Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El fraude

Arbitrage (2012) * USA

          También conocida como:
                    - "Mentiras mortales" (Hispanoamérica)

Duración: 107 Min.

Música: Cliff Martínez

Fotografía: Yorick Le Saux

Guión y Dirección: Nicholas Jarecki

Intérpretes: Richard Gere (Robert Miller), Susan Sarandon (Ellen Miller), Tim Roth (Detective Michael Bryer), Laetitia Casta (Julie Cote), Brit Marling (Brooke Miller), Nate Parker (Jimmy Grant), Bruce Altman (Chris), Stuart Margolin (Syd Felder), Chris Eigeman (Gavin Briar), Graydon Carter (James Mayfield).

El magnate Robert Miller, un triunfador en tiempo de crisis es recibido con una fiesta para celebrar sus 60 años por su mujer, sus hijos y sus nietos a su regreso de un viaje donde trató de lograr un acuerdo infructuosamente.

Tras manifestar su deseo de vender su empresa para dedicar más tiempo a la familia, se excusa para ir a ver a Julie, su amante, una joven francesa marchante de arte.

Pero los negocios no van como parece y Robert ruega a otro magnate que deje en sus cuentas el dinero que le prestó, para ocultar su agujero hasta que consiga vender la empresa a James Mayfield, que prefiere esperar al resultado de una auditoría.

Por ello ni siquiera acude a una reunión programada, haciendo además que Robert llegue por ello tarde a la inauguración de la exposición de Julie, que se enfada con él nuevamente, pidiéndole que se marche, aunque antes de hacerlo compra uno de sus cuadros, para, a continuación entrar por una puerta trasera directamente al dormitorio de ella, desde donde la llama por teléfono y le pide que despida a sus invitados para poder estar solos.

Tras su reconciliación cogen el coche, y Robert, que está demasiado cansado se duerme al volante provocando un grave accidente en el que fallece Julie.

Aturdido y maltrecho llama desde una cabina a Jimmy Grant, un muchacho hijo del que durante años fue su chófer, para que vaya a recogerlo, sin explicarle lo ocurrido, regresando él a su cama a la espera de que todos crean que pasó la noche en casa.

Al día siguiente consulta a su abogado, que le aconseja que no confiese lo ocurrido, pues la operación de venta de su empresa se vendría abajo y descubrirían además su fraude.

El detective Michael Bryer lo interroga como propietario del apartamento de Julie, y aunque no consigue ninguna confesión, está convencido de su culpabilidad, descubriendo tras rastrear la llamada que recibió Jimmy desde el teléfono público cercano al accidente, la conexión entre este y Miller, que le contrata un buen abogado.

Consiguen pasar la auditoría, pero su hija Brooke, heredera de su imperio y su mano derecha descubre las irregularidades en las cuentas, viéndose obligado a explicarle los problemas derivados de unas inversiones fallidas en Rusia, sintiéndose Brooke defraudada al comprobar que su padre y hasta ese momento la mintió y comprometió su futuro.

Miller decide acelerar la venta abordando a Mayfield en un restaurante, consiguiendo llegar finalmente a un acuerdo para la venta de su negocio, por una cantidad que le permitirá cubrir su deuda y obtener beneficios, obligándole a emplear a sus hijos durante unos años.

Pero Bryer va cercando a Jimmy, mostrando en la vista previa ante el tribunal una foto de su coche la noche del accidente en el peaje, pese a que afirma que no cogió la autopista, ofreciéndole al muchacho la posibilidad de librarse de sus cargos si incrimina a Miller.

Este piensa en entregarse, pero tras examinar la foto de la matrícula descubre que era falsa y se lo presenta al juez, que tras comprobarlo decide dejar en libertad sin cargos al muchacho, prohibiendo al policía volver a incriminarle aun si hallara nuevas pruebas.

Resueltos sus problemas, se encuentra otro inesperado: su mujer le pide el divorcio y le propone un acuerdo por el que perderá prácticamente todo lo que tiene, amenazándole si no acepta, con revelar a la policía que la noche del accidente no estuvo en su cama, harta de sus aventuras, que conocía, pero sobre todo de que implicara a Brooke en sus chanchullos.

Acude tras ello a un acto donde es ensalzado como un gran benefactor al que su propia hija presenta como un gran hombre de negocios, tras haber perdido la inocencia.

Calificación: 2