Bienvenidos a mi página de resúmenes

El aviso

España (2017) *

Duración: 92 min.

Música: Julio de la Rosa

Fotografía: Sergi Vilanova

Guion: Chris Sparling (Adaptación: Patxi Amezcua), (Basado en un guion de Jorge Guerricaechevarría sobre la Novela de Paul Pen).

Dirección: Daniel Calparsoro

Intérpretes: Raúl Arévalo (Jon), Hugo Arbúes (Nico), Belén Cuesta (Andrea), Aitor Luna (Pablo), Aura Garrido (Lucía), Antonio Dechent (Héctor), Patricia Vico (Amparo), Sergio Mur (David), Luis Callejo (Lisandro), Julieta Serrano (Asunción), Máximo Pastor (Diego).

Jon espera en su coche, bajo la lluvia a su amigo David frente a unos edificios de oficinas, recibiendo mientras lo espera una llamada de Andrea, la novia de David, que le pide que se pasen por el "24", para comprar hielo.
Cuando recoge a David, este le muestra dos alianzas, explicándole que esa noche le va a decir a su novia que ha reservado un viaje a París, donde espera pedirle matrimonio.
Ya en la gasolinera, es David quien baja para comprar el hielo y comida, contemplando Jon mientras espera unas fotos de fotomatón con Andrea, observando tras ello cómo se acerca un coche a todo velocidad del que sale un tipo que, sin mediar palabra realiza varios disparos en la tienda antes de marcharse.
Jon corre hacia la tienda, donde están el dueño de la gasolinera y a su hijo, viendo a su amigo tendido en el suelo en medio de un charco de sangre junto a otro hombre armado y también herido.
Suena el teléfono de su amigo, tirado en el suelo, viendo que se trata de Andrea, su novia, pero no se atreve a cogerlo.
Poco después se lo lleva una ambulancia.

10 años después

Unos chavales, comentan, en la parada de autobús que está frente a la gasolinera, que mataron un tipo allí 10 años antes, antes de comenzar a meterse con otro chaval, Nico, al que le roban la mochila, pidiéndole a cambio de esta que entre en la gasolinera y les lleve una revista porno.
Pero justo antes de entrar, llega la madre de Nico, que le dice que le estuvo esperando frente al cole, y cuando le pregunta por su mochila le dice que la dejó en el cole.

Jon espera junto a Andrea en urgencias, contándoles Pablo, hermano de David, y policía, que su hermano está en coma, y que van a hacerle pruebas para comprobar su actividad cerebral.

Al día siguiente, Lucía, la madre de Nico lo espera en la puerta del colegio y ve cómo los tipos de la parada del día anterior lo golpean y le recuerdan que les debe la revista.
Lucía sale corriendo tras ellos, pero su hijo le impide que los siga.
Ya en el coche, le dice que tiene que aprender a defenderse, asegurándole que si no se lo cuenta a los profesores lo hará ella, diciendo el niño que no es un chivato, diciéndole ella que si no hace nada por defenderse se seguirán metiendo con él.
Para en el "24", donde Nico entra a coger una bebida mientras ella reposta, fijándose el pequeño en las revistas porno, escondiéndose una entre la ropa, aunque el dueño de la gasolinera lo ve por la cámara de seguridad y se la quita.
Le pregunta cuántos años tiene, y el niño le dice que cumple 10 en una semana y le pide que no le diga nada a su madre.

Cuando Jon llega al hospital al día siguiente Andrea le cuenta que los médicos dijeron que, aunque se trata de una operación delicada, hay posibilidades.
Jon lee entonces en un periódico, que 32 años antes hubo un atentado de ETA contra un general en el mismo lugar y que durante el atentado un niño de 10 años, Lisandro López, fue salvado por el escolta, que murió, de una muerte segura.
En su cabeza empiezan a bailar los dos números, 10 y 32.

Mientras merienda, Nico saca la revista que compró en el 24, donde encuentra un sobre con una carta, observando su madre cómo al leerla, se mea.
Le dice a su hijo que es solo una broma pesada, tras leer que en ella escribieron que pase lo que pase no vaya al 24 el día de su cumpleaños, el 12 de abril de 2018, pues si lo hace, morirá.
Lucía, indignada, va a ver a la directora del colegio para exigir que se tomen medidas contra los acosadores de su hijo, aunque la profesora le dice que hasta que no estén seguros no pueden hacer nada, pidiéndole la directora que le deje la carta.

El hermano de David, Pablo, le muestra a Jon las grabaciones del día del tiroteo.
Le pregunta por el dueño de la tienda y el niño, que Pablo le cuenta tiene solo 10 años, como el que estaba durante el atentado del 76.

