Bienvenidos a mi página de resúmenes

Colossal

Colossal (2016) * Canadá / USA / España/ Corea del Sur

          También conocida como:
                    - "Ella es un monstruo" (Méxio)
                    - "Colosal: Un monstruo incontrolable" (Perú)

Duración: 109 min.

Música: Bear McCreary

Fotografía: Erik Kress

Guion y Dirección: Nacho Vigalondo

Intérpretes: Anne Hathaway (Gloria), Jason Sudeikis (Oscar), Dan Stevens (Tim), Austin Stowell (Joel), Tim Blake Nelson (Garth), Rukiya Bernard (Marie), Agam Darshi (Ash).

Una niña busca por la noche en un parque de Seúl, la muñeca que había perdido, junto a su madre. Consiguen encontrarla, pero nada más hacerlo ve un rayo, apareciendo tras ello un monstruo gigantesco, ante lo que la niña grita asustada.

25 años después

En Nueva York, Gloria, llega a su casa a primera hora de la mañana, borracha.

Trata de dar explicaciones a su novio, Tim de las razones por las que no fue esa noche a dormir, diciéndole que se quedó dormido en casa de una amiga.

Pero Tim está muy enfadado y le dice que solo se ven cuando se queda en casa por culpa de la resaca.

Él le dice que comprende que esté afectada por no tener trabajo, pero que no hace nada por cambiarlo y se miente a sí misma y a él, que dice estar harto, pues está descontrolada y echa un desastre, por lo que le ha dejado las maletas preparadas sobre la cama y espera que no esté allí cuando vuelva.

Cuando Tim sale, un grupo de amigos de Gloria que estaban abajo esperando su marcha suben hasta el piso para seguir con la fiesta ignorando su estado de shock.

Gloria llega cargada con las maletas en un taxi hasta una casa que parece abandonada de Maidenhead, y tras recoger las llaves de debajo de la alfombra recoge la casa, que no tiene muebles, viendo cómo la piscina y el jardín están llenos de hojas y descuidados.

Esa noche debe dormir en el suelo.

Al día siguiente sale de compras y carga con un pesado fardo cuando se cruza con un antiguo amigo suyo, Oscar con el que charla un rato, contándole que regresó al pueblo porque necesitaba vacaciones y decidió aprovechar la casa de sus padres, ya que no la habían alquilado.

Oscar la lleva hasta su bar, que dice pasó a ser suyo cuando su padre murió.

Ella le da el pésame por él y le pregunta por su madre, diciéndole que esta murió antes, recordándole que cuando aquello sucedió estaba todavía allí y fue al entierro.

Gloria nota el bar cambiado, habiendo cerrado una parte pues dice, cada vez iba menos gente, pues, asegura, les asustaba el country y creó un bar clásico.

Él se fija en que ella se rasca constantemente la cabeza, diciéndole que es un tic.

Conoce a Garth y a Joel, amigos de Oscar a los que le cuentan que fueron juntos al colegio y se conocen desde que eran niños.

Sus amigos le cuentan que en realidad Oscar se quedó sin dinero a mitad de la reforma del bar y por ello no consiguió acabarla y no pudo abrirlo todo.

Oscar recuerda que Gloria siempre ganaba el concurso de cuentos en el colegio, contando ella que escribe artículos para una revista online.

Joel intenta besarla al pensar que ella le estaba tratando de seducir, pero entones ella se retira y Oscar se enfada ante la forma de actuar de su amigo.

Después de haber estado hablando y bebiendo regresa a su casa cargada con su fardo, cruzando en su marcha de madrugada el parque cercano al colegio en que estudiaban de niños, antes de llegar a su casa donde deshace el paquete para sacar del mismo un colchón hinchable, aunque se queda dormida sentada antes de hincharlo.

Sueña con ella de niña y de un rayo enorme en el parque, despertándola una llamada de su hermana que le cuenta algo que ella piensa debe ser una broma, aunque aquella le aclara que es real y es un video viral.

