Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El séptimo sello

Det sjunde inseglet (1957) * Suecia

Duración: 96 Min.

Música: Eric Nordgren

Fotografía: Gunnar Fischer

Guión y Dirección: Ingmar Bergman

Intérpretes: Max von Sydow (Antonius Block), Gunnar Björnstrand (Jöns), Bengt Ekerot (La Muerte), Nils Poppe (Jof), Bibi Andersson (Mia), Inga Gill (Lisa), Gunnel Lindblom (Mujer), Åke Fridell (Herrero), Maud Hansson (Bruja), Inga Landgré (Karin), Bertil Anderberg (Raval), Anders Ek (Monje), Erik Strandmark (Jonas Skat), Gunnar Olsson (Albertus).

Suecia. Siglo XIV. El caballero Antonius Block y su escudero Jons llegan a su tierra natal en Suecia después de haber combatido inútilmente en las Cruzadas durante diez años, encontrando su país asolado por la peste negra.

Se le aparece entonces La Muerte anunciándole que viene a por él.

Para alargar el tiempo de estancia en la tierra y tratar de encontrar un sentido a la vida antes de morir, Antonius le propone a La Muerte jugar una partida de ajedrez a condición de que, hasta que no le gane no se lo llevará.

Durante el tiempo de la partida el caballero indaga constantemente sobre lo que hay después de la muerte, pues quiere creer en Dios, pero le resulta difícil y desea encontrar algún sentido a su existencia.

Se confiesa con un sacerdote al que le cuenta su pacto con la Muerte, y le dice que desea realizar una hazaña con sentido. Descubrirá que se lo ha contado a la propia Muerte a la que le ha descubierto su estrategia.

Entretanto la gente, tratando de erradicar la Peste, busca purificar sus vidas ante Dios, haciendo sacrificios y procesiones en las que los participantes lloran y se flagelan pidiendo perdón, mientras apresan y torturan a una joven acusada de brujería a la que achacan la culpabilidad de la Peste.

Jons descubre también al ex sacerdote que les convenció para ir a las Cruzadas y que se ha convertido en un ladrón que roba a las víctimas de la Peste. Jons evitará que mate a una joven muda que desde ese momento les acompañará como doncella.

En el camino encuentran también una compañía de cómicos formada por Joff, que afirma tener visiones de la Virgen, su esposa Mia y su hijo, y otro cómico al que pierden las faldas, lo que le llevará a enfrentarse al herrero Plog, cuya mujer se escapó con él.

Gracias a sus artes de cómico y a las de Lisa, su mujer, el débil Plog acabará perdonando a esta mientras cree muerto al cómico, aunque se unirán a la expedición de Antonius para escapar del pueblo y de las burlas de sus convecinos.

Y efectivamente morirá esa noche el cómico contra su voluntad cuando la Muerte sierra el árbol en que trata de dormir huyendo de las fieras.

Esa noche ven también cómo es quemada la muchacha a la que acusaron de bujería, muriendo asimismo Raval, el ex sacerdote ladrón, víctima de la Peste.

Antonius, que comparte la escasa comida consistente en fresas salvajes y leche con Joff y Mia, se siente a gusto por vez primera en mucho tiempo, por eso, cuando La Muerte le anuncia que en su siguiente encuentro morirán él y sus acompañantes él ve cumplido su deseo de hacer algo importante antes de morir, tras comprobar que Joff y su familia huyen aprovechando que La Muerte está distraída jugando al ajedrez.

Finalmente el cortejo llega al castillo donde les espera la mujer de Antonius, que les prepara la cena y lee el Apocalipsis mientras esperan la llegada de La Muerte.

Tras la terrible tormenta nocturna, amanece un bello día. Joff tiene otra de sus visiones: ve un cortejo en que La Muerte invita a bailar en fila y cogidos de su mano a sus compañeros del día anterior.

Calificación: 4