Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El año que vivimos peligrosamente


The year of living dangerously (1982) * Australia / USA

          También conocida como:
                    - "El año que vivimos en peligro" (Hispanoamérica)

Duración: 115 min.

Música: Maurice Jarre

Fotografía: Russell Boyd

Guión: C. J. Koch, Peter Weir, David Williamson (N.: C. J. Koch)

Dirección: Peter Weir

Intérpretes: Mel Gibson (Guy Hamilton), Sigourney Weaver (Jill Bryant), Linda Hunt (Billy Kwan), Michael Murphy (Pete Curtis), Bill Kerr (Coronel Henderson), Noel Ferrier (Wally O'Sullivan), Bembol Roco (Kumar), Paul Sonkkila (Kevin Condon), Ali Nur (Ali).

En 1965 llega a Yakarta el joven reportero australiano de la ABS Guy Hamilton cuyo antecesor se fue sin esperarlo para ponerlo al día, por lo que servirá de guía Billy Kwan un reportero gráfico enano que le mostrará la miseria de la ciudad y del país, en un momento crítico, en que Sukarno, su presidente trata de mantener el equilibrio entre los emergentes comunistas y la derecha.

Gracias a Billy, al que convierte en su fotógrafo, Hamilton consigue entrevistar al presidente del Partido Comunista, lo que provoca la envidia y resentimiento de sus colegas.

Con Billy a sus hombres cubre la información de una manifestación comunista contra la embajada americana, de la que finalmente tendrán que salir huyendo.

Y será también Billy quien le presente a Jyll Bryan, funcionaria de la embajada británica como ayudante del agregado militar, que está a punto de regresar a su país.

Poco a poco se irá sintiendo cada vez más atraído por Jill. Hasta que decide confesárselo acudiendo a una fiesta dada por los británicos, donde acaba de convencerla para que huya con él hasta un hotel pese a que llegó ya la hora del toque de queda, debiendo de hecho saltarse un control quedando su coche acribillado a balazos.

Gracias a su puesto en la embajada Jill tiene conocimiento de la inminente llegada a Yakarta de un cargamento de armas para los comunistas, lo que puede suponer el inicio de una guerra civil en el país. Y pese a ser información confidencial Jill se la cuenta a Guy para que pueda salir del país, si bien él, en vez de pensar en marcharse decide, para no comprometer a Jill confirmar la noticia por medio de otras fuentes.

Y será Kumar, su colaborador, que se confiesa comunista quien se lo confirme, a la vez que le pide que deje de investigar en ese línea y que abandone Indonesia, pues su nombre figura en la lista de sentenciados por los comunistas.

Por su parte tanto Jill, que deja de verlo, como Billy, se sienten decepcionados ante la reacción de Guy, al anteponer su profesión al amor de Jill a la que pone en apuros al tratar de confirmar la noticia de las armas.

Pero Billy siente también traicionada su confianza en Sukarno al ver cómo muere el hijo de una mujer a la que él ayudaba económicamente debido a las pésimas condiciones sanitarias de su barrio, acudiendo al lujoso hotel donde se hospedan los periodistas y colgando de una de sus ventanas una pancarta pidiendo "Sukarno da de comer a tu pueblo". Enseguida es encontrado por la policía que lo lanza por la ventana y acaba con su vida.

Guy y Jill coincidirán en casa de Billy a la que ella acudió en busca de sus archivos.

Llega entretanto la noticia de un intento de golpe de estado de los comunistas. Y Guy trata de nuevo de obtener noticias de primera mano siendo fuertemente golpeado por un militar que hace que se le desprenda la retina.

Obligado a reposar recibe la visita de Kumar que le lleva la noticia de que la revuelta comunista fracasó al ser vencidos por los generales musulmanes.

Guy decide entonces abandonar el país aprovechando el billete que le consiguió Jill y pide a Kumar que le acompañe al aeropuerto y que se quede él con el coche para poder huir a la montaña para no ser represaliado como otros comunistas de cuyos fusilamientos son testigos camino del aeropuerto.

Guy conseguirá finalmente llegar en el último momento al avión donde le espera Jill.

Calificación: 3