Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Con faldas y a lo loco

Some like it hot (1959) * USA

          También conocida como:
                    - "Una Eva y dos Adanes" (Hispanoamérica)

Duración: 119 min.

Música: Adolph Deutsch

Fotografía: Charles Lang Jr.

Guión: Billy Wilder, I.A.L. Diamond (N: Robert Thoeren, Michael Logan)

Dirección: Billy Wilder

Intérpretes: Marilyn Monroe (Sugar Kowalczyk / Sugar "Kane"), Tony Curtis (Joe / "Josephine" / Junior Shell), Jack Lemmon (Jerry) / "Daphne"), George Raft ("Botines" Colombo), Pat O'Brien (Detective Mulligan), Joe E. Brown (Osgood Fielding III), Nehemiah Persoff ("Pequeño Bonaparte), Joan Shawlee ("Sweet Sue"), Dave Barry (Mister Beinstock), Billy Gray (Sig Poliakoff).

Chicago, 1929. Joe y Jerry, saxofonista y contrabajo consiguen, tras cuatro meses sin empleo, trabajar en la orquesta de un local de fiesta oculto tras un negocio funerario donde se servía whisky durante la ley seca.

Y justo ese día y por un chivatazo de Charlie "Mondadientes", la policía irrumpe en el local, propiedad de Botines Colombo y detiene a todos menos a los dos músicos, que al percatarse de la presencia policial consiguen huir.

En la oficina de empleo les ofrecen trabajo en Illinois y al ir al garaje para recoger el coche que les prestó una amiga de Joe, son testigos de la matanza del Día de San Valentín, en que Botines Colombo y sus hombres acabaron con el "Mondadientes" y seis compinches.

Descubiertos por los mafiosos deben huir enrolándose en una orquesta femenina a punto de partir hacia Florida, para lo que se disfrazan de mujeres llamándose Josephine y Dafne.

Se harán amigas de Sugar Kane, la vocalista que toca el ukelele cuando "Dafne" confiesa que es suya una petaca con coñac que se le cayó a Sugar para evitar que la echen.

Por la noche Sugar acude a su litera para agradecérselo, acabando en una fiesta de todas las chicas hasta que, accidentalmente tira del freno de emergencia.

Durante la fiesta Sugar le cuenta a Josephine que desea llegar a Florida para encontrar a un millonario, olvidándose así de su enfermiza atracción por los saxofonistas golfos.

Aprovechando la confidencia, al día siguiente se viste elegantemente y se hace el encontradizo con Sugar en la playa haciéndole creer que es Junior Shell, uno de los dueños de la Shell Oil Company, provocando con sus gafas una gran ternura en Sugar.

Por su parte "Dafne" es cortejada por el millonario Osgood Fielding, un hombre sobre el que las artistas ejercen un irresistible atractivo, habiendo estado casado con siete, invitando a Dafne a pasar esa noche con él en su yate.

Será Joe quien vaya al yate, con Sugar, a la que convence de que no siente nada por las mujeres, lo que supondrá un reto para Sugar que se empeñará a fondo para poder curarlo.

Entretanto Osgood, tras bailar un apasionado tango con Dafne le propone matrimonio.

Al día siguiente, y en su hotel se celebra una reunión de "Amigos de la Ópera", bajo cuyo nombre se oculta la mafia. Y a la reunión acuden Botines Colombo y sus hombres, vigilados por la policía que espera, al igual que ellos encontrar a los testigos de los asesinatos.

Joe y Jerry deciden huir y Joe llama a Sugar para despedirse y decirle que va a casarse por intereses económicos, aunque le hace llegar un brazalete de diamantes de Dafne.

Pero al huir por la ventana acaban frente a la de los gángsters, que los descubren debiendo huir para acabar escondidos bajo la mesa del restaurante donde se va a celebrar la reunión de la mafia, presidida por el Pequeño Bonaparte, el cual afirma durante la cena no guardar rencor a Colombo pese a que mató a su amigo "Mondadientes". Y para demostrárselo le lleva una gigantesca tarta de cumpleaños, pese a que faltan aun cuatro meses para el mismo, saliendo de dentro un hombre que acaba con Colombo y sus hombres.

Como testigos de la nueva matanza, Joe y Jerry deben huir de nuevo volviéndose a disfrazar de mujeres, siendo descubiertos cuando Joe besa a Sugar durante su actuación.

Huyen hacia el barco de Osgood y Sugar tras ellos pese a conocer la verdad.

En el barco Jerry trata de hacer ver a Osgood lo poco que le conviene. No lo convence, por lo que decide confesarle que es un hombre, a lo que Osgood responde: "nadie es perfecto".

Calificación: 5