Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Brokeback Mountain
Brokeback Mountain. En terreno vedado

Brokeback Mountain(2005) * USA / Canadá

          También conocida como:
                    - "Secreto en la montaña" (Hispanoamérica)

Duración: 134 min.

Música: Gustavo Santaolalla

Fotografía: Rodrigo Prieto

Guión: Larry McMurtry, Diana Ossana (Relato de Annie Proulx)

Dirección: Ang Lee

Intérpretes: Heath Ledger (Ennis Del Mar), Jake Gyllenhaal (Jack Twist), Michelle Williams (Alma), Anne Hathaway (Lureen Newsome), Anna Faris (Lashawn Malone), Linda Cardellini (Cassie Cartwright), Randy Quaid (Joe Aguirre), David Harbour (Randall Malone).

Signal, Wyoming. 1963. Está a punto de amanecer cuando un camión para, bajándose del mismo un muchacho, Ennis del Mar, que se dirige a un módulo prefabricado cerrado.

Un poco más tarde llega en una vieja furgoneta otro joven, Jack Twist, que aprovecha para afeitarse mientras espera, mirando por el espejo a Ennis.

Llega finalmente un hombre, Joe Aguirre que abre la oficina y les dice que si buscan trabajo él podrá ofrecerles uno como pastores en la alta montaña.

Les explica que su labor, además de cuidar a las ovejas de día consiste en dormir entre estas por la noche para evitar los ataques de los lobos, evitando ser vistos por los forestales, para lo que no deben encender hogueras ni dejar rastro, recogiendo la cabaña cada mañana, yendo cada viernes un hombre a llevarles provisiones.

Tras ser contratados se presentan y van a una cafetería, donde Twist le cuenta a Ennis que es ya su segundo año haciendo ese trabajo y que en el anterior un rayo mató a 42 ovejas.

Ennis le cuenta que él se crió en un rancho, pero sus padres murieron pronto, y sus hermanos se hicieron cargo de él hasta que el banco se quedó con el rancho.

Al día siguiente comienzan su trabajo de pastoreo guiando a las ovejas hacia los pastos, dedicándose Jack al cuidado de las ovejas mientras Ennis se encarga de mantener el campamento encargándose de las comidas y de recoger los suministros.

Mientras desayunan Ennis le cuenta que cuando baje de la montaña y haya ahorrado lo suficiente se casará con su novia, Alma.

Según pasan los días se cansan de comida de bote, y especialmente de las judías.

De vez en cuando aparecen los lobos que deben ahuyentar con disparos

De repente un día, cuando Ennis regresa de recoger las provisiones semanales se topa con un oso haciendo que se espanten los caballos, que salen corriendo, debiendo él salir tras ellos, llegando ese día ya de noche al campamento y en mal estado.

Al no tener más que judías, debido al problema con el oso, Jack se plantea matar a una oveja para variar el menú, aunque Ennis consigue cazar un alce, debiendo darse prisa en recogerlo para que no les pillen los forestales.

Jack se queja del trabajo, proponiéndole Ennis intercambiarse, pues él también se aburre, y prefiere cuidar las ovejas pese a que Jack le advierte que apenas sabe cocinar.

Un día Ennis le cuenta que cuando sus padres murieron le dejaron solo 20 dólares con los que pudo ir un año al instituto hasta que a la camioneta se le rompió la transmisión.

Su hermana se casó con un petrolero y se marchó. Él y su hermano comenzaron a trabajar en un rancho hasta sus 19 años. Entonces su hermano se casó y ya no había sitio para todos.

Jack le dice que ha hablado ese día más que en las anteriores dos semanas.

Cuando hace frío beben para entrar en calor y se emborrachan, tanto que un día Ennis apenas puede moverse y en vez de ir a su cabaña entre las ovejas se queda durmiendo junto a la hoguera en torno a la cual cenaron un poco antes.

Pero a medianoche se despierta por el frío y Jack lo llama y le dice que vaya a dormir con él a la tienda para no morirse de frío.

Unas horas más tarde se despiertan y Jack lo abraza, rechazándolo en un principio Ennis, aunque de inmediato parece aceptar su proposición y acaban haciendo el amor.

Cuando se despiertan Ennis se marcha a pastorear, despidiéndolo Jack diciéndole que se verán para cenar, aunque Ennis no contesta.

