Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El Caballero Oscuro: La leyenda renace
El Caballero Oscuro: La leyenda renace

The Dark Knight rises (2012) * USA / Gran Bretaña

          También conocida como:
                    - "Batman. El Caballero de la Noche asciende" (Hispanoamérica)

Duración: 164 min.

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Wally Pfister

Guión: Jonathan Nolan y Christopher Nolan (Argumento: Christopher Nolan y David S. Goyer; personajes de Bob Kane)

Dirección: Christopher Nolan

Intérpretes: Christian Bale (Bruce Wayne / Batman), Gary Oldman (James Gordon), Tom Hardy (Bane), Joseph Gordon-Levitt (John Blake), Anne Hathaway (Selina Kyle / Catwoman), Marion Cotillard (Miranda Tate), Morgan Freeman (Lucius Fox), Michael Caine (Alfred Pennyworth), Matthew Modine (Foley), Alon Aboutboul (Dr. Pavel), Liam Neeson (Ra's al Ghul).

El comisario James Gordon alaba la figura de Harvey Dent durante un homenaje.

Un coche con varias personas se dirige hasta un aeródromo donde son recibidos por un hombre de la CIA, que saluda amablemente a uno de ellos, el Doctor Pavel, entregándole los hombres que lo llevaron a otros tres hombres encapuchados que le dicen trabajaban para Bane.

Una vez inician el vuelo, el agente de la CIA interroga a los encapuchados a los que les pregunta quién les pagaba para que intentaran secuestrar a Pavel y por qué Bane lleva su máscara, viendo que uno de los encapuchados es el propio Bane que le dice que dejarse coger era parte del plan, pues querían saber qué les había dicho a ellos Pavel.

Le pregunta si moriría si le quitara la máscara, respondiéndole Bane que no, pero que le dolería mucho, tras lo cual ven cómo el avión es abordado por otro mayor desde el que saltan varios mercenarios que acaban con los soldados del avión, haciendo volar las alas y la cola del avión, antes de abandonarlo tras trasladarse mediante un cable hacia al otro avión, dejando que el primero se precipite al vacío, dejando en él a uno de sus hombres.

Gothan. En la sede de la Fundación Wayne se celebra, el día de Harvey Dent, acusando el alcalde en su discurso, a Batman, de ser un matón que acabó con Dent a sangre fría.

Tras él habla Gordon, que se dispone a contar la verdad sobre Dent, aunque luego afirma que quizá no sea el momento y se guarda las cuartillas escritas, limitándose a decir que la ley Dent fue muy importante y que gracias a ella hay 1.000 criminales encerrados, por lo que lo ocurrido no fue en vano.

En la cocina Alfred le pide a una de las camareras que deje una bandeja con comida en una sala de arriba, dándole la llave para que abra y cierre la puerta tras dejarla.

En la fiesta se encuentra Miranda Tate, que solicita hablar con Wayne, ya que invirtió una gran cantidad de dinero en su fundación, aunque recibe la contestación de que hace años que Wayne no recibe a nadie.

En la fiesta Foley, Comisionado, recibe la noticia del Congresista Gilly que, pese a ser un héroe de guerra, Gordon va a ser cesado en primavera y él podrá ocupar su lugar.

Arriba la camarera se entretiene curioseando la habitación, viendo cómo una flecha está a punto de traspasarla, reconociendo a Wayne, pese a que no tiene cicatrices ni las uñas largas como se rumorea, ya que hace años que nadie lo ve.

Él se fija entonces el collar de perlas que lleva ella y que es igual a uno de su madre que guardaba en la caja fuerte, observando que está abierta pese a que le dijeron era imposible hacerlo, quitándole ella el bastón y haciendo que caiga al suelo mientras ella salta por la ventana, subiendo al coche del congresista Gilly que la invita a ir con él.

Wayne se da cuenta de que ha utilizado unos polvos para conseguir sus huellas.

El sargento John Blake acude a buscar a Gordon, que está frente a la batiseñal rota, para informarle de la desaparición del congresista Gilly.

Blake le pregunta tras ello cómo desapareció Batman 8 años sin más antes tras acabar con dos escuadrones del SWAT y con Dent.

Cuando Alfred acude a llevarle a Wayne la comida ve que no está en su habitación, y al no encontrarlo baja hasta la batcueva, donde hacía mucho tiempo que no bajaba, encontrándolo buscando información en su ordenador sobre la chica que le robó el collar y sus huellas, descubriendo al cotejar datos sobre robos en grandes mansiones y el lugar al que regresó tras el robo, gracias al localizador de este, que es Selina Kyle.

