Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Begin again
Begin again

Begin again (2013) * USA

          También conocida como:
                    - "¿Puede una canción de amor salvar tu vida?" (Argentina)
                    - "La canción de tu vida" (Chile - Perú)

Duración: 104 min.

Música: Gregg Alexander

Fotografía: Yaron Orbach

Guión y Dirección: John Carney

Intérpretes: Keira Knightley (Gretta), Mark Ruffalo (Dan Mulligan), Adam Levine (Dave), Hailee Steinfeld (Violet), James Corden (Steve), CeeLo Green (Trouble Gum), Catherine Keener (Miriam), Yasiin Bey (Saul).

Tras cantar en un pub neoyorquino, Steve presenta a la concurrencia a su amiga Gretta, a la que le pide que suba a presentar una de sus canciones, debiendo hacerlo pese a su resistencia ante la insistencia de él, dedicándosela "a cualquiera que se haya sentido solo en la ciudad", comprobando que mientras canta todos comienzan a charlar no recibiendo demasiados aplausos, aunque un hombre que está entre el público, Dan, sonríe abiertamente.

Ese mismo día por la mañana suena el despertador de Dan. Se levanta y sale al balcón a fumar, pero cuando va a afeitarse decide regresar a la cama, hasta que suena su teléfono, vistiéndose entonces deprisa tras leer un mensaje, para coger el coche, en el que va escuchando las maquetas que le dejaron en la puerta y que va desechando una tras otra mientras bebe de una botella que lleva en la guantera.

Llega por fin al colegio donde espera su hija Violet, de 14 años, que va muy pintada y con unos shorts muy cortos, y a la que le explica que su madre le pidió que fuera a recogerla porque no podía ir ella, yendo con ella a la discográfica en que trabaja y donde hay una reunión a la que llega tarde, y en la que debaten la idea de incluir un audio comentario en un disco, exponiendo él la idea de que tal vez los jóvenes tengan razón y haya que dejar que la gente se baje la música gratis.

Cuando se queda a solas con Saul, su socio, con el que creó la discográfica independiente, este se queja de que ninguna de sus propuestas de los últimos 5 años funcionó, por lo que, debe dejar la compañía.

Ante su hija, y mientras toma una cerveza se queja de que le echen de su propia empresa, mientras que ella se queja de que apenas lo conoce tras dos años sin casi verlo, enterándose en ese momento de que va a terapia con un psiquiatra.

Deben huir del bar porque no llevan dinero, aunque el camarero los alcanza y le da un golpe en la nariz ante la vergüenza de su hija, a la que poco después deja en su casa, pidiéndole que no le cuente a su madre que ha perdido el trabajo, entrando en casa y discutiendo con Miriam por su hija, pues él le dice que puede dejarla ir como la chica de Taxi driver, echándole ella en cara que no le hace ningún caso.

Cuando vuelve al coche este no arranca, por lo que se va andando, parándose a beber en un banco, para luego coger el metro y entrar en un pub donde pide un whisky, escuchando entonces a Gretta, e imaginándose mientras esta canta, su canción con arreglos y orquestación.

Y tras finalizar la actuación se acerca a ella y le da su tarjeta diciéndole que quiere ser su productor y grabar con ella un disco, diciéndole ella que si no ha visto que no ha gustado a nadie y que más que un productor parece un vagabundo, aunque él insiste en que le ha gustado su música y que además es guapa, ante la indignación de ella que no quiere ser un florero y quiere que su música guste por sí sola, devolviéndole su tarjeta.

Pero cuando sale del pub él la espera y le confiesa que aunque quisiera no podría firmar con ella ningún contrato y que no ha firmado ninguno en los últimos 7 años. Le dice que lo ha perdido todo y que estaba bebiendo con la intención de tirarse a las vías del metro cuando escuchó su canción.

Van a tomar una cerveza y le cuenta que, aunque fundó la compañía y consiguió dos Grammy, acabó vendiendo sus acciones y empeñando los grammy.

Le confiesa que escuchó borracho su canción, pero que gracias a ello vio los arreglos que podían hacer que esta funcionara.

Pero tras tomar la cerveza ella le dice que va a coger un avión al día siguiente de regreso a Inglaterra, ante lo que él le pide que se quede un día más en Nueva York para poder pasarle su prueba a su antiguo socio, diciéndole que si no funciona él le pagará el viaje, prometiéndole ella pensárselo antes de separarse.

Una vez en su apartamento, Gretta recuerda su llegada a Nueva York con Dave Kohl, su novio, y cómo ella lo iba grabando todo con su iPhone, siendo recibidos por una representante de la discográfica que les lleva al lujoso apartamento que les han alquilado, siendo requerido nada más bajar del coche por unas adolescentes que aseguran haber visto su película y que se hacen una foto con él.

Por la tarde van a la discográfica, donde él dice que ha estado componiendo canciones con Gretta durante los dos últimos años y desea que ella toque en varias de sus canciones.

