Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Boyhood (Momentos de una vida)
Boyhood (Momentos de una vida)

Boyhood (2014) * USA

Duración: 165 min.

Música: Varios

Fotografía: Lee Daniel, Shane Kelly

Guión y Dirección: Richard Linklater

Intérpretes: Patricia Arquette (Olivia), Ellar Coltrane (Mason), Lorelei Linklater (Samantha), Ethan Hawke (padre), Marco Perella (Bill Welbrock), Brad Hawkins (Jim), Zoe Graham (Sheena), Jenny Tooley (Annie), Jamie Howard (Mindy), Andrew Villarreal (Randy), Libby Villari (Abuela), Sam Dillon (Nick), Charlie Sexton (Jimmy), Barbara Chisholm (Carol), Richard Andrew Jones (Cliff), Jessi Mechler (Nicole).

2002. Un niño de seis años, Mason Evans, Jr. está tumbado en el césped a la puerta de su colegio mirando el cielo mientras espera a su madre, Olivia, reunida con su profesora.

Camino de casa le cuenta que su profesora se queja de que no le entrega los deberes pese a que su madre le asegura que los hace, habiendo encontrado de hecho la propia profesora un motón de ellos en el fondo de su mochila hechos una bola, excusándose Mason diciendo que no los entregó porque no se los pidieron.

La profesora se queja de que se pasa el día mirando por la ventana y de que le rompió su sacapuntas, que le llenó de piedras, contando el niño que creía que se podía sacar punta a las piedras con él y quería hacer puntas de flecha para su colección.

Mason sale en bici con su amigo Tommy, con el que van a hacer graffitis bajo un puente hasta que va a buscarlo su hermana Samantha, de 8 años para cenar.

Ted, el novio de su madre va a buscarla para salir a cenar esa noche, a la que no encuentra preparada, diciéndole ella que le falló la canguro, por lo que no puede salir, aunque lo invita a quedarse a lo que él se niega yéndose a cenar con sus amigos.

Después de la cena el hombre regresa y Mason escucha de su cama cómo discute con su madre, diciéndole él que no es responsable de los errores de su vida, lo que indigna a Olivia, que le dice que sus hijos no son errores, y que a ella también le gustaría salir al cine o a divertirse pero que tiene responsabilidades.

Por la mañana Samantha despierta a Mason cantándole una canción, por lo que, molesto le tira la almohada, simulando Samantha cuando va su madre a regañarles que es ella la que ha sido molestada por él.

También con Tommy ven a escondidas revistas de lencería fijándose en los cuerpos de las modelos.

Algún tiempo después, y con un año más, su madre les dice que se van a mudar a Huston, pues desea volver a la universidad para poder encontrar un trabajo mejor, asegurando Samantha que ella no se irá, explicándole su madre que en su nueva casa podrán tener cada uno su cuarto y una piscina, y además les podrá echar una mano su abuela, preocupándole a Mason que pueda regresar su padre y no encontrarlos pese a que hace ya mucho que no lo ven, preguntándose si seguirá en Alaska.

Tras vender buena parte de sus cosas para no llevarse más que lo imprescindible, pintan la casa para dejarla como cuando se cambiaron.

Desde el coche ven a Tommy, al que no volverán a ver, peleándose durante el trayecto para desesperación de su madre.

Ya instalados en su nueva casa se preparan para ir a su nuevo colegio, informándoles su madre durante el desayuno de que los recogerá su abuela tras la clase y de que irá a verlos su padre, que está en la ciudad.

Por la tarde Samantha le muestra a su abuela sus trabajos, todos con matrícula, y sus dibujos mientras Mason juega con la consola.

Llega entonces su padre a recogerlos, preguntando a qué hora los tiene que llevar, respondiéndole la abuela que a las 7'30, pues debe dejarlos en su casa a las 8, afirmando él que los llevará directamente pese a las reticencias de la abuela.

Mason Sr. los lleva a la bolera, quejándose el pequeño Mason de que no le pongan barreras, pues sus bolas acaban siempre colándose por los lados.

Luego, mientras meriendan, ven las noticias sobre la guerra de Irak, explicándoles su padre que está ocurriendo lo que todos menos Bush sabían que ocurriría si entraban en Irak, asegurándoles él que Irak no tuvo nada que ver con las Torres Gemelas.

Les cuenta que estuvo trabajando en un barco en Alaska e intentó componer música, aunque ahora se establecerá allí, por lo que se verán más a menudo.

De vuelta en su casa, y mientras esperan a su madre los niños les muestran sus cosas, enseñándole Mason su colección de puntas de flecha.

