Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El Caballero Oscuro

The Dark Knight (2007) * USA

          También conocida como:
                    - "Batman. El Caballero de la Noche" (Hispanoamérica)

Duración: 152 min.

Música: Hans Zimmer y James Newton Howard

Fotografía: Wally Pfister

Guión: Jonathan Nolan y Christopher Nolan (Argumento: Christopher Nolan y David S. Goyer; personajes de Bob Kane)

Dirección: Christopher Nolan

Intérpretes: Christian Bale (Bruce Wayne / Batman), Heath Ledger (Joker), Aaron Eckhart (Harvey Dent), Michael Caine (Alfred), Gary Oldman (James Gordon), Maggie Gyllenhaal (Rachel Dawes), Morgan Freeman (Lucius Fox), Chin Han (Lau), Monique Gabriela Curnen (Ramirez), Nestor Carbonell (Alcalde), Ron Dean (Wuertz), Cillian Murphy (Espantapájaros), Eric Roberts (Salvatore Maroni), Ritchie Coster (Checheno).

Dos hombres con máscaras de payaso se lanzan hacia una azotea desde el edificio de enfrente tras tender un cable desde aquel.

Entretanto en la calle un coche con otros dos hombres que también llevan máscaras de payasos recogen a otro individuo que se la pone tras ser recogido, comentando entre ellos que deben dividir el botín en 6 partes, una para cada uno de los asaltantes y otra más para el que planeó el robo, al que llaman el Joker porque lleva la cara pintada como este.

Los tres hombres del coche entran en el banco con sus armas intimidando a clientes y empleados, mientras uno de los hombres de la azotea inutiliza las alarmas, tras lo cual su compañero le da un tiro y baja hasta la cámara acorazada, observando al tratar de abrir la puerta que está preparada para soltar descargas de 5.000 voltios.

Arriba, mientras tanto, el director del banco, que permanecía oculto sale con una escopeta y acaba con uno de los asaltantes preguntándoles si saben con quién se meten, aunque cuando se le acaban los cartuchos otro de los atracadores acaba con él y baja a ayudar a su compañero en la cámara acorazada, comentándole que el banco que están atracando pertenece a la mafia, tras lo que le pregunta por el hombre que inutilizó la alarma, diciéndole el hombre de la puerta que su jefe le pidió que lo matara para tocar a más, comentando entonces el otro compañero, y al ver que ya consiguió abrir la puerta que a él le dijo lo mismo, acabando con él y entrando en la cámara acorazada donde llena un montón de bolsas con dinero.

Una vez hecho, el atracador que lo hizo apunta a su compañero al pensar que a este debieron darle la orden de matarlo a él, a lo que este le responde que solo le dieron la orden de matar al conductor del autobús, y cuando el otro le pregunta por el autobús ve cómo irrumpe en el banco tras atravesar sus paredes un autobús escolar que atropella al hombre que preguntaba por este, saliendo de él otro hombre, también enmascarado que empieza a cargar las bolsas, recibiendo, cuando pregunta por los otros, un disparo del hombre que dijo haber recibido la orden de acabar con él.

En el suelo, el jefe de la sucursal, aun vivo le advierte al superviviente que su jefe le hará lo mismo a él, acercándose el hombre hasta él y metiéndole una granada en la boca mientras se quita la máscara, observando que bajo esta tiene la cara pintada y que es el auténtico Joker, que tras ello arranca el autobús tirando de la cuerda que sujetaba la anilla de la granada, uniéndose tras ello a una fila de autobuses escolares, mientras en sentido contrario comienzan a llegar los coches policiales.

En la televisión entrevistan al alcalde que prometió limpiar la ciudad de delincuentes y que asegura estar tratando de detener a Batman.

En la azotea de la comisaría el teniente Gordon está junto al reflector que envía al cielo la silueta de Batman como aviso a los delincuentes de que los vigila.

Llega una furgoneta a un aparcamiento con varios hombres, uno de los cuales delira, quejándose el que parece jefe de la banda al Espantapájaros, que sale de otra furgoneta de lo que sus drogas le han hecho a su cliente, ante lo que aquel le dice que si no está satisfecho le compre a otro proveedor, si Batman dejó a alguno.