A la salida de clase, Nico y otra niña, Sara, observan cómo los acosadores van al despacho de la directora que les va a hacer una prueba caligráfica para ver si la nota es de alguno de ellos, amenazándolos con expulsarlos si vuelven a acosar a Nico.

Jon va a hablar con Lisandro, el niño que se salvó en el 76 gracias al escolta del general, que le cuenta que él estaba limpiando el parabrisas del coche con el escolta, cuando oyó una moto que se acercaba. Entonces el terrorista que iba detrás sacó una metralleta y disparó. El escolta se echó sobre él y le cubrió, salvándole la vida.
La madre del fallecido le pidió que aprovechara bien su vida, y le cuenta a Jon que con los beneficios de su negocio financia varios comedores sociales y hace campamentos de verano para niños sin recursos.
Jon le dice que le parece raro que hubiera dos tiroteos en el mismo sitio, que en ambos casos hubiera 5 personas presentes y entre ellos un niño de 10 años, algo que a Lisandro también le parece raro, porque, le dice mostrándole una noticia de un diario, ya en 1955 hubo allí otro asesinato y también ocurrió un 12 de abril.

Nico encuentra una nota de Sara citándolo en el vestuario del gimnasio, viendo cuando llega que era una trampa de sus acosadores que le acusan de haberse inventado la carta para fastidiarles, y para vengarse le piden que se desnude y le fotografían, diciéndole que si vuelve a fastidiarles colgarán la foto en Internet., empapando uno de ellos su ropa, aunque luego, camino de su casa llueve y se moja más.
Va hacia el 24, aunque no llega a entrar.

Jon tiene en su casa varios diplomas como ganador de olimpiadas de matemáticas, pero ahora tiene una baja laboral y le llaman para que se realice un chequeo completo para volver a autorizarla.
Pero está obsesionado con el caso de su amigo y estudia los documentos de la época del primer asesinato.
Mientras esperan el resultado de la operación, Andrea le cuenta que David la iba a llevar ese fin de semana a París, pues vio en el ordenador los billetes, señalando Jon que David nunca fue muy bueno guardando secretos, preguntándole Andrea si le contó todo lo suyo, diciéndole Jon que a los 6 meses de salir del hospital.
Ella se disculpa y le dice que fueron tiempos difíciles.
Aparece Pablo y les dice que el cirujano le dijo que fue todo bien y deben esperar.
Les cuenta luego en el bar que cogieron al autor, que tiene 21 años.
Jon les habla entonces de su teoría, contándoles que había en el lugar del tiroteo cinco personas, el niño de 10, el dueño, de 53, David de 32 y el ruso, de 42
En el 76 sucedió lo mismo y había 5 personas, un general de 53 años, su escolta de 21, un niño de 10 años, y los dos terroristas de 32 y 42 años.
Y en 1955, y en el mismo lugar, que era entonces una venta, hubo otro tiroteo. Fue un crimen pasional, pues la dueña de la venta tenía un amante y cuando quiso romper el hombre se volvió loco y la mató. El hombre tenía 53, años, la dueña de la venta, 42, un sobrino que trabajaba con ella, 21 y un cliente que estaba tomando un vino, 32 y el hijo de la muerta, que tenía 10 años.
Pero Andrea le dice que la gente no muere por una secuencia matemática, y cuando él insiste en que todo encaja, ella le recuerda que David no está muerto.
Él le pide perdón y Pablo le recuerda además que a David le dispararon el 2 de abril, y no el 12, recordando Andrea a Jon que se ha obsesionado con esa fecha porque es la del cumpleaños del propio Jon, al que le pregunta si dejó de tomar la medicación, reconociendo que sí, porque la medicación le nubla la mente y necesita estar despejado.
Yendo al baño, Jon acaba en la cocina, donde empieza a notar que le pitan los oídos y comienza a ver orugas por todas partes y a sentirse mal.

Tras salir de su trabajo como cajera de un supermercado, Lucía va a ver de nuevo a la directora del colegio, que le dice que cotejaron la letra de la nota, y esta no se correspondía con la de ninguno de los niños, indicándole que según la prueba caligráfica, la letra pertenecía a un adulto y le sugiere que tal vez la nota tenga algo que ver con su situación familiar, pues saben que su marido tiene una orden de alejamiento y creen que puede estar detrás del asunto, aunque Lucía cree que no están haciendo nada y que pese a sus promesas, siguen acosando a su hijo.
Va tras ello de nuevo a la gasolinera y habla con el dueño, contándole que alguien metió un sobre en la revista de su hijo con una amenaza, diciéndole este que quizá no sea una amenaza, sino un aviso y le cuenta que años atrás hubo allí un tiroteo un 12 de abril y le dice que con que impida que su hijo vaya por allí ese día todo acabará.

