Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Capitán Phillips


Captain Phillips (2013) * USA

Duración: 134 Min.

Música: Henry Jackman

Fotografía: Barry Ackroyd

Guión: Bill Ray (N.: Richard Phillips y Stephan Talty)

Dirección: Paul Greengrass

Intérpretes: Tom Hanks (Capitán Richard Phillips), Barkhard Abdi (Abduwali Muse), Faysal Ahmed (Najee), Barkhad Abdirahman (Bilal), Mahat M. Ali (Elmi), Michael Chernus (Shane Murphy), Catherine Keener (Andrea Phillips), Max Martini (Comandante SEAL), Chris Mulkey (John Cronan), Yul Vazquez (Capitán Frank Castellano), David Warshofsky (Mike Perry), Corey Johnson (Ken Quinn), Omar Berdouni (Nemo), Mohamed Ali (Asad).

El capitán Richard Phillips recoge su documentación y estudia el plan de su próximo destino, consistente en dirigir el Maersk Alabama desde Salalah, en Omán, hasta Mombasa, en Kenia.

Se dirige tras ello al aeropuerto, hasta donde le acompaña Andrea, su mujer, hablando durante el trayecto sobre el difícil futuro que les espera a sus hijos en un mundo tan diferente a aquel en que crecieron ellos, partiendo tras despedirse, hacia Omán.

En Somalia varios camiones llegan hasta una población, donde recriminan a sus habitantes que no hayan aportado dinero para su jefe, Garaad, uno de los llamados señores de la guerra, ante lo que varios de los aldeanos deciden salir para conseguir dinero secuestrando un barco, para lo que se unen a otro pirata llamado Asad.

Una vez en Omán el capitán se hace con el mando del Maersk Alabama, que está recibiendo los últimos contenedores a bordo, siendo recibido por Shane Murphy, el primer oficial, con el que ultiman todos los detalles del viaje, cuyo objetivo es llevar hasta Mombasa 2.400 toneladas de carga comercial, 200 de ayuda y 166 de agua.

Hufan, capitán del barco pirata, estudia el radar, comprobando que hay un montón de barcos, lo que hace muy arriesgado asaltar uno de ellos, por lo que finalmente deciden dirigirse a uno que se separa de los demás.

Las primeras horas son muy tranquilas, y Phillips ordena que se realice un simulacro para probar las medidas de seguridad del barco, observando en medio de la operación cómo de pronto aparecen dos esquifes en su radar que se acercan a ellos por estribor.

Ordena virar cinco grados para comprobar si les siguen, observando que así es, por lo que decide llamar al servicio de Emergencia Marítima Americana, que no responden, por lo que llama al servicio británico, aunque solo les recomiendan tomar las medidas de defensa habituales, ya que piensan que pueden ser solo pescadores.

Sabiendo que los piratas pueden escucharlo, simula una llamada a un buque de combate americano, desde el que supuestamente le informan de que tienen un avión que puede estar en 5 minutos en su posición.

Al escuchar la llamada uno de los esquifes da media vuelta, pero el otro, comandado por Muse sigue su camino, aunque finalmente su motor falla y debe regresar también.

El Maersk Alabama sigue su camino con miedo a que los ataques se repitan, escribiéndole esa noche el capitán un e-mail a Andrea.

Por la noche Muse trata de arreglar su motor mientras Asad lo insulta, ante lo que Muse lo acusa de cobardía, llegando la discusión a un enfrentamiento en que Muse acaba con Asad, regresando al día siguiente con sus tres hombres hacia el carguero.

Tras unas horas de tensa calma, en el barco observan que el esquife avanza hacia ellos a gran velocidad, por lo que Phillips ordena que preparen las mangueras.

Al llegar cerca del carguero Muse les ordena que paren el barco, comenzando a disparar al ver que no cumplen con sus órdenes.

Phillips ordena entonces poner en marcha las mangueras, que pueden hundir el esquife, aunque cuando falla una de ellas los piratas se dirigen hacia el lugar donde estaba esta.

El capitán ordena a la mayor parte de la tripulación que baje a la sala de máquinas para esconderse allí.

Finalmente los piratas consiguen acercarse lo suficiente para colocar una escalera y subir al barco, deteniendo a Phillips, al que le dice que pasa él a ser el capitán y que no debe asustarse, pues solo se trata de negocios. Quieren dinero y en cuando lo obtengan se marcharán.

Les preguntan de dónde son, y cuando les responden que americanos, los asaltantes se ponen muy contentos, llamando Irish desde ese momento al capitán cuando se enteran de que es de origen irlandés.

Phillips les ofrece los 30.000 dólares que llevan en su caja fuerte, aunque Muse le dice que si se piensan que es un mendigo.

Entretanto los miembros del equipo consiguen cortar la electricidad para complicar más su búsqueda.

Pero Muse pregunta por la tripulación y amenaza con matar al capitán y a su segundo si no salen, a lo que él les responde que no sabe dónde se escondieron.

Muse exige entonces registrar el barco, tratando Phillips de alargar la búsqueda lo más posible, aunque Muse decide registrar primero la sala de máquinas, ante lo que Phillips, para tratar de ganar tiempo, pide que le permita primero recoger algo de agua, pues la falta de luz hará que abajo haga demasiado calor, yendo para ello a las despensas del barco donde hay uno de sus hombres al que están a punto de descubrir, pero al que el capitán aprovechará para darle una pista, al comentar que el otro hombre que va con ellos, Bilal, que no es más que un adolescente, va descalzo.

