Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Corazones de acero
Corazones de acero

Fury (2014) * USA

          También conocida como:
                    - "Corazones de hierro" (Hispanoamérica)

Duración: 134 min.

Música: Steven Price

Fotografía: Roman Vasyanov

Guión y Dirección: David Ayer

Intérpretes: Brad Pitt (Don Collier / "Chacal"), Shia LaBeouf (Boyd Swan / Biblia), Logan Lerman (Norman Ellison), Michael Peña (Trini Garcia / "Gordo"), Jon Bernthal (Grady Travis), Jim Parrack (Sargento Binkowski), Brad Henke (Sargento Davis), Kevin Vance (Sargento Petersen), Xavier Samuel (Teniente Parker), Jason Isaacs (Capitán Waggoner), Anamaria Marinca (Irma), Alicia von Ritberg (Emma), Scott Eastwood (Sargento Miles).

En la II Guerra Mundial los tanques alemanes estaban mejor armados y blindados que los americanos, que sufrieron pérdidas devastadores.

Abril de 1945. Los aliados combaten en lo más profundo de la Alemania nazi, encontrándose con una resistencia fanática al haber declarado Hitler la guerra total, movilizando a todo el mundo, incluyendo mujeres y niños.

Un oficial nazi avanza a caballo hasta los restos de una reciente batalla donde hay gran número de tanques americanos inutilizados y decenas de muertos, y mientras avanza entre los restos de la sangría no repara en un hombre, Don Collier, apodado "Chacal", que salta sobre él desde lo alto de uno de los tanques y lo apuñala.

Tras liberar al caballo, Collier sube a lo alto del tanque y observa el horizonte antes de entrar en el interior del carro de combate donde sus hombres, "Gordo", "Biblia"y Grady trabajan tratando de reparar la máquina

Collier los trata duramente pidiéndole a Gordo - Trini García -, que suelte la mano de otro de sus compañeros ya fallecido, reprendiéndole además por maldecir en español, diciéndole que él habla en alemán que es peor.

Le pide también a Grady que se dé prisa en arreglar la avería, quejándose por ser tratado como un perro.

Collier lamenta no haber podido salvar a su compañero, mientras que Biblia les dice que deben dar gracias a Dios por estar vivos, respondiéndole irónicamente Collier que no fue Dios, sino él quien los salvó.

Finalmente consiguen arrancar el tanque justo cuando empiezan a caer de nuevo los proyectiles sobre la zona pudiendo regresar a su base.

Una vez en la base Collier les ordena a sus hombres que reposten y arreglen todo lo del banco y que lo dejen listo, no pareciendo sentirse afectado por lo ocurrido, aunque cuando se aleja de ellos se esconde entre dos tanques para lamentarse a solas mientras ve que llegan camiones cargados de cadáveres y cientos de prisioneros.

Un teniente pregunta por el sargento, al que le pregunta dónde está el resto del tercer pelotón, diciéndole que solo queda su tanque.

Se presenta tras ello un muchacho muy joven, Norman Ellison, que le dice que ha sido asignado a su tripulación siendo el nuevo ayudante del conductor, negándose Collier a creer que le hayan puesto a alguien tan joven e inexperto, que lleva solo 8 semanas alistado, pidiéndole Collier que no intime demasiado con nadie.

Sus nuevos compañeros le preguntan si proviene de la escuela de tanques, ante lo que él reconoce que en la vida ha visto un tanque, pues él es solo un secretario mecanógrafo.

Grady le pide a Norman que vaya a por agua y que limpie el tanque por dentro, viendo que el interior está lleno de sangre y de restos de la persona que ocupaba su puesto antes, incluyendo un trozo de su cara y los sesos, debiendo salir a vomitar, observando mientras lo hace un camión cargado de cadáveres.

Collier monta en cólera al ver cómo dos soldados escoltan a un oficial de las SS al que llevan ante el comandante para ser interrogado e intenta golpearlo, debiendo detenerlo sus compañeros que le dicen que hay policía militar por todas partes, diciéndole Norman que si ve a alguien de las SS debe matarlo.

Tras ello les pide a sus hombres que enseñen a Norman a manejar las armas.

