Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
El poder del perro
El poder del perro

The power of the dog (2021) * Nueva Zelanda / Australia / Gran Bretaña

Duración: 128 min.

Música: Jonny Greenwood

Fotografía: Ari Wegner

Guion: Jane Campion (Novela: Thomas Savage)

Dirección: Jane Campion

Intérpretes: Benedict Cumberbatch (Phil Burbank), Kirsten Dunst (Rose Gordon), Jesse Plemons (George Burbank), Kodi Smit-McPhee (Peter Gordon), Thomasin McKenzie (Lola), Genevieve Lemon (Señora Lewis), Keith Carradine (Gobernador Edward), Frances Conroy (Señora Burbank), Peter Carroll (Señor Burbank)

Peter Gordon señala "cuando murió mi padre, yo solo quería que mi madre fuera feliz. Qué clase de hombre iba a ser si no la ayudaba. Si no la salvaba".

I

Montana 1925. Los hermanos Burbank, Phil y George, trabajan con las reses en su rancho, preguntándole el primero al segundo, al que llama "gordo", cuánto hace que sus padres les pusieron al cuidado de la granja y le recuerda que al día siguiente deben madrugar para el traslado de las reses.

Vuelve a preguntarle lo mismo al día siguiente cuando las llevan al tren, y como no se acuerda, le dice que hace 25 años de su primer traslado, que fue en 1900 y le dice que le gustaría volver a acampar, matar un alce y comer hígado a la brasa como les enseñó Bronco Henry.

Le pregunta luego a George si le duele la tripa, pues parece pensativo y no habla.

En Red Mill, restaurante y posada de Beech, Peter, hijo de Rose, la propietaria, hace pequeños ramos de papel y flores con los que luego adornan las mesas, debiendo dejar esa noche Peter su habitación e ir él al cobertizo, para alojar a los forasteros.

Peter se acerca a la tumba de su padre, John Gordon, colocando varias de las flores de papel que hace, en su tumba.

Cuando llegan los ganaderos con las reses hasta el pueblo, y tras estabularlas, acuden a un bar, donde pueden beber alcohol y donde hay prostitutas.

Cuando llega George rechaza su bebida y les dice que les esperan en el Red Mill para cenar.

Phil le pregunta dónde estaba él 25 años atrás. Recuerda que les fue bien porque Bronco Henry les ayudó y les enseñó a llevar el rancho cuando él no fue capaz de terminar su carrera, obligándole a brindar por Bronco Henry, y solo entonces van a cenar, pues todos los hombres obedecen a Phil e ignoran a George.

En el restaurante escuchan a otros clientes pidiendo a Rose que toque el piano, aunque no puede porque tiene que atender la cocina.

En la mesa, Phil se fija en las flores de papel que adornan la mesa y tras ver a Peter sirviendo pregunta quién será la señorita que hizo las flores, diciéndole Peter que las hizo él, pues su madre fue florista.

Luego hace que se rían de él sus hombres por la forma en que el muchacho lleva la servilleta sobre el brazo y por su forma de hablar, pues cecea.

Coge luego una de las flores de papel y la enciende en una vela para encender su cigarrillo, por lo que Rose decide quitar todas las flores de su mesa.

Llama luego la atención a otro grupo de clientes que cantan y tocan la pianola, pidiéndoles de muy malos modos que paren o lo hará él.

Rose ve que su hijo sale enfadado y lloroso afuera y hace girar su hula hop para calmarse.

Cuando terminan de cenar y se marchan, se queda George para pagar, escuchando entonces a Rose llorando en la cocina, dolida por lo ocurrido con su hijo.

Entra en la cocina y le pone su mano compasivamente en el hombro y le pide que les envíe la cuenta y le hará un talón.

El resto del grupo se va a beber y a pasar la noche con las prostitutas.

Cuando Phil regresa al Red Mill para acostarse le extraña que no esté ya George en su habitación, cuando llega Phil ya estaba ya dormido.

George le dice que lo que dijo del chico la hizo llorar, diciendo Phil que era solo un comentario y que el chico necesita espabilar y ser un hombre y ella debería saberlo.

