Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Cinco metros cuadrados

España (2011) *

Duración: 91 min.

Música: Fernando Velázquez

Fotografía: José David Montero

Guión: Pablo Remón, Daniel Remón

Dirección: Max Lemcke

Intérpretes: Fernando Tejero (Álex), Malena Alterio (Virginia), Manuel Morón (Arganda), Secun de la Rosa (Nacho), Emilio Gutiérrez Caba (Montañés), Jorge Bosch (Toño), Enric Benavent (Jaime), Lola Moltó (María Jesús), Paco Sarro (Carlos), Sara Juárez (Olga).

Montañés un promotor inmobiliario consigue que el alcalde de una localidad costera amigo suyo recalifique unos terrenos para crear una urbanización, "El señorío del mar".

Alex y Virginia acuden a la boda de unos amigos esperando que la próxima sea la suya, y por ello, y recomendados por su amigo Nacho, que trabaja en la inmobiliaria de Montañés les convence para comprar una casas en la urbanización.

Un día acude con sus suegros para enseñarles las obras, que encuentran sin actividad, por lo que al día siguiente acude a ver a Nacho, que le asegura que no hay ningún problema, pero que deben abonar 13.000 Euros más el viernes siguiente, debiendo pedírselos a sus suegros, ya que ellos no tienen ese dinero.

Mientras discute con Virginia sobre el menú de la boda llegan a las obras y las encuentran paralizadas porque hay una inspección del departamento de Medio Ambiente.

Dada la paralización de las obras, la promotora les ofrece un piso en otra zona y de peor calidad del que habían adquirido, por lo que, siguiendo a otros propietarios que se niegan a ese cambio renuncian a cogerlo e inician un procedimiento judicial, mientras se van a vivir a casa de los padres de Virginia, donde duermen en un colchón hinchable.

Cuando finalmente llega el día del juicio este no llega a celebrarse debido a que la empresa estaba registrada en Lugo y debían empezar de nuevo todo el procedimiento.

Para entonces su suegro ya está cansado de tenerlos en su casa y del gasto que eso les supone, por lo que él y Virginia regresan a la inmobiliaria y deciden aceptar la oferta que les hicieron del otro piso, aunque para entonces les dicen que ya no existe la oferta, pues las casas están ya habitadas, ofreciéndoles la devolución de 3.500 de los 50.000 pagados.

Deciden irse a vivir a una pequeña habitación en un hotel, sintiéndose unos incomprendidos que no sienten que no pueden siquiera hablar con nadie del asunto ya que notan que sus amigos están cansados de escucharlos.

Montañés no los recibe, por lo que montan campañas de desprestigio, hablando con un megáfono frente al club de tenis donde este juega con su amigo el alcalde, el cual tratando de mediar les ofrece 10.000 Euros, que otro de los afectados decide aceptar, ya que les dicen que la urbanización será destruida por orden de Medio Ambiente.

Cuando les echan del hotel por falta de pago, Virginia regresa a casa de sus padres, siendo ella quien le diga a Álex que lo han despedido por utilizar el coche de la empresa para asuntos particulares, además de faltar durante muchos días.

Entre tanto Álex se instala en el piso piloto y allí toma las uvas de fin de año él solo, hasta que una noche va hasta la casa de Montañés y cuando este sale con su perro lo secuestra y lo lleva hasta la urbanización, amenazando con tirarlo al día siguiente cuando llegan las grúas para derribar los edificios si siguen adelante.

Poco después llega la policía y Montañés, asustado dice que les dará un piso. Y Álex le obliga a llamar a Virginia y decírselo.

Finalmente cuando Montañés, temiendo por su vida firma un cheque por el valor de lo debido y él va a cogerlo es detenido.

En el coche policial le llevan junto a Virginia que llega entonces, asustada por lo que hizo Álex. Aunque lo comprenderá cuando este le da el cheque de Montañés.

Calificación: 2