Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Déjame salir
Déjame salir

Get out (2017) * USA / Japón

          También conocida como:
                    - "¡Huye!" (Hispanoamérica)

Duración: 103 Min.

Música: Micael Abels

Fotografía: Toby Oliver

Guion y Dirección: Jordan Peele

Intérpretes: Daniel Kaluuya (Chris Washington), Allison Williams (Rose Armitage), Bradley Whitford (Dean Armitage), Catherine Keener (Missy Armitage), Caleb Landry Jones (Jeremy Armitage), Lil Rel Howery (Rod Williams), Betty Gabriel (Georgina), Marcus Henderson (Walter), Keith Stanfield (Andre Hayworth / Logan Rey), Stephen Root (Jim Hudson).

Un hombre negro, Andre Hayworth camina de noche mientras habla por teléfono por una elegante avenida quejándose de no pegar allí y de que alguien pusiera Edgewood Way a un kilómetro de Edgewood Lane, sintiendo que aquello parece un laberinto.

De pronto un coche deportivo pasa enfrente y se da la vuelta para circular junto a él

El hombre trata de ignorarlo y vuelve sobre sus pasos, y cuando mira hacia atrás ve que el auto sigue parado, pero con la puerta abierta, y de pronto le sorprende por detrás un tipo que lleva un casco puesto y que tras dejarlo sin sentido lo arrastra a su maletero.

Chris Washington se está afeitando cuando aparece Rose, su novia que le lleva unos bollos para el desayuno.

Mientras prepara su maleta, Chris le pregunta si sus padres saben que es negro, respondiendo ella que no, pero sabe que no pondrán pegas, pues su padre votó a Obama y no son racistas y no lo llevaría a su casa si lo fueran.

Se ponen en viaje, no permitiendo Rose que él fume en el coche, tirándole el cigarrillo que iba a fumar por la ventana.

Habla durante el viaje con su amigo Rod, del TSA, departamento de seguridad del transporte para recordarle que dé comida a su perro, bromeando Rod diciéndole que no es buena idea ir a visitar a gente blanca, tonteando con Rose, que le sigue la broma.

Pero de pronto algo golpea su parabrisas y los asusta por lo que paran, tratando de encontrar el origen del golpe, observando que se trata de un ciervo que está moribundo, por lo que avisan a la policía, pidiéndole un agente a Chris su documentación, negándose Rose a que la entregue, ya que ni conducía, ni hizo nada malo.

Llegan finalmente a casa de sus padres, una gran mansión, observando a la entrada al guarda, que es negro.

Es recibida muy cariñosamente por sus padres, que abrazan también a Chris sin mostrar el menor recelo, preguntándoles cuánto tiempo llevan juntos, señalando que 5 meses.

Le muestra Dean, el padre de Rose, que es neurocirujano, toda la casa, incluyendo las fotos de Jeremy, su otro hijo, que está estudiando medicina como él y la de su padre, al que ganó Jesse Owens en la fase de clasificación para las Olimpiadas de 1936.

Ve también la cocina, donde trabaja Georgina, también negra, y luego el enorme jardín, que da paso a una zona boscosa y a un lago, estando la casa más cercana al otro lado de este.

Dean le asegura que si hubiera podido, habría votado a Obama para un tercer mandato, y que, aunque les parezca racista, ya que sus empleados son negros, los contrató para cuidar a sus padres y cuando fallecieron no quiso dejarlos sin trabajo.

Le preguntan a qué se dedican sus padres, señalando que su padre los abandonó y su madre murió cuando tenía 11 años que murió atropellada.

Viendo que es un tema incómodo, la madre propone dejarlo mientras golpea su vaso con una cucharilla, tras lo que le preguntan si fuma, asegurando Dean que Missy podría ayudarle a dejarlo con una sesión de hipnosis, aunque Chris lo rechaza.

Le dicen tras ello que están encantados de que esté allí para la gran reunión, mostrándose Rose contrariada pues asegura que no recordaba que ese fin de semana celebran la fiesta anual en recuerdo del abuelo, pues este celebraba una vez al año una gran fiesta a la que invitaba a todos sus amigos, y siguen haciéndolo en su honor.