II

Phil mira a menudo hacia la montaña y todos sus hombres se preguntan qué ve, que ellos son incapaces de apreciar.

George regresa con el coche a Beech, diciéndole a Rose que ha ido a verla a ella, aunque le dice está muy ocupada, sentándose con ella en la cocina mientras realiza sus tareas, mientras escuchan afuera a los clientes, ya borrachos bailando al son de la pianola.

Se ofrece a servir él las ensaladas cuando la oye quejarse de que no está Peter y no puede hacerlo todo sola.

Cuando regresa al rancho por la noche, su hermano le pregunta dónde estuvo, contándole que estuvo hablando con Rose, diciéndole su hermano que acabará pidiéndole dinero para la universidad de su hijo, al que llama "la señorita Nancy" y que para acostarse con una mujer no necesita pasar por el altar.

Pero al día siguiente ve que George vuelve a salir con el coche.

Phil escribe una carta a su madre, contándole que George se ha liado con la viuda de un suicida y su hijo, al que le falta un hervor.

Le cuenta a su hermano que escribió a su madre contándole lo de Rose, diciéndole que cree que a su madre no le gustaría saber que se lio con ella, confesándole George que se casó con ella el domingo anterior y vendió todo lo que tenía en Beech.

Phil se siente contrariado y va rabioso hasta el establo donde golpea inmisericordemente a una yegua llamándola puta.

III

George y Rose llevan a Peter a una residencia para estudiantes, pudiendo así estudiar medicina como su padre gracias al dinero de George.

De regreso, George le indica a Rose que deben organizar una cena para presentarla a sus padres y al gobernador y a su mujer, pudiendo ella tocar algo en el piano, aunque ella dice no es muy buena, pues solo tocaba para el cine, aunque él dice es suficiente.

Paran a medio camino para tomar algo que ella había preparado, y allí, en plena naturaleza ella le da algunas nociones sobre baile.

George se emociona por no estar solo y llora.

Cuando llegan de noche a casa, viendo que no funciona la estufa, reprochándole Phil que haya tardado todo el día en llegar, pues su padre esperaba que le enviaran una escritura.

Ella le dice, "hermano Phil", ha sido un viaje precioso, diciendo él que no es su hermano y que ella es una embaucadora.

Cuando luego desde su cuarto les oye haciendo el amor decide ir al establo, donde pule su silla de montar que tiene junto a una placa en memoria de Bronco Henry.

Al día siguiente va al bosque y se cuela bajo unas ramas que ocultan un camino que lleva hasta el río, un espacio donde puede permanecer a solas. Allí se embadurna con barro y se lanza luego al río.

Rose acude a la cocina y comienza a secar platos y a ayudar a las dos asistentas, Lola y la Sra. Lewis pues, les dice, le gusta estar ocupada.

Un día George le dice que le va a llevar una sorpresa, apareciendo con un piano de media cola, que ella dice, es demasiado para ella, pues solo sabe tocar melodías, aunque él le dice que es suficiente.

Ella trata de ensayar para cuando lleguen las visitas, ensayando la marcha Radetzky de Johann Strauss, aunque no consigue que le salga bien, escuchándola Phil, que baja con su banjo y toca la pieza como un experto, humillándola.

Cuando le cuenta a su hermano lo de la cena y que irán a cenar sus padres y el gobernador, Phil le pregunta si no le saca de quicio cómo toca el piano.

Le pide luego a Phil que se lave, pues cree que a la mujer del gobernador podría molestarle que estuviera en la mesa sin hacerlo.

Va luego a la estación para recibir a sus padres y les presenta a su esposa.

Se arreglan todos de forma elegante, incluido el matrimonio, a la espera de los invitados.

Cuando bajan a cenar, el gobernador recuerda que Phil, estudió clásicas en Yale, indicando su esposa que desea conocerlo, por lo que George sale a buscarlo, encontrándolo en el establo, aún vestido de cowboy. Le dice que van a cenar y preguntaron por él, aunque le responde que no piensa ir ni siquiera para ver a su madre.