Enciende su ordenador y ve en él la noticia del ataque en Seúl de un monstruo que va destruyendo a su paso la ciudad.

Llama a Tim para hablarle del monstruo, algo que Tim le cuenta ocurrió nueve horas antes, aunque ella se acabe de enterar, por lo que acaban discutiendo de nuevo, diciéndole él que necesita ayuda profesional para poder dejar de beber.

Por la noche ve con Oscar las imágenes del monstruo destruyendo personas a su paso y su desaparición posterior. Evacuándose muchas zonas de la ciudad mientras fuerzas de la ONU y OTAN se despliegan para ayudar.

A su salida del bar vuelve de nuevo al parque que está frente a su colegio y se queda dormida en un banco, volviendo a soñar de nuevo con ella de niña, llevando unos trabajos manuales al colegio.

Cuando se despierta llama a Tim, pero él le dice que está borracha y no la atiende, tirando ella su móvil con rabia.

Ya en su casa comienza a hinchar su colchón, pero se queda dormida mientras lo hacen, despertándola por la mañana su amigo Oscar, que le lleva una enorme televisión, no recordando ella que se lo pidió la noche anterior.

Le pregunta si el monstruo volvió, contándole su amigo que sí, pero que el ataque fue menos grave, pues solo hizo unos gestos raros con las manos, destrozó algunos edificios, pero no fue tan fuerte.

Ella le pregunta a qué hora pasó, diciéndole él que a las 8:05, la misma que el día anterior y que la vez anterior, ignorando ella que hubiera una vez anterior, mostrándole él una fotografía tomada 25 años atrás a la misma hora, aunque entonces muchos pensaron que se trataba de una broma, existiendo una solo fotografía

Siempre ha aparecido en Seúl, lo que, ella teme, hará que el resto de los países se desentiendan

Oscar nota que no recuerda nada de lo de que les contó la noche anterior, y entre lo que les dijo estaba el hecho de que en realidad no está de vacaciones. Que lleva un año buscando trabajo y viviendo con Tim, aunque no funcionó, y que como no tenía dinero fue allí, habiéndole ofrecido Oscar la posibilidad de echar una mano en el bar para ganar algo de dinero, diciéndole ella que acepta trabajar en el bar si él le deja arreglar la sala estilo country.

Mientras le da las gracias abrazándolo observa en su nueva televisión la noticia del ataque del monstruo de Seúl, que observa se está rascando la cabeza igual que ella.

Ya por la tarde en el bar observa las imágenes del monstruo, que repite los gestos que hizo ella esa mañana, como cuando tiró con rabia el móvil, volviendo luego a verlo en Internet detenidamente también lo del anterior día, cuando llevaba a cuestas la bolsa con el colchón, siendo movimientos exactamente iguales a los que ella hace.

Garth comenta en el bar que parece un robot teledirigido, pues sigue avanzando y destrozándolo todo a su paso, pero sin mirar hacia abajo para ver por dónde va, ni para esquivar los edificios según avanza.

Cuando esa noche Oscar la lleva a su casa ella comienza a investigar y hace un esquema de Seúl, tras lo que va hasta el parque en el que estuvo las noches anteriores y compara el espacio del parque con Seúl y realiza movimientos muy medidos, y entra en el parque y comienza a alzar sus brazos, primero uno y luego los dos, tras lo que corre a casa para ver las noticias, y observando que ese día el monstruo no hizo ningún daño e hizo los mismos movimientos que hizo ella en el parque, por lo que se tumba asustada en el colchón, hasta quedarse dormida.

Se despierta dolorida, con el colchón deshinchado, mientras en televisión indican que la ONU y la OTAN siguen en alerta y las fuerzas armadas indican que atacarán al monstruo, viendo cómo los soldados le disparan

Llama a Tim por Skype. Le cuenta que trabaja como camarera a media jornada.

