con el monstruo, que trepa hasta la torre de LexCorp, sin que los ataques le hagan nada, expulsando una gran energía de su interior que acaba con ellos y con la señal televisiva que lo retransmitía.

Para entonces el espacio aéreo ya no puede usarse, emergiendo entonces la figura de Superman que sorprende al monstruo y lo lleva hasta el espacio exterior, sugiriendo el Estado Mayor que se lance un misil, ya que están en un lugar donde no harán ya daño a nadie, a lo que solo se opone Swanwick, al que el presidente no tiene en cuenta, ordenando que disparen el misil.

Diana Prince, al enterarse de lo que ocurre abandona el avión.

En el espacio, Superman toma impulso y empuja a Doomsday más arriba para evitar cualquier daño, viendo cómo se acerca el misil, por lo que sujeta al monstruo hasta ser alcanzados por el mismo.

Tras ser alcanzado por este, Doomsday cae en una isla deshabitada cercana a Metrópolis, aunque Superman no llega a caer, observando los militares cómo lejos de haber destruido al monstruo, este tiene mayor potencia, ya que con cada descarga se va volviendo cada vez más poderoso, por lo que comprenden que es indestructible, al contrario que Superman que flota en el espacio sin sentido.

Batman, que vio desde el Batmovil la gran explosión del espacio ve al acercarse cómo Doomsday lanza con sus ojos un potente rayo que hace zozobrar la nave, mientras escucha cómo Alfred le dice que solo podrán vencerlo con un arma de kryptonita, acordándose Batman de la lanza que había creado y que dejó en Gotham, por lo que decide atraer al monstruo hacia el lugar donde está la kryptonita, para lo que lanza su ataque con el Batmovil haciéndole reaccionar y seguirle, consiguiendo alcanzarlo y derribar su nave muy cerca de su destino, disponiéndose a rematarlo con su rayo de luz, aunque algo detiene la ráfaga, las muñequeras de la Mujer Maravilla, Diana Prince vestida con el traje con que la vio en la fotografía de 1918, la cual lanza a su vez su potente rayo con el que consigue desplazar el monstruo.

Entretanto, y tras recuperarse, hace su aparición Superman, lanzándose Doomsday contra un depósito de combustible que al explotar hace que explosionen los de al lado, lo que le ayuda a recargarse.

Lois, que observa desde lejos la explosión corre de nuevo hacia el edificio del puerto tratando de recuperar la lanza que antes lanzó al agua.

La Mujer Maravilla le pregunta para qué le trajo a la ciudad de nuevo, diciendo él que el puerto está abandonado y en él hay un arma que puede matarlo.

Lois se mete en la piscina a la que tiró la lanza de kryptonita para recuperarla

Superman dice que esa cosa es de otro mundo, de su mundo, señalando la Mujer Maravilla que ya ha acabado con cosas de otros mundos en diversas ocasiones, preguntándole Superman a Batman si ella va con él, respondiendo este que creía que iba con él.

Cuando la bestia regresa más fuerte, se lanza contra ella la Mujer Maravilla y Superman, y aunque encaja algunos golpes los rechaza una y otra vez y los golpea duramente, lanzando fuego con sus miradas el uno contra el otro

Entretanto Lois se ve atrapada en el agua tras caer un muro, escuchando Superman sus golpes, por lo que debe dejar la lucha y salvar a su novia, tras lo que él mismo se lanza al agua para recoger la lanza, debiendo ser Lois en este caso quien lo rescate a él al perder sus poderes debido a la kryptonita.

Entretanto la bestia ataca a Batman, siendo atacado a su vez por la Mujer Maravilla, que le corta una de sus manos, de donde surge un pincho enorme.

Lois le pide a Superman que no actúe, diciéndole él que ese es su mundo, tras lo que recoge la lanza y se dirige con ella hacia el monstruo al que la Mujer Maravilla consiguió enlazar con su látigo, logrando Batman debilitarlo con uno de sus proyectiles de kryptonita, llegando en ese momento Superman hasta él y clavándole la lanza, aunque el monstruo le clava a su vez el pincho que le salió en lugar de la mano en su pecho.

La lanza hace su efecto y el monstruo cae muerto con Superman en su mano

Batman y la Mujer Maravilla le entregan su cuerpo a la llorosa Lois.

Detenido Lex Luthor, en prisión le afeitan la cabeza

En el Daily Planet, White revisa la primera copia del ejemplar de ese día, con el titular "Superman muerto". Y subtitulan "Noche de horror, mañana de pérdida".

Y en su interior aparece la noticia del asesinato de Clark Kent mientras cubría la batalla en Gotham, junto a la noticia del arresto de Lex Luthor en relación con el atentado del Capitolio.

Martha llora junto al féretro de su hijo, yendo luego a ver a Lois que descansa en un cuarto, llevándole un sobre de él, encontrando dentro una sortija.

Se celebran dos funerales. Uno íntimo, por Clark Kent, al que acuden Martha y Lois junto a algunos allegados cerca de la granja familiar.

El otro, multitudinario, se celebra en Metrópolis, donde se le rinden honores militares lanzándose salvas en honor de Superman.

Al primero acuden también Bruce Wayne y la Mujer Maravilla, lamentando Bruce ante esta haberle fallado en la vida, aunque asegura que no le fallará en la muerte, por lo que le pide a la Mujer Maravilla que le ayude a encontrar a los que son como ella, los metahumanos, aunque ella dice que quizá ellos no quieren ser encontrados, diciéndole él que querrán y que necesitan luchar unidos.

Ella recuerda que 100 años antes se alejó de la humanidad, de un siglo de barbarie ya que el hombre creó un mundo en el que estar unidos era imposible, aunque Bruce dice que pueden volver a empezar y hacerlo mejor, preguntando ella por qué está seguro que se unirán, diciendo él que lo presiente.

Batman visita a Luthor en prisión asegurándole que haga lo que haga, él estará vigilándolo mientras le amenaza con una marca ardiente del murciélago que grabó ya en el pecho del traficante humano, aunque en vez de marcarlo con él golpea la pared antes de desaparecer, mientras Luthor afirma que el dios ha muerto y las campanas, que han empezado ya a doblar y no pueden ya parar, pues los ha olido y está sediento.

Ya a solas en el cementerio, Lois lanza un puñado de tierra con su mano en la que luce la sortija que le hizo llegar Martha, antes de alejarse, no pudiendo ver por ello cómo la arena se empieza a mover, ante un pequeño latido.

Calificación: 2