Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Café Society
Café Society

Cafe society (2016) * USA

Duración: 96 min.

Música: Varios

Fotografía: Vittorio Storaro

Guión y Dirección: Woody Allen

Intérpretes: Jesse Eisenberg (Bobby Dorfman), Kristen Stewart (Veronica Sybil / "Vonnie"), Steve Carell (Phil Stern), Blake Lively (Veronica Hayes), Parker Posey (Rad Taylor), Corey Stoll (Ben), Jeannie Berlin (Rose), Ken Stott (Marty), Anna Camp (Candy), Paul Schneider (Steve), Sheryl Lee (Karen Stern), Tony Sirico (Vito), Stephen Kunken (Leonard), Sari Lennick (Evelyn).

A finales de los años 30 las estrellas de Hollywood se reunían por la noche para beber, cerrar acuerdos y cotillear, en alguna de sus fabulosas mansiones, acudiendo a muchas de ellas Phil Stern, y su esposa Karen.

Phil, representante de actores, presume en una de esas fiestas de haber descubierto a Paul Muni para el cine cuando es interrumpido por una llamada, que él cree podría ser de Ginger Rogers, descontenta con su representante.

Pero quien lo llama realmente es su hermana Rose para decirle que Bobby, su sobrino pequeño ha dejado su trabajo en una joyería y va a ir a vivir a Hollywood, pidiéndole su hermana que le dé algún trabajillo en su agencia.

Dos semanas después llegaba, en efecto, al motel Alli Baba, Bobby Dorfman, desde el Bronx.

Su padre, Marty siempre se queja de que Phil que no se comporta como un verdadero judío y es uno de los motivos de las continuas peleas entre sus padres.

Su hermana Evelyn era maestra y estaba casada con un intelectual comunista, Leonard, mientras que Ben, su hermano mayor era un gángster, aunque Bobby creía que abastecía a restaurantes y no un matón.

Bobby visita las oficinas de su tío Phil, reunido en ese momento, por lo que le dicen que vuelva tres días más tarde, aunque cuando vuelve le dicen que está en Acapulco en un viaje que le prometió a su esposa, pasando así tres meses, tras los cuales llama enfadado a su madre, pues le pone constantemente excusas.

Su madre le pide paciencia y Ben le da el teléfono de un conocido que conoce a muchas chicas y aunque es tímido le dice no tiene que hablar y basta con que les dé 20 dólares.

Bobby no ve el atractivo de pagar, aunque unos días después acaba llamando a ese teléfono para pedir una mujer, llegando una chica que dice que es su primer servicio, una aspirante a actriz con la carrera estancada, decidiendo Bobby pagarle sin acostarse, diciéndole que le duele la cabeza, llorando la chica por no gustarle, accediendo Bobby a acostarse con ella para que no se sienta mal, aunque la chica le pide hacerlo sin luz, decidiendo finalmente despedirla sin hacer nada.

Ben les da 1.500 dólares a sus padres para que se vayan a Florida. Su madre no quiere dinero sucio, pero se traga su fútil excusa y se lo queda.

Poco después su hermano tira a un tipo con sus colegas a una zanja.

Bobby consigue al fin una entrevista con su tío al que le dice que desea instalarse allí y le pide un trabajo, diciéndole su tío que si sale algo en mensajería se lo encargará, pidiéndole que le llame cada día, ya que dan muchas fiestas con gente interesante.

Le pide entretanto a Vonnie, su secretaria, que le ayude a orientarse por la ciudad.

Entretanto escribe a sus padres contándole sus progresos, aunque de momento sobrevive gracias al dinero que le envía Ben, a lo que su madre le contesta recordando una frase de la abuela, vive cada día como si fuera el último y algún día acertará.

Vonnie le enseña la ciudad, mostrándole las mansiones de Beverly Hills, como las casas de Spencer Tracy, Joan Crawford o Robert Taylor.

Le cuenta además que es de Nebraska y fue allí porque quería codearse con la gente glamurosa, aunque luego maduró y comprendió que aquella era una vida vacía.

Bobby comienza a realizar trabajos triviales que le encarga su tío y va con Vonnie al cine a ver "La mujer de Rojo" de Barbara Stanwyck, y tras ello a un pequeño restaurante mexicano.