Aparecen entonces Oscar y Joel para llevarle un sofá, algo que agradece, ya que su colchón tiene una fuga y tiene la espalda destrozada, diciéndole Oscar que es la hora de ir a trabajar, marchándose con él sin colgar a Tim, que la llama luego al móvil, aunque ella no se lo coge.

Como cada noche bebe con Oscar y sus amigos, hasta que les dice que quiere contarles algo, aunque deben prometerle no contárselo a nadie.

Les lleva al parque y pide a Joel que busque la web de Seúl atacada en directo y que miren y la avisen cuando aparezca al monstruo, que ven que en efecto ha vuelto.

Le pide a Garth que busque la cámara de la zona del río, una zona sin habitantes, y entonces, y mientras lo ven observan que el monstruo hace exactamente lo mismo que hace ella, desde bailar a mandar besos, lo que Joel piensa debe ser una broma.

Pero de pronto desde varios helicópteros lanzan misiles contra el monstruo, notando Gloria dolor en los lugares en que fue alcanzado, por lo que empieza a moverse, chocando un helicóptero contra su cabeza, y desapareciendo. Ella nota un gran dolor y acaba cayendo al suelo mientras Oscar trata de ayudarla.

Se despierta en su casa con Oscar al lado, preguntándole a cuánta gente ha matado, diciéndole él que no a mucha gente, pese a lo cual se plantea entregarse, pues mató a un montón de personas porque volvió a emborracharse.

Pero él le dice que no es cierto y que pasó algo más, acercándole un periódico donde informan de que apareció un robot y acompañó al monstruo, asegurando Oscar estar seguro de que el robot es él.

Se pregunta qué hacían la primera vez que apareció el monstruo. Entonces iban al colegio y esperaban el autobús escolar, y entonces el parque era un solar vallado.

Van a un local de comida coreana y Oscar le pide al dueño que le escriba algo, tras lo que van al parque donde ella le cuenta su despido, que él conocía, pues la seguía.

Por su parte él le cuenta que estuvo a punto de casarse, pero no funcionó.

Cuando las sirenas anuncian la aparición del monstruo, ella se prepara y le pide a Oscar que no haga nada, y aunque la gente corre despavorida ella espera a que se despeje la zona y escribe un mensaje en el suelo diciendo que lo siente, que se equivocó y no volverá a ocurrir, en lenguaje coreano, tal como se lo escribió el amigo de Oscar.

Le pregunta a Joel por su dirección y cuando sale va a verlo a su casa, donde él vuelve a tratar de besarla y ella vuelve a apartarse, aunque esta vez era una broma.

Cuando se despierta, tras acostarse con Joel, ve una noticia en la televisión en la que dicen que el robot se burla del distrito financiero, pareciendo bailar en el mismo, corriendo con Joel al parque, donde Oscar, borracho hace las tonterías que ven hacer al monstruo, sorprendiéndose al ver que Gloria va con Joel.

Ella le pide que salga, diciendo él que no hace daño a nadie, pues Garth le va diciendo lo que puede hacer y se está divirtiendo, entra entonces ella para sacarlo, apareciendo en pantalla el monstruo, que le da una bofetada al robot/Oscar para que se retire.

La prensa especula diciendo, tras la bofetada que los dos monstruos no son aliados y parece que el monstruo trata de proteger a la ciudad, habiéndose convertido Seúl en un lugar al que la gente acude en masa para ser testigos del fenómeno.

Oscar ve una y otra vez el video, que se ha hecho viral y está enfadado, dándole a Gloria más órdenes que nunca, y cuando Garth trata de ayudarla se mete con él y le dice que sabe que cuando va al baño va a esnifar, no a hacer sus necesidades, tras lo que anima a Gloria a tomar una cerveza, pues no necesita que lo vigile, diciéndole ella que lleva sin beber desde el domingo, para no caer y matar a cientos de personas.

Vuelve a enzarzarse con Garth, que acaba marchándose enfadado.

