Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Contagio

Contagion (2011) * USA - Emiratos Árabes Unidos

Duración: 106 min.

Música: Cliff Martinez

Fotografía: Peter Andrews

Guión: Scott Z. Burns

Dirección: Steven Soderbergh

Intérpretes: Matt Damon (Mitch Emhoff), Marion Cotillard (Dra. Leonora Orantes), Laurence Fishburne (Dr. Ellis Cheever), Jude Law (Alan Krumwiede), Jennifer Ehle (Dra. Ally Hextall), Gwyneth Paltrow (Beth Emhoff), Kate Winslet (Dra. Erin Mears), Chin Han (Sun Feng), Elliott Gould (Dr. Ian Sussman), Bryan Cranston (Lyle Haggerty), Anna Jacoby-Heron (Jory Emhoff), Sanaa Lathan (Aubrey)

Beth Emhoff, ejecutiva de AIMM Anderson, recibe una llamada del hombre con el que pasó la noche, mientras espera el avión que ha de llevarla desde Chicago, donde hizo escala a su vuelta de un viaje a Hong Kong, a Minneapolis, donde es recibida por Mitch, su marido, y por su hijo Clark.

Beth parece resfriada, por lo que, debe ser Mitch quien vaya a recoger a Clark, el hijo de ella a la guardería cuando les avisan de que tiene fiebre.

Beth empeora, llegando a convulsionar, por lo que debe llevarla a urgencias, donde muy poco después le informan de que ha fallecido sin que Mitch pueda entender qué ha pasado y que no pudieran hacer nada por ella, frente a lo que parecía un simple constipado.

Abatido regresa a su casa, donde la canguro le informa de que Clark está también muy enfermo, encontrándolo también muerto.

En la OMS comienzan a preocuparse tras la aparición de varios casos más, temiendo que el contagio provenga de Hong Kong, donde hay una gran concentración humana.

Entretanto, en Atlanta, los responsables del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, encargan al Doctor Ellis Cheever la investigación de la epidemia, contratando a la Doctora Erin Mears para que investigue el primer foco aparecido, en Minneapolis, acudiendo al Departamento de Salud de Minnesota donde temen alarmar a la población en el fin de semana más comercial del año, el de Acción de Gracias por algo tan impreciso y aun desconocido.

Allí Mitch debe permanecer en cuarentena mientras investigan si pudo contagiarse, recibiendo la visita de su hija Jory, asustada por lo ocurrido y temerosa de lo que le pueda suceder a su padre, por lo que se niega, pese a los ruegos de este, a irse a Winsconsin con su madre.

Cheever es reclamado por el Departamento de Seguridad Interna y en el Centro de Operaciones de Emergencia le muestran su preocupación por lo sucedido, temiendo que pueda tratarse de un ataque orquestado.

Se cierra el colegio de Clark tras la muerte de varios alumnos, mientras Mears sigue sus investigaciones hablando con todos los empleados de la empresa de Beth que pudieron llegar a tener contacto con ella, sin que advierta ningún problema hasta que le hablan de una persona que fue a recogerla al aeropuerto, al que Mears llama mientras este va en un autobús pidiéndole que baje de este de inmediato, enviando a una unidad a recogerlo.

Se entrevista tras ello con Mitch Emhoff y le pregunta por la escala de su mujer en Chicago, recordando él que Beth tuvo una larga relación anterior con John Neal, que vivía en Chicago, comprendiendo que durante su escala estuvo con él y tuvieron relaciones, ya que con él se inició el foco infeccioso en Chicago.

La Doctora Ally Hextall, encargada de la investigación del origen del virus informa a Cheever de que descubrieron que el virus tiene restos de cerdo y de murciélago y mata las células en que lo inoculan, por lo que no consiguen ningún tratamiento, ordenando al Doctor Sussman, que investigaba para la creación del mismo que destruya todas las muestras del virus.

Las sospechas de que el virus pudo llegar desde Hong Kong hacen que la Organización Mundial de la Salud envíe a dicho país a una epidemióloga, la Dra. Leonora Orantes que investiga en un casino en que estuvo Beth a la que considera la paciente Cero tras investigar las grabaciones de seguridad del casino y ver que las personas que murieron durante las primeras horas tuvieron algún tipo de contacto con ella.

Sussman se niega a abandonar sus estudios, y se encarga de investigar por su cuenta, consiguiendo pese a la prohibición cultivarlo en el feto de un murciélago de Geelong, pese a lo cual no desea lucrarse y pide solo una caja de puros.

Alan Krumwiede, un bloguero conspiranoico siempre en busca de temas polémicos cuelga en su página de Internet la muerte de un hombre en un autobús que quedó grabada y sobre la que no hay explicación y trata de probar que es un arma biológica, para más adelante afirmar que conoce el remedio contra el virus, un producto homeopático, la forsitia, que, según afirma en sus grabaciones a él le curó.

