Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Embarazados
Embarazados

España (2015) *

Duración: 100 Min.

Música: Pascal Gaigne

Fotografía: Guillermo Sempere

Guión: Juana Macías, Anna R. Costa, Juan Moreno y Alberto Bermejo

Dirección: Juana Macías

Intérpretes: Paco León (Fran), Alexandra Jiménez (Alina), Ernesto Sevilla (Tito), Alberto Amarilla (Guillermo), Karra Elejalde (Ginecólogo), Elisa Mouliaá (Gloria), Iñaki Font (Koldo), Ainhoa Aierbe (Alma), Goizalde Núñez (Verónica), Belén López (Teresa).

Durante una fiesta unos amigos hablan sobre las mujeres, comentando que pasada una edad estas te comienzan a ver como un inseminador.

Uno de ellos, Fran, acude al ginecólogo con Alina, su mujer, diciéndoles el doctor que a pesar de tener 37 años ella está ya premenopáusica, siendo además el semen de Fran de mala calidad por lo que les recomienda que intenten la inseminación in vitro, proponiendo Fran, tras un año de intentarlo por medios naturales sin éxito, un periodo de reflexión.

En otra fiesta otro amigo que tiene hijos dice soñar con estar solo y sin ellos.

Por la noche discuten, pues ella no entiende cuándo va a decidirse y no quiere acostarse con él, que se marcha de la habitación.

En realidad se dedica a hacer consultas por Internet, viendo cómo otros hombres le aconsejan que la mande a la mierda y no se deje chantajear, pese a lo cual él decide aceptar someterse al tratamiento.

Cuando llega a Trinitoon, su empresa, de la que es director creativo, ve que sus socios y amigos han decidido contratar como secretaria a una becaria guapísima y de falda corta sin importarle sus méritos e ignorando a las demás candidatas sin entrevistarlas.

Alina por su parte va a visitar a su hermana, que justamente en ese momento está reunida con un grupo de lactancia, acudiendo ella a la reunión, que le servirá para el futuro, aunque no puede evitar reírse cuando ve cómo la que lidera el grupo se pone a darle el pecho a su hija de 5 años, manifestando que le parece ridículo.

Mete la pata nuevamente cuando dice que su hermana estaba pensado en dejar de dar el pecho, algo que le resulta difícil compatibilizar con el trabajo, manifestándole la líder del grupo que eso manda un mensaje negativo a su hijo que luego morderá a otros.

Alina acude ilusionada a la primera sesión, encontrándose a dos mujeres en la recepción, desanimándola una de ellas que le dice que se les nota primerizos y por eso están contentos, pero que su marido ya no quiere ir a las sesiones, habiendo otra mujer, Verónica, que le pide que no los desanime.

El ginecólogo les entrega a cada uno una pastilla, para los problemas de cada uno, planteando Fran su deseo de cambiar de ginecólogo, pues no le gustan las bromas de este, aunque ella le dice que ese es el mejor y que además pagó ya la mitad del tratamiento consiguiendo así un descuento.

Fran acude a entregar su esperma, llamando a Alina mientras se masturba, enviándole ella para ayudarle una foto suya desnuda.

Pero a pesar de la ayuda la cantidad de esperma es muy escasa, por lo que le piden que lo intente otra vez.

Alina también va a ayudar en ocasiones a su hermana, quedándose con su sobrino mayor mientras Alma se va a trabajar.

Mientras está con Nico este le coge el teléfono, viendo lo que estaba consultando en Internet, por lo que le pregunta qué es el clítoris.

Alma le cuenta que en su despacho le propusieron llevar un caso en el Supremo, pero lo rechazó porque eso le llevaría 16 horas al día de dedicación y no podría estar con sus hijos.

El día que deben extraerle los óvulos Fran no aparece ni le coge el teléfono al estar preparando la presentación del programa del día siguiente. Cuando por fin consigue ver sus mensajes sale corriendo hacia la clínica.

Mientras espera la implantación Verónica, la otra mujer con la que ya coincidió en otra ocasión le comenta que ella tuvo mucha suerte y se quedó embarazada a la primera, y la invita a un grupo de gente que está como ellos, intentando quedarse embarazada, contándole que ella es trapecista y va a ser madre soltera.

Cuando llega Fran ya comenzaron a extraer sus óvulos.

Les piden luego que estén atentos al móvil durante los siguientes 10 días, pues les pueden llamar en cualquier momento, mostrándose ella muy enfadada por su retraso, diciéndole él que no puede faltar al día siguiente a la presentación de su programa, señalando ella que siempre habrá algo que anteponga a lo suyo.

Tras la discusión ella decide relajarse yendo a comprarse la serie de Breaking Bad.

Fran, por su parte, arrepentido, decide hacer las paces llevándole la misma serie y nubes para comerlas mientras la ve, diciéndole que pase lo que pase irá a la reunión del día siguiente a la que les invitó Verónica.

En la reunión van hablando cada uno de los que aspiran a ser padres, y cuando invitan a Fran a hablar este señala que no deben tomárselo a la tremenda si no consiguen que el embarazo se produzca, algo que ninguno quiere escuchar, siendo afortunadamente interrumpida su charla por la llamada de Tito, su socio.

Las noticias de este son estupendas, pues su serie "Friki Girl" ha gustado a los directivos de una importante cadena televisiva.

Cuando llega a la oficina están todos muy contentos por la noticia, y además Gloria, la becaria les ha invitado a su cumpleaños.