Tras un tiempo de grabación, Dave, que ya no lleva gafas y se ha dejado bigote, le informa a Gretta, que ahora se limita a llevarles los cafés, que viajará durante una semana a Los Ángeles con gente de la discográfica.

Durante el tiempo en que permanece sola visita la ciudad y se encuentra con su amigo Steve, que se dedica a tocar en la calle, y que se pone muy contento de volver a verla, llevándola a su minúsculo apartamento abarrotado de aparatos de mezclas comprados a discográficas que los cambian por otros más modernos y hablan de su pasado, afirmando ella que se ha convertido en la novia de Dave Kohl, cuando hasta unas semanas antes eran colegas.

De nuevo sola, recuerda sus últimos ensayos juntos que grabaron porque a él le encantaba la canción, que ella le dice es su regalo de Navidad porque no puede darle otro, llamándola "Estrellas partidas".

Cuando regresa de Los Ángeles, Dave parece haber vuelto a cambiar de imagen, llevando un gorro, y contándole tras ello que ha escrito una nueva canción mientras estuvo en Los Ángeles, que le pone, sin apenas mirarla mientras la escuchan, dándole al final ella un bofetón, preguntándole tras ello para quién la escribió, y él, que sabe que ella parece leerle la mente, le responde que para Mim, una mujer asiática que trabaja en la compañía discográfica y a la que conoce desde solo un mes antes.

Gretta decide recoger su maleta y sus cosas e ir a buscar a su amigo Steve, con el que se instala, invitándola él a ir al pub donde va a tocar, insistiéndole hasta casi obligarla cuando ella se niega a salir por no estar de humor, porque no quiere dejarla sola.

Y esa es la noche en que conoce a Dan, al que despierta la mañana siguiente su llamada telefónica, preguntándole si iba en serio su propuesta.

Dan corre entusiasmado a casa de Miriam, su ex mujer, donde tiene sus trajes, para ponerse uno y acudir al estudio, donde Gretta interpreta una de sus canciones ya que no tiene ninguna maqueta.

Saul le dice que aun la ve verde, pidiéndole Dan dinero para hacer una demo, al contrario de lo que es habitual, diciéndole Saul que grave el tema y hablarán tras ello.

A la salida, y mientras toman un café ven a un músico callejero y él le dice que no necesitan un estudio, y que pueden grabar en la calle todo un disco grabando cada canción en un lugar diferente de la ciudad, lo que ella acepta, aunque poniéndole la condición de que sea él quien la produzca.

Contarán para ello con las mesas de mezclas de Steve, tras lo que reclutan a los hermanos Malcolm y a Rachel que están en el conservatorio desde niños, el primero con el violín, y ella con el chelo, y que aceptan a cambio de una promesa de comisión, ya que no puede pagarles, y siempre que no tengan que tocar a Vivaldi, tras lo cual le ofrece trabajar con ellos a un pianista harto de tocar para una clase de ballet de niñas

Acude tras ello a ver a su amigo Truble Gum, un rapero al que le pide un bajo y un batería, que él se presta a pagárselos, contándole a Gretta que la mansión en que están y sus coches de lujo se los debe a Dan, que fue quien lo descubrió y apoyó.

El primer tema lo grabarán en un callejón con el ruido de los coches de fondo y con un improvisado coro con los niños de la calle a los que consigue con eso y una pequeña propina mantener callados.

Alquila tras ello una terraza frente al Empire State Building.

Gretta acompaña a Dan a recoger a Violet al colegio, y, tras ver que se fija en un chico, le aconseja que lo ignore para conseguir que él la invite a salir, diciéndole que debe dejar de vestir de forma tan provocativa, pues su ropa es sexy, pero no deja margen para la imaginación, por lo que la invita a ir de compras con ella, y a la vuelta la invite a que toque el jueves siguiente con ellos.

Dan se muestra reacio, pues no cree que la muchacha toque lo suficientemente bien, pero ante la insistencia de Gretta habla con Miriam para pedirle que la lleve, mostrando esta también sus reticencias, no creyéndola preparada, pidiéndole que vaya también ella.

Ya solos, Gretta le habla de su hija y de lo que le necesita y él se enfada de que le juzgue y le dice que habla sin saber sus circunstancias, diciéndole que si acabó su matrimonio después de 18 años fue porque su mujer planeaba dejarlo por otro con el que le engañó mientras él se ocupaba de Violet, diciéndole que ella no es la mejor persona para juzgar a otro ya que ella aguanta a un tipo que le ha puesto los cuernos.

Le cuenta después que su mujer se fue durante un año para trabajar como promotora y se enamoró de un cantante, decidiendo que cuando regresaran le plantearían a sus respectivas parejas la situación y se irían a vivir juntos.

Miriam lo hizo, pero su pareja ni siquiera la llamó para decirle que había cambiado de opinión, tras lo que siguieron algún tiempo conviviendo pero en diferentes habitaciones, agriándosele a él el carácter y empezando a beber.

Cuando suben al coche tras haber estado charlando a la orilla del Hudson, y viendo las luces de Manhattan, ella le pregunta por el divisor que tiene colgado del retrovisor, con una sola entrada y salida para dos auriculares, diciéndole que lo tiene desde su primera salida con Miriam, paseando en Noche Vieja por la ciudad escuchando música, y dos meses más tarde se casaron.