Bobby le dice que es muy guapa, pero ella le dice que tiene un novio, Doug, que viaja mucho y por eso tiene tanto tiempo libre, asegurándole él que si fuera su novio no viajaría tanto o lo haría con ella.

Un día su tío le invita a una de sus fiestas y le presenta a su mujer y a otros actores y guionistas, llamando desde allí a Vonnie, a la que le dice tiene suerte de no ir a esas fiestas que representan todo lo que ella detesta y que preferiría estar con ella en el tugurio mexicano.

Conoce ese día a Rad Taylor, que se crio allí y trabajó con Griffith, pero se casó con un neoyorquino, Steve y es propietaria de una agencia de modelos en Nueva York, adonde le dice que la llame si vuelve, invitándolo además Steve al preestreno de una película en la que han invertido la semana siguiente.

Va a contarle a Vonnie que le han ascendido. Pasará a leer guiones, invitándola a que le acompañe al preestreno y a cenar, pidiéndole ella que la invite a su casa el miércoles donde cocinará para él.

Acude al pase privado, aunque ese día Vonnie no puede ir con él, pues estará con su novio, aunque lo que ignora Bobby es que ese novio no es el Doug que le dijo, sino su tío Phil con el que quedó para cenar en el restaurante mexicano.

Allí, este le dice que va a hablar con Karen en cuanto vuelva de Toronto, pues no quiere seguir con esos encuentros furtivos, aunque Vonnie se siente mal pues no desea romper su matrimonio, asegurando que odia el engaño, aunque cuando él le dice que la quiere ella se siente emocionada.

Bobby le habla a su hermana de Vonnie y ella le aconseja que no tire la toalla y que le regale flores, pues a las mujeres les gustan los detalles

Su hermano Ben comenzó muy joven en el mundo de la delincuencia siendo contratado para cobrar deudas o para destruir mercancías de bandas rivales.

También irrumpía con su amigo Tony en partidas de dados y robaban sin que los robados pudieran denunciarlo por estar realizando una actividad ilegal.

Pudo así comprarse muy pronto un coche, pero un día vio cómo asesinaban a Tony al acercarse alguien al coche sin mediar palabra.

Ahora se había comprado un club, el Resaca.

Rad se despide. Va a regresar a Nueva York y anima a Bobby en su relación con Vonnie, asegurándole que le gusta pues de lo contrario no pasaría tanto tiempo con él.

Mientras lo prepara todo para la cena en su casa recibe una llamada de Vonnie diciéndole que ha tenido una emergencia y no poder ir.

Bobby se siente mal ante el plantón, aún sin saber que donde está realmente es en un restaurante con su tío Phil celebrando su primer aniversario como pareja, regalándole ella de hecho por la efeméride una carta de Valentino.

Pero Phil le sorprende diciéndole que no puede dejar a Karen, pues llevan 25 años juntos y tienen hijos, por lo que ha decidido romper y no verse más, aunque eso acabe con él, pues no quiere seguir llevando una doble vida.

Rota por lo ocurrido, Vonnie acude a ver a Bobby, llamando a su puerta con insistencia, asustándose este, ya dormido al verla llorando, contándole ella que su novio la dejó.

Se entera así él de que su novio estaba casado, señalando ella que su ingenuidad es una de las cosas que le gustan de él.

Se va la luz y deben hablar a la luz de las velas que él había colocado para la cena, diciéndole él que se alegra de que no tenga novio, aunque ella dice no querer volverse a enamorar.

Pero a partir de ese día empiezan a salir y a ir la playa juntos cada semana, tratando él de ayudarle a que olvide a su amante, yendo casi cada noche al cine, empezando poco a poco a sucumbir a los encantos de él.

Este le propone entonces mudarse a Nueva York y buscar allí una vivienda en Greenwichi Village, pues está decepcionado con toda la parafernalia de Hollywood, habiéndole pedido su hermano Ben que le ayudara en su night club.

Va a hablar con su tío Phil, al que dice que no lo ve bien, pues fuma mucho y bebe y está muy gruñón en el trabajo.

Su tío le cuenta que ha decidido dejar a su mujer, ya que está enamorado de otra y no puede vivir sin ella, asegurándole que nunca había engañado a Karen hasta un año antes, cuando apareció una mujer idónea, reconociendo haberla mareado durante ese año, esperando que no haya conocido a otro desde que cortaron, animándolo Bobby.

