Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Desayuno con diamantes

Breakfast at Tiffany's (1961) * USA

          También conocida como:
                    - "Muñequita de lujo" (Hispanoamérica)

Duración: 115 min.

Música: Henry Mancini

Fotografía: Frank Planer

Guión: George Axelrod (Novela: Truman Capote)

Dirección: Blake Edwards

Intérpretes: Audrey Hepburn (Holly Golightly / Lula Mae Barnes), George Peppard (Paul Varjak), Patricia Neal (Emily Eustace Failenson / "2E"), Buddy Ebsen (Doc Golightly), Martin Balsam (O. J. Berman), Mickey Rooney (I.Y. Yunioshi), Alan Reed (Sally Tomato), José Luis de Vilallonga (José da Silva Pereira), Stanley Adams (Rutherford Trawler / "Rusty").

Un taxi se detiene ante Tiffany & Co. Del que sale Holly Golightly que, con un traje largo, se toma un café mientras observa las joyas que hay tras el escaparate.

Terminado su desayuno regresa a su casa sin hacer caso a un hombre que al verla llegar sale de su coche, en el que le esperaba, protestando porque tras decir que iba al tocador no volvió a verla

Al llegar a la puerta debe llamar al timbre de su vecino, el oriental Yunioshi para que le abra el portal, ya que no lleva llaves, provocando la ira del oriental, harto de que le molesten constantemente, quejándose además del ruido que hace el hombre que la esperaba en el coche pidiendo a través de la puerta a Holly que le abra y quejándose de que después de haber pagado la cuenta de sus amigos ella lo ignorara.

Pero poco después será ella quien se despierta cuando llaman insistentemente al timbre, observando al abrir la puerta que se trata de un nuevo vecino, Paul Varjak, que va a mudarse al edificio y no tiene tampoco llave del portal, pidiéndole que le permita utilizar su teléfono, preguntándole el hombre si ella también se ha mudado recientemente al ver el desorden de su apartamento, respondiendo ella que lleva ya un año viviendo allí, contándole además que de cuando en cuando tiene un día rojo, y que cuando le ocurre eso pide un taxi y va hasta Tiffany, que es un lugar donde todo parece perfecto y donde nada malo puede pasar.

Él, por su parte le cuenta que acaba de llegar de Roma.

Mientras hablan ella comienza a vestirse porque tiene prisa, ya que es jueves y todos los jueves desde 7 meses antes va a Sing Sing a visitar al mafioso Sally Tomato detenido por no pagar impuestos, pagándole él por cada día de visita 100 dólares, dándole él cada día el parte meteorológico, que ella debe transmitir a su abogado.

Paul, al que ella llama Fred, por parecerse mucho a su hermano, que tiene ese nombre, la acompaña hasta el taxi, llegando en ese momento una mujer, Emily Eustace, a la que Paul llama "2E" y que presenta como su decoradora, que le dice haber arreglado ya el piso sin esperarlo.

Esa noche otro hombre suplica tras la puerta de Holly como el día anterior, decidiendo ella escaparse por la ventana, subiendo por la escalera de incendios hasta el apartamento de Paul, al que ve en la cama, observando cómo Emily le deja 300 dólares a Paul antes de marcharse, aprovechando Holly cuando lo hace para colarse en el apartamento de Paul.

Tras la sorpresa inicial de él, charlan, contándole él que es escritor, aunque desde que publicó "Nueve vidas", un libro de cuentos no ha publicado nada, contándole que está escribiendo una novela, aunque Holly observa que su máquina de escribir ni siquiera tiene cinta

Holly le cuenta por su parte que ella desea ahorrar para ayudar a su hermano Fred cuando regrese del ejército, aunque no lo consigue, pese a que le ofrecen los hombres a los que acompaña 50 dólares por cada noche.

Le pide tras ello que le permita quedarse a dormir junto a él un ratito, acostándose junto a él en la cama, durmiéndose abrazada por él, que observa su agitado sueño, acabando por despertarla al comprobar que tiene una pesadilla sobre Fred que le hace llorar, regresando a su apartamento tras despertarse.

Al día siguiente Paul ve una nota de ella en su buzón disculpándose junto con una cinta para la máquina de escribir, pidiéndole que acuda esa tarde a una fiesta que celebra en su apartamento.

Cuando llega esa tarde encuentra el apartamento abarrotado, entablando conversación con O.J. Berman, un agente artístico al que Holly le pide que dé un trabajo a su amigo "Fred", contándole Berman que él fue el descubridor de Holly y el que consiguió que perdiera su acento de pueblerina y que le consiguió una prueba cinematográfica, aunque cuando tenía que hacerla ella se marchó a Nueva York.

