Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia)
Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia)

Birdman: or (The unexpected virtue of ignorance) (2014) * USA

Duración: 119 min.

Música: Antonio Sánchez

Fotografía: Emmanuel Lubezki

Guión: Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris Jr. y Armando Bo

Dirección: Alejandro González Iñárritu

Intérpretes: Michael Keaton (Riggan Thomson), Zach Galifianakis (Jake), Edward Norton (Mike Shiner), Andrea Riseborough (Laura Aulburn), Amy Ryan (Sylvia Thomson), Emma Stone (Sam Thomson), Naomi Watts (Lesley Truman), Lindsay Duncan (Tabitha Dickinson), Merritt Weber (Annie), Jeremy Shamos (Ralph).

Un hombre, Riggan Thomson levita en su camerino del teatro Saint James, en Broadway mientras escucha una voz profunda, la de Birdman un superhéroe al que interpretó años antes, que le pregunta cómo acabaron en ese antro.

Una llamada por videoconferencia de Sam, su hija, le obliga a abandonar su estado de meditación para hablar con ella, a la que encuentra de muy mal humor diciéndole que no tienen las flores que le pidió, diciéndole él entonces que le coja cualquiera menos las rosas, afirmando la muchacha que odia ese trabajo.

Le llaman para que salga a escena, cruzándose antes de entrar con Jake, su mejor amigo, su abogado y productor, quejándose de que el otro actor, Ralph, sobreactúa.

Él aparece en escena donde Ralph comparte mesa con Leslie y Laura, y se une al ensayo, pidiéndole a Ralph que transmita más emoción, viendo que al hacerlo exagera demasiado, y mientras se disculpa por ello le cae un foco sobre la cabeza dejándolo inconsciente.

Mientras lo atienden Riggan regresa a su camerino mientras Jake le advierte de que lo ocurrido es grave y que pueden demandarlos, diciendo Riggan que quizá sea mejor suspender el preestreno, recordándole Jake que tienen todo vendido y que tendrá a toda la prensa en un par de horas en su camerino, contándole entonces a Jake que la caída de la lámpara no fue un accidente, sino que lo provocó él.

Le pide a Jake que busque a un sustituto, aunque todos los que le propone (Woody Harrelson, Michael Fassbender o Jeremy Renner) están rodando películas de superhéroes.

Una vez en el camerino ve un reportaje en televisión sobre Robert Downey Jr., protagonista de Iron Man, diciéndole la voz de Birdman que ese payaso se está forrando pese a no tener ni la mitad de talento que él, pues ellos dos eran auténticos y lo tenían todo, tratando Riggan de hacer ejercicios de respiración y relax para no escuchar esa voz.

Tras quitarse el peluquín se fija en que hay unas rosas y una nota que dice que no tenían lo que quería, consiguiendo con su mente hacer que se mueva el jarrón y caiga.

Poco después un grupo de periodistas le preguntan por su experiencia al pasar de súper-héroe a actor serio interpretando a Raymond Carver, aunque apenas le permiten hablar de ello, centrándose en su anterior etapa y en rumores absurdos, preguntándole una periodista si es cierto que se inyectó semen de lechoncito para mantener joven la piel de la cara.

Le dicen también que si se embarcó en esa obra para superar su imagen de héroe trasnochado, afirmando él que de hecho ya rechazó hacer "Birdman 4", 20 años atrás.

Jake le dice que les han pedido un reportaje en el Times, informando también de que Ralph desea denunciarlos, mientras él retira del camerino el poster de Birdman, contándole que para evitar la demanda amenazó a Ralph con mostrar las fotos de su ordenador - de monjas con pañales -, consiguiendo así neutralizarlo, aunque siguen con el problema de carecer de actor para el preestreno, ya que él se niega a utilizar al sustituto que tienen.

Llama entonces a la puerta Leslie, la actriz principal que les dice que si aun no tienen sustituto, Mike Shiner está libre, lo que pone de muy buen humor a Jake, que sabe que Mike vende muchas entradas y los críticos le adoran.

Riggan se topa esa tarde con Mike sobre el escenario, preguntándole el actor si es suya la adaptación, mostrándose dispuesto a comenzar ya los ensayos, ya que el preestreno es al día siguiente y no pueden perder tiempo.