Aparecen entonces varios Batman y comienzan a disparar a los traficantes, apareciendo entonces el Batmóvil, sorprendiendo Batman a algunos de los otros hombres disfrazados como él mientras apuntaba a uno de los traficantes, a los que les pide que no usurpen su personalidad pese a sus buenas intenciones.

Gordon y la detective Ramírez llegan al banco atracado y entran en la cámara acorazada, donde aparece Batman, al que Gordon informa que una vez más el atraco es obra del Joker, y que es el quinto banco de la mafia atracado, señalándole a Batman que, en efecto algunos de los billetes del mismo eran de los que él le dio, procedentes de la venta de droga, y preparados para poder ser detectados.

Al día siguiente Alfred sorprende a Bruce, ahora oculto en una gran nave a la que se accede desde un contenedor del puerto cosiéndose una herida producida por los perros de los narcotraficantes, y observa sus numerosos hematomas, quejándose ante Alfred de que necesita un traje más ligero, observando aquel que Bruce investiga al nuevo Fiscal de Distrito, Harvey Dent, del que desea saber si es de fiar.

Este acude a un juicio en el que tratan de imputar a Maroni como nuevo encargado de los negocios de Falcone, aunque el testigo que debía identificarlo se desdice en el juicio afirmando que Maroni es solo una cabeza de turco y que es él mismo el encargado de la mafia, tras lo que saca su arma y apunta con ella al fiscal, aunque esta no dispara, dando tiempo al fiscal a quitársela y a golpear al que le amenazaba.

Tras el juicio Rachel le dice a Dent, su nuevo jefe que el hecho de que deseen acabar con él significa que están haciendo bien su trabajo, tras lo que trata de convencerlo para que se tome el resto del día libre, aunque él le dice que debe verse con Gordon.

Este le pide una orden para entrar en 5 bancos, informándole de la existencia de billetes irradiados, y aunque confía en él, no le pasa lo mismo con sus hombres.

En Wayne Enterprises tratan con un hombre de negocio chino, Lau, que desea asociarse con ellos, lo que parece agradar a la mayoría de los miembros del consejo, pero no a Fox, su presidente, ni a Bruce, que le ordena que cancele el acuerdo.

Rachel y Dent cenan en un lujoso restaurante donde coinciden con Wayne, que va acompañado por la primera bailarina del ballet de Moscú, cenando juntos, hablando durante la cena de Batman, considerando la bailarina que no es lógico que un civil deba encargarse de proteger a la ciudad, ante lo que Dent asegura que Batman estará esperando que alguien ocupe su lugar, esperando ser él desde su puesto.

Maroni y sus hombres se reúnen en un local, junto con otros mafiosos, como Gambol y los traficantes checheno, dirigiéndose a ellos a través de la pantalla Lau, al tanto de los robos que les han supuesto la pérdida de 68 millones, estando al tanto de que dinero está marcado, por lo que les propone mover sus depósitos a un sitio seguro antes de que les sean intervenidos por la policía, yéndose él a Hong Kong para evitar ser capturado, informándoles de que ya movió su dinero sin esperar a su consentimiento, y que gracias a ello ha evitado que lo interviniera la policía, constatándose que, en efecto, Gordon y sus hombres encontraron los depósitos de los bancos vacíos.

Aparece entonces en la sala el Joker que les propone matar a Batman, ya que él es quien ha hecho que sus negocios vayan de mal en peor, asegurándoles que por mucho que les prometa Lau acabará cantando, pues Batman no es el fiscal y él no entiende de jurisdicciones y acabará dando con él.

Les pide a cambio de acabar con Batman la mitad de sus ingresos

Gambol no quiere pactar con él y dice que dará una recompensa a quien acabe con el Joker o a quien le detenga, no pudiendo hacerlo ellos porque va cargado de granadas.

Dent, Gordon y Batman se reúnen en una azotea, echando en cara Dent a Gordon que Lau consiguiera fugarse, y Gordon a Dent de que fue en su oficina donde filtraron lo de los billetes marcados, encontrando en los bancos solo esos billetes comprometiéndose Batman a llevarle a Lau.