Cuando llega a los pastos se encuentra una oveja a la que mataron los lobos debido a su ausencia, mientras que Jack, abajo se desnuda y lava su ropa.

Por la noche le dice a Jack que eso solo ha ocurrido una vez, respondiendo Jack que solo lo saben ellos, diciendo Ennis que él no es marica, a lo que le replica Jack que él tampoco.

Pero luego vuelve a entrar en la cabaña, donde Jack está acostado y vuelven a besarse y acostarse, peleándose por la mañana en broma sin saber que están siendo vistos por Aguirre con sus prismáticos desde la parte arriba.

Ha ido a decirle a Jack que su tío Harold está ingresado con neumonía, y a punto de morir.

Una noche se desata una gran tormenta, por lo que no pueden acudir a cuidar las ovejas, que al día siguiente encuentran mezclada con las de otros pastores, algo muy difícil, pues en algunas las marcas están casi borradas.

Un día ve Ennis al despertarse que su cabaña está rodeada de nieve y cuando baja ve que Jack está recogiendo la tienda y le dice que Aguirre fue para decirles que deben bajar las ovejas, pues se avecina desde el Pacífico una gran tormenta, algo que a Ennis le sienta mal, pues dice les quitan un mes de sueldo.

Vuelven a pelearse, al estar su tiempo juntos a punto de acabar, aunque esta vez lo que empezó como una broma acaba en una pelea de verdad causándose heridas.

Cuando se despiden de Aguirre, que no parece contento con la mezcla de ovejas.

Antes de despedirse Jack le pregunta si repetirá al año siguiente, aunque le recuerda que se casará en noviembre, por lo que deberá buscarse trabajo en un rancho.

Jack le dice que ayudará a su padre y si no le llaman a filas volverá, tras lo que se marcha en su vieja furgoneta, viendo por su retrovisor cómo Ennis se va andando en sentido contrario.

Ya fuera de su vista Ennis se siente mal y vomita.

Pero regresa a su pueblo y, tal como había previsto, se casa con Alma Beers, con la que se divierte, saliendo con ella a tirarse en trineo por la nieve.

Realiza trabajos ocasionales como el del asfaltado de carreteras.

Jack vuelve a buscar trabajo al año siguiente, aunque Aguirre le dice que no tiene trabajo para él y cuando le pregunta si ha pasado por allí Ennis le dice que sabe que ellos encontraron una forma de pasar el tiempo y no les pagaba para que fueran los perros quienes trabajaban mientras ellos deshojaban la margarita.

Ennis y Alma tienen dos hijas que lloran demasiado.

Alma le dice que ya está harta del rancho y le dice a Ennis que deberían ir al pueblo, donde estarían mejor y no tan aislados, pues pasa el tiempo solo con sus hijas y no quiere que estas se críen allí solas.

Jack participa en rodeos y trata de conseguir relacionarse con otros, y así, en una de las ocasiones se acerca y trata de invitar a una cerveza al que trabaja como payaso en el rodeo tratando de evitar que los toros dañen a los que participan en el mismo, aunque este no se muestra receptivo.

El 4 de julio Ennis y su familia acuden a ver los fuegos artificiales viendo cómo dos tipos se muestran groseros y malhablados, por lo que se enfrenta a ellos y acaba peleándose.

Jack sigue con sus rodeos, fijándose en él durante uno de ellos Lureen Newsome, una muchacha que participa como jinete también en los rodeos y de la que el barman le cuenta que su padre vende maquinaria agrícola cara.

Ella se dirige a él en el bar y acaban bailando y acostándose.

Alma comienza a trabajar como dependienta en un supermercado mientras Ennis trabaja como ranchero por cuenta de terceros, trasladándose finalmente a una casa en el pueblo.

Lureen tiene también un niño.

Un día Ennis recibe una postal de Jack deseoso de saber cómo le va y deseoso de verlo y él le responde que puede ir a verlos si quiere.

Alma propone llamar a una canguro y salir con su amigo a cenar, aunque Ennis dice que seguramente preferirá ir a emborracharse con él.

El reencuentro de los dos amigos es emotivo. Se abrazan fuertemente e inmediatamente se retiran a la parte trasera donde se besan apasionadamente, siendo vistos de pronto por Alma desde una de las ventanas.

Tras ponerse al día sobre su vida se marchan solos dejando a Alma en casa.

