Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Bridget Jones. Sobreviviré


Bridget Jones: The age of reason (2004) * Gran Bretaña - USA - Francia - Irlanda - Alemania

          También conocida como:
                    - "Bridget Jones 2: al borde de la razón" (Chile)

Duración: 104 Min.

Música: Harry Gregson-Williams

Fotografía: Adrian Biddle

Guión: Richard Curtis, Helen Fielding, Andrew Davies, Adam Brooks (N.: Helen Fielding)

Dirección: Beeban Kidron

Intérpretes: Renée Zellweger (Bridget Jones), Colin Firth (Mark Darcy), Hugh Grant (Daniel Cleaver), Jacinda Barrett (Rebecca Gillies), Gemma Jones (Pamela Jones), Jim Broadbent (Colin Jones), James Faulkner (Tío Geoffrey), Celia Imrie (Una Alconbury), Sally Phillips (Shazza), Shirley Henderson (Jude), James Callis (Tom).

Año nuevo, diario nuevo. Y nueva invitación de su madre a su buffet de pollo al curry.

Como intrépida reportera, Bridget Jones debe lanzarse en paracaídas grabando las cámaras su caída en un cercado lleno de cerdos y excrementos.

Ahora es feliz y su relación dura ya más de 6 semanas, lo que considera un milagro puesto que no es megalómano, ni pervertido ni adicto al trabajo, y es un dios del sexo.

Por eso un día, al llegar al trabajo llama a Mark recordándole su sesión de sexo de la noche anterior, advirtiéndole él que tiene el manos libres y la están escuchando entre otros el embajador de México y el de Amnistía Internacional entre otros.

Recibe una llamada de dirección, temiendo que sea el anuncio de su despido tras su reportaje, encontrándose con que, por el contrario, le van a dar una sección fija.

Como Mark la llama para retrasar su cena, ella se reúne con sus amigos, que antes estaban deseando que encontrara novio, y cuando lo tiene le dicen que su marido se está acostando con su secretaria.

Y encima aparece Janey Osbourne, "Medusa", a la que le gusta "picar", la cual le habla de la cena de abogados de la que Mark ni siquiera le habló, contándole también que vio a Mark entrar en su casa con la joven Rebecca, de 22 años.

Decide ir por ello a casa de Mark, viendo al llegar la silueta de una joven, por lo que trepa hasta la cristalera del techo, desde donde ve a Mark quitándose la corbata, resbalando entonces y cayendo , tras lo que llama a casa llena de barro y hojas, entrando echa una fiera, tras abrirle la puerta Rebecca, descubriendo una vez dentro que Mark está reunido con su grupo de abogados ante los que hace el ridículo, pese a lo cual Mark aprovecha para invitarla a la cena de abogados.

A esta irá enfundada en una faja que casi no le deja respirar debiendo limpiarse el maquillaje al llegar y ver que va con la cara muy roja.

En la fiesta Mark le presenta a algunos abogados, uno de los cuales comenta que es contrario a las limosnas y ella dice que esa es una de las tonterías que esperaría escuchar de un conservador calvo y gordo de fuera de Londres y de clase media alta siendo oída por numerosas personas que cumplen dichos requisitos.

Luego durante la cena comparte mesa con un recién divorciado amargado que le dice que hay gente triunfadora y guapa como Mark y Rebecca, y los demás, como ellos.

Durante la cena se realiza además un concurso de preguntas, las primeras de las cuales son de Derecho, y las siguientes de cultura general, sobre el vestido de novia de Lady Di o sobre una serie de televisión que ella contesta, quedando para la final solo dos mesas, si bien la siguiente pregunta, pese a ser sobre Madonna la falla, siendo Rebecca quien gane el concurso para su mesa.

Tras la cena habla con Mark al que le dice que nota que se avergüenza de ella, sintiéndose desplazada cuando está con sus colegas, decidiendo marcharse sola, aunque una vez allí piensa que ha hecho una tontería y decide llamar a Mark al teléfono para disculparse, llamando alguien a su timbre mientras habla con el contestador, descubriendo que se trata de Mark, que le dice que la quiere para jolgorio de los jóvenes que se reúnen a la puerta del bar de abajo.

