Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El pasado
El pasado

Le passé (2013) Irán / Francia

Duración: 130 min.

Música: Evgueni Galperine y Youli Galperine

Fotografía: Mahmuoud Kalari

Guión y Dirección: Asghar Farhadi

Intérpretes: Bérénice Bejo (Marie Brisson), Tahar Rahim (Samir), Ali Mosaffa (Ahmad), Pauline Burlet (Lucie), Elyes Aguis (Fouad), Jeanne Jestin (Léa), Sabrina Ouazani (Naïma), Babak Karimi (Shahryar), Valeria Cavalli (Valeria).

Marie acude al aeropuerto a recoger a Ahmad, que llega desde Irán, y cuya maleta ha desaparecido, debiendo correr juntos hasta el coche, pues llueve demasiado.

Ahmad le pregunta si el coche es suyo, diciendo ella que se lo prestaron, viéndole que le cuesta conducir por tener su muñeca herida.

Él le pregunta si las niñas saben que está allí diciendo ella que no porque tenía miedo de que cambiase de idea como la vez anterior, señalando él que le gustaría verlas, a lo que Marie le responde que recogerán a Lucie e irán a casa, pues no contrató hotel, al no estar segura de que fuera a ir pese a que quedaron en ello, asegurando que no les molesta, diciendo que solo estará allí hasta que aparezca su maleta en el aeropuerto.

Pero cuando llegan al colegio ven que Lucie se fue ya, quejándose porque la noche anterior volvió a las 11 a casa y lleva dos meses haciendo tonterías, por lo que le pide que hable con ella, aunque él duda que se acuerde de él después de tanto tiempo.

Cuando llegan a casa ve a dos niños tratando de arreglar una bicicleta, ayudándoles él, reconociéndolo finalmente Léa, que le dice que el otro niño es Fouad.

Cuando entra en casa ve que han cambiado algunas cosas y que están en plena tarea de repintado, diciéndole Marie que sus libros, ayudándole él con el secador debido al dolor de muñeca de ella, que a su vez le deja ropa para que se cambie.

Fouad lo mira con recelo, pues debe compartir su habitación con él, diciéndole Marie que solo serán unos días.

Ahmad le pregunta al niño si el coche de fuera es el de su padre y él dice que sí, que vive allí con él desde que empezó el cole.

Le pregunta luego a ella si vive con alguien, a lo que le responde que sí y que se lo dijo en un email, diciendo él que no recibió ninguno, preguntándole si no le dio una pista el hecho de que le pidiera el divorcio.

Ahmad asegura no querer molestar y le dice que se irá, aunque Marie le dice que su novio no irá mientras está allí.

Ahmad le vuelve a recordar que le pidió que le cogiera un hotel y decide marcharse, quedando para el día siguiente en el juzgado, aunque ella le reprocha que no espere para ver a Lucie, diciendo que la verá al día siguiente, diciéndole Marie que espera que cumpla su promesa, diciendo él que no prometió nada, diciéndole ella que lo hizo.

Desde la casa ve cómo Marie Ann le regaña a Fouad por mancharlo todo al pisar donde no debía, tras lo que el niño sale corriendo diciendo que quiere irse a su casa mientras Marie lo arrastra hasta su habitación, pataleando el niño hasta tirar un bote de pintura, recordándole que no es su madre.

Lo encierra en la habitación, golpeando el niño la puerta.

Ahmad le dice a Marie que se vaya a trabajar, que él recogerá la pintura y esperará a que llegue Lucie.

Como Fouad continúa pataleando la puerta decide hablar con él y tratar de calmarlo preguntándole a dónde quiere ir, diciendo que a su casa, diciendo Léa que su casa está muy lejos, en París y no puede ir.

Ahmad le pregunta si quiere que llame a su casa, aunque el niño le dice que no hay nadie en su casa, preguntándole Ahmad si se quiere ir porque le ha regañado, recordándole que lo ha hecho porque se ha portado muy mal tirando la pintura, diciendo el niño que no es por la pintura, preguntándole si es por él y si quiere que se vaya.