Le pregunta si es cierto que desea volver a Nueva York, señalando Bobby que es cierto y dándole las gracias por haberle presentado a Vonnie, con la que espera casarse.

Al escucharlo Phil no puede creer que su temor de que ella hubiera conocido a otro se hubiera hecho realidad, y además con su sobrino.

Phil se había fijado en Vonnie desde el primer día, quedándose prendado de su candidez, agasajándola constantemente.

Tras esa conversación, Bobby va a la playa con Vonnie y le cuenta lo que le ocurre a su tío Phil, del que dice está deprimido por su historia de amor, contándole que va a separarse para volver con su amante, sin la que no puede vivir.

Ve que Vonnie parece impresionada, aunque él piensa que es porque la agobia con la boda.

Phil va a ver a Vonnie, que trabaja como guardarropa de un club y le dice que no cree que sea capaz de irse con su sobrino a Nueva York, ofreciéndole casarse, asegurándole que se separará de Karen, haciendo que se quede perpleja entre sus dos amores.

Bobby va a ver de nuevo a su tío, que le cuenta que dejó ya a Karen, contándole Bobby que si hay dos personas que estén echas la una para la otra son él y Vonnie, aunque de pronto repara en la carta enmarcada de Rodolfo Valentino y lo comprende todo.

Va a ver a Vonnie y le pregunta si se casará con él o con su tío Phil, diciéndole ella que será con Phil.

Poco tiempo después Bobby celebra el Séder con toda su familia, volviendo todo a ser como antes, pues su padre sigue criticando a Phil por haberse separado de su mujer tras 25 años casados y que eso no es de un buen judío, aunque Leonard dice que el amor es imprevisible, recordando Evelyn que si su taxi no se hubiera empotrado contra la cristalera de un café no lo habría conocido a él, que estaba allí tomándose un café.

Bobby dice que la nueva mujer de su tío es una preciosidad y una buena pareja.

Pero Evelyn dice que no está bien dar una patada a tu mujer y cambiarla como si fuera un coche por otro más nuevo, como ha hecho uno de sus vecinos que dejó a su mujer por una bailarina de striptease.

Bobby es feliz trabajando en el club de su hermano, señalando Ben que le cae bien a todos y no como su primer gerente que, le dice, cambió de aires.

La realidad es que estaba en una barbería cuando alguien le disparó en la cabeza.

Tras hacerse cargo del club, Bobby llamó a sus conocidos de Hollywood, Rad y Steve, los cuales corrieron la voz entre sus modelos, ayudándole a redecorarlo y a cambiar el nombre por "Les Tropiques".

Las modelos atraían a los ricos y famosos y estos a los políticos y miembros del hampa, e incluso a miembros de la realeza europea.

Llegaron así los escándalos de la prensa amarilla, como el caso de Tom Price, genio de Wall Street, que se casó con Linda Ray Harmon, heredera de un imperio automovilístico y que era un palmo más alta que él.

Él dilapidó su fortuna en carreras de caballos y en coristas hasta que un día ella acabó con él durante una cacería al "confundirlo" con un ciervo.

Bobby los conocía a todos e iba de una mesa a otra., manteniendo su amistad con Rad y Steve a los que les agradece todo lo que hicieron por él, incluida su mujer, Veronica Hayes, una mujer recién divorciada, y triste pues su marido la dejó por su mejor amiga.

Encantado con ella salieron a un club de jazz, contándole que tuvo un novio que tocaba el saxo, aunque era drogadicto y acabó casándose con un agente de bolsa.

Ella trabaja como relaciones públicas en la oficina del alcalde, asegurándole que los judíos le parecen exóticos y misteriosos.

Bobby le propone que vaya a su casa, aunque ella dice que no quiere acostarse aún pues se acaban de conocer.

Acabaron viéndose cada día durante el verano, diciéndole ella algunos meses más tarde que estaba embarazada, lo que a él le gustó, proponiéndole matrimonio.

La boda se celebró dos meses más tarde y fue muy sencilla, pero feliz.

Evelyn y Leonard tenían problemas con su vecino, que cada día ponía la música a todo volumen, por lo que Leonard le pedía educadamente que la bajara un poco para evitar las migrañas de su mujer, aunque su vecino asegura que no le importa y que la pondrá como desee, sin importarle su amenaza de llamar a la policía, ante lo que Evelyn señala que se lo dirá a su hermano ya que él es incapaz de conseguir que le haga caso, pidiéndole Leonard que no vaya más allá.