Alfred le dice que debe pasar página pese a lo duro de haber perdido a su novia, recordando que cuando se fue de Gothan antes de ser Batman, durante 7 años, esperó que no volviera, y cuando cada año iba a Florencia de vacaciones esperaba verlo feliz casado y con familia, asegurando que nunca quiso que volviera a Gothan, donde le esperaban solo dolor y tragedia.

Avisada la policía por la aparición en un colector del cadáver de un chaval, Blake lo reconoce como uno de los niños del orfanato al que Blake iba y al que mantenía la Fundación Wayne, aunque cuando Blake vuelve allí le cuentan que la Fundación dejó de pasarles dinero dos años atrás.

Blake le pregunta a un niño por el muerto, indicándole este que cuando cumplen la edad muchos de ellos salen para buscar trabajo en los túneles.

Selina se reúne con un desconocido en un bar para entregarle a este las huellas dactilares de Bruce Wayne, llevando con ella al congresista.

Cuando ve que el tipo que la contrató no parece dispuesto a pagarle le hace ver que les falta la huella del pulgar, que se guardó por si trataban de estafarla, aunque como la amenaza hace que la llamen, entrando la muchacha con la huella.

Tras ello el hombre le dice que no quiere dejar cabos sueltos, pareciendo dispuesto a acabar con ella, asegurando que nadie la echará de menos, diciendo ella que quizá no, pero sí al congresista, cuya imagen aparece en la televisión, señalando su interlocutor que no lo buscarán en ese tugurio, indicándole ella que el teléfono desde el que llamó a su amiga era el del congresista.

Tras sorprenderlos lucha contra ellos mientras se escuchan las sirenas, haciéndose pasar cuando llegan estos, y pese a haber acabado con varios de ellos por una mujer indefensa, logrando tras ello escapar.

Cuando llega Gordon se da cuenta de que escaparon por el alcantarillado y se introduce con varios policías, aunque es sorprendido y lo golpean, tras lo que lo trasladan a través de las alcantarillas, donde puede ver que trabajan decenas de niños, hasta el lugar donde está Bane, que les reprocha que lo llevaran allí.

Hace que lo cacheen, encontrando así el discurso que había preparado y donde explicaba la verdadera historia de Dent, aunque en un descuido el comisario se lanza hacia el agua que lo arrastra, y aunque disparan contra él consigue salvar la vida, siendo esperado a la salida por Blake, al que el comisionado impidió entrar a rescatarlo en las alcantarillas por miedo a una explosión de gas.

Blake acude a ver a Wayne, consiguiendo verlo cuando amenaza con detenerlo por el asesinato de Dent.

Le cuenta el ataque de que fue objeto Gordon, que está herido y que balbuceaba algo sobre un ejército subterráneo, asegurándole que necesitan a Batman, para sorpresa de Wayne, al que le aclara que Gordon no lo sabe, pero el sí, desde que era un niño y estaba en el orfanato financiado por la Fundación Wayne tras la muerte de su padre asesinado por una deuda de juego.

Una vez visitó el orfanato con su cochazo, y en cuanto lo vio supo ver quién era, y, aunque asegura no entender por qué cargó con la muerte de Dent, le asegura que sigue creyendo en Batman aunque él no lo haga.

Wayne le pregunta a Alfred por qué su Fundación dejó de financiar los orfanatos, explicándole este que la Fundación se basa en los beneficios de la empresa, y si la empresa carece de ellos no puede dar dinero a la Fundación, señalando Wayne que ha llegado el momento de volver a ocuparse de los asuntos de la empresa.

Alfred le cuenta también que investigó a Bane, que estuvo tras un golpe de estado en África gracias al cual garantizó el control de la minería a John Daggett.

Acude al hospital donde está ingresado Gordon, donde tras hacer un estudio le indican que no le queda cartílago en la rodilla y en codos y hombros es tan débil como si no lo tuviera, teniendo tejido cicatricial en sus riñones, y daños en su tejido cerebral.

Aprovechando su visita se cuela en la habitación de Gordon con un pasamontañas, diciéndole este que eran un equipo y él desapareció, a lo que Wayne alega que ya no era necesario, señalando Gordon que el mal está resurgiendo y Batman debe volver.

Vuelve a aparecer en sociedad acudiendo a una fiesta benéfica, llamando de inmediato su llegada la atención de la prensa.

Abordado por Miranda Tate, organizadora de la fiesta, se muestra un poco desdeñoso con ese tipo de actos, diciéndole ella que una persona con el aparente desinterés que muestra él por el mundo no se gastaría la mitad de su fortuna en un plan para salvarlo ni se hundiría tanto tras su fracaso hasta llegar a aislarse de él.

En la fiesta ve también a Selina, a la que reconoce pese a su antifaz y baila con ella, que le pregunta por qué no la denunció, tras lo cual comenta la dificultad de cambiar de vida en la era de la informática, donde todos pueden acceder a tu pasado, asegurando que ella solo se aprovecha de los que más tienen.

