Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El Lobo de Wall Street

The Wolf of Wall Street (2013) * USA

Duración: 180 min.

Música: Howard Shore

Fotografía: Rodrigo Prieto

Guión: Terence Winter (N.: Jordan Belfort)

Dirección: Martin Scorsese

Intérpretes: Leonardo DiCaprio (Jordan Belfort), Jonah Hill (Donnie Azoff), Margot Robbie (Naomi Lapaglia), Matthew McConaughey (Mark Hanna), Kyle Chandler (Patrick Denham), Rob Reiner, (Max Belfort), Jon Bernthal (Brad Bodnick), Jon Favreau (Manny Riskin), Jean Dujardin (Jean-Jacques Saurel), Joanna Lumley (Tía Emma), Cristin Milioti (Teresa), Christine Ebersole (Leah Belfort), Katarina ?as (Chantalle), P. J. Byrne (Nicky Koskoff "Felpudo), Kenneth Choi (Chester Ming), Brian Sacca (Robbie Feinberg "Atontado").

Un anuncio de Stratton Oakmont define el mundo de las inversiones de Wall Street como una jungla de animales salvajes, donde ellos son los leones, profesionales entrenados para guiara a los inversores en el mundo salvaje de las finanzas

En la misma planta por la que paseaba un león, un grupo de personas lanza a enanos contra una diana. Presentándose el último en lanzarlos como Jordan Belfort, hijo de unos antiguos contables de clase media que vivían en Bayside, Queens.

Recuerda que cuando cumplió los 26 años dirigía su propia agencia de bolsa y ganó 49 millones de dólares, no habiendo llegado, por solo tres al millón a la semana.

Tenía un Ferrari blanco y una enorme mansión, estando casado con Naomi Lapaglia, una bellísima mujer, ex modelo y la chica de los anuncios de la cerveza Miller, teniendo además un jet privado, varias casas de vacaciones, 6 coches, 3 caballos y un yate de 52 metros de eslora, confesando que le encanta apostar, beber, acostarse con prostitutas 5 o 6 veces por semana, y que adora las drogas, teniendo a 3 agencias federales distintas intentando inculparle.

Bajo el efecto del alcohol y las drogas pilota un helicóptero que aterriza bruscamente.

Asegura consumir drogas suficientes como para sedar a Manhattan, Long Island y Queens durante un mes, aunque su mejor droga es el dinero, que asegura, no solo te ayuda a vivir mejor, sino a parecer mejor persona gracias a sus donativos.

Cuando cumplió 22 años, y recién casado con Teresa Petrillo, ya suspiraba por hacerse rico, consiguiendo trabajo en Wall Street, donde fue recibido por Peter DeBlasio como la última mierda, siendo su trabajo conectarlo a él - que le cuenta que ganó 300.000 dólares el año anterior -, y su jefe Mark Hanna - que ganó 1 millón -, con posibles inversores hasta que no consiga la licencia como corredor, asombrándole lo malhablados que son los que trabajan en Wall Street.

Hanna le invita a comer, contándole que su secreto son la cocaína y las putas, explicándole que su negocio consiste en conseguir pasar el dinero de su cliente a su bolsillo, ya que en su negocio no crean nada ni construyen nada, asegurándole que los inversores se ponen muy contentos cuando creen que han ganado, aunque en realidad nunca ven ese dinero, pues ellos los convencen de que vuelvan a invertirlo.

Le explica que para conseguir el éxito debe estar relajado, preguntándole cuántas veces se masturba a la semana, diciéndole él que 3 o 4 veces, a lo que Hanna le dice que esas son cifras de novato y que debe mejorar, masturbándose al menos dos veces al día, y la segunda clave es la cocaína, que permite al cerebro estar más alerta, tras lo que hace que canturree y se golpee el pecho en una especie de canto tribal.

Jordan se prepara conociendo los entresijos del negocio bebiendo y acostándose con prostitutas, hasta conseguir finalmente su licencia, aunque su estreno coincide con el lunes negro, el 19/10/1987 en que la bolsa bajó 508 puntos, coincidiendo su primer día con licencia con el cierre de puertas de su empresa y su pérdida de trabajo.

Su mujer le propone empeñar su alianza a lo que él se niega, negándose ella a que acepte cualquier trabajo que no esté relacionado con su pasión por las finanzas, por lo que lo anima a acudir a Long Island, donde ve un anuncio para agentes de bolsa.