Bobby y Veronica tienen una niña a la que llaman Susan y se compraron una casa a orillas del Hudson.

Durante la celebración de una fiesta familiar Evelyn le cuenta a Ben el suceso, indicándole que avisaron a la policía y a la semana siguiente les dio un golpe en el coche y amenazó con darles una paliza y que aunque Leonard no quiere problemas, cree que alguien debe llamarle la atención y pedirle que deje de molestarles, pues amenazó incluso con matar a su perro y tiene miedo, pues tiene una pistola, ya que es vigilante de seguridad en unos almacenes.

Unos días después Ben y unos matones esperan al vecino a la salida de su trabajo y lo meten en su coche acabando con él y lanzándolo a una zanja que rellenan de cemento.

Entretanto Bobby Dorfman y el conocido como Café Society triunfan, acudiendo playboys millonarios como Buddy Winslow Fain, o un millonario acompañado de una bailarina menor de edad y una pareja que se decía que habían estado alojados en casa de Hitler durante una semana, así como los políticos que arreglaban cualquier tema de multas o las calles, si no les faltaban las comisiones y los amigos de Ben, muchos de los cuales acabarían en las portadas de los periódicos sensacionalistas.

Bobby conocía a la gente bien de Manhattan, aunque su mujer apenas aparecía por allí, dedicándose al cuidado de su bebé.

Hasta que una noche el pasado llamó a su puerta. Aparecieron su tío Phil y Vonnie en su club que le dijeron era conocido de costa a costa, aunque Bobby rechaza en un primer momento sentarse con ellos arguyendo estar muy ocupado aunque accede ante su insistencia, viendo cómo Vonnie presume ante él y los amigos con quienes fueron de sus amistades con estrellas de Hollywood como Irene Dunne o Errol Flyn, que les invitó a su yate.

Habla también de Londres, aunque señala que prefiere París y Venecia donde les gustaría comprarse una casa allí como Robert Montgomery y su esposa, también amigos suyos.

Tras ello él se excusa alegando tener mucho trabajo y se marcha, aunque su tío le dice que estarán por allí un mes, tras lo que lo felicitan por su paternidad.

Un hombre le dice confidencialmente que la fiscalía ha ordenado investigar a su hermano y a sus socios por crimen organizado, extorsión y evasión de impuestos, aconsejándole que le pida a su hermano que desaparezca un tiempo yéndose por ejemplo a la Habana.

Aparece entonces Vonnie en la barra y le dice quería saludarle haciéndole ver Bobby que se ha convertido en todo lo que detestaba y ridiculizaba.

Ella le dice que la vida sigue y la gente cambia, diciéndole él que unos años atrás alababa la sencillez y ahora hace todo lo contrario, diciéndole ella que también él ha cambiado.

Ella le pide salir a comer, preguntándole él si para presumir de sus amistades y sus fiestas, prometiéndole ella que no lo hará si él no le reprocha que se fuera con Phil, diciéndole que como este ha ido por negocios y tendrá mucho tiempo libre y está deseosa de saber de él.

En su casa, Leonard se muestra extrañado de no haber vuelto a ver a su vecino, cuyo césped está sin regar y al que se le acumula la correspondencia, preguntándose si le habrá dado un infarto y si debería llamar a la policía para que investiguen.

Evelyn le confiesa entonces que le contó sus problemas con su vecino a Ben y que la policía no les hacía caso y le pidió que hablara con él, haciendo que Leonard tema que Ben enviara a su vecino al hospital, lo que Leonard entiende desproporcionado.

Bobby y Vonnie quedan en efecto para comer en un pequeño restaurante que les recuerda su antro mexicano, preguntándole ella por su mujer, que él le dice es encantadora y que se llama Veronica, como ella, algo que consideran cómico, tanto como el hecho de que al casarse ella con su tío se haya convertido en su tía, pese a lo cual le sigue volviendo loco.

Cuando regresa a su casa le lleva a su mujer un ramo de flores, preguntándole esta a qué se debe, pues lleva toda la semana muy alegre y además le lleva flores, preguntándose si le ha tocado la lotería o se siente culpable por algo.