Fox le muestra su nuevo traje, buscándose Wayne una coartada: huye con todo el ballet ruso en su yate, aunque una vez en medio del mar sube a un hidroavión.

Gambol juega al billar cuando un grupo de hombres le lleva el cuerpo del Joker, aunque cuando va a pagar la recompensa este se levante y él y sus hombres sorprenden a Gambol y a los suyos, contándole al mafioso que su sonrisa se debe a que su padre le cortó la cara para que pareciera que sonreía cuando mató a su madre ante sus ojos.

Acaba con el mafioso tras lo cual les dice a sus hombres que podrá unirse a su grupo el que acabe con los demás.

Fox llega a Hong Kong para entrevistarse con Lau, que se excusa por haberse marchado en medio de las negociaciones, informándole Fox que deben posponer su acuerdo porque no desean que los relacionen con un empresario imputado, diciéndole Lau que para eso le habría bastado una llamada.

Pero Fox ha dejado su teléfono en recepción y con otro todavía en su poder hace que el primero funcione como un sónar , gracias al cual por la noche Batman podrá colarse en las oficinas de la empresa de Lau tras conseguir con el teléfono de Fox que el edificio se quede sin energía eléctrica, colándose en el despacho de Lau, donde, tras acabar con sus guardaespaldas se lleva a este pese a estar rodeado por policías, lanzándose por la ventana y siendo recogido por un avión.

A la mañana siguiente aparece en la puerta de la comisaría con un cartel que dice: "Entregar al Teniente Gordon".

Rachel interroga a Lau al que le pide que le entregue el dinero, a lo que este responde que está vivo gracias al dinero, no estando dispuesto a entregar el dinero, pero sí a los inversores, cuyas inversiones llevaba.

El checheno propone entonces a Maroni contratar al Joker cuando entran los policías y los detienen, debiendo comparecer ante la juez 549 criminales acusados por Lau, pese a lo cual el alcalde no parece demasiado convencido de que vaya a funcionar, pues todos los que van a perder dinero por su culpa irán a por él.

Mientras hablan aparece un hombre vestido de Batman ahorcado frente a su ventana, uno de los falsos Batman, pintado con los colores del Joker y un video donde el Joker lo interroga diciéndole que cada día que Batman no se entregue morirá alguien

Wayne organiza una fiesta para recaudar fondos para la fiscalía, apareciendo el propio Wayne a bordo de un helicóptero con tres bellas mujeres alabando su labor.

Rachel le echa en cara a Bruce que se ría de Dent, diciéndole que no lo hace, y que cree que Dent es el que puede ayudar a que Batman desaparezca.

La detective Ramírez informa a Gordon que en la carta del Joker encontraron ADN de tres personas: Dent, la jueza Cirilo y el comisario Lowe, pensando Gordon que son sus próximos objetivos por lo que pide que les pongan protección policial.

Grodon va a hablar con Lowe, que no parece tener miedo, y que se dispone a tomar una copa, cayendo intoxicado tras beber, mientras, y a la vez vuela el coche en que se llevaban a la jueza hacia un lugar seguro.

Wayne por su parte coge a Dent y lo oculta justo unos segundos antes de que penetren en la sala de la fiesta el Joker y varios de sus hombre preguntando por Dent, dirigiéndose Rachel a él para que no siga amenazando a los invitados.

Se dirige a ella, contándole otra historia sobre su cicatriz, diciéndole que se la hizo él mismo para parecer que sonreía ante su mujer pese a que alguien le rajó la cara tras endeudarse por el juego, dejándolo ella pese a su sacrificio porque no soportaba sus cicatrices.

Aparece entonces Batman que lo golpea a él y a sus secuaces, aunque el Joker consigue coger a Rachel, con la que se dirige hacia una ventana, lanzándola al vacío, debiendo lanzarse Batman tras ella para recogerla, evitando que muera.

Pero la muerte de jueces y comisarios les dejará sin gente dispuesta a declarar, por lo que el fiscal trata de proteger a Lau, amenazándolo con enviarlo a prisión si no declara.

Gordon y Ramírez llegan a un apartamento donde el Joker mató a dos personas más, cuyos nombres coinciden con el fiscal, dejando un periódico del día siguiente con el nombre del alcalde, que será su siguiente objetivo.