Él le quita tras ello el collar que le robó y ella lo besa antes de desaparecer.

Solo entonces Wayne se da cuenta de que le robó las llaves del coche, por lo que debe ir a recogerlo Alfred, que le dice que le nota desentrenado, llevándolo a la empresa donde habla con Lucius Fox, al que acusa de haber hundido a la compañía, recordándole Fox que la culpa es de él por haber dedicado todo el presupuesto de I+D a un proyecto de fusión que luego dejó aparcado, aunque gracias a su mayoría tiene a Daggett atado de pies y manos mientras buscan un futuro al programa energético con Miranda Tate, a la que le pide que le muestre el reactor.

Lucius le invita tras ello a visitar la sala de prototipos - que oficialmente para la empresa no existe - pese a que él insiste en que está retirado, mostrándole un proyecto de Defensa, un vehículo especial con rotores para maniobrar entre edificios que Lucius llama el Bat y que le dice se puede hacer en negro.

Pese a los dolores que le causa, Wayne comienza a entrenar de nuevo, hablándole Alfred de lo que se dice sobre Bane, que escapó de una dura prisión existente en una antigua parte del mundo en forma de pozo al que los prisioneros son arrojados, siendo el único que consiguió escapar, siendo entrenado por Ra's Al Ghul.

Alfred le manifiesta su temor a que vuelva a salir, pero él señala que la ciudad lo necesita, diciéndole Alfred que lo que la ciudad necesita es a Wayne, sus recursos y sus conocimientos, no su cuerpo ni su vida.

La reaparición de Wayne en la vida pública hace que en la bolsa se mueva todo de nuevo, apostando unos que será para bien y otros para mal, llegando al edificio de la Bolsa Bane con varios hombres fuertemente armados, llamando la atención de la policía de la ciudad, que al mando de Foley rodean las salidas.

Le dicen a Bane que en la bolsa no hay dinero que robar, lo que no parece preocupar a Bane, uno de cuyos hombres accede a la mesa de operaciones online, ordenando Foley que corten la fibra óptica, pese a lo cual continúan la descarga de datos, saliendo antes de que esta finalice, continuando la descarga mientras se marchan, para lo cual hacen salir a todos los operadores de bolsa saliendo entre ellos en motos llevando rehenes.

La policía inicia la persecución sin éxito, viendo que aparece Batman a bordo de su nuevo vehículo, el Batpod, con el que consigue apagar todas las luces y liberar a la mayoría de los rehenes, decidiendo Foley no obstante perseguir a Batman en vez de a los atracadores, consiguiendo él detener al que lleva la Tablet con la información.

Para entonces se ve rodeado, pese a lo cual consigue escapar, yendo hacia el centro, debiendo ocultarse en un callejón al verso rodeado, creyéndolo Foley atrapado hasta ver que su moto se ha transformado en una nave con la que burla a los policías.

Selina, vestida como Catwoman trata de robar una caja fuerte que encuentra vacía, por lo que sorprende a Daggett, que estaba celebrando lo ocurrido ese día, y al que le pide que le entregue lo prometido por su trabajo, el programa "Tabla rasa", con el que desea poder borrar todos los datos que existen sobre ella en todas las bases de datos, aunque entonces es ella la sorprendida por Stryver, del que logra librarse, diciéndole Daggett que compró la empresa que creó el prototipo, pero el programa nunca llegó a funcionar.

Sale con Daggett hasta una terraza donde es rodeada, sin que parezca importarles que le apunte a él a la cabeza, comenzando a luchar por su vida, que logra salvar gracias a la llegada de Batman que la ayuda a escapar justo antes de que llegue Bane

A cambio de su ayuda Batman le pregunta qué hizo con las huellas de Bruce Wayne, contándole ella que se las vendió a Daggett a cambio de algo que no existe, ignorando para qué las quería, aunque parecía muy interesado en lo ocurrido en la Bolsa.

Cuando regresa a la Batcueva le espera Alfred, ante el que se justifica diciendo que la policía no estaba consiguiendo nada.

Alfred le pregunta qué sucederá cuando se enfrente a Bane, un tipo con gran determinación y violencia, asegurando que ve el resurgir de la Liga de las sombras, recordando que él derrotó a Ra's Al Ghul.

Sabe que planean algún tipo de operación financiera codificada, para lo que disponen de sus huellas, por lo que pide le entregue la información a Fox para que averigüe qué operación están realizando.

Alfred le dice que ese será su último trabajo para él, asegurando que no quiere verlo morir y que podría elegir otra vida, recordando él que lo hizo, pero que Rachel murió.