Con Phil ocupado, Bobby siempre buscaba un pretexto para pasar el mayor tiempo posible con Vonnie, a la que le enseñó Manhattan y la llevó a Coney Island.

Recordaron que ella nunca llegó a cumplir su promesa de cocinar para él, Bobby lo organizó todo para que pudiera cocinar para él en la cocina de un restaurante italiano.

Y tras comer su pasta, que asegura está deliciosa, se van con Vito, el dueño del restaurante a una partida de dados en Brooklyn, yendo luego los dos a un club de jazz, para luego ir por Central Park en un carro, mientras beben vino de madrugada sin haber dormido, diciéndole ella que siempre tuvo una vena de poeta.

Ella recuerda que tuvo que elegir, pues los quería a los dos y con Phil llevaba ya un año y medio. No sabía si lo suyo funcionaría y no quería perderlos a los dos y pensaba que si él no lograba que su carrera despegara estaría resentido y serían infelices.

Bobby asegura que no ha dejado de pensar en ella ni un solo día, reconociendo ella que aún sueña con él, pero que es la mujer de Phil, que ha hecho muchas cosas por ella y la quiere y cambió su vida por ella y ha sido una buena esposa.

Bobby le recuerda que él también está felizmente casado y es padre.

Ella lo besa y le pregunta si está satisfecho, besándola él con mayor pasión

Entretanto un día entra la policía en el club y se llevan detenido a Ben, no faltando pruebas ni informantes, siendo acusado de asesinato en primer grado, buscando incluso bajo el cemento en que enterraron al vecino de su hermana.

Leonard asegura estar en contra de todas las ejecuciones, aunque asegura tendrán que vivir con la muerte de su vecino en su conciencia, pese a que Evelyn insiste en que solo le pidió a su hermano que hablara con él.

Bobby la defiende, diciendo que no sabía que Ben iba a matarlo y que había suficientes pruebas para condenarlo incluso sin lo de su vecino, insistiendo Leonard en que tienen el pecado de sangre en sus manos, diciendo su madre que no sabía que su hijo asesinara.

Les dan el nombre de un importante penalista, proponiéndoles Phil a otro, pese a lo cual fue declarado culpable de todos los cargos y condenado a morir en la silla eléctrica en Sing Sing, donde, antes de ser ejecutado, un sacerdote le instruyó en el cristianismo dado que la religión judía no cree en el más allá y quiere creer que tiene un alma.

Fue ejecutado a finales de julio y murió siendo cristiano y afirmando que quería ser incinerado y que sus cenizas se esparcieran por Manhattan, tirándolas Bobby frente a una academia de francés que le había dado a su hermano muchas noches de placer.

Los amigos de Bobby, Rad y su marido se ofrecieron a ayudarle para hacerse él con el club, atrayendo a más gente por sus escándalos gangsteriles.

Algunos inversores le pidieron que abriera una sucursal de su club en California, lo que le dio la ocasión de verse de nuevo con Vonnie, volviendo al viejo tugurio mexicano.

Bobby asegura que no quiere competir con los grandes clubs de Hollywood, señalando ella que va a ir con Phil a Londres y a la vuelta pasarán la Navidad en Nueva York, aunque no podrán verse, asegurando ella que es mejor, pues se remueven sentimientos y vuelve a soñar, asegurando él que hay sentimientos que nunca mueren.

A punto de que el año ponga fin, Veronica, de nuevo embarazada y vestida para ir de fiesta le pregunta a Bobby si le ha engañado alguna vez, pues le dice que soñó que cuando estuvo en Hollywood se acostó con su ex novia, diciendo él que los sueños son sueños.

Celebran una fiesta en el club a la que acuden Evelyn y Leonard también, señalando este que decía Sócrates que una vida no examinada no merece ser vivida, aunque la examinada tampoco es una bicoca.

A las 12 de la noche todos estallan en alegría esperando que el siguiente sea un feliz año, ya que Evelyn dijo que el anterior fue horrible.

Le felicita Rad, que le dice que le nota una mirada rara, estando melancólico mientras los demás bailan.

También Phil y Vonnie celebran el nuevo año, observando él que tiene una mirada soñadora.

Cada uno en su fiesta está extraño frente a la felicidad de los demás.

Calificación: 2