Y mientras hablan llega Jeremy.

Luego, durante la cena ríen todos cuando Jeremy cuenta los secretos de su hermana a su novio, contándole que esta mordió la lengua de su novio con su primer beso.

Le pregunta luego si practica artes marciales, diciéndole que no, que solo hizo judo, asegurándole Jeremy que con su constitución, si forzase un poco sería muy fuerte.

Señalando luego que en el jiu-jitsu lo importante es la mente y es un juego de estrategia, proponiéndole ensayar una llave, ante lo que Chris le dice que está muy borracho.

Luego Rose se queja en su habitación del trato que le ha dispensado su familia, tanto su hermano como por su padre, llamándolo constantemente chaval, pidiéndole él que no se disculpe, y ella recuerda que además está la fiesta donde todos son muy blancos.

Rose se duerme, pero él no puede olvidar el atropello del ciervo y decide levantarse y salir afuera para fumar un cigarrillo.

Mientras lo hace se asusta al ver que alguien se acerca corriendo hacia él a una velocidad tremenda, y cuando parece que va a arrollarlo gira y sigue su camino, observando también que Georgina está asomada a la ventana, aunque mirando su propio reflejo mientras se peina.

Regresa tras ello a la casa sin fumar, viendo al entrar a Missy sentada en el salón tomando un té, preguntándole si es consciente de lo peligroso que es fumar y le pide que se siente con ella un ratito.

Sabe que él no cree en lo del hipnotismo, pero le pregunta si desea saber cómo funciona, diciendo él que si usando un péndulo, diciéndole ella que utilizan puntos focales para llevar a alguien a un estado de hipersugestionabilidad, moviendo la cucharilla en su taza de té mientras hablan.

Le pregunta si fuma delante de su hija y le pide que no lo haga, tras lo que le pide que le hable de su madre, preguntándole dónde estaba cuando murió, señalando él que no quiere pensar en eso, aunque luego le cuenta que estaba viendo la televisión mientras fuera llovía.

Ella le pide que escuche la lluvia y le avise cuando la encuentre.

Le cuenta tras ello que su madre volvía del trabajo y no hizo nada. Se quedó viendo la tele y no llamó a nadie porque pensó que si lo hacía se haría realidad.

Ella le dice que cree que fue culpa suya y tenía mucho miedo.

Él nota que no puede moverse, señalando ella que está paralizado como aquella noche en que no hizo nada, limitándose a arañar el brazo del sillón.

Ella le dice entonces que se hunda en el suelo, sintiéndose de pronto como flotando en el vacío, viendo a Missy en la lejanía, cerrándole ella los ojos.

Se despierta de pronto al día siguiente en la cama mientras escucha al lado la ducha.

Ve que su móvil no estaba enchufado y lo enchufa, tras lo que sale al bosque cercano a la casa a hacer fotografías.

Ve que en el jardín está todo preparado para la fiesta, observando de nuevo a Georgina tras la ventana del cuarto de arriba mientras se miraba en el espejo.

Ve también a Walter cortando leña y se dirige a él tratando de ganárselo, diciéndole que le están haciendo currar, señalando él que no hace nada que no quiera hacer, aunque luego le dice que su novia es una joyita, mientras sonríe lascivamente.

Le dice también que siente haberlo asustado por la noche, pero estaba entrenando, y le pregunta si funcionó lo de la noche, pues vio que estuvo con la doctora un buen rato, aunque él dice que debió beber demasiado, pues no se acuerda bien.

Cuando se reúne con Rose le dice que cree que su madre lo hipnotizó y cada vez que piensa en un cigarrillo siente ganas de vomitar y tuvo unos sueños complicados.

Le pregunta también qué pasa con Walter, pues le parece muy hostil por su forma de hablar, pensando que puede ser porque está celoso de él.

Mientras hablan ven cómo empiezan a llegar los coches de los invitados, viendo cómo saludan a Walter cariñosamente.

Rose les va presentando a los invitados, todos muy amables con él, aunque le dicen cosas que finalmente son molestas pese a tratar de agradarle.

Como los Green. Él fue golfista profesional y le dice que conoció a Tiger Woods y le pregunta si juega al golf, algo que reconoce no se le da bien.