Marie se pasa por la tintorería de Samir su novio y padre de Fouad y le cuenta que se retrasó el vuelo, pero que llegó ya, devolviéndole las llaves del coche.

Le pregunta también si fue al hospital, respondiéndole él que sí, que habló con la enfermera y que está como siempre.

Le dice que le llamó Fouad porque no quería quedarse en su casa, diciendo que le irá a buscar, señalando ella que es porque le regañó, pero que es la primera vez que lo ha hecho, reconociendo que se pasó.

Tras despedirse ella se va a la parafarmacia donde trabaja.

Ahmad les prepara a los niños una barbacoa con maíz tostado.

Cuando llega Lucie sube directamente a su cuarto, sin verlo, aunque cuando este llama a su puerta adivina que es él, reconociendo que sabía que llegaba.

Cena con los tres chicos tras lo que habla con Lucie, que le dice que llega a casa tarde y solo para dormir porque no tiene otro sitio donde hacerlo, reconociendo él que no se siente cómodo debido a que su madre tiene un novio con el que no quiere encontrarse, diciéndole Lucie que también es incómodo para ella, preguntándole si su madre es para él solo una "ex" después de haber vivido con ella durante años, diciendo él que todo cambió y se separaron y que ella ya es mayor para entenderlo.

Le dice que su madre le pidió que hablara con ella para enterarse de lo que le pasa, respondiendo Lucie que su madre lo sabe y que lo que le pasa es que no le apetece verse con Samir cuando llega, preguntándole Ahmad si no es un buen tío, diciendo ella que no lo conoce y que no ha hecho nada, pero que allí no pinta nada.

Él le dice que su madre tiene el derecho de vivir con quien quiera, diciéndole ella que no es normal que esté con un hombre con un niño y con una mujer en coma, recordando que desde que nació ha cambiado tres veces de novio y siempre ocurre lo mismo. Que llegan, se quedan unos años y se van.

Cuando llega su madre del trabajo cena lo que él le preparó, contándole que habló con Lucie y que lo que le ocurre es que no quiere que vuelva a casarse y que él se marche como los demás, por lo que le pide que trate de convencerla antes de tomar una decisión, aunque ella dice que ya lo decidió.

Ahmad comparte litera con Fouad, al que debe acompañar al baño, escuchando a Marie disculpándose con Samir por no haberse podido controlar y asegurándole que no volverá a pasar.

Marie le echa colirio en los ojos que tiene mal debido a la pintura, contándole este que habló con la enfermera tras aparecerle a su mujer unos arañazos en el vientre que le aparecieron tras las dos últimas visitas, señalando Marie que tal vez no tuvo que ver con las visitas y fue un acto involuntario.

Mientras hablan llaman a la puerta de la habitación, apareciendo Fouad, que no se atreve a subir debido a que está oscuro, diciéndole su padre que se irán, aunque Fouad le dice que tiene mucho sueño y que se quiere quedar, dejándole Marie dormir con ella.

Al día siguiente deben prepararse para marcharse al juzgado, arreglando antes Ahmad el fregadero que estaba atascado, presentándose entonces Samir.

Marie y Ahmad dejan a los niños en clase y van hacia el juzgado, preguntándole Ahmad por el camino como se conocieron ella y Samir, diciendo ella que en la farmacia, adonde él iba a buscar medicamentos para su mujer que era depresiva.

Luego, mientras esperan en el juzgado, ella le pregunta qué le ha parecido Samir, diciéndole él que antes de responderle debe decirle si va en serio con él, diciéndole ella que si no fuera en serio no estaría embarazada de él.

El juez dictamina que al no haber hijos en común no hay impedimentos para el divorcio, que será efectivo ese mismo día, 19 de octubre de 2012, quedándose ella en Sebrán.

Entretanto llega la maleta de Ahmad a casa de Marie, recogiéndola Samir.

Al mediodía Ahmad espera a Lucie a la salida de clase y van a comer al bar de Shahryar, un amigo de Ahmad que se alegra mucho de volver a verlo.

Lucie le pregunta si fueron al juzgado, diciéndole él que sí, diciendo ella que entonces se acabó, a lo que Ahmed le responde que ya estaba acabado.

