Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Corazón de León
Corazón de León

Argentina - Brasil (2013) *

Duración: 110 min.

Música: Emilio Kauderer

Fotografía: Horadio Maira

Guión y Dirección: Marcos Carnevale

Intérpretes: Guillermo Francella (León Godoy), Julieta Díaz (Ivana Cornejo), Mauricio Dayub (Diego), Jorgelina Aruzzi (Corina), Nora Cárpena (Adriana), Nicolás Francella (Toto), María Nela Sinisterra (Glenda), Claudia Fontán (Sabrina).

Ivana Cornejo recibe una llamada en su contestador de una persona que le dice que ha encontrado su celular y que llamó al número del mismo donde ponía casa, ante lo que ella le da las gracias, diciéndole que se le debió perder, ante lo que su interlocutor le asegura que la vio discutiendo por él y tirarlo.

Le pregunta con quién discutía tan airadamente, contándole ella que con su ex marido, observando que mientras hablaba se despistó y se le olvidó que dejó el grifo de la bañera abierto y se derramó el agua.

Él queda en llamarla en cinco minutos, corriendo ella al teléfono cuando vuelve a sonar, aunque el que llama en ese momento es Diego, su ex marido, al que le dice que no quiere hablar ya más de un asunto de trabajo y solo desea darse un baño e irse a dormir.

Tras colgarle vuelve a sonar el teléfono, siendo nuevamente León, con el que continúa hablando, viéndose de pronto Ivana contándole a León Godoy, el desconocido, que quien la llamó antes era su ex, del que se separó tres años atrás, pero con el que sigue trabajando, ya que son socios en un bufete de abogados civilistas.

León aprovecha la confianza creada para invitarla a cenar y devolverle su teléfono.

Ivana se muestra reticente a salir de noche con alguien que no conoce, aunque ante la insistencia de su interlocutor quedan para comer al día siguiente.

Y cuando se encuentran al día siguiente se sorprende al observar que su brillante interlocutor es un hombre muy bajo de solo 1.37, lo que le hace sentirse un tanto incómoda, ante lo que él le dice que no debe sentirse mal, tras lo que pide que anule todo lo que tenga esa tarde y se vaya con él, que le va a proporcionar una experiencia única, asegurando ella que él habla tanto que no le deja pensar y no sabe qué debe hacer ni decir.

Mientras hablan se acerca a ellos una amiga con la que habla de su reciente viaje a Nueva York, diciéndole ella que espera verla en la fiesta del fin de semana, asegurando él que no sabe si podrá ir, pues quizá deba viajar a Río de Janeiro, tras lo que hace una llamada pidiendo que le preparen el avión.

Ivana trata de excusarse, aunque él no le deja opción, acudiendo hasta un aeródromo, donde él la invita a vivir su primera experiencia en salto en paracaídas, realizando su salto con ella, que, se siente aterrorizada, aunque después acaba fascinada por la experiencia.

Aun nerviosa conduce contenta hacia su casa. Tanto que incluso se despista y está a punto de tener un accidente.

Por su parte León, de regreso a su casa come con su hijo Toto, que le cuenta que fue a una entrevista de trabajo, pero le pagaban muy poco dinero y prefirió no aceptarlo lo que a él no le parece bien.

Poco después reta a Toto a una carrera en su piscina.

Ivana por su parte acude al cine con una amiga y no para de reír pese a que la película no es cómica.

Al día siguiente, en la oficina vuelve a discutir con su marido, pues considera que su cliente es una mala persona y que trata de escatimar a su ex mujer el dinero que le debe, recordándole Diego que él y no su mujer es su cliente y que trabajan por dinero.

Llama a León por teléfono, encontrándolo en casa de unos amigos en Río de Janeiro, quedando con él para la tarde siguiente, en que la lleva a un club exclusivo al que se accede mediante una contraseña, pues simula un club americano de la época de la ley seca, pasando juntos una noche divertida, y al dejarla en su casa e ir a despedirse acaban besándose.

Al día siguiente por una pequeña discusión con su marido este deduce que está saliendo con alguien, informándole Corina, la secretaria, que ese alguien se llama León, ya que oyó cómo ella hablaba con él por teléfono.

León juega al fútbol, sirviéndose de su pequeño tamaño para driblar a sus contrincantes, entre los que está su hijo, con el que luego habla en el vestuario, contándole que va a bailar salsa con una pareja de amigos, reconociendo que lleva a una acompañante "morocha", Ivana.

En el despacho Diego le pregunta a Ivana si desea salir a comer algo con él, respondiéndole ella que tiene planes, observando poco después cuando regresa a la oficina a recoger su celular que se dejó olvidado, que Ivana sube a un auto muy elegante, aunque cuando pasa junto a él puede comprobar que quien lo conduce es un hombre muy bajito.

Un hombre bajito con el que esa noche Ivana se divierte mucho bailando salsa, conociendo además a sus divertidos amigos, invitándole tras la sesión de baile a su casa, donde, pese a algunos recelos de ella, acaban acostándose, encontrándose ella al despertarse feliz por la mañana, un sobre con un papel donde él le escribió "¿Y ahora?".

Toto la encuentra desayunando en la cocina y charlan, contándole ella al muchacho que está divorciada, y que no tiene hijos, contándole Toto que sus padres se separaron 10 años antes.

Diego le cuenta a Corina lo que vio la noche anterior, concluyendo ella que Ivana se ha enamorado de un enano rico.