Collier y sus hombres son enviados hacia el norte para flanquear a la unidad principal que va hacia el este, siendo nombrado Collier sargento del pelotón.

A medida que el tanque "Furia" avanza junto con sus compañeros acaban topándose con un reguero de gente cargados con sus escasos enseres en busca de algún sitio en que vivir, debiendo estar alerta para evitar sorpresas.

Pasado ese primer peligro continúan su camino, llegando hasta una zona boscosa, donde Norman ve moverse a alguien, aunque al ver que es un niño no hace nada, siendo atacado uno de los tanques de más atrás, abriendo fuego entonces las fuerzas norteamericanas, viendo Norman cómo arde el teniente del tanque atacado, que se dispara en la cabeza para no sufrir, pero él permanece paralizado sin abrir fuego.

Tras acabar con la resistencia Collier se interna en el bosque observando que la mayoría de los muertos son niños y mujeres, tras lo que se dirige a Norman y le echa en cara que no disparara, diciendo este que no lo hizo porque era solo un niño, mostrándole él al teniente que arde para mostrarle lo que le ocurrió por culpa suya.

Muerto el teniente, Collier asume el mando antes de seguir su camino llegando sin más problemas hasta la siguiente población, donde se reúnen con la columna a la que apoyan, reuniéndose allí para planificar con el capitán Waggoner sus siguientes acciones, siendo su siguiente objetivo ocupar la siguiente población, donde pasarán la noche.

Collier, acompañado por algunos soldados de infantería parte hacia su siguiente objetivo hasta observar varias columnas de humo, debiendo dirigirse hacia estas para evitar que ataquen a su ejército, yendo los tanques en vanguardia seguidos por la infantería que se protege tras ellos.

Eliminan un nido de ametralladoras, pero entonces comienzan a funcionar las baterías antitanques consiguiendo eliminarla, viendo que hay una segunda, que deben eliminar también, tras lo que puede entrar en batalla la infantería contra los restantes soldados, negándose Norman a disparar contra los alemanes que están muertos en el suelo pese a las órdenes de Gordo que teme que alguno no esté todavía muerto.

Norman, todavía en shock reacciona diciendo que quiere marcharse, ante lo que Gordo le dice que aunque no es bonito ha de hacerse, mientras la infantería se enfrenta cuerpo a cuerpo con los alemanes.

Terminada la batalla Biblia atiende a los heridos y reza junto con ellos, mientras Collier regaña a Norman al que le indica que tuvo al mejor tirador en su asiento y ahora lo tiene a él, diciéndole que prometió a toda su tripulación que los mantendría con vida y él está impidiéndoselo ante lo que él se defiende diciendo que lo entrenaron para teclear 60 palabras por minuto, no para ametrallar cadáveres.

Entre los prisioneros capturados hay uno con un abrigo del ejército americano y tratan de interrogarle para ver a quién mató para conseguirlo.

Collier llama a Norman y le hace acercarse al alemán viendo cómo este les muestra una foto de su esposa y de sus hijos mientras pide clemencia, lo cual no ablanda a Collier que le obliga a arrodillarse, tras lo que le dice a Norman que no le sirve de nada si no puede matar alemanes, por lo que saca su revólver y se lo entrega, pidiéndole que dispare a la espalda del alemán, a lo que él le replica que eso no está bien, a lo que Collier le responde que el alemán ha venido a matarle a él, y que debe elegir entre él o el alemán, diciendo Norman que prefiere que lo mate a él, aunque en vez de ello Norman le coge la mano y le obliga a empuñar su revólver y a disparar, dándole tras ello una patada y pidiéndole que haga su trabajo.

Lo consuela Biblia, al que le pregunta si eso lo va a convertir en un hombre, afirmando que él tiene la conciencia limpia y quiere que siga así.

Gordo por su parte le dice que Chacal puede parecer estar loco, pero que es de fiar, pues está con él desde antes de África y no lucharía con ningún otro, diciéndole Biblia que nadie lleva junto tanto tiempo como ellos y es gracias a él, contándole que el propio Chacal se cagó la primera vez que les dispararon en el norte de África.