Jon sigue estudiando documentos antiguos y acude a ver a un oculista, el hijo de la mujer que murió en la venta de Los Molinos, contándole el suceso de su amigo, hablándole también del atentado del 76 y de otro crimen en 1913, aunque, dice, no encontró gran cosa de entonces y desea que le cuente todo lo que pueda sobre ello.
El oculista le dice que es un lugar maldito y le da un teléfono, diciéndole que pregunte por Verónica.
Regresa a la gasolinera y vuelve a revivir la muerte de su amigo, aunque el gasolinero se niega a contar nada del lugar y le pide que se marche.

En clase, Sara trata de hablar con Nico, negando haber tenido nada que ver con lo que le ocurrió y le cuenta además que no es él el único que recibió el aviso, que también lo recibieron los padres de Martín el día en que nació, pues un hombre les avisó en el hospital y les advirtió que si el día que cumpliera 10 años iba al 24, moriría, y por ello sus padres no le dejarán salir de casa ese día.
Nico se va de la clase antes de que acabe para evitar que vuelvan a atacarle.
Ya en su casa, su madre le dice que no va a pasar nada y que el 12 será un día maravilloso, pues irán al cine y a cenar al Burger.
El niño le dice que no irán al 24, diciendo su madre que irá con él y le comprará algo, asegurando él que no piensa ir allí el día de su cumpleaños, replicándole su madre y diciéndole que no puede vivir con miedo, insistiendo ella en que le acompañará, contándole entonces Nico que Martín también recibió el aviso y sus padres no le van a dejar salir de casa.

Jon recibe una llamada de Andrea que le cuenta que están operando a David y los médicos están muy pesimistas, pues no reacciona a la medicación.
Él, por su parte acude a la residencia en que está Asunción, la abuela de Verónica, le chica de la que el oculista le dio el teléfono, para que le cuente lo que ocurrió en la sucursal del Banco de Crédito Agrícola en 1913.
Ella le dice que tenía solo dos años, pero le cuenta que su padre era un hombre desesperado tras la guerra de África, donde padeció todo tipo de enfermedades, contagiándole a ella un virus africano que amenazaba la vida de ella debido a que carecían de dinero para su tratamiento.
Fue por ello al banco a pedir un préstamo que le denegaron por no tener propiedades, y, como estaba tan desesperado, decidió atracar el banco. Pero todo salió mal, pues el director del banco tenía una pistola y trató de evitar el atraco y su padre se volvió loco, como si estuviera en la guerra y comenzó a disparar matando a cuatro personas, suicidándose tras ello.
Ve que siempre fue un 12 de abril menos en el caso de David, que fue el 2, comenzando tras ello a ver orugas e insectos volando que le rodean.
El médico informa a Andrea y a Pablo que, aunque David está vivo, no hay esperanza de recuperación y lo mejor sería desconectar el soporte vital para evitar su sufrimiento.
Pero Andrea dice que no pueden dejar que se muera frente a la opinión de Pablo.
Andrea llama a Jon, contándole al contestador que quieren desconectar a David y ella no quiere que lo hagan, por lo que pide su ayuda.

Lucía habla con el padre de Martín, el otro niño al que avisaron, aunque él dice que no sabe nada de la nota y que Martín no va a clase el martes porque tiene médico.

Jon reproduce en una maqueta la gasolinera cuando llama Andrea a su puerta, contándole él que no la contestó porque perdió el móvil.
Ella le cuenta que desconectarán a David al día siguiente, diciendo Jon al enterarse, y dado que será 12 de abril, que así todo cobra sentido.
Le cuenta que el 12 de abril de 1913, Ezequiel mató a cuatro personas y se suicidó. 42 años después murió una mujer de 42 años. 21 años después un hombre de 21 años y 32 años después un hombre de 32, David, viendo que, cada vez que muere uno, nace el siguiente y si se repite una vez más el círculo se cerrará, pensando que dentro de 10 años, morirá un niño de 10 años.
Andrea concluye que cree que Ezequiel se ha ido reencarnando una y otra vez, lo que le parece una locura, diciendo él que ellos pueden evitar el asesinato de ese niño.
Ella se niega a creerle y le dice que está obsesionado porque se siente culpable, ya que tenía que haber sido él quien entrara a por hielo, ya que fue a él a quien se lo encargó.

El 12 de abril la madre de Nico le entrega su regalo antes de ir al colegio.