Le piden a Rose que toque algo, sintiéndose ella avergonzada, diciendo que no sabe qué tocar, dirigiéndose al piano como si fuera al patíbulo, pero está tan nerviosa que no es capaz de hacerlo. Se excusa diciendo que tocaba durante horas y horas en una sala de cine, pero que no le sale, disculpándola el gobernador.

Entra por fin Phil después de la cena, y les dice que viene de montar, diciéndole que echaron de menos su conversación, pues le dijeron que era brillante.

Phil le pregunta a Rose si no tocó después de todo lo que ensayó, haciéndole que se avergüence más.

Cuando se queda sola, Rose se toma uno de los cocteles que preparó su marido.

IV

Llegadas las vacaciones, Rose recoge a su hijo, cargado con los libros de medicina que eran de su padre.

Le cuenta que tiene un amigo y ella le pide que lo invite al rancho, indicando él que no desea que conozca a cierta persona.

Cuando llegan al rancho, los empleados se preguntan quién va con Rose, diciéndoles Phil que la señorita Nancy.

Rose empieza a beber a escondidas, pese a que algún tiempo antes le dijo a George que odiaba el alcohol, ya que fue lo que acabó con su anterior marido, y de hecho Peter la encuentra ebria en su cama y acobardada pues George tiene que estar en la ciudad toda la semana y están solos con Phil.

Escucha a este dando órdenes para que echen de sus fincas a los indios, pues quieren comerse su ganado y ellos no venden pieles, acosando a Peter varios de los hombres con sus caballos para ver su reacción al asustarse.

Peter consigue atrapar a un conejo, que cuidan su madre y Lola, a la que sorprende, cuando ve que lo ha diseccionado para practicar como cirujano.

Juega al tenis con su madre, siendo Lola, la joven cocinera árbitro, aunque luego la sustituye, pues Rose dice tener fuertes migrañas, aunque lo que hace es ir hasta un callejón, viendo Phil desde su ventana cómo coge una de las botellas que escondía bajo la leña y bebe a escondidas, sonriendo él al verla.

Un día, mientras sus hombres se bañan en el río, Phil se aleja hasta su escondite secreto, tumbándose sobre la hierba donde juguetea con un pañuelo con las iniciales BH y frota su torso y se lo pasa por la cara y luego por sus genitales masturbándose.

Peter, que paseaba por el bosque tratando de cazar otro conejo, descubre el pasadizo secreto de Phil y llega hasta una cabaña donde encuentra una caja con revistas con culturistas, donde aparecen hombres desnudos, viendo que pertenecieron a Bronco Henry, cuyo nombre figura en las mismas.

Cuando sale ve el caballo de Phil y a este en el río bañándose desnudo pero con el pañuelo de Bronco Henry alrededor de su cuello, y al verse descubierto le pide enfadado que se marche de su espacio.

V

Llegado el momento de la recogida del heno, todos los hombres montan tiendas de campaña, viendo Phil que llegan su hermano, Rose y Peter, del que algunos de los hombres se burlan y lo insultan, llamándolo Nancy o maricón.

Pero Phil parece haber cambiado y lo llama, y le pide que lo llame Phil, y le dice que empezaron mal, pero que desea enseñarle a fabricar una cuerda trenzándola con trozos de piel de las reses, que, le dice, le regalará y que espera terminar antes de que regrese a la escuela., aunque también desea molestar a Rose y aislarla más.

Decide luego enseñarle a montar, primero sin caballo, mientras le pide que no deje que su madre le convierta en una nenaza, dejándole la silla de Bronco Henry, el mejor jinete que conoció y que fue quien le enseñó a montar a él y le propone ir juntos a recorrer un barranco durante varios días.

Le cuenta que Bronco Henry le enseñó también a ver las cosas con otros ojos, como la colina, que mira cada día, diciéndole Peter que él ve un perro con la boca muy abierta, algo que asombra a Phil, contándole Peter que la vio la primera vez que fue.

Rose le dice que ha visto que se ha hecho muy amigo de Phil y le pregunta si le trata bien, contando él que le está haciendo una cuerda.