O los Nelson, alabando ella lo guapo y fuerte que es, yendo el marido en silla de ruedas.

Hay otra familia que le dice que ahora lo negro está de moda.

Él se siente incómodo y se dedica a hacer fotos, viendo de pronto entre tanta gente blanca a un joven de color, al que va a saludar, y el cual le dice que se llama Logan, pero que se comporta de forma poco natural, como Walter y Georgina, y que es pareja de una anciana.

Ve luego a un hombre ciego que se presenta como Jim Hudson, marchante de arte que le dice que es admirador de su arte, pues tiene mucho ojo y capta imágenes muy potentes.

Mientras los invitados conversan abajo él sube a la habitación, donde ve que su móvil está desconectado del cargador, algo que ya le pasó por la mañana, quedándose todos los invitados callados escuchando sus pasos.

Sube Rose y le dice que debió desenchufárselo Georgina, porque piensa que debe estar molesta por el hecho de que esté con ella.

Se refugiará tras ello un rato en su cuarto, al que sube para hablar con Rod, observando nuevamente que su móvil está desenchufado, contándoselo a Rose, que le dice que está paranoico y que Georgina, de la que sospecha no tiene ningún motivo para hacerlo.

Tras enchufarlo llama a Rod, que está en su casa, y le cuenta lo mal que se siente, asegurándole a su amigo que es como si la gente de la fiesta no conocieran a ningún negro que no trabaje para ellos y que lo hipnotizaron.

Le dice además que los negros de por allí parece que no saben que las cosas cambiaron, diciéndole Rod que a lo mejor están hipnotizados.

Cuando cuelga aparece Georgina que le dice que fue muy descortés tocando sus pertenencias sin preguntar. Que levantó su teléfono para limpiar la mesilla y se le desconectó, viendo cómo de pronto empieza a reír mientras suelta lágrimas y le asegura que los Armitage son muy buenos con ellos y los tratan como su familia.

Baja de nuevo, presentándole Dean a un grupo de personas, entre los que hay un japonés que le pregunta si cree que ser afroamericano tiene más o menos ventajas en el mundo actual, respondiendo Nelson que para él ha sido muy buena experiencia, pero que ahora se ha vuelto muy casero y las tareas de la casa son su refugio.

Mientras lo escucha, Chris trata de hacerle una fotografía discretamente, aunque se le olvida apagar el flash, y cuando sale este a Nelson le empieza a sangrar la nariz y le pide a Chris que salga de allí cuanto antes de forma casi agresiva.

Todos se muestran extrañados por su actitud, pero Dean cree que fue el flash lo que desató en él un ataque de ansiedad.

Logan sale poco después y se disculpa, aunque le da las gracias a la doctora por haberlo tranquilizado, tras lo que se retira con su pareja.

Para olvidar el mal trago Dean propone tirar unas bengalas y un bingo.

Rose y Chris prefieren ir a pasear, contándole a su novia que él no cree que fuera un ataque y que cuando lo agredió le pareció que lo conocía y que todo le parece muy extraño, reconociendo que le dan paranoias desde que su madre se metió en su cabeza, en las que no quiere pensar, indicando que quiere marcharse.

Entretanto el resto de los invitados juega al bingo, un extraño bingo que más bien parece una subasta y en la que a cada número que Dean indica con sus dedos, frente a una fotografía de Chris, van levantándose los cartones, aunque en vez de subir de un número a otro, finalmente señala 20 y hay un solo "ganador", el marchante de arte.

Él, entretanto le cuenta a Rose que le habló a su madre sobre la noche en que murió su madre en que se quedó sentado viendo la televisión sin llamar a emergencias ni ayudar a su madre, que se quedó tirada en una cuneta tras ser atropellada mientras él veía la tele, sabiendo que habría sobrevivido si alguien la hubiera buscado, pero nadie lo hizo.

Pero luego le dice que no se irá sin ella, aunque entonces es ella la que le dice que sí, que se irán, proponiéndole regresar a casa y que ella inventará algo.

Cuando llegan a la casa ya ha anochecido y los invitados comienzan a marcharse.

Una vez en la habitación envía una fotografía de Logan a Rod, que lo llama de inmediato, para decirle que el tipo de la foto es Dre, que salía con Verónica, una amiga suya.