Cuando llega hasta el lugar del anuncio, el Centro de Inversores, se encuentra una oficina que no aparenta ser un centro de finanzas, donde no hay ordenadores, pues solo trabajan con lo que llaman hojas rosas, acciones de a centavo, tal como le explica Dwayne, el director del centro, que le explica que trabajan con empresas que no pueden entrar en el Nasdaq, siendo sus inversores gente de escasos recursos que ven sus anuncios en las revistas porno, si bien los márgenes son muy grandes, pues en Wall Street se llevaba un 1%, mientras que con las hojas rosas se llevan un 50%.

Pronto sus compañeros observan asombrados la capacidad de Jordan para vender acciones, explicando a sus compradores que invierten en una empresa puntera en tecnología, Aerotyne, consiguiendo venderle acciones por valor de 4.000 dólares, de una empresa que ocupa un cobertizo, siendo admirado por todos sus compañeros, consiguiendo grandes beneficios, y comprándose un Jaguar.

Un día, mientras come en un bar se le acerca Donnie Azoff, que le dice que es vecino suyo y que vende muebles infantiles, y que le pregunta por su trabajo, para, tras enterarse que gana 70.000 dólares al mes, dejar su empleo para trabajar para él.

Donnie, que tiene los dientes blanqueados y usa gafas sin graduación para parecer más interesante está casado con una prima carnal con la que tiene dos hijos.

Tras algún tiempo trabajando, deciden establecerse por su cuenta, alquilando un viejo garaje, contratando a gente con experiencia en ventas de su antiguo barrio, aunque lo que vendieran fuera carne, neumáticos y sobre todo marihuana

Él alecciona en las técnicas de ventas a sus amigos Robbie Feinberg, el "Atontado", Alden Kupferberg, el "Nutria", Chester Ming, el "Chino Depravado" y Nicky Koskoff, el "Felpudo", aunque no consigue al que más quería, Brad.

Su mujer le pregunta si no se sentiría mejor vendiendo las acciones a gente con dinero, ocurriéndosele entonces reinventar la empresa, puliendo a sus trabajadores para enseñarles a vender a gente con dinero de verdad, creando Stratton Oakmont, contratando a algunos de sus antiguos compañeros del Centro de Inversiones, siendo su objetivo tratar de contactar con las grandes fortunas partiendo de un guión, atrayéndolos con acciones de grandes empresas conocidas, para, una vez que confían en ellos, venderles las acciones de las hojas rosas, llevándose el 50%.

La empresa crece de forma meteórica, consiguiendo 28,7 millones en comisiones en acciones de a centavo y lo celebrarán, ofreciéndole 10.000 dólares por raparse la cabeza a una de sus asistentes, tras lo cual hace entrar a una banda de música que desfilan medio desnudos, antes de hacer entrar a un nutrido grupo de strippers / prostitutas, corriendo el champán y la coca, acabando la fiesta en una gran orgía.

Su fama trasciende y publican un reportaje sobre él en que lo llaman "El lobo de Wall Street", calificándolo como un perverso Robin Hood que roba a los ricos para embolsárselo él asegurándole su mujer que no existe la mala publicidad al verlo enojado, descubriendo al día siguiente que se agolpan ante sus oficinas decenas de jóvenes que aspiran a trabajar en su compañía, dándose cuenta así de que se ha convertido en una superestrella.

Aunque no todo es bueno. Las noticias de sus actividades llegan también al FBI, empezando a investigar sus actuaciones el agente Patrick Denham.

En pocos meses crecen y se mudan a oficinas más grandes, llegando a tener un chimpancé como encargado de repartir la correspondencia en patines, llegando el desmadre a ser de tal magnitud que tuvo que prohibir el sexo en las oficinas, lo cual no sirvió de mucho, narrando el caso de una mujer que hizo una felación a uno de sus agentes, Ben, en un ascensor de cristal, teniendo tal éxito su técnica, que Jordan y Donnie hicieron un trío con ella antes de que Ben se casara con ella, pese a lo cual las cosas no fueron bien y se deprimió, acabando por suicidarse tres años después.

Para tratar de controlar un poco el desmadre, Jordan recurre a su padre, al que conocen como Mad Max por su carácter irritable, aunque pese a su rectitud y sus broncas, al ver los gastos en comidas y prostitutas, ellos continúan igual, celebrando fiestas, como la del lanzamiento de enanos.