Le pide tras ello a Gloria que beba una cerveza o si no él irá a dar un paseo por el parque, aunque ella la tira.

Cuando cierran, Oscar muy borracho se sube al coche con Joel, sin escuchar a Gloria, que le dice que no puede jugar con personas de verdad, y aunque él le asegura que no piensa en matar a nadie, ella trata de impedir que se vaya colocándose ante su coche.

Gloria le dice que ella cree que todo gira entorno a ella y ahora él también tiene por una vez una vida increíble.

Lo deja marcharse, y llega ella corriendo muy cansada, justo a las 8:05 al parque, dispuesta a no permitirle que juegue con la gente, por lo que lo abofetea de nuevo, invitándola él a que lo golpee más fuerte en pro del espectáculo, lo que ella repite, aunque, al ver que a él no le parece bastante le da varios puñetazos aunque a él esto ya no le gusta y la sujeta, aunque cada vez que se suelta vuelve a golpearlo y a empujarlo, pidiéndole que se marche, ante lo que él reacciona sujetándola por el cuello con su brazo hasta que caen al suelo, tratando ella de zafarse mordiéndolo y golpeándolo con el codo, mientras Joel les pide que paren.

Cuando logran levantarse ella le tira las llaves del bar con rabia y le dice que no volverá, tirándoselas él de nuevo diciéndole que lo hará, o regresará al parque por la mañana y destruirá el barrio y matará a cientos de personas, y cuando ella le dice que entonces le partirá la cara él le advierte que se acabaron los buenos modales y la lanza al suelo.

Ya en su casa ella vuelve a recordar aquel día, 25 años atrás, cuando iba con Oscar al colegio, llevando cada uno sus trabajos manuales, llevándose el viento el de ella, viendo cómo Oscar entraba al descampado para tratar de recuperarlo.

Llega Joe a su casa, diciéndole que lamenta lo ocurrido y le asegura que Oscar está tan arrepentido que le envía una furgoneta llena de cosas para la casa. Alfombras, sillas y unas mesitas.

Ella, enfadada va hasta su casa, explicándole él que los muebles son de su tío, diciéndole ella que no los quiere, asegurándole él estar muy avergonzado, preguntándole si le hizo daño, estando ella tranquila por no haber matado a nadie.

Él se disculpa de nuevo y le pregunta si pueden volver a ser amigos, diciéndole ella que no deben volver a quedarse en el bar fuera de horas bebiendo, prometiendo él que lo hará, diciendo ella que sabe lo que es cagarla por beber.

Cuando regresa a casa la encuentra decorada como si se tratara de un salón clásico.

Tras una llamada de Tim va a verlo a un hotel local al que ha ido por una reunión, algo que ella señala, es una extraña coincidencia, diciéndole que nunca lo había visto celoso.

Él no entiende que trabaje de camarera dados sus problemas con el alcohol.

Ella decide irse, comprendiendo él que la ha ofendido, por lo que se excusa y la lleva al bar, donde conoce a Oscar, que le dice que Gloria le ha ayudado mucho con sus ideas.

Oscar le pregunta si sabe qué es lo más irresponsable que se puede hacer en un bar, sacando un gigantesco petardo que le regalaron Garth y otro amigo 10 años atrás y que reservaban para una gran ocasión, aunque se hicieron adultos y quedó abandonado, decidiendo encenderlo, viendo escondidos Gloria y Tim cómo el explosivo lo destroza todo, tras lo que Tim trata de llevársela, diciéndole Oscar que aunque ha hecho lo más irresponsable que se puede hacer en el bar, que arde por algunas partes, Gloria no se irá con él.

Tim le dice que sí lo hará, y le pide de hecho que se vaya con él, pues al día siguiente al mediodía se marcha, confesándole que no tenía ninguna reunión y que fue por ella, pese a lo cual ella se queda parada y no le acompaña.