10 años antes, Andrea llama a Jon y le desea feliz cumpleaños en el contestador, e indica que van a desconectar a David esa tarde y le gustaría que estuviera con ella.
Entretanto la madre de David y Pablo firman el consentimiento de desconexión.

En clase, Nico le cuenta a Sara que su madre le va a obligar a ir al 24, mientras observa el pupitre vacío de Martín.

Jon acude al hospital y le entrega a Andrea las alianzas, contándole que David le iba a pedir en París que se casara con él, y que las guardó porque creía que se recuperaría.
Andrea se despide de David colocándole en el dedo la alianza y poniéndose ella la otra, tras lo que le dice que sí quiere.
Jon le dice a David que no pudo salvarle en esta vida, pero que lo hará en la siguiente.
Acude tras ello, y en el mismo hospital a maternidad y observa el nacimiento de Martín, corriendo a ver a su padre al que le pide que no deje ir a su hijo el 12 de abril de 2018 al 24, pues si lo hace, morirá, siendo expulsado del paritorio por el servicio de seguridad.

A la salida de clase, Lucía va a recoger a su hijo, pero no lo encuentra, diciéndole la directora que en el colegio no está, tras buscarlo por todas partes, por lo que llaman incluso a la policía para denunciar la desaparición del pequeño.
Poco después descubre la madre de Sara, al subir al coche que estaba allí oculto, disculpándose la niña ante Lucía y la directora, e indicando que la idea fue suya.

Expulsado del paritorio, un médico atiende a Jon, viendo que toma pastillas para la esquizofrenia, pero cuando van a ponerle una inyección él huye, estando a punto de provocar un accidente, al saltarse un semáforo en rojo, con el taxi que lleva a Lucía, a punto de dar a luz, al hospital.
Entretanto, en el hospital proceden a la desconexión de David, observando al hacerlo que este sigue vivo.
Jon va hasta el 24, donde ve que entra un niño, recibiendo entonces una llamada de Andrea que le cuenta que, aunque muy débil, David sigue vivo, lo que es un milagro.
Jon le dice que entonces tenía ella razón y que era él y no David el que tenía que morir.

La madre de Nico lleva al niño al 24 y le obliga a entrar tras explicarle que ella antes era como él y no quería afrontar sus miedos, pero que el miedo no se pasó hasta que se enfrentó a ellos y puso fin a esa locura, tras lo que le pide a su hijo que entre en la tienda de la gasolinera y se compre la revista que le gusta.
Nico, aunque con miedo, entra en efecto en la tienda y coge la revista, viendo que no está el dueño de la gasolinera, que se cogió el día libre.

Jon coge un bolígrafo y un cuaderno y escribe la nota que Nico recibió 10 años más tarde, metiéndola en un sobre y dándosela al dueño de la gasolinera, al que le pide que llame a la policía, pues hay un tipo en la tienda que cree va a atracarles, tras lo que le entrega el sobre para que se lo entregue a un niño que cumplirá 10 años en 10 años, pidiéndole que le mire bien, pues el niño le recordará a él, fijándose el gasolinero en el dibujo de la camiseta, similar, en efecto al de la revista del niño.
Cuando el niño que entró al baño sale, él le dice que va a ser en ese momento, sacando el gasolinero, asustado su pistola, que Jon le arranca y apunta al que él cree el atracador, que le asegura no tiene ningún arma.
Obliga a punta de pistola a salir todos afuera y les pide que se arrodillen, aunque al ver que no hay nadie más piensa que algo no encaja.
Se escucha entonces la sirena de la policía, que le pide que suelte el arma. Jon mira un espejo de la tienda y le pide a alguien invisible que salga corriendo, antes de ser abatido.

Nico observa en la tienda a un hombre que saca su arma.
Mira el espejo al que años antes se dirigió Jon, viendo en el mismo la escena ocurrida 10 años antes, y a Jon pidiéndole que salga corriendo.
Entretanto, el atracador pide que le den el dinero, aunque el empleado coge su arma y se niega a ello, mientras Nico sigue mirando al espejo y su madre corre hacia la tienda al ver lo que ocurre
El niño parece escuchar el mensaje de Jon y corre, mientras en la tienda se intercambian los disparos del atracador y del dependiente, aunque ninguno de ellos es herido.
El niño, ya a salvo, le dice a su madre que no ha tenido miedo y mira, mientras la abraza, al espejo.

Andrea y Pablo llegan al 24, donde Jon yace herido en el suelo, preguntándole a ella si David está bien, antes de morir.
Llevan en ese mismo momento al bebé, Nicolás, en el hospital, al regazo de su madre.

Calificación: 2