Le dice que a él no le cayó mal Samir, pero ella le dice que está aún está casado y que su mujer está en coma porque intentó suicidarse, tras lo que comienza a llorar, por lo que deben salir del restaurante.

Le explica a Ahmad que no cuenta lo del suicidio porque teme que se sepa que la mujer lo hizo porque sabía que estaba liado con su madre y le dice que no quiere que estén juntos, y que si se casan no volverá a pisar esa casa, debiendo contarle él que su madre está embarazada.

Pero Lucie le dice que su madre está con ese hombre porque se parece a él.

Ahmad llega empapado a casa por la lluvia, y dice que ha ido a por la maleta, pues no quiere perder el último tren, recogiendo una maleta al cobertizo, ya que la suya está rota, viendo en una de ellas fotos de su pasado con Marie.

Antes de irse, pide que llame a los niños para darles unos regalos, aunque Samir dice que a Fouad no debe dárselo, pues hizo algo mal y merece un castigo, diciendo Marie que lo hicieron los dos, aunque él dice, solo responde por el suyo.

Marie le explica a Ahmad que abrieron su maleta y cogieron los regalos, y Samir los volvió a meter, diciendo ella que pedirá que se disculpen, aunque Samir cree que si los perdonan aprenderán a zafarse con disculpas toda la vida, aunque Ahmad insiste en entregárselos, pues les dijo que se los había comprado.

Léa pide perdón, pero Fouad dice que no debe hacerlo porque él no cogió nada de la maleta, diciéndole su padre que aunque no lo hiciera estaba con ella y debió decirle que no lo cogiera, debiendo obligarlo su padre a pedir perdón.

Luego, ya solos Léa le dice que le ha echado la culpa y fue él quien le hizo ver que la maleta estaba abierta, por lo que discuten.

Lleva juguetes a los niños y un vestido para Marie, que le dice es de la misma talla que tenía 4 años antes.

Al ver que va a fumar Samir le dice que no debe hacerlo en su estado, diciendo ella que está preocupada porque Lucie nunca había vuelto tan tarde, diciéndole Samir que saldrá a buscarle, decidiendo Ahmad acompañarlo temiendo que no quiera volver con Samir.

Antes de salir ella le pregunta por qué se puso Lucie a llorar en el restaurante de Shahryar, pues cree que lo que le dijera es la razón por la que no ha vuelto, contándole él que le dijo que estaba embarazada, aunque no cree que ese sea el problema, diciéndole él que estaba al tanto de todo, contándole lo del suicidio de la mujer de Samir por su relación con él.

Marie le dice que la mujer de Samir ya estaba deprimida antes de que se conocieran, recordándole Ahmad que ella dijo que la mujer se sentía mal cada vez que la veía, diciéndole ella que no se sentía mal, sino que estaba mal y no por verla a ella y le dice que lo que él quiere escuchar es que es culpa suya, diciendo él que fue ella la que le pidió que averiguara qué le pasa a Lucie y es lo que hizo, diciéndole además que no cree que una madre con un niño pequeño quiera suicidarse, diciéndole ella que cómo le puede decir él eso, preguntándole si no recuerda como estaba.

Le dice además que la mujer ya intentó suicidarse cuando su bebé tenía 9 meses y entonces ella no estaba con él.

Sale con Samir a buscar a Lucie, preguntándole el primero hasta cuándo se quedará, diciendo él que no sabe aun cuándo se irá, diciéndole Samir si era necesario que hiciera el viaje, a lo que Ahmad le responde que le apetecía ir por ver a Marie y a las niñas, diciéndole Samir que cree que todavía hay algo entre ellos, pues les ha visto discutir y eso solo pasa si queda algo, asegurándole que discutían por Lucie, debiendo contarle que la actitud de esta se debe a un malentendido relacionado con el intento de suicidio de su mujer, contándole Samir que lo hizo por un problema con una clienta, lo que unido a la depresión le llevó a tomar esa decisión.