Riggan se sorprende al ver que Mike no necesita el libreto, le pide que le diga una frase y se sorprende al ver que se lo sabe, diciéndole Mike que tiene un don, para luego confesarle que ha estado ayudando a Leslie durante un mes con los ensayos, permitiéndose además corregir algunas frases reiterativas, pareciendo que se integra muy bien en el papel.

Aparece entonces Sam para decirle que debe bajar a probarse la ropa, acompañándolo ella a sastrería, diciéndole que lo vio en una obra donde estaba genial, respondiendo él que para genial su culo, aunque ella rechaza su comentario.

Luego, ante el sastre él se desnuda para probarse los trajes, mostrando que no lleva ropa interior y sin importarle que Sam lo observe, llegando entonces Leslie, que le pide que se vista, pues no desea que lo vea así Sam, la hija de Riggan, de la que dice que siempre está merodeando y que tiene el cerebro achicharrado por la droga, sin reparar en que está allí, poniéndose muy mal al enterarse, regañando a Mike por no haberla avisado.

Entretanto Riggan y Jake discuten, pues este señala que no les queda ya dinero para poder contratarlo, pidiéndole él que cierre el contrato y que ya conseguirá el dinero.

Baja entonces Laura, que lleva a Riggan hasta un apartado para decirle que lleva dos meses sin bajarla la regla, preguntándole si está contento, a lo que él pregunta si está segura de que es suyo, preguntándole ella si le hace ilusión, mientras lo abraza, dándole luego una bofetada por la broma, que no le hizo gracia.

Se realiza tras ello el ensayo general, siendo informado Riggan de que Mike está bebiendo ginebra de verdad, por lo que se la cambia provocando la ira de Mike, que en pleno ensayo se enfada al descubrir el cambiazo, lanzando el vaso contra la pared y quejándose de que Riggan cambiara frases del texto original para quedarse con sus mejores diálogos y de que todo sea de mentira en ese escenario, provocando el escándalo entre los espectadores.

Riggan sale desproticando y pidiéndole a Jake que despida a Mike, respondiéndole el abogado que debe tener paciencia, pues es solo un preestreno y lo importante es el estreno y las críticas de ese día, además de que tras anunciar su nombre, se duplicaron las ventas anticipadas, por lo que no pueden perderlo, pidiéndole que sea él quien lo meta en cintura.

Lo aborda entonces Mike, que le dice que ha estado brillante.

En el camerino se encuentra a Sylvia, su ex mujer, la madre de Sam, que no entendió lo que ocurrió en el escenario y que le pregunta cómo le va con Sam, contándole que va a volver a la enseñanza, diciéndole él que a lo mejor pide una hipoteca sobre su casa, recordándole ella que esa casa es para Sam, diciéndole él que la necesita para la obra.

Ella dice que mientras le esperaba, se le había olvidado por qué se separaron.

Él trata de hacerle ver que tiene algo bueno, recordando que durante su último vuelo desde Los Angeles atravesaron una terrible tormenta, yendo en el mismo avión que él George Clooney y recordando que pensaba que si se estrellaban quien aparecería en portada sería Clooney y no él.

Él se pregunta por qué se separaron, recordando ella que porque le lanzó un cuchillo de cocina, y aunque una hora después le estaba diciendo lo muncho que la amaba, el hecho de que no le gustara nada su última comedia no significaba que no le quisiera, pensando que él confunde el amor con la admiración y le pide antes de marcharse que no defraude a su hija.

Birdman le dice que debieron hacer el reallity de los Thomson y no esa obra.

Le informan que ha llegado la cama solar que Mike pidió para lograr un moreno pueblerino, por lo que va a verlo y discuten, diciéndole Mike que él es popular ysi le va mal podrá volver a hacer alguna película mala con la que conseguir dinero, mientras él seguirá dejándose la piel en el trabajo y que con su forma de actuar trataba de comprobar si la obra estaba viva.

Entran tras ello en una cafetería y le dice que se rieron en su cara, y él le hace ver que era solo un ensayo con gente, señalándole que en el otro extremo de la barra se encuentra Tabitha Dickinson, la crítica más importante de la ciudad.

Mike le pregunta por qué eligió una obra de Raymond Carver, mostrándole la servilleta de una coctelería que el autor le dio tras actuar en una obra en su colegio y en la que alababa su actuación, diciendo que entonces supo que le gustaría ser actor, haciéndole ver Mike que Carver debía estar borracho cuando lo escribió.