El contable de Wayne Enterprises le pide 10 millones al año de por vida a Fox tras descubrir entre su documentación pruebas de que fabrican allí todos los artilugios de Batman, diciéndole Fox que si desea chantajear a Batman que tenga suerte.

Este investiga la bala del apartamento de los últimos muertos para tratar de hallar una pista que le permita dar con el asesino antes de que acabe con el alcalde, que participa en un gran desfile en la ciudad en honor a Lowe.

Gracias a Alfred consigue una dirección donde encuentra a los hombres que vigilaban el desfile atados y amordazados.

Durante las salvas Gordon observa a un hombre entre los policías que dispara al alcalde, evitándolo él al interponerse al disparo, siendo él la víctima.

Dent descubre en una ambulancia a uno de los policías heridos en cuya placa pone el nombre de Rachel, que comprende, es la próxima víctima prevista por el Joker, por lo que la llama por teléfono, estando en la comisaría, donde Ramírez y otros policías han tratado de contactar sin éxito con Batman, pidiéndole Dent que se ponga a salvo, decidiendo ella que el mejor sitio para ocultarse es el ático de Wayne.

Este se encuentra en un local donde coge a Maroni y le pregunta por el Joker, afirmando este no saber nada pese a que le rompe las piernas, diciéndole que nadie hablará, pues el Joker no tiene principios y todos le temen, diciendo que el único modo de encontrarlo es decirle quién es y el Joker le encontrará a él.

Tampoco Dent tiene más suerte con el hombre que llevaba la placa con el nombre de Rachel, pese a jugarse matarlo a cara o cruz, evitándolo Batman que le dice que no puede empañar su prestigio por un loco como él, pues todos sus logros se vendrían abajo, pidiéndole que convoque una rueda de prensa donde revelará su identidad.

En su apartamento ve a Rachel, a la que le confiesa sus intenciones, y, aunque sabe que al dejar de ser Batman, Rachel volvería con él, al entregarse no podrán seguir juntos.

Quema todo para evitar implicar a Fox o a Rachel

Celebran la rueda de prensa en la que anuncia que Batman ha decidido entregarse, anunciando Dent que él es Batman.

Rachel se queja ante Alfred de que Bruce permita a Dent entregarse, tras lo que va a visitarlo a prisión, donde él le informa que el Joker irá a detenerlo y Batman aprovechará para capturarlo.

El Joker provoca el incendio de un camión en la vía por la que trasladan a Dent, por lo que la comitiva debe desviarse por un túnel, siendo los coches policiales atacados por un camión de la basura, desviando otro camión a los SWAT hacia el río tras envestirlos cuando se preparaban para actuar.

De ese camión asoman entonces el Joker y varios secuaces, que disparan contra el furgón blindado sin lograr atravesarlo, viendo entonces cómo sacan un bazooka y se deshacen de varios de los coches policiales apareciendo entonces el Batmóvil que logra interponerse entre el furgón que lleva el fiscal y el disparo enviado por el Joker, y, aunque el coche sufre daños irreparables, surge del mismo una moto, antes de que el Batmovil se autodestruya.

El furgón policial consigue salir a la superficie, donde podrá contar con el apoyo de un helicóptero, sin contar con que los secuaces del Joker lo hacen caer en una trampa al tender unos cables con los que se choca, acabando destruido.

Desde la moto consigue lanzar unos cables con los que rodea el camión hasta conseguir que este vuelque, tras lo cual el Joker sale dispuesto a enfrentarse a Batman, consiguiendo que este se accidente, aunque cuando se acerca para acabar con él, se lo impide un arma apuntando a su cabeza, que corresponde a Gordon, que aun vive.

Detenido el Joker, la prensa alaba el éxito del fiscal, y en comisaría el alcalde felicita a Gordon por su actuación, anunciándole que será ascendido, tras lo cual regresa a su casa donde su mujer, que lo creía muerto, lo abofetea asustada antes de abrazarlo.