No consiguen encontrarla, asegurando Marie que es la primera vez que no va a dormir, diciéndole Ahmad que tal vez fue a ver a su padre, diciéndole Marie que no es posible, pues este vive en Bruselas y además no se lleva bien con él.

Ahmad llama a su amigo Shahryar, que le dejó un recado de que lo llamara, y que le cuenta que Lucie está con él, preguntándose Marie por qué no se lo dijo antes, diciéndole que se quedaba con la condición de que no se lo dijera a nadie, decidiendo Marie ir a buscarla, aunque Shahryar le prometió que no se lo diría a Marie, diciéndole Samir que si va ella a buscarla no volverá, diciendo Marie que si no quiere estar con ella deberá irse a Bruselas con su padre, yendo finalmente Ahmad a buscarla.

Shahryar le dice que no pudo llamarle a él por no tener móvil y que si se lo hubiera dicho a su madre la chica se hubiera ido.

Ahmad la despierta y le dice que su madre la espera, diciéndole Lucie que no quiere volver esa noche, diciéndole él que llamará a su madre para que hable con ella, diciéndole que esa noche se queda allí, viendo cómo su madre le cuelga.

Ahmad habla con ella y le recuerda lo mal que lo pasó él años atrás, pidiéndole que recuerde los últimos meses que vivió con su madre y cómo estaba, hasta el punto que ni trabajaba ni salía, ni quería vivir, por lo que comprende lo que le ocurría a esa mujer.

La chica le pregunta si pensó en suicidarse, diciendo él que sí. Y le pregunta si también intentó hacerlo con detergente delante de Léa y de ella y le pregunta si cree que una mujer que va a la tintorería de su marido y se toma una botella de lejía delante de este y de su hijo lo hace solo porque se quiere morir, en vez de tomarse unas pastillas.

Él le dice que todo son suposiciones, y que al día siguiente la empleada de Samir le contará cómo fueron las cosas en realidad.

Samir le dice a Marie que le diga a su hija que Fouad y él se van una temporada para que regrese pese a que Fouad no quiere hacerlo, debiendo obligarlo a salir del metro, pues el niño asegura que desea volver a casa de Marie, recordándole que le dijo que esa iba a ser su casa para siempre, preguntándole por qué Lucie no lo quiere, diciéndole él que teme que quiera quitarle a su madre.

Samir le pregunta si él echa de menos a su madre y si quiere ir a verla, diciendo el pequeño que su madre le da miedo, y que quería morir y por eso se mató, diciendo que deben quitarle los aparatos que le hacen respirar.

Al día siguiente van en efecto a hablar con Naïma, que les cuenta el suceso que les dijo Samir que provocó todo, contándoles este que fue motivado porque Céline tuvo una bronca con una clienta que al ir a recoger un vestido vio que este tenía una mancha y le dijo que le habían hecho ellos, insistiendo Céline en que ya la tenía.

Naïma trató de mediar diciéndole que le limpiarían la mancha, pero Céline le dijo que ella no debía hablar y que no lo harían y tiró el vestido a la calle, ante lo que la clienta le dijo que la denunciaría a la policía, por lo que ella decidió llamar a Samir.

Naïma pensó en marcharse porque estaba cobrando en negro, pero ella no le dejó marcharse, pues quería que dijera a los policías que la mancha ya estaba antes.

Cuando llegó Samir le pidió disculpas a la clienta y le dio dinero para un vestido nuevo esperando que los perdonara, señalando la mujer que aceptaba si Céline se disculpaba, a lo que esta se negó regañando además a Naïma por haber llamado a Samir, queriendo esta irse, aunque lo que hizo Samir fue echar a su mujer, habiendo ocurrido esto 4 o 5 días antes de que Céline intentara suicidarse.

Cuando se marchan Ahmad le dice a que cuando alguien está así basta una tontería para hundirse, pero Lucie le cuenta entonces que la víspera del suicidio ella le mandó a Céline todos los correos que Samir y su madre se habían enviado.

Le dice tras ello que se irá a Bruselas, diciéndole él que allí no aguantará ni dos días y que debe volver con su madre, aunque le dice que no puede hacerlo porque Céline está en coma por culpa de ella y no puede ni siquiera mirarle a los ojos a su hijo.