Aparece este y le pide a Norman que coma algo antes de partir, continuando tras ello su camino y viendo cerca de la siguiente población a personas colgando de los postes de la luz con carteles colgando del cuello en los que se les acusa de negarse a luchar por los alemanes, habiendo sido asesinados por las propias SS.

Llegan a la población, tal como habían previsto, habiendo muchos habitantes que se rinden a su paso sin oponer resistencia alguna, aunque avanzan lentamente esperando el ataque de las tropas alemanas, y cuando Collier le pregunta a un anciano dónde se ocultan los soldados, y cuando este les indica el lugar una bala acaba con su vida, desencadenándose la batalla desde ese momento, empezando a disparar sobre ellos, que dirigen su tanque contra el edificio en que se ocultan, logrando así acabar con ellos, encontrándose mientras avanzan con varios nidos de soldados escondidos en varios edificios, con los que van acabando poco a poco, saliendo algunos de ellos ardiendo, disparando Norman sobre ellos y matándolos, cuando sus compañeros preferían dejar que se quemaran.

Llegan hasta un edificio frente a cuya fachada cuelgan varios niños acusados de traidores por negarse a luchar, del que sale un hombre portando una bandera blanca pidiendo que dejen de disparar, pues los soldados se rinden, saliendo tras ello un montón de niños uniformados y entre ellos uno de las SS, preguntando Collier si él es el responsable de colgar a los que se negaban a luchar, y como el hombre responde afirmativamente fusilan al oficial en el acto.

Tras ello Collier se reúne de nuevo con Waggoner que le dice que deben descansar para seguir al día siguiente su camino luchando.

Durante el descanso los hombres de Collier contratan una prostituta con la que se acuestan en el tanque.

Collier por su parte, acompañado de Norman acude a un edificio donde encuentran a todas las autoridades locales vestidas de gala y muertas, diciéndole que ellos sabían que iban a entrar en la población y decidieron emborracharse antes de suicidarse.

Norman le pregunta por qué le enseña aquello, diciéndole Collier que los ideales son pacíficos, pero la historia violenta, tras lo que le dice que haga lo que él le diga y saldrá con vida.

Cuando sale ve cómo los observan tras una ventana y decide investigar con Norman, abriéndoles la puerta una mujer, Irma, que parece muy nerviosa, por lo que Collier busca por toda la casa por si esconde algún soldado, encontrando finalmente a una muchacha más joven escondida bajo la cama, explicándole Irma que es su prima y que le pidió que se escondiera porque tenía miedo.

Collier le pide a Norman que cierre la puerta con llave, tras lo que le pide a Irma que prepare agua caliente.

Llama tras ello a la más joven y le pregunta su nombre, diciéndole que es Emma, a la que le entrega media docena de huevos que llevaba en una caja para que los prepare, dándole además dos paquetes de tabaco.

Y mientras ellas preparan la cena y Collier se prepara para afeitarse, Norman se sienta al piano de la casa y comienza a tocar una de las partituras, llamando la atención de Emma, que se acerca hasta él y canta la canción que está tocando, dejando de hacerlo al observar la espalda de Collier totalmente llena de horribles cicatrices.

Collier le dice que Emma es una buena muchacha y es limpia, diciéndole si no la lleva a la habitación lo hará él, siendo la muchacha, al comprender sus palabras quien decida arrastrando al muchacho tras ella hacia la habitación.

Irma trata de evitarlo, pero Collier le dice que los deje, pues son jóvenes y están vivos.

El muchacho le pide la mano que trata de leer para ganarse su confianza tal como le enseñó su abuela, antes de besarla suavemente y de acostarse con ella.

Cuando salen parecen felices y se sientan a tomar café con Collier e Irma, cuando aparecen sus compañeros del tanque que le dicen a Norman que lo está esperando en el tanque la prostituta con la que se acostaron ellos, aunque de inmediato se dan cuenta de que llegan tarde y que él ya se ha acostado, acercándose Grady a la muchacha, pidiéndole Norman que no la toque, debiendo intervenir Collier para decir que si la tocan les romperá los dientes.