Mike se acerca a Tabitha, que le pregunta si va a ir a Hollywood, respondiendo él que es Hollywood quien ha ido hacia él, y le dice luego que quien se hace crítico es porque es incapaz de hacer arte.

Ella le dice que Riggan es un payaso con un traje de pájaro de licra, respondiéndole Mike que va a arriesgarlo todo con esa obra, preguntándole ella a Mike si no le preocupa que alguna vez le haga una mala crítica y le dice que sabe que se la hará cuando su interpretación sea mala.

De vuelta al teatro, Sam le dice a su padre que ya tiene los trajes y el agua de coco, diciéndole él que está agradecido porque está trabajando muy bien, aunque luego le pregunta por el olor que hay allí, descubriendo un porro y diciéndole que no puede hacerlo eso a él que está haciendo algo muy importante por su carrera, diciéndole Sam que está tratando de ser relevante, pero que ya le han olvidado, que no es importante y que debe acostumbrarse a ello.

Y cuando ella se va, él fuma lo que le quedaba del porro, haciendo con su poder mental que gire su tabaquera, observando un rollo de papel higiénico que su hija iba llenando de rayitas.

En el siguiente ensayo general, Mike debe aparecer en escena en la cama con Leslie, a la que le dice que se le ha puesto dura y que deben hacer el amor de verdad para horror de ella, que trata de quitárselo de encima, cuando en escena aparece Riggan con un arma, descubriendo todo el público que Mike, tiene una fuerte erección, lo que hace que la gente se ría con ganas.

En escena termina la obra con Riggan disparándose en la cabeza en vez de disparar al amante de la mujer a la que ama.

Ya entre bambalinas, Leslie le reprocha a Mike su forma de actuar, y que después de 6 meses sin que se le levantara, le proponga acostarse juntos ante más de 800 personas, diciéndole él que necesita sentir esa intensidad y que es real lo que hacen, tras lo que salen a saludar al público que les ovaciona, pidiéndole tras ello Leslie a Mike que saque las cosas de su piso, pues aunque en escena sea auténtico en el mundo real es un fraude, marchándose tras ello llorando hasta su camerino, donde Laura trata de consolarla cuando la ve preguntándose por qué no tiene más amor propio, contándole a Laura que siempre soñó con ser una actriz de Broadway y que ahora que está allí no siente que lo sea, diciéndole Laura que lo ha conseguido.

Mientras la abraza llega Riggan que la consuela diciéndole que es hermosa y que tiene talento y que él tiene suerte de contar con ella, mostrándose cuando se marcha Laura celosa, asegurando que a ella nunca le ha dicho nada parecido.

Para consolarla se lo dice Leslie, y Laura la besa, pidiéndole Leslie que lo haga otra vez, apareciendo entonces Mike que trata de hacer las paces, lo que ella rechaza.

Mike va a ver a Riggan y le dice que la pistola que usa es ridícula y que no se siente amenazado por ella, subiendo luego a la azotea para fumar, y encontrándose allí a Sam sentada en el borde, contándole que lo hace por la adrenalina, pues es lo más parecido a una droga que tiene desde que estuvo en rehabilitación, escuchando cómo desde abajo una persona le pide que se tire.

Sam le pregunta a Mike por qué se comporta así, pareciendo no importarle si cae bien, para luego retarlo a jugar a "verdad o acción".

Le pregunta entonces si cuando e dijo que tenía un buen culo lo pensaba realmente.

A ella le toca acción y Mike le pide que escupa sobre un hombre calvo.

Sam le pregunta si quiere acostarse con ella y le dice que no, por miedo a que no se le levante, diciéndole ella que eso no parecía un problema para él en el escenario, a lo que le responde que para él nada es un problema en el escenario.

Le pregunta después qué le gustaría hacerlo si no tuviera ese miedo, y él le dice que le sacaría los ojos y se los pondría para ver la calle como él la veía a su edad.

Al día siguiente Laura le lleva un periódico y le pide que no mate al mensajero, viendo que en el mismo hay una entrevista a Mike a toda página y una pequeña reseña sobre la obra en la que solo se señala que Riggan Thomson trata de retirarse en Broadway.