Alfred le dice que Rachel antes de morir le escribió una carta diciendo que había elegido a Dent, pero que él la destruyó para no hacerle daño, sabiendo al hacerlo que se ha ganado su odio, aunque espera que eso pueda también salvarle la vida.

A la mañana siguiente le despierta Fox que le muestra el periódico donde informan que compró opciones de venta en el mercado de futuros confirmándolo con su pulgar, opciones que vencieron esa media noche, por lo que, aunque a largo plazo consigan demostrar que es un fraude, las empresas Wayne están arruinadas y a punto de caer en manos de John Daggett.

Wayne teme que caiga en sus manos Ciencias Aplicadas, diciéndole Fox para tranquilizarlo que esa división no consta en los libros, pero el proyecto de energía sí, por lo que no les queda otra salida que confiar en Miranda Tate y en que el consejo la respalde a ella, por lo que acepta mostrarle el reactor.

Fox le muestra el reactor que le dice está bajo el río para poder inundarlo en caso de un fallo de seguridad.

Le muestra lo que hicieron con su inversión destinada a acabar con los combustibles fósiles generando una energía limpia y gratuita para toda la ciudad, aunque un científico ruso señaló que podría utilizarse como arma, señalando Wayne, que llega en ese momento que si estuviera en funcionamiento Gothan correría peligro.

Ella le dice que el científico ruso, el doctor Pavel murió 6 meses antes en un accidente de avión, asegurando Bruce que alguien continuará con su trabajo y hallará el modo de convertir la fuente de energía en un arma nuclear, pidiéndole por ello que sea ella quien tome el control de Empresas Wayne y trate de garantizar que sea seguro o lo destruya.

Wayne acude al consejo de administración del grupo de empresas Wayne, señalando Daggett que Bruce no forma parte del consejo, por lo que pide su expulsión.

Fuera lo espera Blake ya que una grúa se llevó su coche.

Poco después Daggett y Stryver lamentan la jugada por la que se hizo Tate con el control de la empresa y no ellos, quejándose ante Bane de que su jugada de la Bolsa no fue efectiva pese a que Bane afirma que todo va según lo previsto.

Tras hacer marchar a Stryver, Bane le dice a Daggett que su dinero e infraestructura fueron importantes, pero que su tiempo acabó, tras lo que acaba con él.

Blake le dice que hay demasiadas alcantarillas en la ciudad, por lo que no le vendría mal algo de ayuda, llevándolo hasta la parte vieja de la ciudad, donde va a ver a Selina, que está al tanto de que ya no tiene nada a su nombre, recordando él que le han dejado quedarse la casa.

Le dice que Batman quiere convencerla para que no se vaya entregándole lo que busca, pese a que ella dice que no existe, insistiendo él en que quiere verla esa noche, pues necesita encontrar a Bane y cree que ella sabe cómo lograrlo.

Blake visita a Gordon en el hospital, encontrando allí a Foley, llevando la noticia de la aparición del cadáver de Daggett en un contenedor, apareciendo su nombre entre los que tienen permiso para acceder a las alcantarillas por su empresa de construcción.

Gordon le pide a Blake que se quite el uniforme y trabaje para él como inspector mientras le pide a Foley que envíe a más patrullas a investigar el alcantarillado.

Cuando Bruce regresa a su casa encuentra esperándolo a Miranda Tate, no siendo capaz de abrir la puerta sin la presencia de Alfred, ya que él nunca llevó llave, por lo que deben entrar por una puerta trasera empapados por la lluvia.

Ella le asegura que velará por el legado de sus padres, observando que le han cortado la luz, pese a lo cual ella lo besa apasionadamente para acabar acostándose junto a la chimenea, recordando ella en esos momentos su niñez, cuando era una niña pobre, pero que se sentía feliz frente a la chimenea.

Pero tras ello debe irse, ya que Batman se había citado con Selina, que lo lleva por las alcantarillas hasta Bane, aunque no se da cuenta hasta demasiado tarde de que esta le ha engañado llevándolo hasta Bane y encerrándolo con él, que conoce su identidad.

Batman comienza a golpearlo, pero Bane apenas se inmuta, mientras que él recibe fortísimos golpes diciéndole que ambos son miembros de la liga de las sombras y él los traicionó y que ahora él está allí para cumplir con el destino de Ra's Al Ghul.

Al verse en esa situación provoca un apagón, aunque Bane le dice que aunque se crea que la oscuridad es su aliada comete un error, pues él vivió siempre en ella y no vio la luz hasta que fue un hombre.

Una vez que lo ha derrotado provoca una pequeña explosión, mostrando que estaban bajo su arsenal que afirma les será muy útil mientras se pregunta si se romperá antes su espíritu o su cuerpo que lanza contra el suelo, rompiéndole la espalda antes de quitarle la máscara, que también rompió con sus golpes, mientras Kyle observa todo.