Ennis le dice que creía que no volvería a verlo tras cuatro años, pues pensaba que estaría enfadado con él por el puñetazo.

Jack le cuenta que dejó los rodeos y asegura que Brokeback los dejó marcados.

Le dice a Alma que se irán a las montañas durante un par de días a pescar.

Ya solos en la montaña se bañan desnudos juntos y se divierten, diciéndole Jack que podrían vivir siempre así, comprando algunas vacas, pues está seguro de que si se separa el padre de Lureen les dará una buena cantidad, pero Ennis dice que su vida es esa y que acabarían mal si la gente se diera cuenta de lo suyo, recordando que en su pueblo vio el caso de dos homosexuales a los que los vecinos mataron cuando él tenía 9 años, y que su padre se encargó de que viera y prefiere que puedan verse de vez en cuando en algún sitio perdido, mientras aguanten.

Jack se hace vendedor de maquinaria agrícola en la empresa de su suegro.

Ennis y Alma discuten cada vez más, y llega una nueva postal de Jack en que anuncia que llegará en un par de semanas, preguntándose Lureen por qué va dos o tres veces al año a Wyoming y Ennis nunca va allí.

Un día, mientras hacen el amor, Alma le dice a Ennis que le da miedo hacer el amor sin tomar precauciones, señalando él que si no quiere tener hijos la dejará en paz, diciendo ella que le gustaría tenerlos si pudiera mantenerlos con su sueldo.

Finalmente se divorcian en 1975, obteniendo Alma la custodia de los hijos.

Tras recibir su mensaje de divorcio, Jack se presenta en su casa descubriendo a dónde se mudó tras preguntar a un montón de personas, pero Ennis tiene ese fin de semana a sus hijas y no puede dejarlas, pues las tiene solo una vez al mes, por lo que Jack se despide hasta el mes siguiente y se va a México, donde hay chicos que se ofrecen para acostarse con los americanos que cruzan la frontera a cambio de dinero.

Durante Acción de gracias Jack regaña a su hijo por estar viendo el fútbol mientras comen y le apaga la televisión que su suegro la vuelve a encender, diciendo que los hombres tienen que ver el fútbol. Jack la vuelve a apagar y le pide airadamente a su suegro que se siente, pues es su invitado y que si no le hace le partirá su cara de paleto.

Ennis ese día cena con sus hijas y con Alma, casada con el dueño del supermercado.

Luego, mientras friegan, Alma le dice que le preocupa que pase tanto tiempo solo y que debería casarse de nuevo, tras lo que le pregunta si sigue saliendo de pesca con Jack, recordando que nunca llevó ni una trucha, por lo que una vez abrió la caja y vio que tras cinco años seguía nueva, asegurándole que sabía que no iban a pescar, reaccionando él violentamente antes de marcharse de la casa.

Va tan ofuscado que está a punto de ser atropellado por una furgoneta, siendo insultado por su dueño, por lo que él se acerca a la ventanilla y lo golpea, aunque el hombre sale de la furgoneta y se defiende golpeándolo a él.

Durante su siguiente encuentro Ennis le pregunta a Jack si sigue bien con Lureen y si nunca ha sospechado nada, pensando Jack que no.

Ennis dice que a veces al salir le da la impresión de que la gente le mira como si lo supiera, diciéndole Jack que quizá podrían buscar otro sitio como Texas para vivir, lo que Ennis vuelve a rechazar, por lo que acaban discutiendo de nuevo, diciéndole que puede seguir viviendo su mierda de vida.

Un día, mientras Ennis bebe, Cassie Cartwright, la camarera del bar lo invita a bailar con ella tras acabar su turno, tras lo que comienzan a salir.

Entretanto, Jack y Lureen traban amistad con otra pareja, Randall y Lashawn, a la que Jack saca a bailar a sugerencia de Lureen.

Ya en la salida Jack y Randall hablan a solas, quejándose el segundo de que su mujer habla demasiado, haciendo ver que no la soporta, contándole a Jack que su jefe posee una cabaña en el lago Kent y que le dejaría usarla cuando quiera, por lo que le invita a pasar un fin de semana con él.

A las hijas de Ennis no les Gusta mucho Cassie como novia de su padre, y Alma además dice estar harta de su madre, pues es demasiado estricta con ella desde que tuvo otro bebé y le pide que le deje vivir con él, aunque él dice que pasará poco tiempo en casa porque tiene que ir con el ganado y es mejor que siga con su madre.