Ya reconciliados, Mark le propone ir a esquiar juntos, asegurándole ella que sabe hacerlo pese a que no es cierto, no sabiendo, llegado el día, ni siquiera bajarse del telesilla, por lo que acaba cayéndose y deslizándose hacia atrás hasta caerse justo delante de Rebecca, de la que ignoraba que estaba allí hasta ese momento, descubriendo que están también el resto de abogados de su bufete, con los que Mark baja esquiando dejándola sola arriba.

Como no sabe esquiar trata de hacerlo de lado mientras comienza a pensar en que lleva ya dos meses con Mark, pensando en ese momento que ha practicado el sexo durante todo ese tiempo sin protección, con lo que se despista y empieza a deslizarse ladera abajo sin control hasta colarse en la pista de slalom, por donde baja a toda velocidad, confundida con una participante, que los periodistas afirman es una firme aspirante a la medalla de bronce, aunque ella no se para al final de la pista y continúa deslizándose hacia la población, acabando por colarse en una farmacia donde compra un test de embarazo.

Mientras espera el resultado llega Mark que espera ilusionado con ella mientras hacen cábalas sobre el futuro del pequeño, que Mark espera que vaya, como él a Eton, lo que a ella le repugna, afirmando que no enviará a su hijo a una institución fascista donde le meten un palo por el culo y no le dejan que se lo saque durante toda su vida.

La discusión acaba cuando ven que el resultado es negativo.

Tras regresar enfadados a Inglaterra, van a comer a casa de los padres de Bridget, y cuando los padres de ambos les preguntan cuándo se casarán él responde que no es algo que estén pensando todavía, haciendo que Bridget se sienta ofendida, siguiendo la discusión cuando al llegar a casa suena el teléfono y escucha un mensaje de Rebecca en la que le pregunta a Mark por la cena de esa noche y diciéndole que había pensado en pasarse a tomar una copa, aunque ella misma la rechaza pues señala que estará con Bridget y no sería una buena idea.

Tras ello Bridget le pregunta a Mark si tiene una aventura con Rebecca, señalándole que es mejor cortar su relación pues cree que se avergüenza de ella además de mirar a todos, incluida ella por encima del hombro siendo incapaz de hacer nada espontáneo, siendo incapaz además de comprometerse seriamente, siendo incapaz de darle una respuesta cuando le pregunta si quiere casarse con ella.

Bridget vuelve a su solitaria vida anterior y los helados de chocolate y pistacho hasta que recibe en su trabajo una llamada de su madre para que salga con ella de compras, anunciándole que va a casarse con su padre para renovar sus votos y que ella será la dama de honor.

Le llega además una nueva oferta de trabajo dentro de su cadena para trabajar con Daniel Cleaver, ahora compañero de cadena con su programa "La guía Smooth", con la que viaja por todo el mundo mostrando los aspectos más lúdicos y divertidos de las ciudades, olvidándose de la cultura.

Bridget rechaza categóricamente su oferta aunque con su encanto él conseguirá finalmente convencerla para que acepte, viajando hasta Tailandia, decidiendo ir su amiga Shazza con ella para cuidarla aunque ya en el avión debe ser Daniel que la rescata de la clase turista ofreciéndole un sitio en primera.

Bridget está contenta pensando que por fin va a realizar un trabajo periodístico serio, siendo el contrapunto, al hablar de espiritualidad a Daniel que habla de los masajes.

Shazza y su nuevo amigo, Jed, al que conoció en el avión la invitan a comer, descubriendo demasiado tarde que lo que ella creía champiñones son setas alucinógenas, descubriéndola poco después Daniel metida en el mar vestida.

La invita a comer y le asegura que ella fue "su mejor polvo", acabando por subir hasta la habitación de él estando a punto de acostarse cuando llaman a la puerta, encontrándose con que se trata de una prostituta en ropa interior, por lo que Bridget decide marcharse y no volver a caer en sus manos.

Terminado el reportaje se preparan para regresar, dándole Shazza un amuleto en forma de serpiente para que se lo guarde al no caberle en su maleta.