Chris lo recuerda y ve que está muy cambiado, volviendo Rod a su teoría de que lo han hipnotizado para utilizarlo como esclavo sexual y le dice que debe irse, aunque mientras hablan se queda sin batería.

Le dice a Rose que deben irse ya, diciendo ella que va a por su maleta.

Mientras él prepara la suya ve la puerta del armario abierta, encontrando allí una caja con fotografías de Rose.

Ve una de ellas en actitud romántica con otro joven de color, pese a haberle dicho que no había salido con ningún otro negro, viendo luego que hay cerca de una decena más de fotografías con parejas negras, incluyendo las de los dos criados más jóvenes.

De pronto se siente muy asustado, pidiéndole las llaves a Rose, a la que le dice que va a ir guardando las cosas en el maletero, aunque ella por más que las busca no termina de encontrarlas.

Mientras bajan ven que están a pie de escalera toda la familia, diciéndoles Missy que si les apetece un té.

Rose les dice a sus padres que deben irse, pues el perro de Chris se puso malo y debe llevarlo al veterinario al día siguiente a primera hora.

Dean le pregunta mientras mira el fuego por su propósito en la vida, asegurando Chris que en ese momento es el de encontrar las llaves, diciéndole Dean que el fuego es reflejo de las personas, de cómo nacemos para morir.

Le grita a Rose que le dé las llaves y entonces Jeremy trata de golpearlo con una red de cazar mariposas, aunque lo esquiva, preguntando qué pasa con las llaves, que Rose le muestra tiene en su mano, diciéndole que él ya sabe que no se las puede dar.

Trata de escapar, bloqueándole Jeremy el paso, tras lo que Missy hace tintinear entonces su cucharilla contra la taza de té, cayendo Chris al suelo de inmediato, sintiéndose de nuevo como si flotara mientras Jeremy y Dean cargan con él hacia el sótano, oyendo cómo Rose le dice que era uno de sus favoritos.

Al día siguiente Ros se siente extrañado de que Chris no le coja el teléfono, debiendo volver a su casa para dar de comer a su perro y vuelve a llamarlo sin éxito.

Busca en Internet el nombre de Andre Hayworth, y se preguntan qué le pasó, pues desapareció en Evergreen Hallow.

Cuando despierta, Chris está sentado en el sillón donde la noche anterior habló con Missy, aunque está atado de pies y manos, tratando sin éxito de soltarse con la boca.

Frente a él tiene un televisor que de pronto se enciende, apareciendo en él Roman Armitage, padre de Dean, que le dice que ha sido elegido gracias a sus dones naturales, tras lo que le habla del Procedimiento Coagula, algo que su orden lleva desarrollando desde hace muchos años, apareciendo junto a su esposa, su hijo Dean con Missy y los niños Rose y Jeremy, todavía pequeños, y le pide que contemple el Coagula.

Y justo después aparece la taza de té, y al escuchar el tintineo de la cucharilla vuelve a caer en trance.

Entretanto Rod acude a la policía para denunciar la desaparición de Chris, mostrándoles también la foto que este le envió de André Hayworth, desaparecido meses atrás, exponiéndoles su teoría de que hay un grupo de blancos que están secuestrando negros y lavándoles el cerebro para convertirlos en esclavos sexuales.

Tras escucharlo, la agente llama a varios compañeros, también negros, que tras escuchar su teoría rompen a reír a carcajadas.

Pero Rod sigue preocupado y dándole vueltas al asunto, volviendo a llamar a su amigo y consiguiendo que cojan su teléfono, aunque no es Chris quien lo hace, sino rose, que le cuenta que Chris se marchó dos días atrás tras enfadarse y se dejó el teléfono, mostrándose ella también muy preocupada.

Pero a Rod su instinto le dice que Rose miente y decide grabarla. Y ella le dice que sabe que la llama porque le gusta y quiere acostarse con ella, ofendiéndose él y colgándole.

Chris vuelve a despertarse en su sillón y se enciende de nuevo la televisión, apareciendo esta vez Jim Hudson, el marchante en una cama hospitalaria que le dice que comprender el procedimiento ayuda al mismo.

