Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Entre copas (Sideways)

Sideways (2004) * USA

Duración: 123 Min.

Música: Rolfe Kent

Fotografía: Phedon Papamichael

Guión: Alexander Payne, Jim Taylor (N: Rex Pickett)

Dirección: Alexander Payne

Intérpretes: Paul Giamatti (Miles Raymond), Thomas Haden Church (Jack Cole), Virginia Madsen (Maya), Sandra Oh (Stephanie), Marylouise Burke (Madre de Miles), Jessica Hecht (Victoria), Missy Doty (Cammi), Alysia Reiner (Christine).

Sábado

Miles viaja desde San Diego hasta Los Angeles, donde le está esperando su amigo Jack Cole en casa de los padres de Christine, su novia, para iniciar un viaje por el valle de Santa Ynez, previo a su enlace, que será el sábado siguiente.

Durante el viaje hablan de la novela que ha escrito Miles, que se resiste a ser solo un profesor de literatura, y que su representante está tratando de conseguir que le publiquen, lo que le tiene muy nervioso.

Harán una parada en el camino para visitar a la madre de Miles, que va cumplirá 75 años al día siguiente y que se muestra encantada de tener con ella a su hijo, y sobre todo a Jack, al que adora, y el cual fue famoso por haber protagonizado años antes una famosa serie televisiva, y que en la actualidad sigue protagonizando algunos anuncios televisivos.

Miles aprovecha la visita para cogerle dinero a su madre del lugar donde sabe que lo esconde, hablando posteriormente durante la cena de Victoria, la anterior mujer de Miles, de la que este no se ha olvidado pese a que se divorció de ella dos años antes.

Domingo

Tras dormir en casa de su madre, Miles y Jack continúan su camino, diciéndole este a su amigo que debe dejar su terapia y dedicarse a acostarse con otras mujeres.

Finalmente llegan a su destino y empiezan a visitar algunas bodegas, tratando Miles de instruir a Jack en el reconocimiento de un buen vino, pasando por Solvang y Buelton, donde acuden a un restaurante al que Miles va siempre que viaja por la zona, y en donde conoce a Maya, la camarera, animándole Jack a que trate de salir con ella.

Durante la cena Jack plantea sus dudas y se pregunta si hace bien en casarse con Christine, pues está un poco agobiado y se siente presionado por el padre de su novia que desea introducirlo en su negocio inmobiliario.

Tras la cena, y mientras toman una copa aparece Maya que acepta beber con ellos, preguntándole ella por su libro, del que ya le habló él en el pasado, asegurando Jack que viajan para celebrar su publicación.

Lunes

Recorren la región, viendo la recolección y probando vinos, conociendo en una bodega a Stephanie, que conoce a Maya a la que llama, para salir esa noche los cuatro.

Paran en un bonito paraje, recordando Miles los tiempos en que estuvo allí con Victoria, contándole entonces Jack que, aunque se lo habían ocultado por sus problemas psicológicos, Victoria se volvió a casar un mes antes, lo que hace estallar a Miles, muy enfadado, ya que siempre había albergado la esperanza de recuperarla.

Por la noche salen con las chicas, y mientras Jack y Stephanie hablan de cosas triviales, Miles y Maya hablan sobre el vino ante el temor de Jack de aburrirlas, bebiendo Miles más de la cuenta afectado todavía por la noticia de la boda de Victoria, a la que llama desde el teléfono del restaurante para darle la enhorabuena y para decirle que no irá a la boda de Jack para que no se sienta incómoda.

Aprovechando un momento en que las chicas van al baño, Jack le pide a Miles que abandone su extraña forma de actuar y trate de ser amable.

Van tras ello a tomar una copa a casa de Stephanie, donde, mientras ella y Jack se divierten, Maya y Miles continúan hablando de vino, expresándole él su amor por el pinnaud, una uva necesitada de mimo, hablando también del libro de Miles y del máster de horticultura que ella está haciendo.

Él trata de llegar a más, aunque ella no le deja seguir adelante, pese a lo cual le deja su libro antes de irse a dormir.

Martes

Jack llega al hotel a la mañana siguiente acompañado de Stephanie, con la que se dipsone a pasar el día libre de ella.

Miles se quedará por tanto todo el día solo y aburrido, encontrándose por la tarde cuando regresa a su habitación a Jack haciendo el amor con Stephanie.

Poco después hablan en el bar, asegurando Jack que ha pensado que lo de la boda no es una buena idea, pues ha encontrado en Stephanie algo diferente y se siente muy bien con ella, habiendo pensado comprar allí un viñedo en que Miles diseñe el vino y se dedique a escribir, encargándose él del resto del negocio.

Acabarán la tarde en una bolera con Siena, la hija de Stephanie y con su madre.

Por la noche acude al restaurante donde trabaja Maya, pero ese día ella libraba, por lo que lo único que consigue es acabar el día borracho.

Miércoles

Por fin van a jugar juntos al golf, mostrándose Miles demasiado inquieto a la espera de algún mensaje sobre su novela que no acaba de llegar, por lo que acaban discutiendo con otros golfistas impacientes por su tardanza.