Cuando llega Olivia le dice que le ha fastidiado sus planes llevándolos directamente a su casa, preguntándoles si hicieron sus deberes, a lo que responden que no, por lo que le pide a su ex marido que salga con ella para no discutir delante de los niños, viendo cómo le entrega un sobre con su asignación antes de irse.

2004. Olivia lleva un día a Mason a su clase debido a que este no se encontraba bien, proponiéndole el profesor, Bill Wellbrock, tras la clase quedar juntos ellos con él y sus hijos, de las mismas edades que ellos, escuchando luego cómo Bill le pregunta si podrá conseguir una niñera para salir juntos.

Algún tiempo después Mason y Samantha juegan en el jardín con otros dos niños, Randy y Mindy, los hijos de Bill, mientras los vigila su abuela, que anuncia poco después la llegada de sus padres, para los que han preparado carteles de bienvenida tras su luna de miel

Olivia y Bill les cuentan algo de su viaje a París y les entregan sus regalos.

Los niños entablan amistad con sus nuevos hermanastros, pasándose Mason el día jugando a videojuegos con Randy.

Además juegan también niños y adultos juntos a gestos.

Los cuatro chicos acuden juntos en 2005 a la fiesta de presentación del nuevo libro de Harry Potter, "Harry Potter y el misterio del Príncipe", acudiendo todos disfrazados de personajes del libro antes de conseguir su nuevo ejemplar.

Bill también les da clases de golf, pareciendo divertirse todos juntos, aunque otras veces ven cómo Bill acude a una licorería con la excusa de que necesitan bebidas por si van invitados el fin de semana, pese a que, según afirma Randy, siempre dice eso pese a que nunca van invitados, escondiendo de vez en cuando sus botellas entre los productos de limpieza.

Uno de los fines de semana en que les toca ver a su padre Bill les regaña por no haber terminado sus tareas, Samantha la limpieza del polvo y Mason quitar malas hierbas con Randy, asegurándoles que deberán hacerlo al día siguiente, terminando por discutir con él, que le pide a Olivia que le apoye, pues los chicos necesitan que les pongan límites, a lo que ella le dice que es que él pone demasiados límites.

Una vez con su padre este les pregunta por sus problemas, aunque ellos no parecen querer hablar, lo que hace que el padre se enfade, pues no desea tener con ellos una relación forzada, decidiendo que todo fluya con más naturalidad. Que ellos le hablen de sus cosas, y él de las suyas.

Van a un mariposario y luego juegan juntos al escondite y al fútbol, para acudir posteriormente a ver juntos un partido de béisbol

Durante el mismo les cuenta que está estudiando estadística, contándole los niños que su madre acabó ya su carrera con sobresaliente.

Les llevará luego a su casa, que comparte con su amigo Jimmy, con el que sigue tocando en algunas ocasiones, y con el que improvisa una canción en la que cuentan cosas de su vida.

Por la noche Mason le pregunta a su padre si cree que existe la magia en el mundo, y los seres como los elfos, contándole su padre que los elfos no existen, pero que sí existen las ballenas, seres fantásticos a los que los humanos no valoran porque son conocidas por todo el mundo, pero que son mejor que los elfos.

Unos días más tarde Bill lleva a Randy y a Mason a cortarse el pelo, haciendo que el peluquero acabe con la melena de la que tan orgulloso se sentía, dejándole el pelo al uno para regocijo de Bill, que asegura que así parecerá un hombre y no una niña.

Al día siguiente Mason dice que está enfermo para no ir al cole, aunque su madre sabe que es una excusa y le obliga a ir, aunque entiende que esté enfadado, diciéndole el niño que no entiende por qué se casó con Bill, que es un idiota.

Y tal como se temía, su corte de pelo será objeto de las burlas de sus compañeros, aunque una de sus compañeras le pasa una nota en la que le dice que su pelo mola.

Un día, ya en 2006, Randy y Mason regresan a su casa en bicicleta y descubren a Olivia tirada en el suelo del garaje y llorando, aunque cuando les ve y ellos le preguntan qué ocurrió ella les pide que se marche, contándoles Bill que su madre tuvo un pequeño accidente, aunque le gusta exagerar.

Bill ya no se oculta para beber y un día se presenta en la mesa con la botella, y les pregunta si tienen algún problema en que beba, respondiéndoles todos, excepto Mason, que permanece en silencio que no, afirmando que no le gusta a Mason, tras lo que le lanza un vaso contra su plato, rompiéndose en mil pedazos y dejando aterrorizados a todos, lanzando tras ello otro vaso a Randy para que no se sienta discriminado, antes de marcharse.