Blake detiene a Selina en el aeropuerto cuando estaba a punto de huir, señalándole que el congresista presentó cargos contra ella, preguntándole si huye de ellos o de Bane, diciéndole ella que a este deberían tenerle tanto miedo como ella.

Le cuenta que la ha seguido hasta allí porque la vio cuando buscaba a su amigo Bruce Wayne, preguntándole si lo han matado, a lo que ella responde que no está segura.

Bruce es llevado por varios hombres hasta el pozo del que salió él, porque le dice que su castigo debe ser más severo que la muerte, donde estará mientras él aterroriza a Gothan, aunque dándoles esperanza a sus habitantes, pues no hay desesperación sin esperanza, haciendo que unos pisoteen a otros para sobrevivir, hasta acabar destruyendo Gothan, y solo entonces tendrá su permiso para morir.

Kyle es encarcelada.

Cuando Fox y Tate acuden a reunirse con el consejo de administración de Industrias Wayne encuentran a Bane y a sus hombres allí, conduciéndolos a ellos dos y a otro miembro del consejo hasta las alcantarillas.

Foley informa de todo ello a Gordon en el hospital diciendo este que metan a todos los agentes en las alcantarillas, aunque haciéndolo como si de un simulacro se tratase, pues cree que el alcalde no lo autorizarían, pidiéndole a Blake que averigüe qué planeaba Daggett.

En el pozo, un hombre le pregunta a Bruce cuánto podría pagar por dejarlo morir, diciendo él que pueden hacerlo por placer, a lo que el hombre le responde que le pagan más por mantenerlo con vida.

Tras ver cómo un preso intenta escapar sin éxito le cuentan que solo un niño lo logró, aunque ellos piensan que es solo una leyenda.

Llevados por Bane hasta el reactor, este le pide a Fox que ponga en marcha el reactor, amenazando con matar al otro miembro del consejo, apareciendo entonces el Doctor Pavel al que le piden que haga su trabajo, señalando poco después que ya la ha transformado en una bomba nuclear de 4 megatones, ordenando Bane que extraigan el núcleo del reactor, señalando Pavel que es la única fuente de energía capaz de alimentarlo y si se mueve el núcleo se deteriorará en unos meses y hará explosión, sabiendo Bane que así será en 5 meses.

Mientras los policías entran en las alcantarillas Blake investiga en los negocios de Daggett que le llevan a una cementera, reconociendo allí a un conductor que estaba bloqueando la calle durante el asalto a la Bolsa y con el que debe acabar al ser atacado, observando entonces que tienen cuatro barriles de poliisobutileno, dándose cuenta de que no fabrican cemento, sino explosivos.

Llama a Foley tras comprender que les han tendido una trampa al mezclar hormigón con explosivos para atrapar a los policías bajo tierra.

Entretanto, en el estadio, y antes de empezar el fútbol, un niño canta el himno del país mientras lo observa Bane, que justo al empezar el partido ordena el comienzo, ocurriendo cientos de explosiones a lo largo de toda la ciudad, que dejan atrapados a los policías, acabando con todos los puentes con acceso a la ciudad excepto uno y hundiendo el suelo del estadio, tras lo que sale Bane para pedir a los ciudadanos que tomen el control de la ciudad, tras lo cual les muestra la bomba, explicando Leonid Pavel que es una bomba de neutrones con una onda expansiva de 14 km. de radio que solo puede desarmar él, que es asesinado tras su declaración por Bane, que les dice que entre los habitantes de Gotham hay uno que posee el detonador de esa bomba y la hará explotar si tratan de huir.

Blake por su parte acude al hospital para salvar a Gordon, observando que hay numerosos muertos por todo el hospital, aunque Gordon logró evitarlos y escapar.

Decretada la ley marcial, pide a la gente que regrese a sus casas y no salga, mientras cazas de reconocimiento sobrevuelan la ciudad y los tanques llegan hasta el único puente que dejaron abierto, señalándoles a los rebeldes el militar al mando que no podrán evitar que 12 millones de personas puedan huir, asegurando el mando rebelde que ellos no tienen efectivos para evitarlo, pero el ejército sí, y que evitarán que huyan, porque si alguien lo hace detonarán el explosivo.

Gordon le dice a Blake que necesita aparecer ante las cámaras, aunque Blake trata de disuadirlo, pues en cuanto aparezca en público acabarán con él.

Bane y sus hombres llegan a las puertas de la prisión de Blackgate, lo que él llama el símbolo de la opresión, donde lee el comunicado que Gordon no se atrevió a hacer público, y en el que reconoce que Harvey Dent, al que todos tomaban por el paladín de la justicia era un asesino que quiso matar a su hijo y que Batman no lo asesinó, aunque prefirió echarse la culpa para salvaguardar la paz utilizando la Ley Dent por la que cientos de asesinos cumplen condena sin derecho a libertad condicional.

