Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El libro negro


Zwartboek (2006) * Holanda - Gran Bretaña - Alemania - Bélgica

          También conocida como:
                    - "La lista negra" (Hispanoamérica)

Duración: 145 min.

Música: Anne Dudley

Fotografía: Karl Walter Lindenlaub

Guión: Gerard Soeteman, Paul Verhoeven

Dirección: Paul Verhoeven

Intérpretes: Carice van Houten (Rachel Steinn / Ellis de Vries), Sebastian Koch (Ludwig Müntze), Thom Hoffman (Hans Akkermans), Halina Reijn (Ronnie), Waldemar Kobus (Günther Franken), Derek de Lint (Gerben Kuipers), Christian Berkel (general Käutner), Michiel Huisman (Rob), Peter Block (Van Gein), Dolf de Vries (Sr. Smaal), Ronald Armbrust (Tim).

1944. Durante la ocupación alemana de Holanda, Rachel Stein, una cantante judía, se ve obligada a vivir escondida en la casa de una familia católica, hasta que un día, y mientras está junto al río observa cómo un avión estadounidense suelta varias bombas para librarse de peso, una de las cuales cae sobre la casa en que vivía.

Rob Maalderink, que la acompañaba, la ayuda a esconderse, pese a lo cual son localizados por Van Gein, un policía holandés que les ayuda a contactar con la resistencia, reencontrándose con sus padres y su hermano, huyendo junto a ellos y a otro grupo de judíos a través de las marismas hacia territorio liberado, si bien a medio camino su barco es abordado por una patrullera de las SS que los ametralla, muriendo todos excepto Rachel, que se lanza al agua, comprobando desde allí cómo los alemanes se hacen con el botín de los muertos.

Tras contactar con la resistencia, que le proporciona una identidad falsa, será Ellis de Vries, y se teñirá de rubio, colaborando activamente con la resistencia.

Gracias a ella se librarán de ser detenidos cuando les piden que abran sus maletas, cargadas de munición en el tren en el que viajan, pues se cuela en el compartimento en que viaja el capitán alemán Ludwig Müntze, con el que entablará conversación, y el cual le muestra su colección de sellos.

No podrán evitar que los alemanes encuentren sus armas tras un accidente con del camión en que las transportaban en que es detenido Tim Kuipers, hijo del líder de la resistencia Gerben Kuipers, el cual le pide que se infiltre en el cuartel de la Gestapo aprovechando que conoce a Müntze, para lo que se presentará a este llevándole sellos de los que carece, consiguiendo atraerlo y convertirse en su amante, obteniendo además un trabajo como secretaria, pese a que él se da cuenta de que es judía.

Allí reconoce en el teniente Günther Franken, al hombre que mandaba a los soldados que acabaron con su familia y los expoliaron.

Gracias a su nueva posición, Rachel consigue colocar un micrófono en la sede, de la Gestapo, escuchando gracias a ello a Van Gein, comprendiendo que este colabora con Franken al que entrega listas de judíos ricos a los que expolian juntos.

Rachel desea vengar a su familia, en contra de la opinión de Kuipers, que teme las represalias contra civiles, pese a lo cual, y desobedeciendo sus órdenes, un grupo de ellos decide secuestrar a Van Gein, aunque al no conseguirlo acaban matándolo.

Los alemanes deciden entonces, y como represalia, ejecutar a 40 rehenes, aunque Müntze, informado por Rachel de las actividades de Franken ordena paralizar la orden e informa al general de los robos de este a los judíos, aunque al no conseguir demostrarlo, acaba siendo él mismo detenido y condenado a muerte tras ser acusado por Franken de haber negociado con la resistencia el cese de las represalias a cambio de que estos dejen de matar y entreguen sus armas.

Perdida la baza de Müntze, la resistencia decide liberar a los rehenes, para lo que necesitan a Rachel, que pone como condición que liberen también a Müntze, llevándose a cabo la operación según lo previsto, aunque una vez llegan a las celdas descubren que los alemanes los estaban esperando consiguiendo escapar solo Hans Akkermans, uno de los líderes de la resistencia y el conductor.

También Rachel es detenida, demostrándole Franken que estaba al tanto de sus maniobras, conociendo la existencia de micrófonos, haciendo aparecer a Rachel ante sus compañeros como la delatora y culpable de las muertes.

Detenida junto con Müntze, ambos conseguirán huir gracias a Ronnie, la otra secretaria de la Gestapo, pese a que esta apareció siempre como una mujer frívola a la que nada le importaba la política.

Liberado el país, Franken se dispone a viajar hasta Alemania en su barco cargado con el botín obtenido, aunque Akkermans consigue acabar con él y retener el botín.

Refugiados en el campo hasta la rendición alemana, Rachel y Müntze tratan de desenmascarar al verdadero traidor, acudiendo a casa de Smaal, que creen es el verdadero traidor, aunque se niega a colaborar hasta verse a salvo en la embajada canadiense, adonde no conseguirá llegar, pues alguien acaba con él.

Mientras sigue al asesino, Müntze es detenido, y será ejecutado, al haber acordado en las capitulaciones los aliados cumplir las condenas de los alemanes.

Detenida también Rachel, acaba en una prisión donde es tratada con más saña que la de los alemanes, llegando a ser bañada en los excrementos de los presos por negarse a cantar, siendo rescatada por Akkermans, ahora coronel de la guardia del príncipe.

Tras hacerse cargo de Rachel, Akkermans, vitoreado como héroe, la lleva a su casa, donde tiene el botín de Franken. Allí le inyecta insulina para acabar con ella sabiendo que solo ella le puede desenmascarar como el hombre que delató a los suyos, aunque ella consigue escapar tras conseguir recuperarse comiendo chocolate.

Acude tras ello a ver a Kuipers, que tras localizar la fosa común donde enterraron a su hijo se dispone a honrarlo, demostrándole entonces, gracias a la agenda de Smaal, que el que él creía su amigo, Akkermans fue el verdadero traidor. Él como médico conocía a los judíos y sus fortunas y era quien elaboraba las listas.

Al verse descubierto, y temiendo su detención Akkermans huye oculto en un coche fúnebre igual que años antes huyó la propia Rachel, aunque consiguen interceptarlo.

Años más tarde Ronnie, casada con un canadiense de las fuerzas aliadas visita el nuevo Israel, donde casualmente encuentra a Rachel que trabaja como maestra en una escuela de un kibutz Stein creado con el dinero y las joyas de Akkermans.

Calificación: 3