Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Crash (Colisión)

Crash (2004) * USA - Alemania

          También conocida como:
                    - "Vidas cruzadas" (Argentina)
                    - "Alto impacto" (México, Perú, Venezuela)

Duración: 100 min.

Música: Mark Isham

Fotografía: James Muro

Guión: Paul Haggis, Bobby Moresco (Argumento: Paul Haggis)

Dirección: Paul Haggis

Intérpretes: Don Cheadle (Detective Graham Waters), Matt Dillon (Sargento Jack Ryan), Jennifer Esposito (Ria), Sandra Bullock (Jean Cabot), William Fichtner (Jake Flanagan), Brendan Fraser (Fiscal Rick Cabot), Terrence Howard (Cameron Thayer), Chris "Ludacris" Bridges (Anthony), Thandie Newton (Christine Thayer), Ryan Phillippe (Oficial Tom Hansen), Larenz Tate (Peter Waters).

Los detectives Graham Waters y su compañera Ria acuden a investigar la aparición de una persona muerta junto a la carretera cuando de pronto colisiona contra su coche el de una mujer asiática y dan varias vueltas, asegurando la oriental que la culpa es de Ria por pararse en medio de la carretera frenando demasiado deprisa, tras lo cual la insulta llamándola mexicana puta, a lo que esta responde que tenía una fila de coches parados delante y tuvo que frenar, no fijándose la otra mujer en el estado de la carretera.

Waters se acerca al muchacho muerto, observa el cadáver y comienza a recordar…

El día anterior, Farhad, un hombre de rasgos árabes acude con su hija Dorri a comprar una pistola a una armería, expulsándolo el dueño de la tienda por ser árabe, protestando este, pues no es árabe, sino persa, aunque una vez fuera, el dueño le vende la pistola a la hija, que coge también una caja de munición al azar.

Esa misma noche dos hombres de color, Anthony y Peter discuten tras salir de cenar de un restaurante, ya que el primero acusa a los dueños de racistas por hacerles esperar más que a los blancos, sin atender las objeciones de su compañero que le dice que la camarera era negra, a lo que él aduce que ella también tiene estereotipos y que piensa que los negros no van a dejarle propina y los atienden peor.

Poco después de cruzan con una pareja, Rick Cabot, el fiscal del distrito, y su esposa Jean, la cual da un respingo cuando se cruzan con la pareja, aduciendo de nuevo Anthony que es por racismo, ya que la mujer tuvo miedo al ver a dos negros.

Pero un segundo después, y cuando la pareja va entrar en su Navigator Anthony y Peter se abalanzan sobre ellos y les roban el coche.

Poco después Daniel Ruiz, cambia las cerraduras de la casa de la pareja, pidiéndole Jean a su marido que las haga cambiar de nuevo a la mañana siguiente, pues el que se la cambia le parece a ella un delincuente que le entregará las llaves a sus amigos.

Luego reconoce ante su marido que, en efecto se asustó al ver a los negros, aunque para no parecer racista continuó su camino como si no lo tuviera.

Su marido lamenta que el robo fuera obra de dos negros, lamentando la publicidad que ello puede generarle.

Waters y Ria acuden al escenario de un tiroteo, explicándoles una agente que todo ocurrió cuando el conductor de un Mercedes se enfadó y disparó al conductor de una furgoneta con la que se cruzó sin saber que esta era conducida por un policía de narcóticos que repelió la agresión alcanzando y matando al conductor del Mercedes, que resultó ser también policía, este de color, apareciendo en el maletero de este gran cantidad de dinero, pareciendo muy sereno el asesino en opinión de los investigadores para haber matado a un hombre.

El oficial John Ryan llama para interesarse por un sitio para poder mantener ingresado a su padre que padece problemas urinarios, discutiendo con la encargada de su seguro.

Él y su compañero Tom Hansen escuchan la noticia del robo del Navigator, por lo que, tras ver uno igual salen tras él pese a que Tom se da cuenta de inmediato de que no es el vehículo robado.

Pero John vio que su conductor, Cameron Thayer, era negro y que su pareja, Christine, le iba haciendo una felación, por lo que, tras detenerlos los obliga a bajar del coche y, pese a que tienen sus papeles en regla, les hace la prueba de alcoholemia pese a que él afirma que es budista y no bebe, siendo director de televisión.

John se dirige tras ello a la mujer a la que cachea y soba ante las protestas de ella por la humillación y por la actitud de su marido que permite que le hagan eso sin hacer nada, aceptando que les dejen marchar con una amonestación, aunque una vez en su casa Christine le echa en cara a su marido su sumisión frente a la humillación sufrida.

Daniel Ruiz regresa a su casa una vez finalizados su trabajo, encontrando a su hija asustada, diciendo que escuchó un disparo, tranquilizándola su padre diciéndole que ya se cambiaron de barrio y que en el nuevo ya no hay disparos.