El escrito de Gordon terminaba pidiendo su cese, que Bane le acepta, afirmando que van a arrebatar Gotham a los corruptos, tras lo cual hace que los cañones abran las puertas de la prisión, de la que empiezan a huir los presos, con los que creará un ejército al que se unen miles de voluntarios que aprovechan la situación para despojar a los ricos de sus riquezas, creando un tribunal que juzgará a quienes vayan contra el nuevo régimen, asegurando que los policías sobrevivirán si sirven a la justicia, haciéndoles llegar de hecho comida para ello al lugar en que están atrapados.

Tras escuchar sus palabras Blake le señala a Gordon que sus manos están sucias.

Condenado a ver la actuación de Bane por una pantalla, Wayne intenta volverá levantarse, diciéndole uno de los presos que primero debe curarse la espalda, contándole el preso encargado de cuidarle de que el otro hombre era médico, aunque años atrás llegó la peste al pozo y algunos de ellos atacaron a Bane, tratando el médico de reparar sus daños, pero en vez de ello lo dejó sumido en una perpetua agonía, ayudándole la máscara a aliviar el dolor.

El hombre le cuenta que según la leyenda hubo un mercenario que trabajaba para un caudillo local que se enamoró de su hija y se casaron en secreto.

Cuando el caudillo se enteró condenó al mercenario al pozo, si bien algún tiempo después decidió sacarlo, condenándolo al destierro, sin enterarse de que lo sacó a cambio de que ella, que estaba embarazada ocupara su lugar en el pozo, donde ocuparon una celda separada de los demás.

Pero un día el médico olvidó cerrar la celda y los demás presos los atacaron, apareciendo uno de ellos que cuidó a la criatura salvándola de los demás, aunque no pudo hacer lo mismo por la madre.

Observan que le sobresale una vértebra y lo cuelgan por debajo de los brazos, sufriendo un fuerte dolor, diciéndole el hombre que le ayudó que debe permanecer así colgado hasta que pueda mantenerse en pie.

Mientras está colgado se le aparece Ra's Al Ghul, pese a estar seguro de que lo vio morir, diciéndole que hay varias formas de inmortalidad, dándose cuenta en ese momento de que él es el mercenario de la leyenda y el padre del pequeño que logró salir del pozo, que dice será quien logre devolver el equilibrio a la civilización para la Liga, recordándole que él mismo luchó durante años contra la decadencia de Gotham, y por eso debe saber que la ciudad no tiene salvación.

Cuando desaparece su ensoñación ve que es capaz de volver a ponerse en pie.

Selina ocupa con su amiga la casa de Bruce, llena de sus recuerdos.

Bruce comienza a entrenar asegurando que no quiere morir allí, siendo él el siguiente en intentar la huida y fracasando, como todos los demás, pues le dicen no es como el niño que salió de allí, nacido en el infierno y curtido por el dolor.

Gordon, Blake y Foley se reúnen con el capitán Jones, de las fuerzas especiales, ante el que señalan que hay casi 3.000 policías atrapados con los que Blake está en contacto mediante notas atadas con cuerdas y señala que tras 3 meses encerrados están deseando luchar, esperando encontrar un modo de sacarlos de 10 en 10.

Comentan que ignoran dónde está la bomba porque el satélite no detecta ningún punto de alta radiación, por lo que piensan está en un camión con el techo revestido de plomo moviéndose constantemente, habiendo de hecho 3 por la ciudad.

Jones propone tomárselo con calma, pero para mostrarle que no pueden hacerlo lo llevan hasta la sede de las empresas Wayne, donde se reúnen con Fox y Tate, explicándoles el primero que la bomba explotará en 23 días, y aunque no podría desactivarla, sí podría estabilizarla conectándola nuevamente al reactor.

Pero su presencia no ha pasado desapercibida, y aparecen Bane y sus hombres que acaba con Jones, ordenando que juzguen y cuelguen en un lugar visible a todos los que se habían ocultado y vivían en la parte superior de las empresas Wayne.

En el pozo, el médico le dice a Wayne que no es la fuerza, sino el espíritu el que puede ayudarle a dar el salto a la libertad y que lo que le hace fracasar en su intento es el miedo, diciendo él que no siente miedo, sino rabia, volviendo a fracasar.

El médico le dice que el no tener miedo a la muerte no le hace más fuerte, sino más débil, señalando él que si tiene miedo, pero de morir allí mientras su ciudad arde, por lo que le explica el médico que debe actuar como aquel niño, subiendo sin cuerda, y que el miedo volverá de nuevo.

