Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El indomable will Hunting
El indomable Will Hunting

Good Will Hunting (1997) * USA

          También conocida como:
                    - "En busca del destino" (Argentina - Perú - Uruguay)
                    - "Mente indomable" (México)

Duración: 126 min.

Música: Danny Elfman

Fotografía: Jean-Yves Escoffier

Guión: Ben Affleck y Matt Damon

Dirección: Gus Van Sant

Intérpretes: Matt Damon (Will Hunting), Robin Williams (Sean McGuire), Ben Affleck (Chuckie Sullivan), Minnie Driver (Skylar), Stellan Skarsgard (Gerard Lambeau), Casey Affleck (Morgan O'Maley), Cole Hauser (Billy McBride), John Mighton (Tom), George Plimpton (Henry Lipkin).

Will Hunting posee una memoria prodigiosa y pasa muchos ratos rodeado de libros, lo que no le impide salir de juerga con sus amigos, y en especial con Chuckie Sullivan, que tiene un destartalado coche, siempre que van a buscarlo.

Will trabaja como limpiador en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, donde da clases el profesor Gerald Lambeau, que en la primera clase del curso reta a sus alumnos a resolver un complejo problema matemático antes de que finalice el semestre, quedando quien lo consiga reflejado en el boletín del Instituto como algunos premios Novel o importantes astrofísicos que estudiaron allí.

Tras realizar sus labores de limpieza, Will repara en el problema, expuesto en el pasillo, y esa noche, tras volver a casa después de tomar una cerveza con Chuckie, trata de resolverlo.

Al día siguiente, tras pasar la abrillantadora se detiene ante el problema y lo resuelve antes de irse a jugar al béisbol.

Al día siguiente Lambeau es abordado por varios alumnos mientras celebraba una reunión de antiguos alumnos, deseosos de saber quién resolvió el teorema, que, el asombrado Lambeau constata, hicieron correctamente.

Will por su parte sale como cada día con sus amigos Chuckie, Billy McBride y Morgan O'Maley a comer unas hamburguesas, cundo se cruzan con un grupo de jóvenes, uno de los cuales se pelea con una muchacha, y en el que Will reconoce a un antiguo compañero con el que compartió clases y que siempre le intimidaba cuando era un niño, por lo que tras bajarse del coche y tras recordarle que compartieron parvulario le da un puñetazo, iniciándose tras ello una dura pelea entre el grupo de Will y el de su antiguo compañero de clases, con el que aquel se ensaña antes de aparecer la policía y detenerlos.

Al día siguiente la clase del profesor Lambeau está repleta de gente que siente curiosidad por conocer al genio que resolvió el teorema, el cual no aparece, aunque Lambeau les propone un nuevo reto, un problema aun más complejo que sus compañeros y él tardaron dos años en resolver.

Conseguida la libertad condicional, Will regresa a su trabajo, plantándose ante el nuevo problema expuesto en el pasillo y comenzando a resolverlo, siendo visto mientras lo hace por Lambeau y otro profesor que le regañan por estar pintando allí, ante lo que Will se marcha mientras lo persiguen, no consiguiendo dar con él, aunque comprobando al regresar al pasillo que el muchacho ha resuelto el problema.

Tras perder su trabajo, y aprovechando que uno de sus amigos es camarero en un bar en Harvard, deciden ir a visitarlo, decidiendo de inmediato Chuckie, una vez allí entrarles a dos muchachas, haciéndose pasar por estudiante de historia, apareciendo de inmediato otro muchacho, que al darse cuenta de que es solo un ligón trata de desenmascararlo preguntándole por la evolución de la economía de mercado en las colonias del sur, apareciendo entonces Will, que le demuestra al estudiante que todas sus teorías las ha leído en un libro y que es incapaz de sacar sus propias conclusiones, desmontando cada teoría expuesta con otra posterior más avanzada, y que sus opiniones las sacó de un libro dejándolo en vergüenza.

Cuando se marchan, una de las chicas a por las que fue Chuckie, Skylar, se dirige a Will echándole en cara que él no fuera a por ellas, dándole su teléfono.

Impresionado por los conocimientos del muchacho, Lambeau acude a la empresa concesionaria de las limpiezas para conseguir el nombre del muchacho, explicándoles que el muchacho no ha ido a trabajar y que consiguió el trabajo gracias a su agente de la condicional.

Lambeau acude a la vista en que el juez trata el caso de Will Hunting, el cual le asegura que, aunque sabe que en varios juicios anteriores consiguió el sobreseimiento defendiéndose a sí mismo, como un experto en Derecho, en esta ocasión no le pasará por alto el hecho de que pegar a un policía, enviándolo a prisión, sin tener en cuenta, como en otras ocasiones, su difícil infancia, al haber pasado por varios hogares de acogida y reformatorios.