Conoce allí también a José da Silva Pereira, un potentado madrileño que afirma haber viajado hasta América para conocer las costumbres de ese país, llegando junto a él Rusty Trawler, que Holly le dice que es el 9º hombre rico americano con menos de años con el que Holly comienza a bailar de inmediato.

Harto del ruido de la fiesta, Yunioshi, el fotógrafo del ático avisa a la policía, observando Paul cómo Holly huye con Trawler para evitar a los agentes, decidiendo Paul avisar a José, que temeroso de verse involucrado en un escándalo huye con él por la escalera de incendios.

El jueves siguiente Paul acompaña a Holly a la cárcel para ver a Sally Tomato, que, como cada semana le da su parte meteorológico.

Sintiéndose inspirado por su nueva vecina, Paul comienza a escribir de nuevo, observándola cómo canta sentada en su ventana la canción "Moon River" antes de que llegue 2E, que le comenta preocupada que la sigue un hombre, pensando ella que debe haberlo enviado Bill, su marido.

Paul decide investigar, y sale a la calle y comienza a andar, observando, que, en efecto, el hombre lo sigue, yendo hasta un parque donde se siente en un banco sentándose junto a él su perseguidor, por lo que le pregunta qué desea, respondiéndole el hombre que necesita un amigo, tras lo que le muestra una foto en la que aparece el hombre, Doc Golightly, junto con Holly y su hermano Fred, contándole que Holly se llama realmente Lula Mae Barnes y que es su esposa.

Le cuenta tras ello que él es veterinario y trabaja la tierra, y que desea que Lula regrese junto a él y a sus 4 hijos a Texas, aunque luego le aclara que no son realmente hijos de ella, con la que se casó cuando ella tenía solamente 14 años, no comprendiendo la razón por la que se marchó, ya que parecía muy feliz con ellos.

Doc le pide a Paul que sea su amigo y que le diga él que está allí, para no asustarla presentándose de improviso.

Paul acepta, regresando a casa y llamando al timbre de Holly diciéndole que hay alguien que desea verlo, pensando ella que se trata de Fred, antes de ver a Doc, al que recibe feliz, entrando en sus brazos a su apartamento.

Cuando llega el momento de regresar a Texas Holly le pide a Paul que los acompañe hasta el autocar de vuelta, pues no desea regresar, contándole que su matrimonio fue ya anulado.

Doc, por su parte le cuenta a Paul que recibió una carta de Fred contándole que se iba a licenciar en cuatro meses y que si ella no vuelve con él no acogerá a Fred en su casa, pese a lo cual ella se niega a regresar, diciéndole que hará que Fred vaya con ella a Nueva York.

Cuando Doc se marcha, Holly le pide a Paul que le invite a tomar una copa y que no la lleve a su casa hasta que no esté totalmente borracha, ya que es aun demasiado temprano para ir a desayunar frente a Tiffany, que es lo único que le calma.

Acuden juntos hasta un club de striptease, donde beben, contándole ella cuando, ya totalmente borracha regresan a casa, que ha decidido conquistar a Trawler y casarse con él para tener suficiente dinero para poder ayudar a su hermano.

Ya en casa, él le censura que siga bebiendo, pese a lo cual ella le ofrece más dinero para que vaya a por whisky, pues dice que no acepta regalos de alguien que censura su actitud pese a que él también recibe dinero de una mujer.

Rompen su amistad, aunque cuando unos días más tarde él recibe un cheque de 50 dólares por la publicación de uno de sus cuentos y lee en el periódico la noticia de la boda de Rusty con otra mujer decide hacer las paces con Holly.

Ella le cuenta que realmente Rusty no tenía dinero, sino que lo tenía su familia, casándose por dinero, al tener él unas deudas de 700.000 dólares.

Deciden pasar el día juntos haciendo cosas que no hicieron nunca, como salir de día a dar un paseo, o entrar en Tiffany, donde él desea comprarle a ella algo, que ella acepta si no sube de 10 dólares, algo complicado en esa joyería, decidiendo dejar que graven por ese precio un anillo que le salió a Doc como regalo en una caja de sorpresas y que él no quiso.

Van tras ello a la biblioteca pública, donde observan que tiene su libro de cuentos, haciendo ella que lo firme pese al reproche de la encargada.