Camino del aeropuerto, Bridget le asegura a Shazza que le esperan tiempos mejores.

Pero una vez allí un perro se abalanza sobre su maleta, viéndose de inmediato encañonada por varios policías que la llevan hasta un cuarto donde rompen el amuleto, descubriendo que oculta droga, siendo por ello encarcelada.

Cuando finalmente aparece un representante del consulado, ella le cuenta lo ocurrido, aunque él le dice si no encuentran a Jed, pasará al menos 10 años en la cárcel.

Encerrada en una celda junto con decenas de tailandesas, Bridget consigue ganarse la amistad de las demás gracias a su wonderbra y a que les enseña a bailar adecuadamente la canción "Like a virgin" de Madonna.

Pocos días después la llevan hasta una sala donde se encuentra a Mark Darcy, que le dice que estaba en Tailandia por un asunto del Foering Office y aprovechó que se enteró de su encarcelamiento para hacer las gestiones que le habían ordenado, mostrándole una fotografía de Jed para que le diga si fue él quien le dio las setas alucinógenas la noche que ella pasó con Daniel, asegurándole que la deharán en libertad en una semana y cuando ella le da las gracias que él se ha limitado a ser el mensajero y que la orden vino de arriba.

Lo que le dijo Mark se cumple y en efecto es puesta en libertad, repartiendo antes entre sus compañeras su ropa y sus libros.

Mark acude entretanto al lugar en que Daniel está grabando un reportaje y le pregunta si vio a Bridget en el aeropuerto rodeada de perros y cadenas, y le recrimina que no hiciera nada por ella, proponiéndole una vez más salir afuera, volviendo a pelearse hasta acabar en una fuente, contándole entonces Daniel que no llegaron a acostarse, por lo que Mark queda más tranquilo, hasta que Daniel le dice que si quiere tanto a Bridget que se case con ella, y así podrá volver a acostarse con ella, como lo hizo antes con su anterior mujer, ante lo que Mark vuelve para pegarle.

Bridget llega finalmente a Londres donde la esperan sus padres que no parecían demasiado preocupados por su situación, encontrándose al llegar a su casa a sus amigos esperándola, pidiéndole perdón Shazza por lo sucedido y diciéndoles que menos mal que actuó Mark Darcy.

Pero cudnao Bridget le dice que Mark fue solo un mensajero, ellos le cuentan que no es así en absoluto, pues Shazza llamó a Mark en cuanto llegó a Londres, despertando él en pocos minutos a varios ministros, consiguiendo gracias a su empeño localizar a Jed, que estaba en Dubay, país que no admite las extradiciones, consiguiendo él, tras viajar a Dubay que lo extraditaran a Arabia Saudí, país que sí admitía las extradiciones, viajando tras la detención a Bangkok para asegurarse su libertad.

El relato de sus amigos le hace comprender que Mark aun la quiere, por lo que decide ir a verlo a su piso, donde le abre Rebecca, de la que se había olvidado, y a la que le dice que espera que Mark y ella sean muy felices juntos, ante lo que ella le dice que no quiere a Mark puesto que está locamente enamorada de otra persona, que le confiesa que es ella, que le gustó desde la primera vez que la vio, tras lo cual la besa.

Sabiendo que no tiene ya competencia se dirige al colegio de abogados tras pasarse por su casa para cambiarse de vestido hasta que consigue uno que le gusta a su taxista, para, al llegar frente a la puerta del colegio de abogados ver cómo dos coches la salpican dejándola echa una pena.

Cuando llega al despacho de Mark se encuentra con que está en medio de una reunión con una delegación peruana, excusándose ante ellos, aunque cuando el ministro de exteriores de dicho país le pide que se exprese con confianza ella le da las gracias a Mark por su ayuda, confesándole que lo quiere.

Salen tras ello al pasillo donde él le pregunta si quiere casarse con él.

Los vemos poco después en una boda. La de renovación de votos de sus padres, al final de la cual Bridget coge el ramo que tira su madre, tras caer al suelo por hacerlo besándose con Mark y recordando que "La felicidad es posible aunque tengas 33 años y el culo como dos balones de fútbol".

Calificación: 2