Vuelve a intentarlo sin cuerda, mientras los demás presos le gritan "renace", viendo durante la escalada cómo salen murciélagos que le asustan, logrando saltar esta vez hasta la piedra que le permite escapar.

Stryver, como vicepresidente ejecutivo de Industrias Daggett es juzgado por el tribunal popular que preside Jonathan Crane pese a que colaboró con Bane, proponiéndole elegir entre exilio o muerte, eligiendo el primero.

El exilio consiste en que pueden abandonar la ciudad caminando, no por el puente, sino por un lago congelado bajo este, aunque el hielo siempre acaba cediendo.

A solo 18 horas para la explosión Gordon trata de encontrar una solución que pasa por identificar el camión y ponerle un GPS, mientras tratan de averiguar cómo desarmarla.

Pero echa en falta a Foley y decide ir a buscarlo a su casa, aunque este prefiere quedarse en casa con su familia, pensando que si obedecen no apretará el detonador.

Frente a la inacción de Foley aparece Miranda Tate que se ofrece a luchar con ellos.

En la calle, Selina se enfrenta a dos hombres que abusaban de un niño, viendo cómo de forma inesperada aparece Wayne ofreciéndole el programa "Tabla rasa" a cambio de su ayuda para encontrar a Fox, asegurando que confía en ella pese a su traición.

Entretanto Gordon, ayudado por Miranda coloca un GPS en el camión que transporta la bomba, aunque se ven sorprendidos por hombres de Bane que los detienen, siendo llevado Gordon ante el tribunal popular, no aceptando el exilio, por lo que es condenado a muerte por exilio.

Bruce por su parte se deja atrapar y es llevado junto a Fox, cuya ayuda necesita, a solo 12 horas de la explosión, no pudiendo llevarse con ellos a Miranda que estaba con él, para lo que aparece Selina que dice que Bane reclama a Wayne y a Fox, a los que logra liberar de sus captores, pudiendo ir hasta el lugar donde tienen su arsenal oculto.

Lo primero que deben hacer es inhibir la señal del detonador, para lo cual Fox necesita una pieza del Bat, que van a buscar.

Lanzados al hielo, Gordon y los policías, alguien acaba con los soldados que los vigilan, encontrando Gordon sobre el hielo una bengala que Batman le pide que encienda, viendo al lanzarla cómo se enciende una batseñal en el puente, anuncio de su regreso.

Gordon le cuenta que Bane está atrincherado en el ayuntamiento con sus hombres y que tiene allí a Miranda, entregándole Batman a Gordon el inhibidor que debe colocar en la bomba antes del amanecer.

Tras avisar a los policías de que llegó el momento de salir, Blake trata de ayudarlos, aunque es descubierto y no logra hacerlo, disponiéndose sus captores a ejecutarlo, cuando aparece Batman y lo libera diciéndole que si va a luchar contra el mal debe ponerse una máscara, no para que no lo conozcan, sino para que no hagan daño a quienes quiere.

Le entrega tras ello un pequeño explosivo con el que logra abrir un boquete por el que logran escapar los policías, a los que pide que lancen una ofensiva total contra Bane, pidiéndole a Blake que saque a la mayor cantidad posible de gente por el puente.

Batman habla tras ello con Catwoman, a la que le entrega su Batpod para que con los cañones de esta abra una brecha en el túnel de salida, asegurando que si luchan juntos podrán salvar a la ciudad, para lo cual quedan solo 45 minutos, diciendo ella que ese es el tiempo que tiene para huir y salir del radio de acción de la bomba, pidiéndole a él que se vaya con ella, pues nada debe ya a esa gente.

Los policías salidos de las alcantarillas llevan ganas de luchar, comandados por Foley, que al ver la señal de Batman se unió e ellos, comenzando un duro enfrentamiento con los hombres de Bane que protegen el Ayuntamiento.

Selina consigue abrir el túnel que permanecía cerrado.

Bane avanza entre sus hombres y los policías que luchan hasta llegar frente a Batman al que le dice que ha regresado para morir con su ciudad, señalando Batman que volvió para detenerlo.

Gordon entretanto hace que salir un autobús contra el que choca el camión que pensaban llevaba la bomba, aunque comprueban que va vacío debiendo buscar el otro.

Blake entretanto sube a los huérfanos al autobús para huir de la ciudad, avisando algunos de ellos a la gente para que huyan como ellos, por el túnel o por el puente

Entretanto Batman y Bane se enfrentan entre ellos, aunque esta vez la superioridad de Bane no es tanta, consiguiendo Batman destrozar parte de su máscara, por lo que el dolor es mayor y consigue finalmente derribarlo, entrando en el Ayuntamiento y liberando a Miranda, a la que pide cubra las puertas mientras interroga a Bane sobre el lugar en que está el detonador.

