Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

El sueño del mono loco

España / Francia (1989) *

Duración: 100 min.

Música: Antoine Duhamel

Fotografía: José Luis Alcaine

Guión: Fernando Trueba, Manuel Matji y Menno Meyjes (N.: Christopher Frank)

Dirección: Fernando Trueba

Intérpretes: Jeff Goldblum (Dan Gillis), Miranda Richardson (Marilyn), Anémone (Marianne), Daniel Ceccaldi (Julien Legrand), Dexter Fletcher (Malcolm Greene), Liza Walker (Jenny), Jerome Natali (Danny), Asunción Balaguer (Juana), Arielle Dombasle (Marion Derain).

El año pasado se rodó una película que nunca veréis, Legrand nunca debió producirla, yo nunca debí escribirla, y mi mujer nunca debió abandonarme.

Esto es lo que señala Daniel Gillis, guionista americano que vive en París, y al que Marianne, su mujer abandonó dejando momentáneamente con él a su hijo Danny.

Recibe entonces el encargo del productor Julien Legrand de desarrollar un tema del que cree podrá salir un buen guión, que dirigirá Malcolm Green, un jovencísimo director inglés.

Le muestra el tema, que consta solo de dos líneas: "Qué te ocurre, Wendy, preguntó otra vez. Me he hecho mayor, Peter", lo que señala le parece poco para un guión, a lo que Malcolm aduce que no lo fue para su novela, comprobando el productor que la frase de Peter Pan, fue incluida por Dan al principio de una novela que escribió años atrás, y que, pese a estar agotada, la encontró la hermana de Malcolm, interesándose tras leerlo en que fuera Dan quien escribiese el guión para su película.

Malcolm le explica su idea, hablándole del mono loco, que bajó del árbol y se hizo cazador, mientras que el cuerdo siguió en el árbol comiendo plátanos, debiendo escribir su guión en torno a esa idea, acordando que el título sea: "El sueño del mono loco", decidiendo en ese momento Dan llamar a Marilyn su agente pare pedirle que deshaga el trato con Legrand pese a que este aceptó pagarles el doble de su caché, prefiriendo otro proyecto para adaptar una novela, aunque tras llamarla conoce a Jenny, la hermana de Malcolm, por la que, pese a su juventud se siente atraído.

Cuando regresa a su casa, encuentra en ella a Marianne, que le dice desear acostarse con él, haciéndolo pese a la confusión que le supone la actitud de esta, llamando tras ello de nuevo a Marilyn para pedirle que no anule el acuerdo con Legrand.

Se le ocurre una primera idea. La de una persona que se lanza desde un rascacielos de Nueva York. Uno de los niños perdidos que recuerda su vida mientras cae".

Y tras esa idea y varias reuniones con Malcolm comenzó a escribir el guión, que tendrá listo en unas semanas, aunque cuando fue a hablar con Malcolm para rematarlo este le pidió que lo reescribiera entero, y pese al disgusto que ello le supone lo hará, siendo en parte convencido por Jenny, que le dará un "premio", haciéndole una felación.

Acaba el guión con las indicaciones de Malcolm y va a visitar a Marilyn de madrugada.

Va a llevarle el guión a Legrand, que le dice que llevar a la pantalla su guión es inviable, pues no cree que ningún banco le financie ese proyecto tal como está escrito y sin ninguna estrella para interpretarlo, proponiéndole Dan el nombre de una estrella a la que le gustaría hacer un guión raro, dándole el nombre de Marion Derain.

Pero Legrand no ve claro el proyecto, y pese a la firmeza con que se lo dice a Dan, este ve cómo cuando habla con Malcolm por teléfono se muestra menos firme.

Dan se marcha mientras lo escucha discutir con Malcolm, aunque se queda un rato en su coche observando, y viendo cómo poco después llega Jenny en su moto.

Poco después será el propio Malcolm quien le pida que hable con Marion, a lo que se niega, aunque está seguro de que tratarán de convencerlo con Jenny, que, en efecto aparece en su casa poco después, comprobando que esta aparece cada vez que Malcolm tiene un problema, y ella le confirma que, en efecto, cada vez que Legrand decide no seguir adelante acude ella a verle y le hace una felación.

