Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Él

México (1953) *

Duración: 91 Min.

Música: Luis Hernández Bretón

Fotografía: Gabriel Figueroa

Guión: Luis Buñuel, Luis Alcoriza (N.: Mercedes Pinto)

Dirección: Luis Buñuel

Intérpretes: Arturo de Córdova (Francisco Galván de Montemayor), Delia Garcés (Gloria Milalta), Aurora Walker (Esperanza Peralta), Carlos Martínez Baena (Padre Velasco), Manuel Dondé (Pablo), Rafael Banquells (Ricardo Luján), Luis Beristáin (Raúl Conde), Fernando Casanova (Beltrán).

Mientras el padre Velasco realiza, con deleite, el lavatorio de pies de los chicos del coro el Jueves Santo, Francisco Galván, su amigo observa los pies de los feligreses hasta fijarse en los de una mujer que le fascina tanto que vuelve al día siguiente para verla y hablar con ella, también atraída por él, pero que, arrepentida se marcha, viendo él que se reúne con su antiguo amigo Raúl Conde.

Francisco, hombre de orden, mantiene un largo litigio por unos terrenos de Guanajuato que cree pertenecen a su familia, y, con la excusa de que le recomiende un buen abogado visita a Raúl, y lo invita a una cena pidiéndole que vaya con su novia y con la madre de esta.

En la cena habla del amor como de un rayo. Y a solas en el jardín se besan.

Años después Raúl regresa a México, encontrándose con Gloria, que se muestra reacia a hablar con él aunque finalmente le contará las desgracias de su matrimonio.

Estas comenzaron en el tren que les llevaba a Guanajuato la noche de bodas, cuando Francisco interpretó el gesto de ella al cerrar los ojos cuando la besó como una añoranza de otra persona, Raúl, manifestándose amargado al pensar en los besos y caricias de este.

Ya en Guanajuato se incomodad al verla saludar efusivamente a un amigo. Enfadándose más al coincidir con él en el restaurante del hotel, y finalmente montará en cólera al ver que se hospeda en el cuarto de al lado, procediendo a agredirlo y acusarlo de acosador, haciendo que lo expulsen del hotel, al ser Francisco, cliente habitual.

De regreso la mantiene varios meses recluida sin ver ni siquiera a su madre, hasta el cumpleaños de ella para el que prepara una gran fiesta.

En ella, y a petición de su marido Gloria baila con su abogado, provocando los celos de Francisco que se encerrará esa noche y al día siguiente, aunque en la cena, y, pese al enfado, tras ver sus pies se abalanza sobre ella, que lo rechaza por estar presente el servicio. Pero esa noche él entra en su cuarto desde el que se oyen gritos.

Gloria busca consuelo en su madre y en el padre Velasco, pero ambos le dicen, tras hablar con Francisco que es ella la que debe ser más compresiva y cariñosa.

Pero estas charlas provocan la ira de Francisco por ver aireadas sus intimidades, y dispara contra ella, que sufre una crisis nerviosa pese a estar las balas vacías.

La certeza de que su pleito no prosperará le lleva a tratar de olvidar el asunto saliendo con Gloria a la que lleva a un campanario, donde le dice que podría arrojarla desde allí sin que nadie les oyera, haciendo que ella, asustada, huya, momento en que se encuentra con Raúl, que tras escuchar su historia la acompaña a su casa, siendo vistos por Francisco, que, unos días después dice no guardarle rencor porque hablara con Raúl. Pero al reconocer ella que lo hizo, provoca de nuevo su ira al confirmar que contó sus intimidades.

Esa noche acude a su cuarto con una aguja e hilo para coser su vagina, si bien los gritos de ella al despertarse y verse atada le impedirán cumplir sus propósitos.

Huye asustada y él, armado sale a buscarla. Y la perseguirá al verla en un coche, hasta la iglesia, donde entra con Raúl, aunque luego verá que no se trata de ellos, pero le parece que todos los feligreses se ríen de él, incluido el padre Velasco contra el que se lanza.

Años después Raúl y Gloria acuden, junto con un niño, hijo de Francisco -que lo ignora- al monasterio en que ingresó este tras su crisis y les informan de que está curado.

Pero Francisco los ve y "confirma" que no estaba tan loco mientras se aleja zigzagueando.

Calificación: 3