Durante su siguiente encuentro Jack reconoce que su matrimonio no va demasiado bien y que tiene un lío con la mujer de un capataz, pero que a veces le echa tanto de menos que no lo soporta.

Ennis le dice que no podrán volver a verse antes de noviembre, haciendo que Jack se enfade, pues habían quedado en verse en agosto, quejándose de que no se lo haya dicho durante toda esa semana, tras lo que se queja de que siempre queden en las montañas y con ese frío, en vez de ir al sur, quejándose además de que nunca es suficiente tiempo.

Ennis vuelve a decirle que necesita su trabajo para pasar la manutención a sus hijas y que le contrataron con la condición de que trabajara en agosto.

Le pregunta tras ello a Jack si ha estado en México y este le dice que sí, diciéndole Ennis que prefiere no enterarse de lo que hace lejos de él, pues podría llegar a matarlo si supiera cosas que no le gustan.

Jack le dice que pudieron tener una buena vida y ahora solo les queda esa montaña. Que tras 20 años así sigue sufriendo y no tiene suficiente con un par de polvos en la montaña varias veces al año y que le gustaría saber cómo dejarlo.

Ennis le dice que lo deje, pues él lo ha perdido todo por culpa, rompiendo a llorar, ante lo que Jack va a abrazarlo y, aunque lo rechaza, acaba llorando en sus brazos.

Un día, mientras toma un café, entra Cassie en la cafetería con otro hombre, dirigiéndose a él para preguntarle dónde estuvo y si vio sus notas, diciendo que al ver a su pareja que ve que captó su mensaje, diciéndole ella que Carl es simpático y habla, diciéndole Ennis que es mejor para ella, aunque Cassie rompe a llorar y le dice que no le entiende, a lo que Ennis reacciona diciéndole que él no es muy divertido, a lo que Cassie le contesta que las chicas no se enamoran de los divertidos.

Un día, al ir a recoger su correo, encuentra entre este, devuelta una carta que le envió a Jack, con el sello de "fallecido".

Inmediatamente llama a Lureen, que lo reconoce como compañero de pesca de Jack, diciéndole que no pudieron avisarle porque Jack guardaba las direcciones de sus amigos en su cabeza, tras lo que le cuenta que le estalló la rueda mientras la hinchaba en una carretera, al golpearle la llanta, tras lo que se ahogó en su propia sangre.

Mientras la escucha Ennis se imagina que le ocurrió lo que él siempre temió, que le dieron una paliza hasta matarlo tras descubrir su homosexualidad.

Dice que lo incineraron como él deseaba y esparcieron parte de sus cenizas allí y otra parte se las dieron a sus padres pese a que él había manifestado su deseo de que las esparcieran en Brokeback Mountain, aunque ellos no sabían dónde era, recordándole él que es donde cuidaron ovejas en el verano del 63. Ella le cuenta que bebía mucho.

Ennis acude tras ello a ver a los padres de Jack y se ofrece a llevar sus cenizas a Brokebak Mountain, aunque el padre le dice que las llevarán al panteón familiar, tras lo que le cuenta que Jack les hablaba de su deseo de llevarse allí a Ennis y dejar aquel rancho como nuevo, aunque esa primavera dijo que iba a ir con otro tipo, un vecino de su rancho de Texas, y que iba a dejar a su mujer, aunque tampoco lo hizo.

La madre le invita a ver su habitación, que mantiene como cuando vivía con ellos, descubriendo en su armario la camisa vaquera que Jack llevaba en aquel verano del 63, y debajo la camisa que le desapareció entonces a él, ambas con las manchas de sangre de la pelea y que la madre le permite llevarse y le invita a volver a visitarlos.

Poco tiempo después Alma, ya con 19 años lo visita para contarle que va a casarse en junio con el hijo de un petrolero, preguntándole él si la ama, y respondiendo ella que sí.

Él se excusa y le dice que en junio tendrá trabajo, aunque luego lo piensa mejor y le dice que lo dejará, pues es más importante la boda de su hija que el trabajo.

Cuando se marcha Alma se da cuenta de que olvidó su jersey que lleva a su armario, en cuya puerta guarda la camisa de Jack, ahora dentro de la suya, y junto a una fotografía de Brokeback Mountain. Llora mientras dice, "Jack, te juro…"

Calificación: 3