Pese a todo el juez accede finalmente a liberarlo bajo la supervisión de Lambeau, viéndose obligado Hunting a acudir a dar clases de matemáticas con el profesor cada semana, debiendo visitar además a un terapeuta, debiendo regresar a prisión si no cumple alguna de las dos condiciones, no importándole ir a clases, pero no estando muy conforme con la obligación de ver al terapeuta.

Efectivamente, Lambeau confirma que el muchacho es un as con las matemáticas, pero el terapeuta renuncia a seguir con él tras la primera sesión cuando, tras un comienzo en que el muchacho se muestra como una persona sensible le pregunta al terapeuta si le cuesta mucho ocultar que es gay.

El siguiente terapeuta trata de hipnotizarlo y hacerle regresar a su niñez y él simula que lo ha conseguido, para luego reírse de él, que también abandona el tratamiento.

Desesperado, Lambeau decide recurrir Sean Maguire, un antiguo compañero universitario que es profesor de psicología en el Bunker Hill Community College, al que no ha vuelto a ver desde hace años, excusándose de hecho Lambeau por no haber acudido al funeral de Nancy, la esposa de Maguire, por estar en París cuando ocurrió, aunque tampoco ha ido a verle con posterioridad

Le explica que necesita a alguien que sepa llegar hasta el muchacho, y piensa que él, al ser de su mismo barrio tiene un vínculo que les puede ayudar, terminando por confesarle que intentó que lo trataran 5 psiquiatras antes que él.

Hunting, que se estudiaba el punto débil de cada uno de los psiquiatras, leyéndose incluso sus libros, para poder atacarlos, descubre que dicho punto débil es en Maguire Nancy, pues cuando le insinúa que quizá se casó con la mujer equivocada, el terapeuta reacciona de forma violenta asegurándole que si vuelve a faltarle al respeto a su mujer acabará con él, pese a lo cual accede a volverle a ver.

Sale tras ello con Skylar, que le cuenta que estudió en Inglaterra y que estudia medicina, se divierten, cenan juntos y se besan.

Vuelve con Sean, aunque este, en vez de recibirlo en su despacho lo lleva hasta un parque, donde le dice que ha pensado que es un crío y que aunque ha leído mucho sobre arte, pero no ha salido de Boston y no lo siente.

Ha leído mucho sobre la guerra, pero no ha estado en ninguna.

Sabe sonetos de amor, pero no ha sentido el amor ni ha sido vulnerable por él, y no sabe lo que es perder a alguien porque no ha amado a nadie más que a sí mismo, porque no es nada más que un niño presumido y él desea saber quién es, no leer sobre él, aunque sabe que le aterroriza decir lo que siente.

Hunting comienza a trabajar en una obra con un tío de Chuckie, no atreviéndose a llamar de nuevo a Skylar.

En su siguiente visita, Hunting se pasa la hora entera sin hablar, aunque Sean no le presiona, y le explica a Lambeau que debe dejar que sea Will quien hable y dé el primer paso.

Y finalmente habla, haciéndolo sobre Skylar, a la que considera inteligente, bonita y divertida, pero a la que no se atreve a llamar por miedo a descubrir que no es tan perfecta y a que su ilusión se acabe, a lo que Sean le dice que puede pasarse la vida sin conocer a nadie de verdad, contándole la anécdota de que su esposa se tiraba pedos cuando estaba dormida o nerviosa, pese a lo cual eran esos pequeños detalles los que la convertían en mejor, haciendo reír de verdad a Will al que le asegura que la chica no será perfecta, pero lo que debe ver es si es perfecta para él.

Llama finalmente a Skylar de nuevo, sacándola de sus estudios y ayudándole con un trabajo para que acabe, antes, llevándola a ver una carrera de galgos, tras lo que hablan, contándole a ella, ante su insistencia que tiene 12 hermanos y que vive con tres de ellos, mostrando ella su interés por conocerlos.

En su siguiente visita, le cuenta a Sean que ha leído su libro y le pregunta si sigue tratando a veteranos de guerra, contando él que lo dejó tras la muerte de su esposa.

Le habla tras ello de Nancy, a la que conoció el día en que se jugaba la famosa final de béisbol de 1975, a la que no acudió pese a tener las entradas para poder salir con ella, asegurándole no haber lamentado nunca haberse perdido aquella final.

Las confesiones de Sean le van animando a continuar su relación con Skylar, con la que se acuesta, presentándole, ante su insistencia a sus amigos, con los que salen a cenar y se divierten contando historias.