Bane le pregunta cómo logró volver, diciéndole que igual que él, que no fue el único capaz de escapar de la fortaleza, señalando Bane que él no lo consiguió.

Batman siente entonces una puñalada realizada por Miranda mientras le rebela que no fue Bane, sino ella la hija de Ra's Al Ghul y que Bane fue su protector en el pozo, tras lo que le muestras el detonador que está en su poder.

Le cuenta que ella, a la que su madre la puso Talia encontró a su padre tras escapar del pozo y lo llevó de vuelta para que se vengara encontrando a Bane malherido.

Su padre los acogió y adiestró, aunque como Bane era un monstruo lo expulsó de la Liga de las sombras por querer a Miranda, la cual afirma no pudo perdonarle aquello a su padre, al que odió hasta que lo asesinó el propio Batman, y ahora lo honra acabando lo que él empezó.

Gordon ha logrado para entonces colarse en el camión que llevaba la bomba y colocar el inhibidor, razón por la que cuando, Miranda aprieta el botón no ocurre nada, diciéndole ella que ha logrado retrasar el desastre por solo 11 minutos.

Blake llega al puente con los huérfanos, pero los policías que lo vigilan le dicen que no lo pueden dejar pasar por miedo a que hagan detonar la bomba sin escucharlo, y cuando trata de acercarse a ellos para hablar ve cómo deciden volar el puente.

Miranda le pide a Bane que no mate a Batman, pues desea que vea cómo fallecen los 12 millones de habitantes, pero ordena que maten a todos los policías, cayendo Foley entre ellos.

Pero Bane quiere acabar cuanto antes con Batman, evitándole Selina que llega y acaba con él, comprobando que cambió de opinión y decidió quedarse para ayudar a la ciudad.

A solo 10 minutos de la explosión Batman decide intentar dirigir el reactor hasta el lugar donde estaba originalmente, aunque Miranda, ahora en el camión no está dispuesta a permitirlo, yendo escoltada por dos tanquetas, una de las cuales es volada por Selina a bordo del Batpod, consiguiendo Batman deshacerse de la otra al impactar contra ella los misiles que habían lanzado contra él.

Perseguido por Selina y por Batman, el camión que conducía Miranda cae por una abertura de la calle a un nivel inferior, no pudiendo ya seguir adelante, por lo que podrán llevar la bomba hasta su lugar inicial, aunque antes de morir Talia, herida de muerte les dice que su plan sigue adelante, y para evitar que puedan volver a colocar la bomba en su lugar activa la inundación de emergencia, por lo que no habrá forma de impedir la explosión, muriendo Miranda tras decir que la obra de su padre concluyó.

Batman decide que debe tratar de alejar la bomba hacia la bahía transportándola en el Batmóvil, despidiéndose antes de hacerlo de Selina con un apasionado beso.

Antes de partir, Gordon le pregunta quién es, pues la ciudad debe saber quién les salvó, diciendo que no importa, que es alguien que ama Gotham, tanto como aquel hombre que cuando él era un niño le echó un abrigo por los hombres cuando era un niño y lo consoló, dándose cuenta de que Batman es Bruce Wayne, al que él consoló de niño cuando mataron a sus padres.

Batman pilota su nave cargado con la bomba alejándose de la ciudad, registrándose poco después la explosión mara adentro, lejos de la ciudad, observando Blake y los niños que Batman los salvó.

Los maleantes son detenidos y las calles quedan limpias, aunque Blake, decepcionado, se deshace de su placa, sin escuchar la petición de Gordon de que vuelva al cuerpo.

Gordon recuerda la hazaña de Wayne en la tumba que le recuerda ante Fox, Blake y Alfred, que llora al sentir que le falló cuando más lo necesitaba.

Blake lamenta que la gente no sepa quién salvó a la ciudad, señalando Gordon que lo sabe, que fue Batman, en cuyo honor levantan una escultura.

Cuando leen el testamento señalan que todos los bienes de Wayne le corresponden a Alfred, legando su mansión a la ciudad para alojar en ella a los niños huérfanos y desamparados de la ciudad.

Fox pide a sus pilotos que arreglen el sistema del piloto automático de la nave, diciéndole los técnicos que lo arreglaron 6 meses antes.

Los encargados de la herencia se preocupan porque en el inventario falta un collar de perlas.

Gordon observa que la Bat-señal está de nuevo en funcionamiento.

Alfred, como cada año viaja a Florencia, donde, esta vez sí, observa que Bruce es feliz junto a una mujer, Selina, que lleva un collar de perlas, comprobando que él no murió.

John "Robin" Blake, consigue llegar hasta la Batcueva, donde es atacado por los murciélagos, descubriendo todos los secretos de Batman.

Calificación: 2