León se ve con Sabrina, su ex mujer, con la que mantiene una magnífica relación, y que le pide un préstamo para un negocio que está montando, hablando de sus respectivas parejas, el dentista de ella y la abogada de él.

Corina trata de sonsacar a Ivana, que no desea hablar de su aventura, por lo que se muestra violenta aunque respetuosa, hasta que Corina le pregunta si le jode el enanismo de su amigo.

Tras ello la acusa de hipócrita por tratar de ocultar el defecto de su novio, acusándola de ser ella una enana emocional.

Ivana le dice que no quiere hacerle daño a León, pero que tampoco quiere perderlo, reconociendo que se está enamorando.

En su siguiente encuentro León le pregunta hasta cuándo va a seguir escondiéndolo y ella decide invitarlo a la inauguración de la galería de arte de su padrastro.

Durante esta, Adriana, su madre, se muestra muy extrañada al ver al enano, y más al saber que es amigo de su hija, ya que esta no le comentó nada acerca de él, yendo tras la fiesta, los cuatro, a un restaurante, donde Adriana y su esposo, que es sordomudo y se expresa con dificultad le preguntan a León por sus proyectos como arquitecto, contándole él que tiene varios trabajos en Río relacionados con las Olimpiadas.

Molesta por las risas de otros comensales, Ivana se acerca a su mesa y amenaza con partirle su botella de vino francés en la cabeza si no dejan de hacerlo.

León paga la cuenta y su madre comenta que es todo un caballero y que es casi perfecto.

De regreso a casa León le pregunta a Ivana si le duele la cabeza por el champán o por el estrés del encuentro familiar.

Ella le pide que tenga paciencia, pues ella tiene mucha presión para aceptarlo todo como si fuera normal sin que eso le genere ningún conflicto interno, y le confiesa que tiene miedo, pero que lo quiere mucho.

Diego discute con ella por la relación con su cliente, y le pide que se relaje, preguntándole si está tan nerviosa por el enano, preguntándole si de pronto se convirtió en Blancanieves, sintiéndose ofendido por el hecho de que lo haya sustituido por un enano.

Toto llega con su padre a su casa, encontrándose con que este le ha comprado un coche por su cumpleaños, lo que le hace muy feliz, celebrando en su jardín esa tarde una fiesta con sus amigos, ocupándose León de hacer los panqueques, aunque se le complica todo debido a su estatura cuando se queda sin azúcar y trata de llegar a lo alto de un armario, quedándose colgado del mismo, debiendo rescatarlo Toto antes de que lo vea Ivana en esa situación.

Ivana acompaña a su madre al ginecólogo y durante el trayecto esta trata de sonsacarle sobre su vida íntima, hasta conseguir que le cuente que el hombre que le gusta es León, estando a punto de tener un accidente con el coche al escucharlo, preguntándole su madre si se ha vuelto loca eligiendo a un enano con la cantidad de hombres normales que hay, recordándole Ivana que ella eligió a un sordomudo antes de bajarse enfadada del coche.

Al día siguiente León acude a su oficina a esperarla, y mientras está esperando a que ella acabe, aparece Diego hecho una furia por una bronca que ella tuvo con un fiscal, preguntándole ella si se acuesta con una jueza, deduciendo él que su actitud con el fiscal es debida a que está celosa y le dice que ella estaba rara porque tenía el dilema de volver a salir con él o hacerlo con el enano.

A la salida va con León al cine, donde él ríe mucho, pero ella, con la cabeza en otro sitio no

Cuando Adriana le cuenta a su marido que se peleó con Ivana, él le recrimina que se meta en su relación y no la deje ser feliz.

León, viendo tan preocupada a Ivana sigue a Diego en su coche y le pide que la deje en paz, pues su tiempo ya pasó, estando a punto de pegarse.

Pese a todo, León la ve preocupada e irritada, llegando a llorar mientras le dice a él que se siente muy bien con él, porque es perfecto, pero que le da miedo.

Le dice que es el hombre con el que mejor se ha sentido y él le dice que para una vez que ha conseguido ser feliz con un hombre prefiere perderlo por sus prejuicios, por lo que le pide que se marche acabando así su relación.

Ella desaparece en medio de la lluvia para luego llorar en su casa, mientras que León es encontrado por Toto, pese a la lluvia, en la piscina totalmente vestido.

Preocupado por la actitud de su viejo, tras una semana de enfados constantes, Toto habla con él diciéndole que desde pequeño se dio cuenta de que todos lo miraban diferente, aunque a él no le importaba porque pensaba que a él tampoco le importaba, aunque luego comprendió que sí y que lo ocultaba por dignidad.

León le expresa a su hijo su hartura por haber tenido que pasarse su vida simulando que no le importaba su enanismo, algo que reconoce no es cierto.

Ivana se siente mal en el trabajo y en su casa, tratando de contactar por teléfono con León, aunque este no le contesta, por lo que va hasta su casa, donde Toto le pide que no haga sufrir más a su padre y que lo deje en paz.

Ivana recibe la visita de su madre, que esperaba que la acompañara al cine, aunque al observar que su hija no tiene ánimo prefiere quedarse con ella y cocinarle algo, preguntándole por su relación con León y advirtiéndole que tenga cuidado, pues el amor solo llega una vez en la vida.

Cuando al día siguiente llega a la oficina Corina le informa que la llamó Toto.

En Río de Janeiro León hace parapente, observando cuando aterriza en Copacabana cómo Ivana se acerca hacia él, y le pida que se decida, pues ella está allí, acabando por besarse, fundiéndose tras ello en un largo abrazo.

Calificación: 2