Él trata de demostrarle que no solo busca eso siendo él quien le haga a ella un cunnilingus siendo sorprendido mientras lo hace, por su hijo.

Finalmente Dan acude a hablar con Marion, convenciéndola para participar en la película, aunque ella desea hablar también con Malcolm, por lo que concierta una cita entre ambos, aunque el día de la misma Malcolm no desea acudir estando muy perturbado debido a que lleva tres días sin saber nada de Jenny, debiendo ofrecerse Dan a quedarse en su casa por si llama o regresa la hermana para que Malcolm acuda a la entrevista.

Mientras espera en casa recibe una llamada, pero no de Jenny, sino de Legrand, que creyendo que habla con Malcolm le pide que le envíe a su hermana.

Finalmente Dan se marcha sin esperar a Malcolm, encontrando a Jenny en su casa, la cual ha ido, según le comenta a despedirse, ya que al día siguiente se marchará con su hermano a realizar localizaciones para la película.

Comenzado el rodaje, Dan no vuelve a saber nada de sus ocasionales amigos, apareciendo además Marianne para llevarse a Danny, ya que este le pidió que lo llevase con ella, observando dolido un día, desde un bar cercano al colegio cómo a la salida Danny abraza con entusiasmo a otro hombre.

Un día se acerca para ver cómo va el rodaje, observando que Jenny actúa en la película.

Se dirige a ella y esta le reta a seguirla, lo que le lleva a cometer varias imprudencias, por la dificultad de seguir a una moto, acabando por tener un accidente al acabar con su coche empotrado en los bajos de un camión de bebidas.

Cuando despierta en el hospital tras varios días sedado Marilyn le informa de que pararon el rodaje debido a que nadie sabe dónde está Jenny, por lo que, cuando le dan el alta la busca también él, encontrando a Malcolm desolado, comprobando que además se droga.

Examinando las cosas de Jenny descubre una foto en la que aparece ella con su hermano en Londres, posando junto a Marilyn, por lo que de inmediato va a interrogarla, deduciendo que conoció a los hermanos en Londres donde vivieron peligrosas experiencias juntos, siendo ella quien les propuso que contrataran a Dan para el guión de su película, sabiendo que era amigo de Legrand y que a ambos les gustaban las jovencitas.

Dan se siente engañado y utilizado, ante lo que Marilyn, también dolida le reprocha su desinterés por ella debido a que está paralítica, prefiriendo a la joven sana de 16 años.

Convencido de que Legrand sabe algo del paradero de Jenny, Dan acude a verlo, obligándole a confesar que abandonó a la muchacha, muerta, en una cuneta, tras encontrarla muerta en el baño de su casa de campo y que, aunque regresó al día siguiente el cadáver había desaparecido y no había rastro de ella.

Un día coincide mientras cena en un restaurante con la enfermera que le atendió en el hospital y le pregunta qué hacen con los cadáveres que no tienen identificación, hablándole ella de una gran piscina de ácido fénico en la que introducen los cadáveres que luego utilizarán los estudiantes de medicina para sus prácticas, llevando allí, para conseguir dinero a los morbosos que desean ver los cuerpos, consiguiéndole ella una visita al lugar, donde ve flotar cadáveres no identificados, aunque a él le ofrecen algo más espectacular. Podrá ver la piscina desde abajo, estando en ella los cadáveres a flote, observando entre ellos el de Jenny, ante cuya visión grita horrorizado.

Organizó el entierro de la muchacha sin que nadie acudiera al acto.

Un día mientras escribe llaman a su puerta y le dicen que le espera abajo una mujer, comprobando que se trata de Marilyn, que ha regresado de Inglaterra, adonde se marchó tras la discusión con Dan, dispuesta a olvidar su orgullo y el temor al rechazo por su minusvalía, a la que le da a leer su nuevo guión, contando toda la historia antes de ir a la cama con ella, no considerándola ya una bruja, sino una sirena.

Calificación: 3