Al leerlo Riggan dice sentirse humillado, diciéndole Laura que a ella le pasa a menudo, a lo que él le responde que no le extraña, decidiendo ella marcharse enfadada y humillada una vez más tras anunciarle que no está embarazada.

Ya solo escucha la voz de Birdman diciéndole que Mike lo está utilizando y que le robó la portada y la función, tomándolo por un payaso y que a lo mejor es eso lo que es.

Riggan sale entonces enfadado hasta la cama solar donde está Mike, al que le reprocha que haya acaparado la portada y que además en la entrevista contara como propia la anécdota que le contó de Carver, y que siendo él quien hizo la función y pone el dinero debe ser quien controle la prensa.

Mike dice que contó lo primero que se le ocurrió, llamándolo Riggan engreído y reprochándole que estropease la función con su mega-erección, para a continuación preguntarle si también fue una ocurrencia contar en la entrevista que su padre era un borracho como Carver, diciéndole que su padre sí lo era y que los maltrataba y que abusaba de él y su hermana, provocando el malestar de Mike, que le asegura lo ignoraba, haciéndole ver Riggan que no es cierto y que él también sabe fingir, iniciándose una pelea entre ellos.

Aun enfadado, regresa a su camerino donde Birdman le dice que es patético y que la ha cagado destrozando un libro genial con una adaptación infantil y que está a punto de destrozar lo que queda de su carrera, pidiéndole salir de allí cuanto antes, recordándole que era una estrella de cine feliz y ahora es un amargado tratando de demostrar que es un artista aunque no lo es, mientras que antes facturaron millones, y que ahora es un impostor y lo desenmascararán pues es un actor triste egoísta y mediocre aferrándose a los últimos coletazos de su carrera, provocando la ira de Riggan que gracias a su poder mental destroza el póster de Birdman cuando este le recuerda que siempre serán uno.

Jake lo sorprende destrozando todo en su camerino, recordándole que le queda solo una hora para subir el telón del último preestreno, y diciéndole que llegó ya el dinero, tras lo que lo anima diciéndole que está orgulloso de él porque le ha echado huevos.

Como lo ve poco animado le dice que hay una cola de tres manzanas esperando para verlo y que el teatro está lleno e irán varias personalidades internacionales y Scorsese, que busca actores para su nueva película.

Una vez que sale del camerino, encuentra escuchando preocupadas a Leslie y a Laura, la cual le pregunta si es cierto lo de Scorsese, reconociendo que es mentira.

Leslie entra a ver a Riggan, encontrando el camerino destrozado y le pide perdón por los problemas causados por Mike, diciéndole que al día siguiente será su primer estreno en Broadway, dándole las gracias.

Mike vuelve a salir a fumar a la azotea antes del último preestreno, encontrando a Sam allí.

Él le pregunta qué es lo peor que le hizo su padre, respondiéndole ella que no estuvo nunca cerca y que trataba de compensarlo diciéndole que era especial.

Mike le dice que su padre tenía razón y que es especial, porque aunque trata de hacerse invisible no lo consigue ni con el alcohol, ni con la hierba ni con su actitud.

Ella le dice que es muy ñoño, tras lo que lo besa, aunque a él no parece agradarle, por lo que ella se marcha, aunque antes de salir le pregunta "¿Verdad o acción?", eligiendo él verdad, diciéndole ella que no y haciendo que la siga hasta la parte de arriba del escenario, donde entre focos y cuerdas ella le pregunta cómo puede fingir cada noche en el escenario, respondiendo él que finge en todas partes menos en el escenario y le pregunta qué hacen allí, besándolo de nuevo antes de acostarse allí.

Mientras se preparan, Riggan le dice a Laura que lo siente y que hablarán luego, aunque le dice que habrían sido pésimos padres, diciendo ella que tenía muchas ganas de haber sido madre, pero que su cuerpo no parece estar de acuerdo.

Mientras lo maquillan para la escena final, ve a Mike tonteando con su hija y besándola, tras lo que decide salir a la calle a fumar en batín.

Fuera llueve. Y de pronto la puerta se cierra quedando atrapado el batín y sin que pueda abrir ni sacar el batín, por lo que debe optar por quitarse el batín y salir andando en calzoncillos hacia la puerta principal del teatro, debiendo atravesar para ello la repleta Times Square donde la gente, al verle comienza a pedirle autógrafos, a fotografiarlo y a grabarlo con sus móviles y cámaras hasta que logra llegar a la puerta principal del teatro.