Tras ello deciden buscar compañías que sacar ellos a bolsa mientras se ponen hasta arriba de quaaludes, medicamentos que se usaban para personas con trastorno de sueño, pero que si te resistías a dormirte te daba un gran subidón, durante uno de los cuales Donnie lanza un nombre: "Steve Madden", diseñador de zapatos de moda, que era amigo suyo y que puede ser su gran lanzamiento, aunque tras esa gran idea forma un gran escándalo cuando comienza a masturbarse ante todos los invitados a una fiesta, mientras mira a Naomi, una rubia espectacular por la que Jordan se siente fascinado pese a que va acompañada de su novio, el cual se siente molesto al ver el interés de Jordan por ella, por lo que, tras el incidente de Donnie deciden marcharse.

Jordan se las arregla para quedar a cenar a solas con Naomi, que le explica que tiene familia en Europa y que es diseñadora de lencería.

La acompaña a su casa, y cuando piensa en no caer en la tentación aparece ella desnuda ante él, cayendo de lleno en la tentación, empezando a verse desde ese día a menudo hasta que un día son sorprendido por Teresa mientras él esnifa cocaína sobre el pecho de Naomi en una limusina.

Él comienza excusándose, aunque finalmente debe reconocer que quiere a Naomi, pidiendo tres días más tarde el divorcio y llevándose a Naomi a vivir con él.

Ella transforma su casa y contrata a un eficientísimo mayordomo gay, aunque un día Naomi regresa a su casa y se encuentra con una orgía de su mayordomo y sus amigos, desapareciendo 50.000 dólares, por lo que le acaban dando una paliza.

Pero él no le da demasiada importancia al dinero. Lo gana de diversas maneras, como poniendo acciones a nombre de Brad y haciéndolas subir él mismo para luego venderlas, debiendo contratar a un abogado, Manny Riskin para que le asesore, pues gana tanto dinero que no sabe ya qué hacer con él.

La comisión del Mercado de Valores envía a dos abogados a examinar sus archivos, sin preocuparle demasiado, lanzando ellos su propia OPV.

Le regala a Naomi un anillo con un gran diamante amarillo y le pide que se case con él, realizando la despedida de soltero en Las Vegas, empezando la bacanal ya en el avión que transportaba a los invitados junto con 50 prostitutas, teniendo otras tantas esperándoles a su llegada y una gran cantidad de droga y bebida, gastándose 2 millones en un fin de semana, incluyendo la restauración de la planta 28 del hotel.

Posteriormente se casan en las Bahamas, acudiendo incluso la tía Emma, desde Inglaterra, tras lo cual Jordan le entrega su regalo de boda a su mujer, un yate llamado Naomi en el que pasarán tres semanas navegando por el Caribe hasta acabar en Long Island donde se había comprado una mansión en la Gold Coast.

8 meses más tarde tienen una hija, Skyler, pero Naomi se muestra harta de sus tonterías, como la de llegar en helicóptero formando un gran escándalo.

Harta de su vida, Naomi le dice que a partir de ese día usará faldas muy cortas y dejará de usar bragas, pero que él no podrá tocarla, mostrándole él que sus guardaespaldas están viendo su entrepierna desde una cámara.

Y ese día es el elegido para lanzar la OPV, de la que, en secreto Jordan y Donnie poseen el 85% de las participaciones, algo prohibido. Y él arenga a sus corredores para que vendan sus acciones, consiguiendo que en tres minutos desde su salida al mercado el precio de las acciones pase de 4,50 a 18 dólares.

De los dos millones de acciones 1 millón era de Jordan, que lo celebra feliz cuando recibe una llamada del hombre que filmó su boda, requerido por el F.B.I. para que les entregue una copia del mismo, por lo que empieza a preocuparse citando a Denham y al Agente Hughes en su lujoso yate mostrándose molesto de que los investiguen a ellos en vez de a las grandes agencias, entregándoles el listado de los asistentes a su boda tras lo que les cuenta una labor ayudando a una persona con problemas médicos y asegurando que lo haría por cualquiera, lo que Denham interpreta como un intento de soborno, tras lo que Jordan los echa de su yate lanzándoles unas langostas que sabe que no puede permitirse, mostrándoles que tenía en su bolsillo un taco de billetes que representan lo que ellos ganan en un años, comenzando a lanzarles billetes, que él dice llama cupones regalo.