Le cuenta que la fase una fue la hipnosis y que la fase dos es la preparación mental, un preoperatorio psicológico para pasar a la fase tres, el trasplante parcial de una parte del cerebro de Chris, conectado con el sistema nervioso, aunque no desaparecerá del todo, una pequeña parte de él seguirá existiendo y podrá ver i oír lo que hace su cuerpo, pero como un espectador, siendo Jim quien controle sus funciones motoras.

Chris pregunta por qué los negros, señalando Jim que a él le da igual el color, pues lo que él quiere es su mirada.

Chris observa el sillón que ha destrozado con sus arañazos, viendo cómo a continuación vuelve a aparecer la taza en televisión, tras cuyo tintineo Chris vuelve a dormirse.

Dean está en el quirófano junto a dos mesas de operaciones, una de ellas vacía y otra en la que está Jim Hudson, ya sedado, disponiéndose a abrir su cerebro con la ayuda de Jeremy, que va a buscar a Chris con una silla de ruedas.

Pero Jeremy se ve sorprendido por Chris, que no estaba dormido como creía y que una vez desatado, y en un despiste le golpea con una bola y lo derriba, tras lo que se saca de los oídos unos tapones que fabricó con el almohadillado del sillón.

Preocupado por la tardanza de su hijo, Dean sale para apremiarlo, siendo embestido por Chris, que le clava los cuernos de la cabeza del ciervo que tenía en la pared.

El hombre, al caer tira unas velas y se inicia un incendio.

Recorre luego el resto de la casa, viendo a Georgina en la cocina, y esta al verlo se asusta y sale corriendo.

Consigue un móvil, justo cuando aparece Missy. En la mesa hay una taza de té, debiendo correr hasta la misma para evitar que lo vuelva a hipnotizar.

Missy consigue hacerse con un cuchillo que le clava a Chris atravesándole la mano, aunque Chris se revuelve y consigue clavárselo a ella

Cuando se dispone a marcharse es atacado por Jeremy, que no había muerto, que lo coge del cuello y empieza a asfixiarlo, estando a punto de acabar con él, aunque entonces Chris consigue coger las llaves de la puerta y se las clava a Jeremy en una pierna, consiguiendo así deshacerse de él y golpearlo hasta acabar con él.

Coge luego las llaves del coche de Jeremy.

Entretanto Rose, busca en el ordenador fotos de los mejores atletas universitarios mientras escucha música, impidiéndole los cascos escuchar lo ocurrido.

Chris sube al coche de Jeremy, donde encuentra el yelmo que este llevaba cuando secuestró a Dre.

Mientras conduce llama a emergencias, atropellando a Georgina, y acordándose de que a su madre no la auxilió nadie, la sube el coche y sigue, saliendo en ese momento rose armada con una escopeta, susurrando "Abuela", saliendo ya una humareda tras ella.

Despierta entonces Georgina que lo golpea, diciéndole que ha arruinado su casa, provocando que choque en que ella muere.

Chris sale maltrecho del coche, disparándole Rose, aunque no le alcanza, diciéndole a Walter, "Cógelo, abuelo", alcanzándolo este en un momento, tratando de estrangularlo, aunque Chris consigue sacar el móvil y hacer que salte el flash.

Walter se levanta con su nariz sangrando. Le pide a Rose la escopeta pidiéndole que le deje hacerlo a él, aunque varía la dirección del arma y disparando con ella a Rose, volviéndose tras ello hacia él, aunque lo que hace es volarse la cabeza.

Rose, agonizante trata de coger el arma, impidiéndoselo Chris, al que ella le dice que lo quiere, aunque él no la cree y trata de ahogarla, aunque es incapaz de hacerlo.

Escucha entonces la sirena de la policía, pidiendo Rose ayuda, aunque ve que no van a ayudarla, pues quien baja del coche es un patrullero de la TSA, Rod, que lleva a Chris hasta el coche de patrulla, y que le recuerda que le dijo que no fuera a esa casa.

Le pregunta cómo le encontró, diciendo él que es de la Agencia de Transportes y que resuelven problemas, tras lo que se alejan dejando a Rose agonizando.

Calificación: 3