Por ello, cuando empiezan a bajar, el marinero informa a sus compañeros de dicha circunstancia para que pongan cristales en el suelo, con lo que, al llegar a la sala de máquinas Bilal sufre profundos cortes en sus pies, lo que obliga a Muse a permitir que el capitán suba con él, quedándose él solo buscando al resto de la tripulación, los cuales logran sorprender al pirata y detenerlo.

Con Muse en su poder llaman al puente de mando exigiendo negociar con Najee, que tiene encañonado al segundo de a bordo, al que amenaza con matar si no le traen a Muse, comprobando que, en efecto lo han detenido, viéndose los piratas obligados a negociar su marcha, debiendo hacerlo en el bote salvavidas del carguero, al no tener ya su esquife, llevándose los 30.000 dólares, exigiendo los piratas que les acompañe el capitán.

Enterados de lo ocurrido, el servicio de Emergencia Marítima da órdenes al capitán Frank Castellano, al mando del destructor Bainbride,para que intercepte al bote antes de que llegue a Somalia.

En este, Muse le pide a Phillips que mantenga la calma, pues está seguro de que la empresa o el seguro del barco pagarán un rescate por él y lo soltarán, contándole que el año anterior consiguió 6 millones de dólares de un barco griego.

Phillips trata de hacerles entrar en razón haciéndoles ver que ellos realizan tareas humanitarias con la gente de su continente, a lo que Muse alega que les ayudan tras dejarles sin pesca, ya que son ellos quienes esquilman sus caladeros.

Un dron enviado por el Bainbridge localiza el bote, hacia el que se dirige el destructor, al que le indican que tienen poco tiempo para negociar, y que en breve llegará la fragata Halyburton si no consiguen culminar ellos el proceso.

Dentro del bote Phillips se ofrece para curarle el pie a Bilal, al comprobar que se trata solo de un chiquillo, aunque como necesitaría un cuchillo para ayudarle, al verlo con él no le dejan continuar.

Habla también con el muchacho al que le pregunta cómo se metió en ese mundo con su temprana edad.

Entretanto un grupo de militares de la Marina escoltará al Maersk Alabama hasta Mombasa para evitar otros problemas.

Llegado el destructor a su altura, se comunican con los piratas, los cuales les hacen llegar sus pretensiones, pidiendo 10 millones de dólares a cambio del capitán.

Junto con los militares llevan un intérprete, Nemo, que se comunica con ellos y que se ofrece para llevarles alimentos y agua, pidiendo también que les muestren que el capitán se encuentra bien.

Desde la lancha en la que les acercan los víveres les graban también.

En Estados Unidos, entretanto la Casa Blanca da luz verde a la utilización de toda la fuerza y medios necesarios para resolver el secuestro.

Muse trata de llegar al barco nodriza, comunicando el secuestro a Hufan, que le dice que deben ir directamente a Somalia al haber cambiado las circunstancias.

Phillips trata de convencer a los secuestradores de que se rindan asegurándoles que la marina no dejará que se salgan con la suya y que hundirán el bote si es preciso.

Les pide permiso para salir a hacer pis, aprovechando la salida para empujar a Bilal al agua y luego salta él mismo y trata de nadar hacia el Bainbridge.

En el buque se dan cuenta de lo ocurrido, pero debido a la oscuridad no saben quién está en el agua y no pueden actuar, por lo que Phillips no consigue alcanzar su objetivo, ya que Najee comienza a apuntarle, saltando Muse para evitar que lo mate y obligándole a subir de nuevo al bote, donde Najee lo golpea salvajemente, apareciendo entonces un helicóptero y avisándoles que si le ocurre algo al capitán no podrán salvarse.

Por la noche se une al dispositivo de rescate el Halyburton, desde el que se pone en contacto con Muse un oficial que se presenta como el negociador enviado para hablar del dinero del rescate, el cual les muestra que conoce el nombre completo de cada uno, diciéndoles que han entablado negociaciones con los ancianos de su tribu y que van a llegar en helicóptero hasta el barco para cerrar el trato, proponiendo remolcarlos hasta el lugar donde supuestamente se celebrará el encuentro, ya que apenas les queda gasolina pidiendo que uno de ellos suba a su barco para realizar la negociación.

Muse acepta siendo él mismo quien suba hasta el barco, aprovechando mientras lo recogen para entregarle un traje naranja al capitán.

Muse advierte que si le ocurre algo a él matarán al capitán.

Desde el buque que los remolca los van acercando poco a poco para conseguir tenerlos a tiro, y aunque logran ver al que lleva el barco, no ven a los otros dos, esperando tener a tiro a los tres para acabar con ellos.

Phillips encuentra un lápiz y trata de escribir a su mujer, y cuando Najee lo ve se lo quita, lo que enfurece al capitán que se lanza contra él, por lo que los piratas lo golpean y lo atan, tapándole los ojos, estando muy tenso el ambiente , dándose cuenta desde el buque de que están a punto de acabar con el rehén pese a que desde el barco les advierten que si hacen daño al rehén no habrá negociación.

El oficial al mando del operativo ordena que aceleren el acercamiento del bote, y cuando se da cuenta de que van a disparar a Phillips, que grita que le digan a su mujer que la quiere, teniendo ya a tiro a los tres objetivos ordena que disparen contra ellos, matándolos y rescatando tras ello a Phillips.

Entretanto, en el hangar de helicópteros Muse es reducido y detenido.

Una vez en el barco, el capitán es llevado a la enfermería, donde es atendido, en estado de shock por una médica que le cura las heridas asegurándole que todo irá bien.

Richard Phillips volvió a Vermont el 17 de abril de 2009 y en julio de 2010 volvió a navegar.

Por su parte Abduwali Muse fue acusado de piratería y sentenciado a 33 años de prisión.

Calificación: 2