Al entrar, y en recepción, se encuentra con Ralph sentado en una silla de ruedas y con un collarín, junto con su abogado y afirmando que van a pedir una indemnización.

Como es ya el momento de su entrada en escena, entra por la parte de atrás tal como está, en calzoncillos, e interpretando su papel desde el pasillo, y apuntando a la pareja con su dedo como si fuera una pistola, entregándole la de atrezo al llegar al escenario.

Terminada la función Riggan va al camerino donde le espera Sam que le pregunta si le ocurre algo y que si estará listo para el estreno del día siguiente, diciéndole él que todos los preestrenos fueron un desastre, habiendo ocurrido algo especial en cada uno de ellos, pareciendo la obra una versión en miniatura de su vida.

Sam le dice que fue raro, pero interesante. Luego él le pregunta por qué ha rellenado de guioncitos un rollo de papel higiénico, contándole que mientras estaba en rehabilitación les obligaban a representar los 6.000 millones de años de existencia de la tierra y que cada raya representa 1.000 años, para luego hacer lo mismo representando los años de los humanos en la tierra, observando que, mientras en el primer caso rellenaban todo un rollo de papel higiénico, en el segundo son apenas unas hojas, viendo lo insignificantes que son sus egos.

Él le dice que ha sido un desastre de padre, explicándole ella entonces que se ha convertido en trending topic, mostrándole su paseo en calzoncillos, y le dice que aunque no lo crea eso es poder, habiendo tenido millones de visitas.

Acude de nuevo al bar, donde estuvo con Mike, donde está, como en su anterior visita, Tabitha, a la que le paga su copa y a la que se acerca mostrándole la servilleta de Raymond Carver, que, le explica es de 20 años antes de que se pusiera el traje de Birdman, a lo que ella le responde que le da igual, asegurando que va a destrozar su obra, no entendiendo él que lo haya previsto antes del estreno, por lo que le pregunta si ha hecho algo que la haya ofendido, asegurando ella que sí, que ocupa un teatro que podría haber sido utilizado para algo que mereciese la pena, asegurándole que retirará su obra porque le odia a él y a todo lo que representa, gente que no están formados y que miden su calidad por la taquilla y que no podía pretender adaptar, dirigir e interpretar una obra sin hablar primero con ella.

Riggan le pregunta qué tuvo que pasarle para decidir ser crítica, quitándole su libreta y preguntándole si ha llegado a ver la que está haciendo y que todo lo que pone son etiquetas y que no sabe ver nada si no puede etiquetarlo, pues no habla de la técnica ni sobre la estructura y que lo que hace no le supone ningún esfuerzo.

Le dice que ha invertido en su obra todo, para luego romper su crítica pidiéndole que se la meta por el culo, diciéndole ella que no debe confundirse, que no es un actor, sino una celebridad, repitiendo que va a arruinar su obra.

Cuando abandona el bar deja allí su servilleta de Carver.

Entra tras ello en una tienda de licores y pide una botella de whisky de la que comienza a beber, sentándose en una escalera en la que se queda dormido, despertándole al día siguiente la voz de Birdman que le dice que está hecho un desastre y que cuando tiene resaca se le pone cara de lelo y que debe olvidarse del Times, pues nadie se acuerda de él y que aunque no sea un gran actor está por encima de eso, pues es un fenómeno mundial.

Perseguido por Birdman, este le dice que se pasó la vida construyéndose una fortuna y una reputación que va a arruinar, pidiéndole que se haga la cirugía y que dé a la gente lo que quiere, una nueva película de Birdman, con las que saca a la gente de su vida miserable y aburrida con solo chasquear sus dedos. Y Riggan lo hace viendo cómo explota un edificio, convirtiéndose de pronto la calle en la escena de una super producción en la que aparecen soldados que disparan, helicópteros que son derribados y robots gigantes.

Birdman le dice que a la gente le gusta la acción y no ese coñazo deprimente y que la siguiente vez que grazne resonará en millones de oídos de todo el mundo y le dice que es un Dios, comenzando Riggan a flotar y a izarse hacia el cielo ante el asombro de la gente hasta llegar a lo alto de una azotea, donde es visto por un hombre que se acerca a él y lo agarra, temiendo que sea un suicida.