Ahmad le dice que o se lo cuenta a su madre o vivirá angustiada toda su vida y que si espera unos años será demasiado tarde, aunque Lucie dice que no quiere contárselo, diciéndole él que su madre tiene derecho a saberlo, pues es muy importante para ella.

Una vez en su casa Marie les pregunta por la reunión con la empleada de Samir.

Ahmad le pregunta si le dijo a Lucie que él iba a ir a París, diciéndole esta que no, asegurándole que sin embargo lo sabía, diciéndole que quizá leyó sus e-Mails.

Léa y Lucie hablan en la habitación, diciéndole la pequeña que si se va con su padre ella la acompañará pese a que la mujer de su padre es un poco rara.

Ahmad le cuenta lo que Lucie le confesó y la llaman, preguntándole su madre cuando baja qué le hizo para que le haya hecho eso, lanzándose hacia ella, debiendo intervenir Ahmad para separarlas, diciéndole Marie que se marche de casa.

Ahmad le dice que él la convenció para que le contara todo, pudiendo haberle dicho lo contrario, pidiéndole a Lucie que suba a su habitación aunque la madre insiste en que se vaya.

Ahmad le dice que fue ella quien envió los correos y no Lucie, y además fue ella la que le pidió que hablara con Lucie, preguntándole por qué le ha hecho venir ahora y no el año anterior cuando no se iba a casar, creyendo que lo ha hecho para vengarse, diciéndole además lo de su embarazo justo antes de entrar al juzgado, diciéndolo Marie que se marche él también.

Pero llega entonces Léa diciendo que Lucie se marcha.

Ahmad la para y le pide que se quede, diciéndole que contó todo para evitar que esté sufriendo toda su vida. Ella le dice que está sufriendo en ese momento, tras lo que se marcha, aunque antes le pide que le deje dinero, diciéndole que él irá con ella, aunque entonces reacciona Marie y le pide que no vaya, que irá ella.

Léa le pregunta a Ahmad qué ponía en los e-Mails, diciéndole este que no lo sabe mientras Marie sale a buscar a Lucie y le pide que vuelva.

Ahmad va a casa de Shahryar que le pide que no se deje caer y corte, pues nadie es indispensable, aunque él le dice que quizá si no se hubiera ido y las hubiera abandonado no habría ocurrido eso, diciéndole Shahryar que si no las hubiera dejado entonces lo habría hecho un año después, pues no está hecho para vivir allí tal como él le dijo ya desde el principio.

Lucie le pregunta a su madre si va a contárselo y esta le pregunta si podría no hacerlo, yendo de hecho a verlo a la tintorería, viendo al llegar que este está recogiendo perfumes para llevárselos a su mujer al hospital porque le dijo una enfermera que el recuerdo de los olores es lo último que se olvida.

Marie le dice que no le gusta que esconda lo que siente y que es una buena noticia que su mujer aun pueda reaccionar, asegurando que está atrapado entre las dos, preguntado él si se ha dado cuenta ahora, diciendo ella que hace mucho que lo nota, diciéndole él que no decía esas cosas hasta la semana anterior.

Marie le dice que siempre lo notó, pero no se atrevía a decírselo y que duda si no está simplemente llenando el vacío de su mujer.

Samir le dice que ella está compensando su fracaso matrimonial con él, recordándole ella que está embarazada, señalando él que eso fue un accidente, frente a lo que ella alega que pudo abortar y Samir le responde que no lo hizo porque esperaba borrar así la huella del otro hombre y convencerse de que comenzaba una nueva historia, aunque sigue con dudas, y por eso no le dejó ir a Ahmad a un hotel y desde que llegó él ha estado rara.

Ella le cuenta tras esta discusión que sabe por qué se suicidó su mujer, diciéndole que es porque lo sabía todo, aunque él cree que si Céline hubiera sospechado algo se lo habría dicho.

Marie le pregunta si nunca le habló de ella, diciendo Samir que para Céline era solo una clienta, preguntándole si no sospechaba de é, asegurando que no, pero que ojalá hubiera sido así, porque hubiera significado que le importaba de verdad.