Los chicos, reunidos esa noche preguntan a sus hijos si estuvo así ya alguna vez, a lo que estos le dicen que siempre gritó mucho, pero que nunca estuvo así.

Un día Olivia desaparece y Bill les pide a los cuatro muchachos que le entreguen sus móviles y procede a revisar su historial de llamadas para comprobar si alguno de ellos ha hablado con ella, observando que Samantha tiene una llamada suya, admitiendo ella que su madre le dejó un mensaje pidiéndoles que se quedasen en su cuarto y diciéndoles que volvería más tarde.

Les pide tras ello que suban todos al coche yendo hasta un cajero automático, viendo que Olivia se llevó todo el dinero, por lo que acuden tras ello a una licorería, enviando a Mason y a Randy para que cobren un cheque de 500 dólares.

Poco después llega Olivia a su casa acompañada por Carol, una amiga, pidiéndoles a sus hijos que salgan de la casa.

Bill trata de impedir que salgan, aunque ante la presencia de otra testigo acaba dejándolos marchar, yéndose en el coche de su amiga sin siquiera poder despedirse de sus hermanastros.

Carol y su hija los acogerán en su casa durante el tiempo que necesiten, aunque Samantha y Mason están preocupados por Randy y Mindy, ante lo que Olivia les dice que no es su tutora legal y que si se los llevase la acusarían de secuestro, contándoles que ya avisó a los servicios sociales.

La salida de su casa irá acompañada de un cambio de colegio, sintiéndose Samantha fatal por dicho cambio y el abandono de todas sus amigas, no habiendo siquiera podido recoger su ropa.

Mason por su parte irá al colegio en que su madre trabaja, aunque la profesora le presenta enseguida a sus compañeros para que se sienta cómodo.

Durante la campaña electoral de 2008 Samantha y Mason colaboran con su padre colocando propaganda a favor de Obama, topándose durante esos momentos con gente a favor y en contra, quitando además alguno de los carteles de sus adversarios.

Ese fin de semana tenían programada una acampada, aunque Sam les dice que no puede ir con ellos porque tiene que ir a una fiesta en casa de una amiga, y cuando su padre le pregunta si irá el chico que ha visto en Facebook ella le dice que sí, reconociendo que es su novio, ante lo que su padre le advierte que debe utilizar condones si se acuesta con él para evitar quedarse embarazada.

Coinciden el bar con Tammy, una pelirroja que va a saludar a su padre.

Sin Sam, padre e hijo irán de acampada junto a un lago en el que nadan juntos, contándole Mason a su padre que su madre está a punto de sacarse el máster y que está buscando trabajo como profesora, lo que les puede suponer volverse a mudar, estando harto de hacerlo, aunque su padre le quita importancia asegurándole que aunque ocurra él seguirá yendo a verlos cada 15 días, contándole que a él podría pasarle lo mismo en la aseguradora en que trabaja una vez abandonada la música.

Le pregunta si sale con la pelirroja, debiendo reconocer su padre que es así, contándole él que también tiene una novia, con la que habla a menudo en el colegio, pero con la que no tiene ningún gusto en común.

Por la noche hacen una hoguera y siguen charlando mientras calientan nubes.

Finalmente deben mudarse a San Marcos, una localidad más pequeña que Huston, en cuya universidad trabajará Olivia como profesora.

Ya con 14 años y en su nuevo colegio tiene un pequeño encontronazo con dos matones que se dirigen amenazadoramente a él en el baño llamándolo niño bonito.

Un día se le olvida a su hermana recogerlo con el coche, por lo que decide ir andando hasta la universidad donde enseña su madre, hablando antes con una de sus nuevas compañeras que trata de convencerle para que acuda a la fiesta del fin de semana, a la que irá otra de sus amigas que está colada por él.

Espera a que su madre termina las clases, escuchando cómo invita a sus alumnos a su casa, donde harán, junto con otra profesora una fiesta de "preacción" de Gracias.

Uno de sus nuevos amigos, Chase, acude a su casa y lo invita a acampar esa noche en su nueva casa, que aun está en obras aunque casi terminada, y a la que irán con su hermano mayor, un amigo de este y otro amigo de la clase.

Los chicos mayores llevan cervezas y beben con ellos, acabando por hablar de chicas y de sus relaciones sexuales, asegurando Chase que se acostó ya con una chica, asegurando Mason que también él se acostó con una chica, aunque en Huston.