Tras ello el hombre le pregunta si está bien y si sabe adónde va a ir, diciendo él que sí, tras lo que corre hacia el bordillo, desde el que se lanza, comenzando a sobrevolar la ciudad mientras Birdman le dice que ese es su sitio, volando por encima de todos hasta aterrizar frente a la puerta del teatro, al que entra.

Frente a la puerta del mismo un taxista se queja de que no le ha pagado la carrera entrando en el teatro donde se anuncia el estreno para ese día de la obra "De qué hablamos cuando hablamos del amor", para salir poco después con el dinero.

Ya durante el entreacto de esa noche el público comenta en la calle que les ha gustado el planteamiento de la obra.

En su camerino, lleno de ramos de rosas - que él odia -, Riggan recibe a Sylvia, que le felicita porque todo está saliendo muy bien y él está genial.

Él está tumbado y dice sentirse tranquilo, confesándole que en ocasiones escucha una voz que le dice las verdades y eso le reconforta.

Recuerda entonces él su fiesta de aniversario, de la que ella prefiere no acordarse, pues fue cuando lo sorprendió con otra mujer en su cama de matrimonio, procediendo ella a echar a los invitados y a tirar los muebles por la ventana.

Riggan le dice que mientras ella se encerró en el cuarto de baño, él cogió el coche y se fue a Malibú, donde estuvo un buen rato mirando el mar dispuesto a suicidarse, aunque según se adentraba en el agua sintió como un hierro candente en su espalda, y luego varios más, debido a que el agua estaba llena de medusas, por lo que tuvo que salir y rebozarse en la arena como un loco.

Le dice que la quiere y que quiere a Sam, y lamenta no haber vivido su nacimiento y haber estado con ellas, teniendo la sensación de haberla perdido.

Ella lo besa antes de su salida a escena, cogiendo él antes de salir una pistola de verdad que comprueba tiene balas, y cuando en la escena final se dispara en la cabeza el público ovaciona de pie, sin que la gente sepa que se disparó de verdad, saliendo de entre las primeras butacas Tabitha.

A la mañana siguiente Jake llega a la habitación del hospital en que Riggan está ingresado acompañado por Sylvia, mostrándole un gran titular: "La inesperada virtud de la ignorancia" donde la crítica habla de superrealismo y de una experiencia en que público e intérprete en comunión derramaron la sangre que tanto echaban de menos en las venas del teatro.

Sylvia le reprocha a Jake que esté contento tras el suceso en que Riggan se voló la nariz, ante lo que su amigo les dice que ha logrado algo muy grande, y que de hecho ponen velas por él en Central Park y rezan por él en todo el país.

Dice estar viendo el futuro y que la obra estará siempre en cartel y que se estrenará en todo el mundo y volverán a llamarlos de las productoras y las editoriales, dándole entonces Sylvia una bofetada ante su insensibilidad, pidiéndole Jake a Riggan que intervenga y lo defienda reconociendo que era eso lo que quería.

Le explica tras ello a su amigo que le acusarán de exhibir un arma de fuego y le pide que diga que fue accidental.

De pronto se abre la puerta y asoman varios periodistas que preguntan si realmente fue un accidente, corriendo Jake a echarlos, comprobando que hay un gran número de periodistas esperando noticias sobre el suceso en el hall.

Llega entonces Sam para relevar a su madre y le lleva un ramo de lilas, que él ya no puede oler, haciéndole una foto de su cara, llena de vendas como su antigua máscara de Birdman, para enviarla a su cuenta de Twitter, preguntando él si tiene una cuenta, explicándole ella que la abrió esa mañana y que tiene ya más de 80.000 followers.

La muchacha se tumba sobre el pecho de su padre amorosamente.

Mientras Sam sale a buscar un jarrón para sus flores, Riggan se levanta y acude al servicio, mirándose al espejo. Se quita las vendas y observa su nueva nariz, mientras a su lado, sentado en la taza del servicio está Birdman al que le dice, "Adiós y que te jodan".

De regreso a la habitación se asoma a la ventana, observando a un grupo de pájaros. La abre y sube a la cornisa.

Cuando regresa Sam no encuentra a su padre, por lo que corre hacia la ventana abierta, mirando hacia abajo asustada y luego hacia arriba, comenzando a reír en ese momento.

Calificación: 3