Ellos acatan la orden de mala gana, dándole a Norman su botella y obligándolo a beber de ella.

Norman trata de calmarlos invitándolos a compartir la mesa con ellos, cogiendo entonces Grady el huevo de Emma y pasando su lengua por él, ante la repugnancia de la muchacha, a la que Collier le cambia el huevo por el suyo.

Borracho, Gordo comienza a recordar el momento en que llegaron a Normandía, que fue un día después del día D, recordando que avanzaron durante tres días entre un reguero de muertos, debiendo disparar a todos los caballos que se encontraban, recordándole a Norman que él no estaba cuando pasaron por aquel infierno entre cientos de caballos muertos, con un olor a sangre y entre millares de moscas.

Collier se enfada finalmente y les hace callar, llegando entonces un soldado a avisar a Collier de que Waggoner le llama, debiendo irse todos, impidiendo Grady a Norman, al arrastrarlo fuera del piso que pueda conseguir apuntar la dirección de la muchacha.

Waggoner le explica a Collier que un avión de reconocimiento detectó la presencia de tropas yendo hacia el oeste, donde están los suministros de las tropas americanas, encomendándoles a los tanques la misión de proteger un cruce que vital para sus tropas.

Mientras se preparan para salir comienza un bombardeo por parte de la aviación enemiga, observando Norman desde debajo del tanque donde estaba escondido, que las bombas alcanzaron la casa donde estaban apenas unos minutos antes, corriendo hacia la misma y viendo a Emma entre los escombros, ya muerta, obligándolo Grady a subir al tanque tras pelear con él, sin tener nada que hacer frente a la fuerza de aquel.

Parten de inmediato hacia su nuevo objetivo, mostrándole Collier a Norman a su costado una ciudad completa ardiendo y contándole que empezó la guerra en África y de allí pasó a Francia, luego a Bélgica, y ahora pelean en Alemania, lo que quiere decir que el final está cada vez más cerca, pero que aun ha de morir mucha gente.

Y de pronto, y cuando todo parece calmado uno de los tanques sufre el ataque de un Tiger alemán, por lo que deben detenerse y tratar de acabar con él, viendo cómo pese a su superioridad numérica sus disparos no hacen mella en el tanque alemán que acaba con otros dos de los suyos.

Cuando acaba con el único tanque que quedaba junto con el suyo, deciden cambiar de estrategia y tratar de ponerse detrás, el punto más débil del tanque alemán, y aunque son alcanzados, y ellos fallan, consiguen finalmente colocarse detrás y dispararle, haciendo que los de dentro del tanque tengan que salir, disparando contra ellos.

Acaban con ellos, pero se quedaron sin radio para comunicarse y pedir refuerzos y el tanque está en muy malas condiciones, afirmando Biblia que no fue él quien disparó, sino Dios, que vela por ellos.

Consiguen llegar al cruce, aunque cuando trataban de seguir hacia una colina cercana desde donde dominarlo todo, pasan por encima de una mina que destroza las cadenas de las ruedas.

Grady y Norman revisan el edificio cercano para cerciorarse de que no hay peligro, descubriendo que el edificio fue utilizado como hospital militar, estando lleno de cadáveres de soldados.

Mientras están allí Grady le dice a Norman que es una buena persona y le pide perdón por su comportamiento.

Y mientras los demás tratan de arreglar el tanque envían a Norman a vigilar desde un punto elevado, donde come y descansa, hasta que escucha un grupo de gente cantando que descubre son soldados alemanes, por lo que sale corriendo para avisar a sus compañeros, que al escucharlos se dan cuenta que se trata de un batallón de las SS, por lo que se preparan para esconderse, diciendo Collier que nunca se rindieron y no lo van a hacer, diciéndoles que va a asegurar el cruce.

Mientras él prepara la ametralladora les dice a sus hombres que vayan a ocultarse en la arboleda, señalando Norman que él se quedará también, optando sus compañeros por hacerlo también.

