Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Cartas desde Iwo Jima


Letters from Iwo Jima (2006) * USA

Duración: 141 min.

Música: Kyle Eastwood, Michael Stevens

Fotografía: Tom Stern

Guión: Iris Yamashita, Paul Haggis (N.: Tadamichi Kuribayashi)

Dirección: Clint Eastwood

Intérpretes: Ken Watanabe (General Tadamichi Kuribayashi), Kazunari Ninomiya (Saigo), Tsuyoshi Ihara (Barón Nishi), Ryo Kase (Shimizu), Shidou Nakamura (teniente Ito), Nae (Hanako), Hiroshi Watanabe (Teniente Fujita), Takumi Bando (Capitán Tanida), Yuki Matsuzaki (Nozaki), Takashi Yamaguchi (Kashiwara).

2005. Un grupo de investigadores descubre en los túneles excavados en la isla de Iwo Jima por los soldados japoneses durante la II Guerra Mundial cientos de cartas.

1944. Saigo, un soldado japonés escribe a su mujer contándole que se pasan el día cavando las trincheras que serán su puesto de combate y su tumba.

Cuando llega el general Tadamichi Kuribayashi para tomar el mando, cambiarán las cosas. Él no permite que se maltrate a los soldados y pide que abandonen el trabajo de cavar trincheras. Mandándoles realizar fortificaciones subterráneas.

Saigo recuerda que antes de la guerra tenía una panadería con su mujer, pero cuando llegó esta les requisaron todo, para finalmente reclutarle a él, que tuvo que dejar a su mujer embarazada y llorando al saber que ningún soldado del pueblo regresó vivo.

En la isla, muchos oficiales critican la estrategia de Kuribayashi, que solo encuentra apoyo en el Teniente Coronel Takeichi Nishi, campeón de salto hípico en las Olimpiadas de Los Ángeles, y que comparte con el general un sentimiento de amistad hacia los americanos.

Cuando se acerca la invasión, Kuribayashi les expone a los soldados que no pueden contar con el apoyo de la aviación y de la flota imperial, pues buena parte de esta fue destruida en las Marianas, y les exige que maten al menos a 10 soldados americanos antes de morir.

Kuribayashi retrasa el ataque sobre los americanos hasta que la playa está llena, siendo su ataque más efectivo y retrasando su toma por los americanos.

Saigo es testigo de cómo su comandante pide permiso al general para acabar con su vida, tras fracasar en la defensa de su sector, pues desea morir con honor, y, pese a que el general le deniega dicho permiso este da la orden para que sus soldados se suiciden uno a uno haciendo explotar sus granadas sobre sus estómagos.

Pero Saigo no lo hará y huye, amenazado por Shimizu único superviviente junto a él, aunque acaba convenciéndole de que serán más útiles vivos que muertos, uniéndose a otros soldados, con los que se dirigen hacia en Motoyama.

Pero una vez allí, son acusados de cobardes por el capitán que comanda el sector, que decide acabar con ellos, salvándoles la llegada del General.

Este recuerda su estancia en Estados Unidos y su amistad con algunos altos mandos del ejército americano, que en señal de amistad le regalaron un colt.

Una explosión deja sin visión al Teniente Coronel, Nishi, que, se suicida..

Shimizu y Saigo, deciden entregarse, haciéndolo primero Shimizu, aunque los soldados americanos que debían vigilarlos, prefieren acabar con ellos y librarse de esa tarea.

Gracias a la estrategia llevada a cabo la isla que se preveía cayera en poco tiempo aguantó 40 días, aunque los últimos fueron terribles, sin comida, agua, ni munición, por lo que lanzarán un último contraataque general de todos los supervivientes.

Antes del mismo Kuribayashi le ordena a Saigo que queme sus documentos, aunque este prefiere enterrar sus cartas junto a las suyas.

Malherido, el general le pide a Saigo que lo entierre en un lugar donde nadie lo encuentre antes de suicidarse con el colt que le regalaron los americanos.

Estos llegan poco después y detienen a Saigo que intentó resistirse con la pala con que enterró al general.

Calificación: 3