Tras ello decide poner a salvo su dinero, llevándolo a Suiza, donde "Felpudo" tiene un amigo que les ayudará a colocar el dinero, haciendo el viaje totalmente drogado, por lo que debe ser inmovilizado por el comandante.

Una vez en Suiza le presentan a Saurel, al que le pregunta por sus leyes sobre el secreto bancario, asegurándoles que no colaboran con otros países más que cuando el delito lo es también en Suiza, lo que sí ocurre en el caso del fraude de valores, aunque conseguirán capear el problema, poniendo el dinero a nombre de otra persona, por lo que decide viajar a Inglaterra y convence a Emma, la tía de Naomi para poner el dinero a su nombre, pues cree que le será más fácil con una europea.

Para llevar el dinero, forran de billetes a Chantalle, la novia eslovena de Brad, nacida en Suiza, lo que les ayudará a pasarlo mejor, aunque tienen tanto dinero que deben recurrir a toda la familia y amigos de Chantalle, que en 6 viajes llevaron 20 millones.

También Donnie desea colocar su dinero en Suiza, pero su prepotente actitud hace que Brad lo golpee, por lo que cuando se vuelven a ver Donnie se muestra despectivo con él e insulta a Chantalle, lo que hace que lo ataque, siendo vistos por unos policías que lo sorprenden con el maletín acabando por ello en la cárcel.

Un día Donnie aparece con una partida de quaaludes llamados 714 que se dejaron de fabricar muchos años antes pero con fama de ser el triple de potentes que cualquier otro, y esa noche ambos empezarán a tomarlos esperando su efecto, que ven que no llega, por lo que toman más, pensando que deben estar pasados y perdieron potencia.

Mientras esperan recibe una llamada de Bo Dietl, el espía que trabaja para él, que le pide que lo llame desde una cabina, debiendo ir hasta el club de campo, contándole Bo que Brad está en la cárcel y que han pinchado todos sus teléfonos.

Y de pronto, y mientras habla, empieza a desvariar sufriendo una fase de parálisis cerebral, por lo que debe salir gateando hasta su coche, debiendo dejarse caer por las escaleras para llegar hasta él, en el que consigue subir tras recibir una llamada de Naomi advirtiéndole que Donnie está hablando con Saurel.

Jordan conduce muy despacio, consiguiendo llegar sano y salvo y con el coche intacto, tratando de conseguir que Donnie cuelgue el teléfono, aunque cuando consigue quitárselo, Donnie come embutido y se asfixia sin que Naomi sepa qué hacer, ni él esté en disposición de hacer nada, hasta que, viendo a Popeye en la tele se le ocurre tomar sus "espinacas", un recipiente con cocaína, pudiendo tras tomarla ponerse en pie y llegar hasta Donnie, al que masajea el pecho hasta conseguir que eche el jamón y se salve.

A la mañana siguiente le despiertan dos policías que le preguntan si salió con su coche la noche anterior, comprobando cuando sale a su puerta que su Ferrari está en un estado penoso, porque su regreso no fue tan placido como él pensaba, chocando contra varios elementos, siendo llevado a comisaría, aunque deben soltarle al carecer de pruebas de que fuera él quien lo conducía.

Brad cumple tres meses por desacato al negarse a delatar a Donnie

Jordan se libra de todos los cargos, pero es vigilado constantemente y su abogado le aconseja que haga un trato acusándose de cargos menores por los que pagaría varios millones, pero se los quitaría de encima y que dimita, decidiendo hacerlo.

Reúne a todos sus subordinados para anunciar su dimisión, diciendo que les ha enseñado a no rendirse, y él debe hacerlo, aunque cambia de opinión a medida que va hablando para concluir diciendo que no se irá, para alegría de todos, celebrándolo por todo lo alto en su yate, ya con Brad fuera, aunque decidido a dejar el negocio, pese a lo cual murió dos años después por un infarto masivo.

Roto su trato, empiezan a lloverles citaciones a todos los socios que son interrogados durante meses, sin que nadie parezca recordar nada de la OPV ni de otras anomalías.

Jordan y Donnie deciden ir con sus esposas a Italia, dejando al cargo a Felpudo, aunque ellos lo dirigen desde el yate, donde reciben la noticia de que Madden está vendiendo paquetes de acciones de su compañía, aprovechando que estaban a su nombre pese a que en realidad le pertenecían a Jordan, tras enterarse de sus problemas con la policía., por lo que para vengarse ordena que pidan a todos los suscriptores que vendan sus acciones y hundirlo.

