Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El lector

The reader (2008) * USA - Alemania

          También conocida como:
                    - "Una pasión secreta" (México, Perú)

Duración: 124 min.

Música: Nico Muhly

Fotografía: Chris Menges y Roger Deakins

Guión: David Hare (N.: Bernhard Schlink)

Dirección: Stephen Daldry

Intérpretes: Kate Winslet (Hanna Schmitz), Ralph Fiennes (Michael Berg), David Kross (Michael Berg joven), Lena Olin (Rose Mather), Bruno Ganz (Profesor Rohl), Alexandra Maria Lara (Ilana Mather), Vijessna Ferkic (Sophie), Karoline Herfurth (Marthe).

Neustadt, República Federal Alemana. 1958. Al volver del colegio Michael Berg, un muchacho de 15 años se siente enfermo, por lo que, pese a no conocerle, Hanna Schmitz, una conductora de tranvía le ayuda a llegar a su casa.

Recuperado de la escarlatina, que le mantuvo en cama durante tres meses, decide ir a casa de Hanna para darle las gracias, llevándole unas flores, teniendo ocasión de observarla mientras se viste, por lo que, avergonzado se marcha.

Regresará unos días más tarde y ella le pide que le ayude a subir el carbón, tras lo cual le hace bañarse para quitarse la suciedad. Acudirá hasta el baño con una toalla, pero desnuda y acabará haciendo el amor con él.

A partir de ese día Michael acudirá cada día a verla, acostándose con ella tras leerle fragmentos de algún libro, como "La odisea", "Las aventuras de Huckleberry Finn" o "La dama del perrito", ya que a ella le encanta que le lean.

Su relación es cada día más intensa e incluso se van durante unos días de vacaciones al campo en bicicleta, creyendo todo el mundo que son madre e hijo, dada la diferencia de edad, ya que ella tiene 36 años.

Estarán así durante algún tiempo hasta que ella, tras ser ascendida desaparece.

Ocho años más tarde, en 1966 y siendo estudiante de Derecho, Michael acude, como parte de un seminario dirigido por el profesor Rohl, a los juicios que se celebran contra criminales nazis, y en concreto contra unas guardianas de Auschwitz acusadas de la muerte de algunas prisioneras judías entre las que se encuentra Hanna.

Tras el desmantelamiento del campo, y mientras trasladaban a las prisioneras tuvieron que pasar la noche en una iglesia y no les abrieron las puertas pese a que, tras un ataque aéreo comenzó a arder, haciendo que murieran todas las prisioneras menos una madre y su hija, que son las principales testigos de cargo.

Pero del testimonio de la superviviente, que cuenta que Hanna hacía que alguna de las prisioneras le leyera, le hacen comprender que el problema de Hanna es que no sabe leer ni escribir.

Pese a ello, cuando el resto de las imputadas la acusan de haber sido ella la que redactó el informe en el que confesaban que ninguna se enteró del incendio y la acusan de ser ella la que estaba al mando, ella lo admite, evitando así que la sometan, por vergüenza, a una prueba caligráfica, lo que supondrá su condena a cadena perpetua.

Años más tarde Michael le envía un magnetófono y varias cintas en las que grabó la lectura en voz alta de aquellos libros que tanto le gustaban y que envía a Hanna.

Ella decide entonces acudir a la biblioteca y pide el libro de "La dama del perrito", que estudia mientras escucha las cintas, hasta que poco a poco aprende a leer ella sola.

En 1988, y tras su proceso de divorcio, Michael recibe una llamada desde prisión en la que le indican que Hanna fue indultada, y, al carecer de cualquier otro contacto le piden a él que se haga cargo de ella proporcionándole un hogar y trabajo.

Él, pese a no tener más contacto que el epistolar acepta el encargo, aunque una vez lo tiene todo arreglado, al ir a recogerla se encuentran con que ella se ha suicidado, dejando como heredera de sus ahorros a la única superviviente del campo de concentración.

La mujer no acepta ese dinero, por lo cual él se lo hará llegar a una organización judía contra el analfabetismo. Procediendo tras ello a contar su historia a su hija.

Calificación: 3