Lambeau comienza a impacientarse ante el lento avance de la terapia y habla con Sean diciéndole que el talento de Will debe aprovecharse porque puede contribuir al bien del universo, pidiéndole que trate de hablar con él sobre su futuro, pues tiene montones de ofertas para él, ante lo que Sean le dice que debe pensar en Will y no en sus intereses, pues cree que Will no está preparado, y que necesita tiempo para que descubra lo que quiere, acabando por discutir, asegurándole LAmbeau que solo ha ido a verlo por cortesía, pero que ya ha enviado a Will a una empresa, si bien, es Chuckie quien acude a la entrevista mientras él sale con Skylar.

Esta lamenta haberlo conocido después de cuatro años allí y cuando está a punto de irse a Stanford en California, adonde le pide que la acompañe, aunque él le dice que no puede hacerlo, pues piensa que ella descubrirá algo de él que no le gustará y lo dejará y entonces estará solo en California.

Ella le dice que no es honesto con ella y que no le ha contado la verdad, debiendo reconocer que no tiene 12 hermanos y que es huérfano, y que sus padres adoptivos apagaban cigarrillos sobre su cuerpo y lo maltrataban, llegando a rajarlo, pese a lo cual ella insiste en que lo quiere y le pide que si él no la quiere a ella se lo diga y saldrá de su vida, diciéndole entonces él que no la quiere, marchándose.

Lambeau se impacienta con él, que no aparece cuando le convoca a reuniones con sus asociados, lo que a Will no le interesa asegurándole que le aburre eso que el profesor tanto valora y que para él es tan fácil, fastidiándole que él lo fastidie, ante lo que el profesor le asegura que preferiría no haberlo conocido para no tener que ver cómo tira su talento por la borda.

A Sean le explica que no desea contribuir con su talento a la destrucción de personas en algún punto del mundo por intereses comerciales, aunque es incapaz de responderle a Sean qué es lo que de verdad quiere.

Llama a Skylar para despedirse contándole que ha acudido a varias entrevistas de trabajo y que va a dejar la construcción, respondiéndole ella que eso nunca le importó, repitiéndole ella que lo quiere, ante lo que él solo le dice que se cuide.

Mientras trabajan, un día Chuckie le dice que si dentro de 20 años sigue trabajando con él en la construcción le dará un tiro, preguntándose por qué no aprovecha el talento que tiene y desperdicia su vida teniendo algo que todos envidian y que sabe que algún día se marchará sin siquiera despedirse.

Sean le explica tras ello a Lambeau que el chico huye porque que las personas que tenían que amarlo le fallaron y aparta a las personas que están a su lado antes de que ellas lo dejen y si lo siguen presionando volverá a esconderse.

Lambeau le acusa de estar resentido con él porque tiene envidia de sus logros, ante lo que Sean le dice que él eligió lo que quiso y no aguanta su condescendencia y que no dejará que haga del chico un fracasado, observando mientras discuten la llegada de Will, que escucha parte de la conversación.

Le dice que ya ha elaborado su informe para el juez y Will le pregunta si ha conocido alguna experiencia similar, explicándole Sean que su padre era alcohólico y él lo provocaba para librar a su madre y a su hermano y que recayeran sobre él los golpes.

Will adivina que habla de su miedo al abandono, y que ha abandonado a Skylar, le repite tras ello muchas veces hasta que Will rompe a llorar y se abraza a él.

Decide por fin tomarse en serio las proposiciones de Lambeau, presentándose a una entrevista y aceptando uno de los trabajos que le propuso, felicitándole Sean por haber sido capaz de realizar una elección antes de decirle que acabaron la terapia, despidiéndose con un abrazo.

Unos días después, y como regalo al cumplir los 21 años, sus amigos le regalan un Chevrolet Nova montado por ellos pieza a pieza para que vaya con él cada día a su nuevo trabajo en Cambridge.

Avergonzado por su actitud durante su último encuentro, y tras enterarse de que Sean va a salir de viaje, Lambeau lo visita para despedirse, explicándole Sean, que se tomará un año sabático para viajar y escribir, teniendo previsto visitar China, la India y Baltimore.

Chuckie acude a casa de Will para descubrir, que, tal como él mismo había predicho, Will se ha marchado sin avisar, aunque se alegra por él, pensando que por fin ha descubierto lo que desea hacer, sonriendo al comprobarlo.

También sonríe Sean al comprobar la nota que Will le dejó en el buzón y en la que le pide que si Gerard le pregunta por su trabajo que le diga que fue a ver a una chica, partiendo con su "nuevo" coche hacia California, en busca de Skylar.

Calificación: 3