Tras ello vuelven a quedar con Stephanie y con Maya, yendo a la conferencia de un autor que escribió un libro sobre el vino, aunque se van antes de que acabe.

Pasan un rato en el campo antes de ir a casa de Stephanie, donde Jack parece muy integrado, siendo él quien se encargue de acostar a Sienna.

Tras ello Miles va con Maya a su casa, aceptando ella ese día que él entre.

Jueves

Tras pasar la noche juntos, Miles y Maya pasean por el pueblo y van al campo. Todo parece ir sobre ruedas hasta que ella le habla de una cata de vino de Burdeos, y le propone que se quede el fin de semana y él le dice que no pueden, pues el viernes tiene la cena de prueba.

Su metedura de pata le obliga a contarle a Maya la verdad, con el consiguiente enfado de ella al saber que Jack ha estado engañado a Stephanie haciéndole creer que era alguien muy especial para él y que la quería.

Miles regresa al hotel y se muestra esquivo con Jack, que interpreta su actitud como un nuevo fracaso con Maya, por lo que para animarlo lo lleva a visitar más bodegas.

Y mientras están en una de ellas llama a su agente, que le dice que han rechazado la publicación de su novela, por lo que decide emborracharse, montando un escándalo en la bodega.

Jack trata de consolarlo, aunque él se muestra muy deprimido al ver que ha pasado ya la mitad de su vida y no ha conseguido nada importante.

Cuando regresan encuentra a Stephanie, a la que le lleva un enorme peluche, esperándolo, y abalanzándose sobre él con el caso de su moto con el que le da en la cara, para después seguir golpeándolo, y reprochándole que le mintiera al decirle que la quería sabiendo que se casaba el sábado.

Miles niega tajantemente que él le hubiera contado nada a Maya mientras lo lleva al hospital.

Mientras atienden a su amigo, Miles le deja un mensaje a Maya diciéndole lo importante que ha sido pare él, y contándole que no publicarán su libro.

A Jack le informan de que tendrán que operar su nariz varias veces para volvérsela a recomponer, saliendo con una venda que le cubre la nariz.

Tras ello van a cenar a un restaurante, donde a pesar de su vendaje consigue ligarse a Cammi, la camarera, admiradora del personaje de su serie.

Viernes

Unos insistentes golpes en la puerta de su habitación despiertan a Miles a media noche, encontrándose al abrir a Jack desnudo y muerto de frío, contándole que Cammi estaba casada y que fueron sorprendidos por su marido mientras hacían el amor, debiendo huir tal como estaba, hasta llegar al hotel después de correr así alrededor de 5 kilómetros.

Y le pide a su amigo que le ayude, pues deben volver a su casa, pues se dejó allí la cartera con sus tarjetas, y, sobre todo con las alianzas de boda, que son únicas y muy especiales pues llevan grabados dos delfines y sus nombres escritos en sánscrito.

Deciden volver, encargándose Miles de recuperar la cartera de su amigo, para lo que decide colarse en la casa aprovechando que tienen la puerta abierta, descubriendo que la camarera y su marido están haciendo el amor, por lo que aprovecha la circunstancia para colarse en su habitación y hacerse con la cartera delante de sus narices, tras lo que sale corriendo hacia el coche, perseguido por el marido de la camarera, ahora él desnudo.

Tras conseguir huir y descansar un poco, a la mañana siguiente inician el viaje de regreso empeñándose Jack en llevar el coche un rato, aprovechando la circunstancia para lanzarlo contra un árbol, y poder explicarle así a su esposa el motivo de la ruptura de su nariz, dejando tras ello que el coche caiga a una zanja para que parezca que en efecto se accidentaron.

Tras ello deja a Jack en la puerta de la casa de su novia, con tiempo suficiente para que esta pueda ver el coche y se apiade de él.

Sábado

Finalmente se celebra la boda según el rito judío, en la que Miles actúa como padrino, y donde vuelve a ver a Victoria con su nuevo marido, contándole ella que ya no bebe, debido a que está embarazada.

Deprimido corre de regreso a su casa, coge su mejor botella, la de Château Cheval Blanc, cosecha 1961, y con ella se dirige a un restaurante de comida rápida, tomando allí, sin ninguna ceremonia aquel tesoro que había guardado para una ocasión especial.


Algún tiempo después, al regresar a su casa tras las clases en la universidad se encuentra con un mensaje de Maya en su contestador en respuesta a una carta que le envió y diciéndole que ha estado pensando en todo lo que le dijo y que necesitaba tiempo para pensar.

Le dice también que terminó de leer su libro y le gustó mucho, por lo que le anima a no rendirse y a seguir escribiendo, pidiéndole que la visite alguna vez, aunque espera dejar su trabajo como camarera, pues terminó su curso y espera encontrar algo mejor.

Miles tras escuchar el mensaje se pone en marcha y regresa al valle de Santa Ynez, llamando a la puerta de Maya.

Calificación: 3