Y para calmarla le cuenta que un hada le entregó cuando era niño una capa invisible que lo protege de todo, decidiendo regalársela a ella para que la proteja.

Anthony y Peter conducen escuchando música y riendo, escuchando de pronto un golpe, descubriendo al bajarse que han atropellado a un hombre asiático que ha quedado atrapado debajo, al que dejan a las puertas de un hospital antes de darse a la huida.

Tom Hansen habla con el teniente Dixon, su superior, que es negro, y le pide que le cambien de compañero, pues no aguanta su forma de actuar con las minorías étnicas, aunque su jefe no está dispuesto a escuchar sus quejas, pues interponer una denuncia contra John supondría su despido por no haberlo denunciado antes y solo le deja la opción de patrullar solo, debiendo para ello pasar por la vergüenza de decir que tiene un problema de flatulencia, siendo el hazmerreír de sus compañeros.

Daniel es requerido también por Farhad para cambiar la cerradura de su tienda, aunque una vez hecho, le dice al dueño de la tienda que su problema no es la cerradura, sino la puerta, que no encaja bien y que debe cambiar la puerta entera, aunque Farhad le acusa de estafador y de estar compinchado con algún vendedor de puertas, decidiendo Daniel marcharse sin cobrar para no seguir discutiendo.

Y al día siguiente Farhad encuentra su tienda saqueada y destrozada.

Anthony y Peter llevan el Navigator al taller donde se lo encargaron, aunque tras enterarse del atropello deciden que no desean hacerse cargo del coche, ordenando que lo quemen.

Graham se acuesta con Ria, cuando son interrumpidos por una llamada de teléfono que él se empeña en coger, rompiendo así el momento, negándose ella a seguir en la cama con él tras escucharle hablando con su madre.

Ella le cuenta que su padre es de Puerto Rico y su madre de El Salvador, y que está harta de que todos digan que es mexicana, marchándose enfadada.

Ryan al ver los fuertes dolores que sufre su padre al orinar acude a ver a la representante de su seguro para que vuelvan a mirarlo, pero esta, al comprobar que es un racista le informa que su seguro no lo cubre pese a que él le dice que no debe juzgar su forma de ser, sino la de su padre, que en el pasado tuvo una empresa en la que contrató a numerosos negros a los que ayudó, pese a que acabó perdiendo su trabajo cuando las administraciones concedieron los servicios de limpiezas a las minorías étnicas.

Waters acude a visitar a su madre, a la que encuentra drogada, la cual le pregunta por su hermano menor, y le pide que lo busque y lo ayude.

Cuando el encargado de la compañía de seguros de Farhad acude para evaluar los daños sufridos le advierte que no recibirá compensación alguna por el robo acusándolo de negligencia por no haber arreglado su puerta pese a haber sido advertido por Daniel.

Cameron graba el episodio de una serie y el productor se queja de que un actor negro no parece creíble, pues habla como si fuera blanco, por lo que les obliga a repetirlo pese a las reticencias de Cameron debido a los estereotipos impuestos.

Tras lo sucedido el día anterior Cameron y Christine están distanciados y discuten, no yendo ese día juntos de vuelta a su casa.

Ryan y su compañero deben acudir a la autopista donde se produjo una colisión, debiendo auxiliar a los herido, corriendo hasta un coche que está volcado y donde hay una mujer que dice que apenas puede respirar, por lo que entra en el coche tratando de ayudar a la mujer, que observa que es Christine, que al reconocer al hombre que la manoseó la noche anterior comienza a gritar histéricamente negándose a que sea él quien la ayude.

Pero este trata de calmarla observando que el coche está perdiendo gasolina y que hay un grave riesgo de que se incendie, ya que está ardiendo muy cerca del suyo el coche contra el que colisionó, y pese a las advertencias de su compañero, que teme que si sigue en el coche explote con él dentro, Ryan se niega a abandonarlo dejándola allí, consiguiendo sacarla justo unos segundos antes de que su coche explote.

Graham es recibido por el ayudante del Fiscal del Distrito, el cual le informa que el policía que mató a su compañero es la tercera vez que actúa contra un compañero negro, y que las dos veces anteriores consiguió que lo absolvieran.

Graham tiene pese a ello dudas de que se trate de un caso de racismo, ya que en el coche del policía muerto aparecieron 300.000 dólares de sospechosa procedencia, pese a lo cual el ayudante del fiscal, deseoso de tapar el asunto del robo del coche, y de realizar alguna actuación que atraiga al electorado de color presiona a Graham para que declare en ese sentido, ofreciéndole el cargo de Inspector Jefe en la fiscalía, lo que Graham rechaza, ante lo que el ayudante del fiscal contraataca amenazándolo con hacer que su hermano Peter, que es un delincuente acabe su vida en la cárcel.

Ante tal argumento Graham finalmente cede y el Fiscal da una rueda de prensa en la que podrá aparecer como un convencido luchador contra el racismo.