Pero enseguida recibe una llamada y regresa a comisaría, donde interroga al Joker sobre el paradero de Dent, que no llegó a su destino, aunque viendo que este no contesta a sus preguntas recurre a Batman que lo interroga con mayor fuerza, pese a lo cual el Joker afirma que no tiene nada con qué amenazarlo y contándole que además de a Dent secuestró a Rachel y tiene que optar por salvar a uno de los dos.

Le da las direcciones de los lugares donde supuestamente tiene encerrados a ambos, corriendo Batman con su moto hacia la dirección donde está Rachel, mientras Gordon y sus hombres van a salvar a Dent.

Este, atado junto a un montón de bidones de gasolina recupera la consciencia viendo junto a él un reloj que marca la cuenta atrás, escuchando la voz de Rachel desde un interfono que le cuenta a Dent que le dijeron que solo se salvará uno de los dos.

Dent comienza a moverse tratando de encontrar algo con lo que cortar sus ligaduras cayendo al suelo junto con un bidón del que comienza a salir aceite que llega hasta su cara.

Entretanto en comisaría el agente encargado de la custodia del Joker decide darle a este una paliza cuando comienza a hablarle y a criticar a los compañeros que mató. Poco después el Joker sale de la celda con el policía como rehén, aunque asegura a los policías que solo quiere hacer la llamada a la que tiene derecho.

En otra celda un preso se queja por los fuertes dolores de tripa que tiene, descubriendo los policías cuando pierde el conocimiento que tiene un teléfono bajo su piel, que, cuando el Joker realiza su llamada comienza a sonar, tras lo que explota y con él buena parte de la comisaría, tras lo que va a buscar a Lau a su celda.

Entretanto, y a punto de cumplirse el tiempo para que exploten los lugares en que los esconden, Rachel le dice que aunque la salven no quiere vivir sin él, apareciendo entonces Batman en el lugar donde está Dent, al que logra rescatar, pese a la desesperación de él que comprende que si se salva él no lo hará Rachel, cuyo edificio explota justo cuando llegan a él Gordon y sus hombres.

Demasiado tarde Batman se da cuenta de que el Joker intercambió las direcciones, viendo cómo tras ellos el edificio explota, comenzando a arder el lado de la cara de Dent que estuvo en contacto con el combustible.

Al día siguiente Alfred le entrega a Bruce, junto con el desayuno una carta que Rachel le entregó donde le explica que se va a casar con Dent, pues está segura de que la gente nunca dejará de necesitar a Batman, aunque cuando escucha a Bruce que le dice que Rachel lo iba a esperar y que Dent no debe saber nada, Alfred retira el sobre.

Gordon acude a ver a Dent al hospital donde le pregunta por qué se niega a medicarse y a permitir que le hagan injertos de piel, ante lo que Dent le pregunta si recuerda cómo lo llamaban cuando trabajaba en Asuntos Internos, recordando Gordon que lo llamaban Harvey Dos Caras, asegurando al volverse, mostrando su lado quemado y descarnada que ya no desea ocultarlo, negándose a facilitarle la información recopilada cuando trabajaba en aquel puesto sobre los agentes corruptos.

A su salida se encuentra con Maroni que le dice que el asunto se les ha ido de las manos, explicándole el lugar en que puede encontrar al Joker.

Este se encuentra en un almacén del muelle sobre una montaña de dinero, estando Lau atado encima del montón, estando con él el checheno, ante el que demuestra lo poco que le importa el dinero prendiendo fuego a la pila del que le corresponde a él con Lau, diciéndole al checheno que a partir de ese momento sus hombres trabajarán para él.

Entretanto, en la televisión el hombre que trató de chantajear a Bruce se presenta dispuesto a desvelar el secreto de quién se esconde bajo el traje de Batman, cuando llama a la televisión el Joker para decir que un mundo sin Batman sería muy aburrido, por lo que pide que maten a Reece antes de 60 minutos, o, de lo contrario volará por los aires un hospital.

Gordon ordena evacuar los hospitales, dando prioridad al Gotham General mientras él acude a proteger a Reece, pidiéndole entretanto Bruce a Alfred que busque información sobre los hombres de Gordon y sus familiares hospitalizados saliendo él a bordo de su Lamborghini tras ellos e informando a Gordon sobre uno de sus hombres cuya mujer está en el hospital, por lo que le pide que le entregue su arma.