Mitch sale finalmente del hospital en que le mantenían en cuarentena tras comprobar que es inmune a la enfermedad, pudiendo regresar junto a su hija, aunque le impide que se relacione con nadie, incluido Andrew, su novio, comprobando lo complicado que es enterrar a su esposa y su hijastro, pues nadie desea hacerse cargo de ellos, por lo que le proponen que considere la posibilidad de incinerarlos.

La Doctora Mears trabaja sin descanso buscando grandes centros donde instalar a los enfermos, discutiendo con las autoridades locales que no desean dedicar más recursos que los estrictamente necesarios, dándose cuenta de pronto de que ella misma se ha contagiado, probablemente en el hotel, prometiéndole Cheever que tratará de volverla a llevar a su casa aprovechando una cápsula de aislamiento, aunque le informan que esta se utilizará para trasladar a un congresista antes de proceder a imponer la cuarentena en la ciudad, por lo que Mears muere poco después.

Cheever llama entonces a Aubrey, su mujer pidiéndole que abandone Chicago sin contarle a nadie que va imponerse el cierre de carreteras y el bloqueo de la ciudad, contándoselo Aubrey a su amiga Liz, que la esperaba para cenar.

Entretanto en Hong Kong, Sun Feng, que atiende a la Doctora Orantes en el casino, y cuya madre murió, decide secuestrarla, llevándola hasta su pueblo, ya que espera que de ese modo una vez consigan la vacuna les atenderán, no dejándolos para el final.

Entretanto en Minnesota se declara la cuarentena impidiendo la salida de cualquier persona, por lo que Mitch, que trataba de huir hacia Winsconsin no puede hacerlo, siendo testigo del pánico que ha cundido en la ciudad, habiendo asaltos a bancos y tiendas, tratando la gente de conseguir la forsitia, abriéndose varias fosas comunes para enterrar a los muertos.

Krumwiede consigue notoriedad e incluso es llevado a la televisión para debatir con Cheever, que le acuse de ser más peligroso él que la enfermedad, ante lo que este acusa a Cheever de haber filtrado a sus familiares la preparación de la cuarentena antes de que esta se declarase, tal como se puede comprobar en la cuenta de Facebook de Liz, la amiga de Aubrey a la que esta le contó todo, ante lo que advierten a Cheever que lo investigarán, aunque no lo llevarán al fiscal por no poder reemplazarlo aun.

La mortalidad fluctúa entre el 25 y el 30% de los infectados tras la mutación del virus al entrar en contacto con el VIH en África.

Empieza a haber disturbios en otras ciudades, mientras en Minnesota los alimentos llegados no son suficientes.

La vacuna tarda en llegar, siendo inútiles todos los ensayos realizados, por lo que deciden tratar de probar con células vivas, aunque, aun en el caso de lograr un resultado positivo llevaría meses poner el producto en el mercado, requiriéndose montones de pruebas, por lo que la Doctora Hextall decide adelantar el proceso inoculándose ella la vacuna antes de visitar a su padre, un doctor que se infectó por haber seguido tratando a los enfermos cuando cientos de enfermeros y médicos se niegan a hacerlo por temor.

El resultado es positivo y comienza a fabricarse la vacuna de forma masiva contra el EMV-1, calculando que podría llevar un año la fabricación y distribución a todo el mundo, cuando hay ya 26 millones de muertos.

Krumwiede es detenido cuando trataba de conseguir una importante cantidad de dinero a cambio de incitar a sus seguidores - 12 millones de personas - a no vacunarse, insistiendo en que el mejor remedio es la forsitia, descubriendo tras analizar su sangre que nunca padeció la enfermedad, y que gracias a sus informaciones sobre la forsitia consiguió 4, 5 millones de dólares, pese a lo cual sus seguidores reúnen los 12 millones de fianza y consigue la libertad.

Por su parte el gobierno decide actuar de la forma más transparente posible, realizando un sorteo público para determinar el orden de vacunación, según la fecha de nacimiento.

En Hong Kong la doctora Orantes consigue ser liberada cuando les entregan a sus secuestradores 100 dosis de la vacuna, si bien una vez libre, el hombre que se la llevó le informa de que se trata tan solo de un placebo, pues no desean ceder a los chantajes, ya que ha habido muchos secuestros en todo el mundo, decidiendo ella que no puede dejar que se expongan a la enfermedad tras creerse libre, corriendo a avisarlos.

Finalmente, y tras una interminable espera Andrew, el novio de Jory es vacunado y puede ir a verla, celebrando una gran fiesta por el reencuentro, mientras Mitch ve las fotos de Beth en Hong Kong.

Beth comió en su casino cerdo. Un cerdo procedente de una granja en que se coló un murciélago enfermo tras ser talado el árbol donde descansaba antes por las maquinas de la empresa de Beth, la AIMM, debido a que en ese lugar se iba a construir el nuevo edificio de su empresa, habiendo Beth viajado allí precisamente para participar en la colocación de la primera piedra. El cerdo comió un trozo de plátano que se la había caído de la boca al murciélago enfermo y así se infectó.

Calificación: 3