Cuando regresa a su casa encuentra allí a Oscar, que le dice, tenía una copia de las llaves que sus padres le dejaron a los suyos, amenazando ella con llamar a la policía si no se marcha, aunque él hace caso omiso, diciéndole que ha ido para asegurarse de que no llama a Tim para marcharse con él, pensando ella que ha perdido el juicio.

Gloria recuerda su niñez de nuevo. Ella saltó también la valla tras Oscar, viendo cómo este encontraba su trabajo, poniéndose muy contenta hasta ver cómo él lo patea, apareciendo entonces en el cielo un enorme rayo serpenteante que golpeó las cabezas de ambos que perdieron el conocimiento, cayendo de sus mochilas un monstruo y un robot de juguete, igual que los monstruos que asolan Seúl.

Gloria le dice a Oscar que lo que le ocurre es que se odia a sí mismo, que creía que la quería, pero es que no soporta tener una vida tan pequeña, tras lo que llama a Tim para decirle que se irá con él.

Se escucha entonces una alarma y ella sale corriendo y Oscar tras ella, golpeándolo ella con una silla que rompe en sus espaldas, cogiendo él un palo con el que se dirige a ella, que le lanza encima una estantería y luego la televisión, corriendo tras él con un palo largo para golpearlo, por lo que él salta cayendo a la piscina, llena de hojas, corriendo ella hasta abajo y esperando a que salga para golpearlo, aunque él logra salir y escapar hacia el parque, aunque ella sale también corriendo para llegar antes.

Una vez en él se pelean duramente, tirándola él al suelo y advirtiéndole que puede regresar a Nueva York si lo desea, pero que cada día que no esté allí sucederá eso, pisoteando con saña el suelo del parque, lo que se refleja en el movimiento del robot, aplastando gente.

Regresa a casa, donde todo está destrozado y se envuelve en el colchón mientras Tim se prepara para salir.

Ella también sale y coge un taxi hasta el aeropuerto y coge un avión.

Oscar va a pasar la noche en el parque, bebiendo sin parar.

Por la noche Gloria llama a Tim, que le pregunta qué ocurre, pues no ha sabido nada de ella en todo el día, contándole ella que tenía que volar a un sitio, aunque solo le llama para decirle que está bien, pero no le explica lo que va a hacer, aunque sí le dice que está más descontrolada que nunca.

Al amanecer, cuando suena la sirena, Oscar entra en el parque.

Seúl es un hervidero de gente que trata de huir del robot.

Solo una persona se acerca al mismo, Gloria, que está en Seúl mientras s amigo se dispone a cumplir su promesa, estando a punto de aplastar a un niño, cuando de pronto algo le hace titubear, pues el suelo se mueve a su alrededor.

Y frente al robot aparece Gloria mientras en Maidenhead Oscar ve cómo se acerca a él el monstruo gigantesco, trata entonces de huir, pero en Seúl Gloria se agacha y lo atrapa con su mano y lo eleva por los aires.

Él lloriquea al ver cómo el monstruo abre su boca y le pide que lo baje, aunque luego la insulta y la llama zorra de mierda, procediendo entonces Gloria a lanzarlo con fuerza al infinito, viendo la gente en televisión cómo el robot sale volando hacia el infinito hasta desaparecer, tras lo que el propio monstruo desaparece del parque, mientras la gente en Seúl grita alegre al ver cómo se acabó por fin la amenaza del monstruo.

Y mientras la gente de la ciudad celebra el acontecimiento, Gloria se aleja, pudiendo ver Joel en televisión en las retransmisiones que se realizan desde Seúl a Gloria, y comprendiendo lo ocurrido, por lo que sonríe.

Gloria entra en un bar, preguntándole la camarera si ha visto lo que le ocurrió al robot, llorando ella y preguntándole a la camarera si quiere que le cuente una historia asombrosa

La mujer acepta y luego le pregunta a Gloria si quiere un trago. Gloria solo suspira.

Calificación: 2