Y todo empeora, pues llega entonces Naomi llorando y anunciando la muerte de su tía Emma, quedando sus 20 millones de dólares presos en una cuenta suiza, por lo que llama a Saurel que le pide que vaya de inmediato a Suiza, donde tienen preparado un falsificador que hará constar que la tía Emma lo nombró heredero.

Decide ir por tanto a Mónaco desde donde pasarán a Suiza sin sellar sus pasaportes, debiendo pelearse con Naomi, que piensa que deben ir a Londres para el funeral y con el propio capitán que piensa que quizá la mar esté demasiado picada.

La tormenta es más fuerte de lo esperado, destrozando el yate, debiendo ser rescatados por un barco italiano, observando Jordan por la escotilla cómo explota ante sus ojos el avión que él había pedido al colarse una gaviota en el motor, lo que él considera una señal de Dios.

Belfort graba un anuncio para la televisión anunciando uno de sus seminarios como estratega ayudando a conseguir dinero, siendo detenido mientras graba el publirreportaje, por la policía.

Jordan se revuelve sin entender que tras dos años limpio y habiendo cambiado de trabajo le detengan, y todo porque Felpudo cometió la torpeza de reunirse con Saurel, que había viajado a Estados Unidos, doliéndole más que la detención del suizo no fuera por delitos relacionados con él, sino con el blanqueo de dinero del narcotráfico, delatándolo para reducir su condena, tras delatar también a Chantalle, la mujer de Brad, con la que se había liado durante sus viajes a Suiza.

Le imponen 10 millones de fianza, debiendo quedar en arresto domiciliario, y con un localizador en su pierna, recibiendo la visita Donnie que le dice que cubrirán su fianza.

Denham trata de conseguir la colaboración de Jordan prometiéndole una rebaja en su pena si colabora, debiendo llevar un micro y delatar a todos sus colaboradores.

Jordan se lo cuenta a Naomi, diciéndole que si acepta colaborar su condena puede ser de solo 4 años, tras lo cual podrán reanudar su vida. Hace tras ello el amor con ella, diciéndole Naomi al terminar que es la última vez que lo hacen, pidiéndole el divorcio, ante lo que él le dice que no se llevará a sus hijos, llamándola puta furcia, ante lo que ella lo abofetea, respondiéndole él con una bofetada más fuerte.

Corre entonces hasta un sofá y tras rajarlo extrae una bolsa de cocaína que esnifa, continuando con la discusión, tras lo que coge a su hija Skyler de la cama y llevándosela con él hasta el coche mientras Naomi y la criada tratan de detenerlo.

Sale a toda velocidad marcha atrás llevándose por delante la puerta del garaje que estaba empezando a bajar hasta chocar con una columna, sacando Naomi a Skyler sin que él, que sí tiene una herida en la cabeza, se lo impida.

Accede tras ello a colaborar con la policía llevando un micrófono oculto, entregándoles una extensa lista con sus amigos, enemigos y socios tras lo que acude a su empresa donde es aclamado, reuniéndose con Donnie, con el que sale a comer.

Pero no desea traicionarlo y desliza una nota bajo la servilleta advirtiéndole que lleva un micrófono y que no se incrimine cuando le pregunta por Madden, asegurando Donnie que estaba tan colgado que no recuerda nada.

Al día siguiente Jordan es despertado por Denham y dos hombres que acuden a detenerlo por haber violado su acuerdo, mostrándole la nota que enseñó a Donnie.

Este, por su parte se dedica a borrar de su ordenador todos los archivos comprometedores cuando irrumpe el F.B.I. en las oficinas de su empresa.

Entregó a todos sus conocidos a cambio de una condena de 36 meses en una prisión Federal de Nevada, donde, al llegar tuvo miedo, hasta que se dio cuenta de que era rico y que vivía en un lugar donde todo estaba en venta, por lo que su estancia en prisión no fue demasiado dura pudiendo dedicarse a jugar al tenis.

A su salida Jordan pasó a dedicarse a formar agentes comerciales, no solo en su país, sino por todo el mundo, apareciendo en una de sus clases en Auckland, Nueva Zelanda, tras haberse ganado una merecida fama de vendedor.

Calificación: 3