Tras salir del trabajo, aun enfadado por lo ocurrido en esos dos días, Cameron detiene su coche siendo asaltado por Anthony y Peter, que, fracasado el robo del día anterior están dispuestos a enmendarlo robando otro Navigator.

Pero esta vez Cameron no se arredra y se enfrenta a los atracadores golpeando a Anthony mientras Peter le apunta con su arma sin atreverse a disparar.

Durante la pelea aparece un coche policial y Peter huye, pero Anthony se niega a abandonar su presa y sigue en el coche junto a Cameron que se niega a entregarlo.

Los policías, entre los que se encuentra Hansen, le piden que baje del coche, y él lo hace, llevando el arma de Anthony, negándose a obedecer las órdenes de la policía, y enfrentándose a ellos, pese a lo cual estos no actúan a petición de Hansen, que, avergonzado por lo ocurrido la noche anterior lo defiende y dice que es su amigo, dejándolo marchar con solo una amonestación, en contra de la opinión de sus compañeros, librando así a Anthony, escondido en el coche, de ser detenido.

Poco después lo hace bajarse del coche en una parada de autobús devolviéndole su arma y diciéndole que lo avergüenza como negro.

Farhad, muy enfadado por lo sucedido busca la factura que Daniel dejó sin cobrar, encontrando allí su dirección, tras lo que se dirige a su casa dispuesto a vengarse, pidiéndole a Daniel cuando llega que le dé su dinero.

Asustado, Daniel le pide a Lara, su hija que se quede en casa, pero ella, al ver que apuntan a su padre y que este no tiene ya la capa protectora, ya que se la regaló a ella sale corriendo y se abraza a su padre justo en el momento en que el comerciante aprieta el gatillo, siendo ella quien reciba el disparo, diciéndole a su padre que ella lo protege, observando con naturalidad que, gracias a su capa no ha ocurrido nada.

Jean Cabot reconoce por teléfono ante una amiga que se pasa el día enfadada sin saber el motivo, y de pronto, y tras un despiste se resbala cayendo por la escalera.

Hansen conduce su coche de vuelta a su casa cuando ve a Peter haciendo auto-stop y se para recogerlo, y charlan, empezando de pronto el policía a sentir miedo pensando que quizá está armado, por lo que le pide que se baje del coche.

Este trata de demostrarle que no son tan diferentes al ver que lleva en el coche una figurita de San Cristóbal y se lleva la mano al bolsillo lo que hace que Hansen piense que lo hace para sacar su arma y le dispara, dándose entonces cuenta de que lo que tiene en su mano es una figurita de San Cristóbal.

Asustado por lo ocurrido lo tira al lado de la carretera alejándose hasta un descampado donde quema su coche para borrar cualquier tipo de huella.

Descubierto el cadáver del hombre muerto, Graham y Ria acuden al lugar, colisionando contra su coche el de la mujer asiática.

Se acerca luego hasta el cadáver comprobando que se trata de su hermano Peter.

Tratando de salvar el día, Anthony regresa hasta el lugar donde atropellaron al hombre asiático para llevarse su furgoneta, todavía con las llaves puestas en la cerradura.

Mientras él acude al taller para vender el vehículo, la mujer del hombre atropellado, Kim Lee, la mujer asiática que chocó contra el coche de Waters y Ria acude al hospital en que aquel convalece

El hombre le pide que busque un cheque que hay en su cartera y que vaya a cobrarlo.

Anthony llega entretanto al taller, dándose cuenta solo entonces de que la furgoneta está llena de orientales encadenados, ofreciéndole el dueño del taller 500 dólares por cada uno de los esclavos.

Graham lleva a su madre hasta la morgue, y esta, rota de dolor le reprocha que no la ayudara a buscarlo, asegurándole que Peter la quería mucho y que estuvo en su casa antes de morir y mientras ella dormía, y le dejó comida, sin que Graham se atreva a decirle que fue él quien se la llevó.

Dorri se encuentra a su padre llorando, contándole que no ocurrió nada gracias a que apareció su ángel - la niña - y lo libró de cometer un crimen, devolviéndole el arma a su hija, que cuando cogió las balas no se dio cuenta de que estas eran de fogueo.

Jean llama a su marido para contarle su accidente, contándole que cuando llamó a su mejor amiga para contarle lo sucedido esta no acudió a auxiliarla debido a que estaban dándole un masaje, debiendo ser Marie, su criada quien la llevara a urgencias, abrazándose Jane a esta asegurándole que ella es su mejor amiga.

Anthony llega con la furgoneta robada hasta el barrio chino. Abre entonces el portón trasero del vehículo y libera a los asiáticos que iban encadenados, entregándoles además 40 dólares para que pueda comprar comida.

Junto al lugar Shaniqua, la mujer de la compañía de seguros se da un golpe contra otro coche, discutiendo y lanzando insultos racistas al conductor del otro coche.

Calificación: 4