Entretanto y vestido de enfermera, el Joker visita en el hospital a Dent, asegurándole que no tiene nada personal contra él, entregándole un arma que apoya en su cabeza para que Dent actúe, aunque lo que hace es lanzar una moneda al aire.

Desde un todoterreno un hombre observa que Berg, el policía cuya mujer está hospitalizada no va a actuar, decidiendo que debe hacerlo él, que se lanza contra el furgón en que llevan a Reece, impidiendo que acabe con él Bruce, que interpone su Lamborhini, mostrándose confuso cuando Gordon le da las gracias, asegurando que lo único que hizo fue saltarse un semáforo.

El Joker sale de la habitación de Dent y va volando algunas dependencias del hospital a medida que sale, para finalmente hacer que vuele el Gotham General Hospital entero por los aires mientras él escapa a bordo de un autobús.

La televisión local informa de lo ocurrido y de múltiples desapariciones, entre las que está la de uno de sus periodistas, obligado por el Joker a leer un comunicado ante las cámaras anunciando que cuando anochezca la ciudad será suya, por lo que aconseja a quienes no quieran jugar según sus reglas que abandonen la ciudad, advirtiéndoles no obstante que en puentes y túneles se encontrarán con una sorpresa, por lo que deciden avisar a la guardia nacional que con perros y helicópteros rastrean la zona.

Wuertz, uno de los policías corruptos recibe la visita de Dent, que lo interroga sobre quién se llevó a Rachel, asegurando que no sabe nada. Dent lanza entonces su moneda que cae sobre el lado quemado, por lo que acaba con el policía.

En la empresa de Wayne Fox recibe la noticia de que burlaron la seguridad de la sección de I+D, encontrándose allí a Batman, que ha descubierto que utilizando su idea del sónar ha podido conseguir que todos los móviles sean como un micrófono que además le envía señales, pidiéndole a Fox que le ayude a localizar al Joker, admitiendo Fox hacerlo, aunque anunciándole que tras ello dimitirá.

Dent, aun vivo y deseoso de venganza sale al encuentro de Maroni al que le pide que le dé el nombre del agente que se llevó a Rachel, dándole este el nombre de Ramírez, tras lo que lanza su moneda al aire diciéndole a Maroni que tuvo suerte tras lo que vuelve a lanzarla y sale la cara quemada, diciéndole entonces que su chófer no tuvo suerte, tras lo que le dispara a este mientras él se lanza desde el coche, haciendo que el coche vuelque.

La gente trata de abandonar la ciudad, saliendo varios Ferrys cargados, uno con gente normal y otro con los presos, observando en ambos barcos que las bodegas van cargadas con barriles suficientes para hacer explotar el barco, encontrando además un detonador, tras lo que se oye en ambos la voz del Joker anunciándoles que van a formar parte de un experimento sociológico, pues ambos barcos están preparados para volar por los aires, teniendo cada uno de ellos un detonador para hacer volar el otro barco. A medianoche hará que vuelen ambos por los aires, aunque si alguno de ellos hace volar el otro barco les perdonará la vida a los de ese barco, provocando una gran discusión en ambos barcos, sometiéndolo a votación.

Entre tanto Fox consigue descubrir el lugar desde el que el Joker transmite el mensaje, informando de su posición a Gordon, al que pide que vaya con sus hombres hasta el edificio de enfrente.

Entretanto la agente Ramírez llama a la esposa de Gordon a la que le dice que su marido le ordenó que salga con sus hijos, pues sus escoltas no son de fiar, dándole una dirección a la que deben dirigirse mientras Dent la apunta con su arma y le dice que la esposa de Gordon la creyó como lo hizo Rachel, a la que engañó, excusándose la policía con las facturas del hospital de su madre, aunque Dent no quiere escucharla. Lanza su moneda al aire y le perdona por ese día, aunque dejándola sin sentido.