Él le dice que se sabe mucho de la persona por la música que escucha y le pregunta qué música lleva en su móvil, y, aunque en un principio se resiste, finalmente le deja que escuche su música mientras pasean por la ciudad, escuchando a Sinatra, o a otros cantantes, bailando en una discoteca con la música que oyen pese a que la gente baila otra cosa, para luego ir en metro, o sentándose en un banco, escuchando finalmente "As time goes by" de Casablanca mientras ven a la gente pasear.

De regreso a su casa, Steve le muestra un video de Dave, al que le han dado un premio de música y que ahora lleva barba, no reconociendo en ese hombre a la persona que amó, pues parece totalmente distinto.

Cuando se marcha Dan, ella le confiesa que le quería como una tonta, diciéndole Steve que debe escribir una canción sobre ello mientras bebe, tras lo cual la graba en el buzón de voz de Dave acompañada por Steve al teclado.

Dave la escucha no pudiendo evitar sentirse mal.

Entretanto ellos continúan con su proyecto grabando una canción bajo el arco del Washington Square Park, o en las barcas del Central Park, o en el mismo parque junto a la fuente de Bethesda, o en una estación de metro, de la que tienen que salir corriendo ante la llegada de los vigilantes.

Y finalmente en la terraza que alquilaron frente al Empire State, adonde llegan Violet y Miriam, pidiéndole Gretta a Dan que él toque el bajo.

Y mientras esperan para grabar recibe un mensaje de Dave diciéndole que ha regresado a Nueva York para un concierto, y le pide que lo llame.

Comienzan a grabar mientras anochece, con Dan al bajo, y con Violet preparada para tocar algo, pidiéndole Gretta que se anime, lo que la chica finalmente hace, sorprendiéndolos a todos, y en especial a sus padres al demostrarles que toca muy bien, aunque luego deben salir corriendo al haber molestado a algunos vecinos que no pueden descansar y que avisaron a la policía.

Terminada la grabación celebran una fiesta, y brindan por su álbum, aunque Dan lo hace con cola, pues va a tratar de no beber, bailando con Miriam y con Violet.

Tras ella queda con Dave, que dice que está agotado tras su gira, contándole él que ya no está con Mim.

Ella le muestra su trabajo que a él le parece muy interesante.

Él dice que acabó ya las mezclas de su álbum y le hace escucharlo, diciéndole ella que ha perdido las canciones en la producción, y que por ejemplo "Estrellas perdidas", cuya letra es de ella y que le regaló, ya no parece una balada, cree que ha perdido la canción en el proceso, diciéndole él que a todo el mundo le encanta, ante lo que ella le dice que le preocupa demasiado lo que piensan los demás.

Él le pide que vaya a ver su concierto para que vea cómo todo el mundo se enamora de su creación, aceptando ella, aunque le pide que no la cante como en el disco.

Tras recoger a su hija y darle el disco, diciéndole que es una gran guitarrista, va a ver a Saul y a llevarle el disco para escucharlo, diciéndole él que es fantástico y reconociendo que no supo verlo, ofreciéndoles colocar alguna de las canciones en una película o en una serie, lo que ellos rechazan.

Ella pregunta cómo funciona el asunto, diciéndole que lo normal es que el disco se venda a 10 dólares, y ella se lleve uno, preguntándose ella si no hay producción, porque el disco ya se hizo, y ya que se va a vender en Internet, por qué se van a llevar ellos 9 dólares y que desea que Dan recupere su trabajo.

A la salida Dan le dice que conseguirá un contrato y que le irá bien, aunque tendrá que transigir algo, a lo que ella se niega, empezando a pensar en hacer otros álbumes, como la serie europea, recorriendo toda Europa en tren y grabando en cada país.

Finalmente acude al Teatro Gamercy, al concierto de Dave, ahora ya afeitado, anunciando que va a tocar su versión como la escribió Gretta, a la que le pide, si está allí que suba al escenario y toque con él.

Comienza así a cantar su canción solo con su guitarra, aunque poco a poco comienza a sonar como en el álbum, viendo a la multitud entregada, aunque ella, decepcionada prefiere marcharse.

Dan recibe con el correo un sobre con un divisor, y esa noche vuelve a salir con Miriam y a escuchar juntos las canciones que les gustaban, volviendo a besarse, mientras Gretta toma una decisión.

Visita a Dan, que está recogiendo sus cosas para regresar con Miriam y le dice que no desea que su compañía publique el álbum, decidiendo venderlo a través de Internet por 1 dólar y dividir las ganancias a partes iguales entre todos, aunque llama a Truble Gum que lo retuitea, logrando vender 10.000 copias el primer día.

Saul lo visita en su despacho preguntándose si sabía algo y si ha hecho algo por detrás perjudicando a su sector, lo que él niega, pidiéndole Saul que vacíe de nuevo sus cajones.

Calificación: 3