Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El Hobbit: Un viaje inesperado


The hobbit: An unexpected journey (2012) * USA / Nueva Zelanda

Duración: 169 min.

Música: Howard Shore

Fotografía: Andrew Lesnie

Guión: Peter Jackson, Philippa Boyens, Guillermo del Toro y Fran Walsh (N.: J.R.R. Tolkien)

Dirección: Peter Jackson

Intérpretes: Martin Freeman (Bilbo Bolsón), Ian McKellen (Gandalf), Richard Armitage (Thorin, Escudo de Roble), Andy Serkis (Gollum), Cate Blanchett (Galadriel), James Nesbitt (Bofur), Lee Pace (Thranduil), Christopher Lee (Saruman), Ian Holm (Bilbo anciano), Hugo Weaving (Elrond), Ken Stott (Balin), Graham McTavish (Dwalin), William Kircher (Bifur), Stephen Hunter (Bombur), Dean O'Gorman (Fili), Aidan Turner (Kili), John Callen (Oin), Peter Hambleton (Gloin), Jed Brophy (Nori), Mark Hadlow (Dori), Elijah Wood (Frodo Bolsón), Adam Brown (Ori), Benedict Cumberbatch (Nigromante).

Tras siete siglos viviendo en la Montaña Solitaria de Érebor, repleta de oro, los enanos fueron expulsados por el dragón Smaug que se apoderó de su tesoro.

Un día el hobbit Bilbo Bolsón recibe en la Comarca, donde vive, la visita del Mago Gandalf, que desea que se una a él en una importante aventura, recibiendo la noche siguiente en su casa la visita de 13 enanos entre los que está Thorin Escudo de Roble, heredero del trono que planea reconquistar Erebor, acompañándolos, pese a su reticencia inicial.

Durante su camino se encuentran con tres trolls que les robaron tres ponis, y al tratar de recuperarlos son descubiertos por los trolls que deciden cocinarlos, debiendo salvarlos Gandalf tras distraerlos Bilbo hasta el amanecer en que acaban convertidos en piedra por el efecto de la luz del sol, encontrando tras ello en su guarida varias espadas élficas, con las que se hacen, quedándose Bilbo con una pequeña daga que él podía usar como espada por su estatura y que se vuelve azul cuando detecta peligro.

Siguen en su huida alertados por Radagast el Pardo de que ha visto extraños presagios, estando el bosque verde donde él habita negro habiendo detectado la presencia de un nigromante en el castillo abandonado.

Les ayudará posteriormente a despistar a los miles de orcos que, tras detectar su presencia les persiguen, estando a punto de morir por el ataque orco, hasta que un pasadizo y la llegada de los elfos les ayudan a escapar.

Acuden tras ello a Rivendel, pese a los recelos de Thorin que recuerda cómo los elfos se fueron sin ayudarles tras el ataque de Samaug.

Pero allí Elrond les ayuda a descifrar el mapa que tienen de Érebor así como las inscripciones de las espadas encontradas a los trolls.

En Rivendel Gandalf se reencuentra con Galadriel, que puede leer su mente, y con Saruman, contrario al intento de los Enanos de reconquistar Erebor.

Temiendo que les impidan seguir con sus planes, los Enanos huyen, siendo sorprendidos en medio de una lucha entre las montañas, estando a punto de perecer en el conflicto, aunque logran salir con bien, si bien al resguardarse en una caverna para dormir y cuando Bilbo parece decidido a abandonarlos debido a las críticas de Thorin, el suelo se abre a sus pies y caen en una trampa preparada por los trasgos, siendo Bilbo el único que logra escabullirse debido a su tamaño, siendo los demás detenidos, amenazando el Gran Trasgo con entregarlos al Gran Orco Blanco.

La llegada de Gandalf consigue paralizar un momento a los trasgos permitiendo a los Enanos huir, aunque enseguida reaccionan y tratan de detenerlos de nuevo, entablándose una feroz lucha en la que la habilidad de los luchadores Enanos les permite deshacerse de buena parte de sus perseguidores, aunque finalmente, y debido a su número consiguen finalmente detenerlos de nuevo, debiendo ser nuevamente Gandalf quien los libere al conseguir deshacerse del Gran Trasgo.

Entretanto Bilbo, a punto de ser capturado consigue librarse gracias a la aparición de Gollum, que acaba con el trasgo, al que después devora ante los temerosos ojos de Bilbo, que descubierto teme ser también devorado, retando a Gollum a un juego de acertijos, en el que si ganaba Gollum se lo comería, y si ganaba Bilbo, debía mostrarle la salida del laberinto de pozos en que estaban.

Gracias a su ingenio Bilbo consigue derrotar a Gollum, aunque este descubre entonces que había perdido su anillo, que Bilbo encontró, y se niega a cumplir su promesa, abalanzándose sobre él, descubriendo entonces Bilbo el mágico poder del anillo al ponérselo y ver que el mismo le permite hacerse invisible, consiguiendo huir de ese modo de Gollum, encontrando la salida al seguir a los Enanos en su huída.

Dado que no estuvo con ellos en la lucha, Thorin acusa a Bilbo de traidor, asegurando que su presencia no es en absoluto necesaria.

No tendrán tiempo para descansar, pues enseguida son atacados por los orcos liderados por el gran Orco Blanco, con el que Thorin creía haber acabado, y que los acorralan frente a un enorme abismo, debiendo refugiarse en los árboles, que serán atacados sin piedad.

Durante el combate Thorin está a punto de perder su vida a manos de los orcos, siendo providencial la intervención de Bilbo que pese a su escaso tamaño y al de su espada consigue evitar su muerte, apareciendo entonces las águilas gigantes invocadas por Gandalf que consiguen rescatarlos y ponerlos a salvo, comprendiendo entonces Thorin que se equivocó con Bilbo y que ha sido un gran acierto llevarlo.

Ya a salvo contemplan el vuelo de las aves que les indica que están muy cerca de Érebor.

Calificación: 2