A la fiesta dada por su madre acuden varios de sus alumnos, entre ellos una chica a la que Mason le enseña su habitación y que le asegura que su madre es su profesora preferida, habiendo otro alumno, Jim, un veterano de la guerra de Irak al que todos escuchan mientras cuenta sus experiencias, presumiendo de que él y su grupo actuaron con mucha cabeza tratando de sembrar confianza entre los nativos a los que les hacían numerosos regalos, lo que les ayudó a que no muriera ningún compañero.

Mason observa posteriormente a su madre hablando a solas con Jim fuera.

En 2011, y a punto de cumplir los 15 años, Mason se besa con una muchacha en la parte de atrás de un coche antes de regresar a su casa, donde su madre está reunida con varias personas, felicitándolo Jim, que ahora vive con ellos, ya que son más de las 12 y es ya por tanto su cumpleaños, felicitándolo también su madre, que se da cuenta de que ha estado bebiendo y fumando porros.

Al día siguiente acude Mason Sr. a buscar a sus hijos acompañado por Annie, su nueva esposa y por Cooper, un bebé.

Jim le explica a Mason que compraron su nueva casa a un precio muy bueno en una ejecución hipotecaria y la están arreglando, descubriendo que están mal todas las tuberías, que el encargado de cambiarlas convence a Olivia para cambiar enteras, asegurándole Olivia que es muy inteligente y que debería estudiar.

Mason Sr. y Jim hablan sobre la afición de Mason por la fotografía desde que Jim le regaló una cámara.

Al ver que su padre se ha comprado un coche familiar, Mason le pregunta por su viejo GTO, contándole este que lo vendió por 22.000 dólares a un coleccionista, indignándose Mason que asegura que le dijo que se lo regalaría a él cuando cumpliera los 16 años, algo que su padre no recuerda.

Le regala un disco de mezclas de canciones de los Beatles tras su separación.

Llegan finalmente a casa de los padres de Annie, donde pasarán el fin de semana, y donde celebrarán nuevamente su cumpleaños, recibiendo como regalo de los padres de Annie una Biblia con su nombre gravado y un rifle, enseñándoles sus primeras nociones de tiro.

Por la noche la familia se reúne y Mason Sr. canta con Annie una nueva canción, en la que participan también Sam y Mason.

Al día siguiente acuden con los padres de Annie al oficio religioso, acercándose por la tarde hasta un cercando estanque, donde su padre les pide que acudan al bautizo de Cooper, preguntándole Mason si ellos están bautizados, riéndose su padre tras para afirmar que no le interesa en absoluto el estado de su alma, y que le guardará el rifle en su casa porque está convencido de que a su madre no le gustará.

Mason revela unas fotografías en el cuarto oscuro del colegio, diciéndole su profesor, el señor Turlington que es muy bueno haciendo fotografías, pero que eso no le servirá por sí solo para ganarse la vida, pues necesita disciplina y debe cumplir además con el resto de sus obligaciones escolares, aunque para demostrarle que confía en él le encarga el reportaje del partido de esa noche.

Samantha discute con su madre por tener que vender cosas viejas en una subasta, recordándole su madre que están agobiados por la hipoteca y necesitan dinero.

Por la noche, y tras el partido que fotografía, Mason acude a una fiesta, en la que habla con Sheena, reflexionando sobre la necesidad que tienen de pasarse el día tratando de parecer normales ante los demás, diciendo que le gustaría vivir más libre, conforme a lo que él considera bueno en su cabeza.

Cuando llega a casa Jim lo espera fuera, recriminándole su retraso, ante lo que Mason se queja de que no haya ni un día en que no le dé una charla, recordándole que no es su padre, a lo que Jim le replica que en efecto, no es su padre, pues a diferencia de este él está allí y es quien se hace cargo de los recibos y quien cuida de ellos.

Ya en 2013 su madre, ya separada de Jim le dice a Mason que va a poner su casa en venta, pues es demasiado grande ahora que él se va a ir a la Universidad y conlleva demasiados gastos

Mason, que ya conduce, trabaja en un restaurante para ahorrar dinero para la universidad, lavando platos, recibiendo alguna bronca de su jefe, que por otro lado le dice estar pensando en ponerlo a hacer las frituras, lo que le supondrá un aumento.

Mason va a hacer un viaje con Sheena a Austin, diciéndole a su madre que él dormirá en el cuarto de Sam y Sheena en el de una amiga, aunque en realidad dormirán ambos en el cuarto de Sheena, que les dejará solos durante el fin de semana.

Durante el viaje Mason reprocha a Sheena su dependencia de Facebook para enterarse de banalidades

Una vez en Austin quedan con Samantha, que les presenta a su nuevo novio antes de ir a un concierto country.