En la fiesta Guillermo, el friki de la empresa es abordado por una chica que le cuenta que siguió uno de sus cursos online, lo que le fascina.

Pero Tito está más desafortunado y le quema el pelo a una chica, que se enfada con él.

Alina se queda dormida en el sofá tras recibir un mensaje de Fran diciéndole que llegará tarde, mientras comparte un porro con Gloria, ya muy borracho.

Gloria le dice que no quiere convertirse en alguien que se arrepienta de lo que no ha hecho, pues piensa en ir a Nueva York, algo que él pensó en su momento, aunque cree que ya se le hizo demasiado tarde.

Cuando finalmente llega a su casa Alina le dice que les llamaron de la clínica, donde deben estar en una hora, acudiendo él sin ganas a la inseminación, y quedándose de hecho dormido de pie.

Tras la implantación, Alina debe permanecer en reposo absoluto, por lo que Fran debe él hacerlo todo, teniendo ella diversos antojos, como el de comer fruta, por lo que debe salir por la noche para conseguirlo.

Cuando llega al estudio discute con sus compañeros respecto de su serie, pues están dispuestos a comprársela, aunque les han pedido que realicen una serie de cambios, como el de hacer a la protagonista más guapa, pensando Fran que si aceptan los cambios impuestos será todo muy distinto a lo que ellos habían pensado, cambiando totalmente el espíritu de su personaje, lamentando no haber podido ir a la reunión más importante de su vida, pues no hubiera consentido que cambiaran a su personaje.

Cuando llega a su casa está muy enfadado, diciéndole a Alina estar cansado de tener que hacer siempre lo que a ella le dé la gana, ya que él en realidad no quiere tener hijos.

Tras la discusión ella coge sus cosas y se marcha a casa de su hermana donde toma un baño, viendo al hacerlo que empieza a sangrar, síntoma de que los embriones no han prosperado, por lo que cuando regresa al ginecólogo le dice que no desea continuar.

Cuando vuelve a ver a Fran este le pregunta cómo se encuentra y ella le dice que sabe que le gustaría que todo fuera como era antes, pero que ya no es antes y no se puede cambiar, tras lo que recoge sus cosas para marcharse.

Fran, se encuentra de pronto totalmente solo, pues Tito tiene ahora pareja y no sale con él, por lo que finalmente sale con Verónica, con la que va a su casa, y harán el amor, viéndose sorprendido cuando ella le saca dos vibradores de colores para que elija uno, que ella le introduce por el ano poniéndose encima de él como si fuera el chico.

Un día, mientras Alma da el pecho a su hijo en la calle es sorprendida por su jefa que le recrimina que haga eso en la calle como si fuera una rumana, y si la ve algún cliente será un desprestigio para su despacho, ante lo que Alma, enfadada, le apunta con su teta y la empapa de leche, siendo despedida en ese mismo momento y allí.

Alina va a ver a Verónica, que ya tiene a su hijo, encontrándola muy feliz, pese a no tener pareja, contándole Alina que quería un niño, pero con Fran, diciéndole Verónica que si desea ser madre es el momento, pues si espera a lo mejor en 10 años se arrepiente y para entonces a lo mejor no se acuerda de Fran y ya no puede.

Alina decide seguir adelante, contándoselo a Fran, aunque diciéndole que no utilizará sus espermatozoides, sino que utilizará un donante anónimo, aunque para ello deben vender el coche, pues necesita el dinero.

Fran por su parte sigue con Gloria.

Su estudio ha triunfado, aunque a base de hacer las concesiones que les pidieron, estando a punto de firmar por una segunda temporada de su "Wonder girl", la que para ellos iba a ser Friki Girl, y aprovechando la noticia Tito les dice que va a ser padre, mostrándose muy feliz, pensando incluso en crear una guardería allí mismo en el trabajo para los hijos de los empleados.

Alina por su parte consiguió quedarse embarazada y mantiene la amistad con Verónica, a la que ayuda con su hijo.

Cuando Gloria se va a Nueva York, tal como había planeado, Fran, que está muy solo, ya que incluso Guillermo ha ligado con la chica friki como él que conoció en el cumpleaños de Gloria, acepta el puesto que le ofrecen para trabajar en Londres.

Al ver en el Facebook de Alina que esta va a vender cosas viejas en un mercadillo, se presenta en este llevándole algunas cosas de ella que dice que encontró al deshacer la casa para irse a Londres.

Aprovechan para ponerse al día, contándole Alina que está ya de 24 semanas y que su hermana Alma hizo un cambio de vida radical y se fue a un caserío a hacer quesos.

Él le cuenta que se va a ir a Londres y quiere además disculparse por el daño que le causó, pues reconoce que ella no le obligó a nada, pero que se sintió agobiado.

Cuando se despiden, Verónica le dice a Alina que debe hacerlo bien, pues no debe dejar cerrar las cosas y que debe arriesgarse a fastidiarla o la fastidiará realmente, pues no pierde nada por intentar volver, y le deja su coche para que lo intente.

Coge de entre las cosas de la caja un regalo absurdo y se presenta en casa de Fran, que está cuidando a los hijos de la limpiadora, ayudándole con ellos, con los que cantan, bailan y se divierten.

Ella se despide tras ello, aunque mientras baja en el ascensor él corre escaleras abajo, aunque arrepentida, cuando llegar al portal vuelve a subir, debiendo Fran correr de nuevo escaleras arriba, donde finalmente se encuentran besándose apasionadamente, tras lo que hacen el amor, pidiéndole Fran tras ello que se vaya con él a Londres.

Calificación: 2