Collier le pide que pongan a uno de los alemanes muertos del hospital sobre su tanque con una chaqueta del ejército americano y lo rocían con gasolina y le prenden fuego mientras ellos en el tanque y hacen recuento de municiones, y mientras esperan beben de una botella que abren para el momento, mientras Biblia recita un verso bíblico, sorprendiéndose al ver que Collier sabe que era del libro de Isaías.

Se ríen de Norman al verlo bebiendo, diciendo Grady dice es una máquina bebiendo, follando y matando, decidiendo Collier que "Máquina", será desde ese momento su apodo.

Aunque con alguna reserva, los alemanes se van acercando y al ver ardiendo el cadáver sobre el tanque se confían.

Y cuando varios de los soldados se encaraman al tanque y abren la escotilla comienzan a disparar contra ellos y a lanzar las granadas, disparando su cañón contra los camiones, y luego contra la casa donde tratan de refugiarse, mientras Norman dispara sus ráfagas contra los que tratan de huir, pillándolos por sorpresa.

Poco a poco los alemanes van tomando posiciones, aunque gracias a la potencia del cañón logran controlarlos, si bien poco a poco va agotándose la munición, por lo que debe salir Collier a recoger la munición, para lo que deben lanzar bombas de humo

Consiguen la munición, pero antes de lograr entrar se queda él sin balas, debiendo utilizar su pistola, y finalmente su cuchillo contra uno de los soldados, aunque Collier acaba herido, tratando Biblia de curarlo mientras recitan a medias un pasaje bíblico.

De repente, un proyectil atraviesa el tanque matando a Grady instantáneamente. Biblia se derrumba encima de él, sollozando mientras Collier insiste en seguir luchando, aunque enseguida se vuelven a quedar sin munición.

Los alemanes se den cuenta de ello y empiezan a tomar posiciones, aprovechando ellos el momento para salir del tanque para disparar con la ametralladora de fuera, tratando Biblia de conseguir el arma de alguno de los alemanes muertos, debiendo luchar contra varios alemanes antes de conseguirla.

Empieza de nuevo el tiroteo, disparando Collier con la ametralladora de fuera mientras Gordo lanza granadas hasta que le hieren justo tras quitar la anilla de una de ellas, que cubre con su cuerpo para evitar que explote sobre sus compañeros.

Los alemanes comienzan a lanzar bombas de humo, pese a lo que ellos siguen disparando sobre los alemanes, y cuando Biblia sale para entregar granadas a Collier es alcanzado en la cabeza por el disparo de un francotirador.

El francotirador alcanza también a Collier, al que hiere gravemente, volviendo a alcanzarlo cuando trata de meterse de nuevo en el tanque.

Muy malherido logra entrar dentro del tanque y abraza a Biblia y luego, mientras saca su revólver dice "he hecho lo que he podido".

Los soldados, ya sin oposición, comienzan a acercarse al tanque, confesándole Norman al sargento que tiene miedo, respondiéndole este que él también, y mientras los soldados comienzan a trepar de nuevo al tanque el muchacho le dice que quiere rendirse, pidiéndole Collier que no lo haga, pues lo matarán lentamente haciéndole mucho daño.

Un soldado abre la escotilla disparando Collier su revólver y acabando con él, pero unos segundos después vuelven a abrirla y lanzan varias bombas pidiéndole Collier que escape por la escotilla inferior, consiguiendo hacerlo justo antes de que exploten las bombas, cubriendo su cuerpo de tierra y simulando estar muerto.

Desde allí ve avanzar a los soldados alemanes, viendo como uno de los jóvenes soldados lo descubre con su linterna. Norman levanta las manos, pero el muchacho no le delata,

Se despierta al escuchar los cascos de un caballo, entrando de nuevo en el tanque donde ve a Collier muerto, y, tras cubrir su cabeza mientras llora coge su revólver y apunta con él hacia la escotilla superior esperando acabar con el primero que se asome, aunque quien lo hace es un soldado estadounidense que informa de que hay un superviviente, ayudándole a salir entre varios soldados para, una vez abajo ser atendido por los sanitarios, uno de los cuales le dice que es un héroe al meterle en la ambulancia.

La comitiva continúa tras ello avanzando entre las decenas de soldados alemanes que consiguieron eliminar el día anterior.

Calificación: 3