Ella se marcha sin contarle la verdad, aunque antes de alejarse regresa y vuelve a llamar a la puerta contándole allí mismo que Lucie le reenvió sus emails a Céline.

Samir dice que Lucie no conocía el email de su mujer, aunque Marie le cuenta que se lo dio la propia Céline, a la que llamó a la tintorería para contarle que tenía esos correos y debía verlos, habiéndola llamado el día antes de su suicidio.

Al día siguiente Samir le pregunta a Naïma si después de la discusión Céline bajó a la tienda cuando él no estaba, diciendo ella que no bajó en ningún momento hasta el día del suicidio.

Samir va tras ello a la farmacia y habla con Marie.

Esa noche Lucie se acuesta con su madre y le pide perdón, diciéndole su madre que no debe volverle a mentir, diciéndole Lucie que no le ha mentido, a lo que su madre le responde que lo hizo al decir que había enviado los correos.

Ella le dice que la mujer de Samir no estaba ese día en la tintorería. Pero ella insiste en que habló con ella y que tenía acento, diciéndole su madre que Céline es francesa.

Al día siguiente, cuando Naïma llega a trabajar la recibe Samir que le pregunta por qué fingió ser su mujer y dio su email.

Ella le pide perdón y Samir le pregunta por qué lo hizo, diciéndole la empleada que lo hizo porque no le caía bien a Céline porque estaba convencida de que entre ellos había algo y por eso le dio trabajo pese a que no tenía papeles y de hecho siempre se metía siempre con ella.

Samir le dice que su mujer está en coma por su culpa, insistiendo Naïma en que siempre hacía cosas para que la despidiera, como el día del conflicto con la clienta, que le pidió que se quedara para que pudieran pedirle los policías los papeles, asegurando además que en el vestido no había ninguna mancha y que fue ella la que lo manchó.

Samir le pide que le diga cuánto le debe y que se marche.

Le dice que su mujer le veía siempre enfadado y distraído por otra que ella creía que era ella, insistiendo él en que por su culpa lleva 8 meses en coma por haber dado su email, aunque Naïma le recuerda que Céline se tomó el detergente delante de ella en la tintorería y no en la farmacia delante de la otra mujer.

Fouad, que vio la discusión le pregunta a su padre si ya no volverá Naïma, diciéndole él que no, porque hizo algo malo, diciéndole el niño que pidió perdón, diciéndole su padre que hay cosas que no se pueden perdonar, insistiendo Fouad en que quiere ir a casa de Léa, diciéndole que no irán hasta que sepan lo de mamá.

Samir va a ver de nuevo a Marie a la farmacia, aunque no está, siendo esta quien va poco después a la tintorería.

Le pregunta si cree que recibió sus emails, asegurando él que no lo sabe, pues tras la pelea con la clienta no volvieron a hablarse, diciéndole que lo mejor que pueden hacer es olvidar, aunque Marie duda que puedan hacerlo.

Ya en casa habla con Ahmad que antes de marcharse trata de explicarle las razones que le llevaron a marcharse 4 años antes, aunque ella le dice que no quiere mirar atrás y le pide que se lleve sus cosas del cobertizo aunque él le dijo que no las quería.

Fuera Fouad y Léa juegan con el helicóptero que él le regaló a la niña y que les ayuda a rescatar de un árbol antes de marcharse.

Samir vuelve al hospital donde el médico le dice que no hubo reacción, preguntando él por las dos veces que se arañó, diciéndole el doctor que quizá la rozaron sin querer las enfermeras, pues tiene la piel muy frágil

La enfermera le dice que dejó los perfumes al lado de la cama de su mujer, recogiendo él los perfumes no utilizados para marcharse, aunque antes de salir del hospital regresa a la habitación y tras incorporarla un poco coge su perfume y se echa un poco, tras lo que se acerca a ella y le dice que si huele el perfume que le apriete la mano, viendo cómo ella aprieta su dedo pulgar tras soltar una lágrima.

Calificación: 3