Luego ella lo reta a robar algo en unos grandes almacenes, saliendo de allí con unas caretas, él de perro y ella de gato, con las que corren felices de vuelta a su casa, besándose finalmente cuando llegan al portal.

Pero cuando se despierta al día siguiente ve que ella no está ya con él y baja hasta su apartamento, aunque tampoco la encuentra allí.

Llega entonces 2E, que comprende enseguida cuando él le dice que tienen que hablar, que se ha enamorado, ante lo que ella decide extenderle un cheque por valor de 1.000 dólares para que se vaya con ella a algún lugar durante una semana pero que continúen igual, rechazando él su dinero y seguir con su relación.

Tras recoger ilusionado en Tiffany el anillo que ordenó grabar, trata de localizar a Holly para dársela, aunque no la encuentra hasta que va a la biblioteca pública, donde ella está leyendo libros sobre América del Sur, y cuando él le pide que salga con él y le confiesa que la quiere ella le dice que va a casarse con José da Silva.

Paul se siente decepcionado al ver que ella lo considera uno más, por lo que le da su cheque de 50 dólares como si fuera cualquiera de sus acompañantes.

Su siguiente encuentro se produce cuando se cruzan en el edificio, viendo que va José con ella a su apartamento, escuchando poco después los gritos de Holly, y un tremendo ruido debido a que comienza a tirar cosas, por lo que corre a ayudarla pensando que José quizá le hizo algo, escuchándola llorar, por lo que, tras acompañarla hasta la cama le pregunta a José qué le hizo, enseñándole él un telegrama que encontraron al llegar a casa, donde le comunican la muerte de su hermano Fred en un accidente.

Meses más tarde, Paul visita a Holly diciéndole que recibió su telegrama, y la encuentra haciendo punto, diciéndole ella que ha leído varios de los cuentos que ha publicado durante ese tiempo.

Le dice que le ha llamado porque ha preparado una cena para despedirse, ya que al día siguiente se va a Río de Janeiro.

La olla en que preparaba ella la cena explota y salen a cenar, asegurándole ella que José y él son los únicos hombres que no se han comportado como unos canallas.

Cuando regresan a casa tras la cena son detenidos por dos policías, y, aunque su vecino Yunioshi cree que es por sus denuncias, cuando son llevados ante el juez este acusa a Holly de haber colaborado con Tomato, el narcotraficante, habiendo llevado sus mensajes cifrados a sus colaboradores, debiendo pasar la noche en la cárcel.

Paul llama de inmediato a Berman para solicitar su ayuda, asegurándole este que ordenó ya que pagaran los 10.000 dólares de fianza de Holly, habiéndole enviado un abogado, pidiéndole a Paul que vaya a recogerla y que la lleve a un hotel del extrarradio para mantenerla alejada de la prensa.

Paul la espera en un taxi a la salida de prisión, llevándole su ropa y a su gato, pidiéndole ella que la lleve al aeropuerto, pues piensa continuar con sus planes y viajar a Brasil pese a estar procesada.

Paul le muestra entonces un mensaje que le dejó José, que, tras enterarse de su detención decidió romper su compromiso con ella, al no poder un hombre de su posición permitirse ningún escándalo que perjudique sus aspiraciones políticas.

Pese a ello Holly insiste en que la lleve al aeropuerto, pues no desea echar a perder su billete de avión, aunque le asegura a Paul que no está loca y que no tiene la intención de perseguir a José, aunque le pide a él que le envíe un listado con los nombres de los 50 hombres más ricos de Brasil

Paul le dice de nuevo que la quiere y le pide que se quede con él, respondiéndole Holly que no desea pertenecer a nadie, y que ni siquiera desea seguir unida a su gato, al que libera en la calle mientras ellos siguen hacia el aeropuerto.

Paul le pide entonces al taxista que pare y se baja, diciéndole a Holly que ella tiene miedo a que alguien la meta en una jaula, aunque, le asegura, que ya se encuentra en una jaula creada por ella misma, y que vaya donde vaya se topará siempre con esos barrotes creados por ella, por lo que nunca encontrará lo que busca, lanzándole finalmente el anillo que hicieron grabar.

Holly se baja entonces también del taxi para buscar a Paul que se aleja, preguntándole por el gato, que trata de encontrar adentrándose en un sucio callejón, donde finalmente lo encuentra y lo recoge abrazándolo con cariño y resguardándolo de la lluvia bajo su gabardina antes de ir hacia Paul, que la observaba y al que besa bajo la persistente lluvia.

Calificación: 3