Le enseña a montar, y aunque cae del caballo, le pide que vuelva a montar y poco a poco domina al caballo y sale a cabalgar por los alrededores, descubriendo una vez una res muerta por carbunco de la que corta, tras colocarse unos guantes, un trozo de piel.

Un día lo lleva con él para montar una valla, pidiéndole Rose a George que no le deje ir, diciéndole George que se han hecho amigos y le ha enseñado a montar, no entendiendo sus objeciones.

Le cuenta que Bronco Henry no aprendió a montar tampoco hasta que tuvo su edad, tras lo que le dice que su madre es un obstáculo para él, pues se ha pasado el verano borracha, diciendo él que lo sabe, pero que antes nunca lo hacía, aunque su padre sí, y se ahorcó, recordando que fue él quien lo encontró y cortó la soga.

Dice que a su padre le preocupaba que fuera demasiado duro y no fuera amable, lo que sorprende a Phil, conociendo su carácter, aunque le augura que le acabará yendo bien.

Tratando de encontrar un conejo mueven unos maderos y Phil se hiere la mano.

Un día Rose ve a la señora Lewis hablando con unos indios que preguntan si les venden pieles, diciéndole la mujer que no, pues Phil no quiere venderlas y prefiere quemarlas.

Pero Rose sale corriendo tras ellos y les pide que regresen y se lleven las pieles, regalándoles ellos a cambio unos guantes de piel.

Pero poco después deben auxiliarla, pues cae desplomada, debiendo subirla George en brazos hasta la habitación.

Cuando regresa Phil con Peter ve que no están las pieles y enfurece, asegurando que esta vez sí que ha metido la pata, preguntándole Peter si le dirá algo, diciendo él que no le dirá nada, que lo hará George.

Este le dice que Rose está enferma, diciéndole Phil que esconde botellas por todas partes y le pregunta si lo que le gusta es su dinero.

George le pregunta qué daño ha hecho, pues solo iba a quemarlas, asegurando Phil que las necesitaba, entrando Peter, que le dice que él tiene piel para terminar la cuerda, pues cortó un poco porque quería ser como él y le dice que se la quede toda.

Conmovido por su gesto, Phil le dice que a partir de ese momento todo va a ir viento en popa, y que terminará esa noche la cuerda para él.

Se quedan juntos en efecto esa noche, observando Peter a Phil mientras trabaja.

Le pregunta qué edad tenía cuando conoció a Bronco Henry, diciéndole que la suya y le cuenta que además de ser su amigo una vez le salvó la vida.

Recuerda que fueron juntos a cazar alces a la montaña y el tiempo empeoró. y Bronco le mantuvo con vida pegando su cuerpo al suyo en un saco de dormir para darle calor.

Peter le pregunta si desnudos, sonriendo él sin contestar.

Peter enciende un cigarrillo y se lo pasa a Phil, observando cómo mete las tiras en el líquido que se mezcla con la sangre de sus manos.

Al día siguiente nadie encuentra a Phil, por lo que sube George a buscarlo a su habitación, encontrándolo en la cama, por lo que dice que le llevará a que le vea el médico, observando que está muy débil y ve su mano herida.

George sale a por el coche y Phil baja como un autómata, viéndolo Rosie salir así, y pese a su debilidad va a buscar la cuerda antes de subir al coche, aunque no encuentra a Peter y debe marcharse, diciéndole George que él se la dará luego.

Peter ve, desde arriba cómo se aleja el coche.

George debe elegir un ataúd para su hermano, celebrándose poco después el funeral, comentando el doctor que le atendió que está perplejo, y aunque deberán esperar un par de días para ver los resultados, sus convulsiones, que fueron espantosas, eran similares al carbunco, indicando George que Phil nunca tocaba animales enfermos.

Peter lee en la Biblia un versículo del Libro de los Salmos que dice: "Libra mi alma de la espada, defiéndeme del poder del perro", tras lo que guarda la cuerda que le hizo Phil, aunque con guantes.

Ve luego que regresa su madre con George tras el funeral y los ve abrazarse y sonríe.

Calificación: 3
Te cuento la película