Desde el edificio de enfrente al que creen que está el Joker, los policías observan que hay varios payasos, aunque Batman cree que no puede ser tan fácil, por lo que acude a estudiar el terreno, enviando información a Fox que le dice que hay payasos y rehenes en dos plantas del edificio, descubriendo Batman que los payasos son rehenes maniatados y amordazados, siendo los supuestos médicos los terroristas, por lo que debe evitar que los SWAT acaben con los inocentes.

Gordon recibe entonces una llamada de Dent en la que le indica que su familia se encuentra en el lugar en que murió la suya.

En el barco la gente vota mayoritariamente por detonar el otro barco, aunque nadie se atreve a hacerlo, comprobando que los del otro barco tampoco les hicieron volar a ellos, levantándose entonces un pasajero que dice que él se ensuciará las manos por los demás, mientras en el otro transbordador uno de los presos le exige al oficial encargado del barco que le entregue a él el detonador, que tira por la ventana, mientras en el otro barco el hombre que se había decidido finalmente no se atreve.

Barman debe enfrentarse a los policías hasta que logra aclararles cuál es su verdadero objetivo, subiendo tras ello hasta el piso superior, donde se encuentra el Joker, al que le pide el detonador, ante lo que este le lanza los perros del checheno mientras él lo golpea con un tubo de plomo, acabando por dominarlo mientras espera ver saltar uno de los barcos por los aires, aunque al ver que no sucede decide hacerlo él mismo, logrando entonces Batman librarse de él y lanzarlo al vacío, aunque no deja que caiga del todo, lo sube a su nivel y el Joker le dice que están hechos el uno para el otro, que Batman no lo matará por su superioridad moral y él porque se divierte mucho con él, a lo que Batman le responde que pasará el resto de su vida en una celda, pues la gente le ha demostrado que es buena, respondiéndole el Joker que hasta que comprueben cómo es Harvey Dent, asegurándole que no iba a dejarlo todo al azar de una pelea entre ellos, y que siempre se guarda un as en la manga, habiendo colocado a su nivel al que llamaban el "Caballero Blando de Gotham".

Gordon acude a buscar a su familia, siendo sorprendido por Dent que le echa en cara que dejara morir a Rachel por no luchar contra la corrupción de su departamento, tras lo que le dice que también él va a sentir lo que es perder al ser más querido, decidiendo matar al hijo de Gordon, apareciendo entonces Batman, que trata de hacerle ver que no quiere acabar con el hijo de Gordon, ante lo que Dent afirma que no se trata de lo que quiere, sino de lo que es justo, y que se engañó haciéndole creer que el mundo era justo, cuando la única justicia es el azar.

Batman le rebate diciéndole que el Joker lo eligió a él porque era el mejor de los tres y que quería demostrar a todos que incluso alguien tan bueno como él podía caer, tras lo que le pide que acabe con los verdaderos responsables y deje al niño.

El Joker acepta el reto y lanza la moneda que cae sobre la cara quemada, por lo que dispara a Batman acabando con él, tras lo que la lanza de nuevo para que decida sobre él mismo, cayendo sobre la cara blanca.

Tras ello se dispone a hacerlo nuevamente respecto del hijo de Gordon pese a que Gordon le pide que lo haga con él y no con su hijo.

Dent lanza la moneda al aire y entonces Batman salta sobre él, haciendo que se precipite por la cornisa del edificio junto al hijo de Gordon, aunque Batman consigue sujetar al chico y entregárselo a su padre antes de que Batman caiga junto a Dent, muerto tras la caída.

Gordon le dice a Batman que el Joker ganó, pues todo por lo que lucharon y la esperanza generada por Dent se desvanecerá, ante lo que Batman le dice que el Joker no puede ganar, pues Gotham necesita de un héroe real, por lo que Batman asumirá sus crímenes.

Gotham rinde tras ello un homenaje a su héroe, tras lo que destruyen el foco con la figura de Batman y ordenan perseguirlo, pese a que el hijo de Gordon dice que no ha hecho nada malo, respondiéndole su padre que debe hacerlo porque es el héroe que Gotham se merece, pero no el que necesita, pues es un guardián silencioso… un Caballero Oscuro.

Alfred quema definitivamente la carta de Rachel, cuyo contenido Batman no llegará a conocer mientras parte en su Batpod, perseguido por la policía

Calificación: 3