Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El extraño

The stranger (1946) * USA

Duración: 95 Min.

Música: Bronislau Kaper

Fotografía: Russell Metty

Guión: Anthony Veiller (N.: Victor Trivas / Adaptación: Victor Trivas y Decla Dunning)

Dirección: Orson Welles

Intérpretes: Orson Welles (Franz Kindler / Profesor Charles Rankin), Edward G. Robinson (Mr. Wilson), Loretta Young (Mary Longstreet Rankin), Philip Merivale (Juez Adam Longstreet), Richard Long (Noah Longstreet), Konstantin Shayne (Konrad Meinike), Byron Keith (Dr. Jeffrey Lawrence), Billy House (Mr. Potter), Martha Wentworth (Sara).

La Comisión de Crímenes de Guerra de los Aliados acuerda la liberación de uno de los presos condenados por dichos crímenes, Konrad Meinike, al que Wilson, un detective del F.B.I. seguirá hasta Harper, localidad de Connecticut, donde contactará con Franz Kindler que trabaja como profesor con el nombre de Charles Rankin.

Cuando Meinike se da cuenta de que le sigue un hombre que iba en su mismo barco y luego en el autobús, al que distingue por su inseparable pipa, se cuela en el gimnasio del instituto donde se deshace de él lanzándole una de las anillas.

Se encuentra con Kindler en el bosque y lo ve tranquilo. Destruyó todos sus documentos de identidad, y se va a casar ese mismo día con Mary, hija de un juez del Tribunal Supremo.

Pero cuando Meinike le cuenta su milagrosa liberación y que le han seguido, Franz comprende que le tratan de tender una trampa, por lo que decide acabar con él, tras lo que oculta el cadáver tratando de que no lo encuentren sus alumnos que juegan allí cerca.

Tras ello acude a su boda, regresando tras la misma al bosque para enterrar bien a Meinike. Wilson, que no murió pese a lo que Meinike creía acude al bar y tienda de Potter con el que juega a las damas, y el cual le pone al día sobre la vida local y que, como secretario del ayuntamiento le facilita el listado de todos los llegados a Harper en los 12 últimos meses.

Durante la luna de miel de Rankin, Wilson traba amistad con el padre de Mary haciéndose pasar por anticuario, y cuando regresa este y durante una conversación con él en la que afirma que Marx no era alemán, sino judío, algo que solo afirmaría un nazi, sospecha que es Kindler, por lo que habla con Noah, hermano de Mary al que le confiesa su misión.

La aparición de Red, el perro de Mary envenenado, y tras ello del cadáver de Meinike, Rankin debe excusarse ante Mary diciendo que este lo chantajeaba amenazándolo con acusarle de la muerte de una antigua novia que se suicidó, decidiendo Mary encubrirlo.

Su padre le muestra, junto con Wilson, una serie de películas del genocidio nazi, afirmando que el ideólogo del mismo fue Franz Kindler, que borró todo lo que lo relacionaba con el pasado, y del que solo se sabe que le encantaban los relojes antiguos, pasándose de hecho Rankin los ratos libres tratando de arreglar el antiguo reloj de la torre de la iglesia.

Pese a todo ella se niega a colaborar, aunque en una fiesta celebrada en su casa un poco más tarde para celebrar el fin de los trabajos con el reloj le demuestra que lo teme, por lo que él decide acabar con ella para lo que la cita en la torre de la iglesia, aunque Sara, su asistenta le impide salir fingiéndose enferma, por lo que le pide a Noah que avise a Charles de que no podrá ir.

Tampoco irá él, sino Wilson, que comprueba que Rankin manipuló la escalera para provocar un accidente mientras él jugaba a las damas con Potter.

Cuando regresa a su casa y comprueba que Mary vive pierde los nervios, y más al enterarse de que envió a Noah a la cita, acusándola de haber provocado la muerte de su hermano, comprendiendo que había planeado su asesinato. Se desmaya al ver que Noah no murió.

Franz logra huir, y mientras la policía lo busca por todas partes, Mary acude a la torre del reloj dispuesta a matarlo, aunque él le dice que será ella quien muera.

No podrá hacerlo, pues aparece Wilson, que le hace ver que todo el pueblo está entorno a la torre, produciéndose finalmente un tiroteo en que Mary dispara sobre Franz, que acaba siendo ensartado por la espada de una de las figuras del reloj que él mismo arregló.

Calificación: 3