Ya solos disfrutan de la posibilidad de estar a las 3 de la mañana en un bar lleno comi si fuera de día, ansiando la llegada de su etapa universitaria.

Y tras observar la salida del sol desde la terraza se retiran, siendo sorprendidos por la mañana por la compañera de habitación de Sam a su regreso tras pasar el fin de semana fuera, sintiéndose avergonzados por la situación.

En el instituto Mason recoge unas fotografías que tenía expuestas, siendo felicitado por una profesora por haber conseguido la medalla de plata.

Habla tras ello con Sheena con la que se niega a ir como acompañante al baile de la noche, algo absolutamente humillante para él, que debe ocupar el puesto del nuevo novio de ella que no puede acudir esa noche, y con el que le engañó, ante lo que ella le dice que es un alivio salir con alguien que no es tan pesimista como él.

Llegada la graduación, regresa a su casa con su amigo Nick, siendo recibidos por toda la familia de Mason, incluidos su padre y Annie, el hermano de su padre, su abuela, y su amiga Carol, que va con su hija, ya también muy mayor, y su jefe, brindando por él.

Mason Sr, habla con Olivia en la cocina y la felicita por haber cuidado tan bien de sus hijos y le da las gracias por su trabajo, dándole algo de dinero para ayudarle.

Por la noche Mason va con su padre hasta Austin para acudir a un concierto de Jimmy, hablando con este mientras Jimmy ensaya de su reciente ruptura con Sheena, mostrándose profundamente dolido por lo ocurrido, tratando su padre de consolarlo asegurándole que conocerá a muchas chicas y se olvidará pronto de Sheena, que, en definitiva no estaba en su misma onda y debe buscar a alguien mejor para él, ya que es muy especial y que si Sheena no supo verlo es porque es tonta.

Le dice que a él le ocurrió con su madre, que no fue lo suficientemente paciente y comprensiva con él, asegurando Mason que ojalá que hubieran seguido juntos, pues así se habría ahorrado un desfile de capullos borrachos.

Su padre le anima a sentir las cosas, pues luego, de más mayor ya no se sienten tanto, diciéndole que cometerá muchos errores en la vida, pero como todo el mundo.

Poco después Jimmy le dedica una canción afirmando sentirse muy viejo, pues lo conoce desde niño y ahora lo ve ya graduado.

Su madre decide finalmente mudarse de casa para hacerse con una pequeña y más barata, ahora que se quedará sola, pidiéndole a sus hijos que se deshagan de las cosas innecesarias.

Discuten de ello por la noche en un restaurante, cuando se acerca hasta ellos el encargado del restaurante que se presenta ante ella. Le dice que se llama Ernesto y le dice a Olivia que ella le cambió la vida cuando le dijo que era una persona inteligente y que debía estudiar. Le hizo caso, estando a punto de graduarse, y está tan agradecido que los invita a cenar.

Unos días después Mason recoge sus cosas, comentándole a su madre su perplejidad tras enterarse de que solo hay 8 tipos de personas en el mundo y lo sorprendente es que a él le hayan asignado a un compañero de cuarto que seguramente será muy afín a él, y todo con un test de solo 20 preguntas.

Su madre rompe entonces a llorar afirmando que es el peor día de su vida, pues su hijo se va a marchar y a dejarla sola, y lo peor es que además lo hace muy contento

Hace un recuerdo de toda su vida y dice que ya ha pasado su vida y que solo le queda por vivir su funeral, lamentando ver que en contra de lo que esperaba no hay nada más.

Finalmente sale hacia la universidad cargado con sus cosas hasta llegar al que será su nuevo cuarto, donde Dalton, su compañero ya dejó sus cosas.

Mason le pregunta si irá al encuentro de orientación, asegurándole Dalton que no irá, y que él tampoco, pues tienen cosas mejores que hacer.

Aparece entonces Barb, la novia de este para buscarlo, acompañada por su amiga Nicole, invitándolo a ir con ellos de excursión al parque nacional Big Bend.

Durante su paseo, Mason habla con Nicole, que le cuenta que da clases de baile a niños pequeños y que le gusta especialmente el claqué

Juntos sentados, observan a Dalton y a Barb, que gritan como si fueran lobos, sintiéndose libres en plena naturaleza.

Nicole le habla de eso que se dice de que hay que aprovechar el momento, pensando que es justamente lo contrario, que son los momentos los que se aprovechan de ellos.

Luego en silencio, y mientras reflexionan, se miran el uno al otro alternativamente mientas sonríen tras comprobar que ambos tienen pensamientos profundos y parecen haber conectado.

Calificación: 3